Carchi se levantó económicamente con el cierre de Rumichaca

Rumichaca. A pesar del cierre del paso oficial, existen caminos de segundo y tercer orden por donde hay movilidad, ilegalmente.

Antes de la pandemia, decenas de personas viajaban a Colombia a hacer compras, dejando prácticamente en el olvido a Carchi.

Redacción CARCHI

La prohibición del paso particular por el puente internacional de Rumichaca trajo cosas positivas a Carchi, como la ligera reactivación económica en cierto tipo de negocios, que vieron cómo los compradores se quedaron obligatoriamente ‘haciendo el gasto’ en la localidad y no viajando a Colombia, donde el diferencial cambiario de moneda favorece al dólar sobre el peso colombiano.

Generación de trabajo

Por ejemplo durante 2021 regresaron los comerciantes al Centro Comercial Popular de Tulcán; antes de la pandemia, por las bajas ventas, abandonaron el lugar.

En su momento, Amanda Caicedo, administradora del Centro Comercial Popular, detalló que anteriormente hubo un abandono casi total de lo que son las plazoletas y locales; sin embargo,  a partir de mediados de 2021 se pudo evidenciar que una gran cantidad de estas personas se acercaron para recuperar sus puestos.

Desde los comerciantes afirman que efectivamente sus ventas mejoraron con el cierre del puente internacional de Rumichaca, pues en el país vecino los precios se ven más atractivos para quienes pueden cambiar 1 dólar en unos 3.500 pesos, en promedio.

“Antes de la pandemia iban a Colombia y traían todo, hasta productos de primera necesidad. Sabemos que no podemos tener el puente internacional cerrado, pero por la pandemia se dinamizó y pudimos tener un sustento”, comentó José Guerrero.

Mejora. En el Centro Comercial Popular de Tulcán aumentaron las ventas y los comerciantes volvieron a locales que abandonaron antes de la pandemia.
Mejora. En el Centro Comercial Popular de Tulcán aumentaron las ventas y los comerciantes volvieron a locales que abandonaron antes de la pandemia.

Mejoró la recaudación tributaria

Otra evidencia de la mejora del comercio al interior de Carchi, a raíz del cierre del puente internacional, es el aumento en la recaudación tributaria. Por ejemplo, los aportes del Impuesto al Valor Agregado (IVA) durante los dos últimos años fueron superiores a los del año pre pandemia.

Traducido en cifras, según las estadísticas del Servicio de Rentas Internas (SRI), en 2019, en toda la provincia de Carchi, se recaudó $5’208.490 correspondientes a IVA, mientras que en 2020 ascendió a $5’705.616.

Sin embargo, esta última recaudación ya fue superada en el presente año, con corte a septiembre de 2021, donde el SRI ya reportó una recaudación de $5’823.460.

Por otra parte, tomando en cuenta el aporte de todos los impuestos que se recaudan en el país por parte del SRI, que sobrepasan la docena, hasta septiembre de 2021, en todo Carchi se recaudó $16’172.435, que se estima ascienda hasta los $20’000.000 hasta finalizar el año, bordeando lo alcanzado en 2019 y superando casi por $3’000.000 al 2020.

Esperan estrategias para cuando se abra el puente

¿Qué va a pasar con el comercio luego de la reapertura del puente de Rumichaca? La respuesta a esa pregunta es la que están esperando los carchenses, de parte de las autoridades, así como las estrategias que van a implementar para que la economía no vuelva a caer cuando se normalice el tránsito por el paso internacional.

Desde los sectores productivos se afirma que la mejora de la economía en los locales comerciales precisamente ha generado estas nuevas preocupaciones, pues mencionan que es necesario proteger a los nuevos emprendedores que han surgido en la ciudad y no dejar que el factor fronterizo les afecte.

“La apertura debe ser paulatina, no de un día para otro, de manera total. Hay trabajos a los que les conviene y a otros no, como los cambistas de moneda, por ejemplo, que viven de quienes necesitan comprar dólares o pesos para el intercambio comercial entre ambos países”, expuso el economista Pedro Almeida.

La apertura de Rumichaca no está definida, pues depende de la vacunación contra la Covid-19 en Colombia. La decisión la tienen los gobiernos nacionales.

Trochas: rutas de contrabando y de la muerte

Paso. Las corrientes y la contaminación del río que divide a Tulcán e Ipiales hacen que cruzar sea peligroso.

Tras el cierre de Rumichaca, los pasos fronterizos ilegales se convirtieron en una alternativa peligrosa.

Redacción CARCHI

En los caminos ilegales que unen a Ecuador y Colombia, en Tulcán e Ipiales se han reportado decenas de muertes y rescates de quienes intentan cruzar ríos, montañas y terrenos peligrosos.

El cierre del paso particular por el puente internacional de Rumichaca, desde marzo de 2020, por la pandemia de Covid-19, no fue el fin de la circulación de personas y mercadería entre ambos países. Se disparó el uso de pasos irregulares, conocidos como trochas, donde el tráfico de todo tipo de productos y hasta ciudadanos extranjeros es el pan de cada día.

20 muertos rescatados

«Desde que comenzó el problema de la cuarentena nos fregamos y no nos queda otra que arriesgar nuestras vidas. ¡Imagínese cuántos muertos hay hasta el momento ahogados!», dijo la ecuatoriana Rosa Orbes, de 48 años, mientras cargaba sobre sus espaldas un bulto con mercaderías que compró en Colombia y que pensaba vender en Ecuador, pasándolo por uno de los caminos ilegales de la frontera norte, según relató para EFE.

Precisamente, hasta octubre de 2021, las estadísticas que manejan los bomberos de Tulcán e Ipiales bordean los 20 cuerpos sin vida rescatados del río que marca el límite político internacional entre Ecuador y Colombia, en Carchi y Nariño.

Dependiendo de la cercanía con cada territorio donde se reportan las emergencias, se decide si proceden los socorristas de Ecuador o Colombia, por lo que cada una de las instituciones bomberiles maneja la estadística de su trabajo.

Por ejemplo, desde que se cerró Rumichaca, en marzo de 2020, hasta octubre de 2021, el Cuerpo de Bomberos de Tulcán registró alrededor de 15 llamadas de emergencia en pasos fronterizos ilegales, de las cuales 12 fueron efectivas.

Es decir, se logró rescatar a 8 personas muertas y 4 con vida, en distintos pasos, especialmente en los conocidos como El Brinco y Tejerías. Mientras, el resto no se pudo localizar, por lo tanto la estadística de los socorristas no toma en cuenta a los cuerpos no encontrados.

Desde Ipiales, por otra parte, los bomberos exponen que han sido 25 operativos de búsqueda, en medio de la pandemia, donde se ejecutaron labores de localización y salvamento de personas, en los cuales recuperaron 12 fallecidos y 14 con vida, entre ellos menores de edad.

Rescate. Los socorristas manejan estadísticas de los cuerpos encontrados, pero hay casos en los que no pudieron ser localizados.
Rescate. Los socorristas manejan estadísticas de los cuerpos encontrados, pero hay casos en los que no pudieron ser localizados.

Controles se les salen de las manos

En su momento, desde la Policía Nacional se reconoció que las mercancías ilegales que ingresan desde Colombia a Ecuador, por Carchi, cruzan por los pasos ilegales, usando hasta animales o puentes y tarabitas rústicas para pasar droga, electrodomésticos, licor, cigarrillos, insumos médicos, entre otros.

Mientras que según los militares acantonados en Carchi, la vigilancia y protección total de las fronteras es una tarea complicada por la falta de vías, medios y personal uniformado, limitando su control, en ciertos puntos, al contrabando de productos agrícolas, mercaderías, documentos habilitantes para conducir, armas, sustancias sujetas a fiscalización, entre otros.

Entre Carchi (Ecuador) y Nariño (Colombia) hay 36 pasos ilegales identificados por policías y militares.

La reapertura de la frontera entre Ecuador y Colombia no tiene fecha aún

El puente internacional de Rumichaca está cerrado desde el 17 de marzo de 2020, por decisión de los Gobiernos Nacionales de Ecuador y Colombia, debido a la pandemia. Sin embargo, se permitió la movilización de carga pesada internacional, es decir de importaciones y exportaciones.

Sobre una posible fecha de reapertura, el vicecanciller de Ecuador, César Montaño, dijo que cuando existan altos y concretos índices de vacunación en Colombia se estaría dando este paso, para nuevamente habilitar Rumichaca totalmente, tomando en cuenta las disposiciones del Ministerio de Salud Pública y el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

El comercio de Tulcán volvió a la vida tras el cierre del puente de Rumichaca

Negocios. En el Centro Comercial Popular volvieron a ocupar los puestos abandonados por la crisis económica antes de la pandemia.

Las ventas en locales de la ciudad se incrementaron, así como las recaudaciones tributarias, tras años de estar en crisis.

Redacción TULCÁN

El cierre del puente internacional de Rumichaca, desde marzo de 2020, desnudó problemas migratorios, de contrabando e inseguridad en pasos fronterizos ilegales, principalmente. Sin embargo, no todo ha sido malo para Tulcán, ciudad fronteriza y capital de Carchi.

Los comerciantes locales mencionan que la prohibición del paso por Rumichaca  ha mejorado sus ventas notablemente.

Afectados desde antes de 2016 por el diferencial cambiario entre el peso colombiano y el dólar, ciertos vendedores que habían abandonado sus puestos de trabajo en uno de los centros de venta de Tulcán volvieron a ocuparlos tras el cierre del puente internacional.

“Anteriormente hubo un abandono casi total de lo que son las plazoletas y locales; sin embargo,  hoy en día podemos evidenciar que gran cantidad de estas personas se están acercando para recuperar sus puestos”, expuso Amanda Caicedo, administradora del Centro Comercial Popular, ante medios locales.

Por su parte, los vendedores de este sitio, donde la mayoría de locales se dedica a la comercialización de prendas de vestir, mencionaron que efectivamente mejoraron sus ventas al no permitir el paso de vehículos particulares a Colombia, donde los precios se ven más atractivos para quienes manejan dólares y los cambian a pesos.

Sin embargo, esto también ha desembocado en una nueva preocupación para estos comerciantes, pues temen que cuando se vuelva a normalizar el paso en Rumichaca sus negocios se vean afectados, por lo que piden a las autoridades locales y nacionales tomar en cuenta esta situación.

“Antes de la pandemia iban a Colombia y traían todo, hasta productos de primera necesidad. Sabemos que no podemos tener el puente internacional cerrado, pero por la pandemia se dinamizó y pudimos tener un sustento”, dijo José Guerrero.

Reapertura. Rumichaca está habilitado solo para carga pesada, de importación y exportación, desde marzo de 2020.
Reapertura. Rumichaca está habilitado solo para carga pesada, de importación y exportación, desde marzo de 2020.

Mejor recaudación tributaria

La mejoría en las ventas de los comercios locales de Tulcán también se ve reflejado en una mayor recaudación tributaria por parte del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Por ejemplo, en agosto de 2021 el crecimiento de recaudación tributaria en la provincia fue de casi el 30% más con respecto al 2020, bordeando $1’699.000.

Este incremento se ve reflejado prácticamente en todos los meses, donde el promedio de extensión de recaudo, en lo que va de 2021, es del 26% comparado con el año pasado. En cifras, esto significa que prácticamente en los siete primeros meses de 2021 se logró $14 millones, versus $11 millones de 2020.

Solo en lo que corresponde al pago del IVA, en los seis primeros meses de 2021, Carchi reportó un crecimiento del 37%.

Una oportunidad que deben aprovechar

Para el economista Roberto Reyes, este incremento en la recaudación tributaria y en las ventas de los comerciantes es una oportunidad que las autoridades no deben dejar pasar, pues era evidente que antes del cierre de Rumichaca los negocios locales estaban en la quiebra.

Expuso que serían necesarias medidas como las ya tomadas en 2017, cuando se redujeron ciertos pagos tributarios para que los precios puedan ser competitivos con los de ciudades colombianas, que están a menos de 30 minutos de Tulcán.

“No podemos dejar morir algo que logró volver a la vida por el cierre de Rumichaca y que ninguna autoridad pudo conseguir, que es la reactivación económica de Carchi, no solo de Tulcán”, dijo.

La otra cara del cierre fronterizo

A pesar de la mejora económica que sienten ciertos negocios de Tulcán, otros en cambio miran con desesperación la fecha de apertura del puente internacional de Rumichaca.

Servicios y mercados que dependen del comercio binacional, como taxis, cambistas de moneda, entre otros mencionan que mientras más se alargue la reapertura, su situación empeora, dando paso a las actividades ilícitas por pasos fronterizos secundarios, conocidos como ‘trochas’.

Precisamente, a estas trochas cientos de ecuatorianos, colombianos y venezolanos los han convertido en una vía de sustento para afrontar la falta de trabajo, atravesando ríos y montañas para conectar a Ecuador con Colombia, por donde hay tráfico de todo tipo, desde migrantes ilegales hasta drogas, electrodomésticos, enseres y más artículos.

Desde el Gobierno de Ecuador se frena la reapertura de Rumichaca, que Colombia ya autorizó, hasta que la vacunación avance de mejor manera en el vecino país.

Protestas del lado colombiano, principalmente, presionando por una pronta reapertura de Rumichaca, se han dado durante la pandemia.

Reapertura de Rumichaca dependerá de vacunación en Colombia

Frontera. Rumichaca está cerrado para el paso particular desde marzo de 2020.

Redacción CARCHI

Comerciantes de Ipiales (Colombia) protagonizan protestas en el puente internacional de Rumichaca, paso fronterizo con Ecuador, debido al cierre del paso particular en este sector, desde marzo de 2020, por decisión de ambos gobiernos nacionales como medida para intentar contener la pandemia.

El bloqueo de los ipialeños afecta al comercio internacional, que era el único habilitado oficialmente para circular por Rumichaca, aunque a raíz del cierre de puente proliferaron los caminos clandestinos o ‘trochas’, que se han vuelto un problema incontrolable para ambos países, por la cantidad de contrabando y movilidad irregular de personas que registra.

No todos quieren la reapertura

Más de un intento han tenido las localidades fronterizas de ambos países por querer reabrir el paso en Rumichaca, principalmente basados en un interés comercial.

Hasta la fecha 18 meses han pasado desde el anuncio de prohibición de circulación y las cosas no han cambiado.

Sin embargo, Andrés Martínez, presidente del Comité Cívico de Carchi, indicó que los comerciantes de Tulcán, principalmente del Centro Comercial Popular, calle Bolívar y Sucre, piden de que el ducto internacional de Rumichaca siga cerrado en estos momentos, ya que ante una apertura inmediata sería un grave riesgo por pandemia y una crisis económica para el sector local, tomando en cuenta que por el diferencial cambiario del peso colombiano al dólar, el comercio en ese país se muestra más atractivo para los ecuatorianos.

¿Cuándo se abrirá?

La primera semana de octubre de 2021, el vicecanciller de Ecuador, César Montaño, se reunió en Carchi con la subsecretaria de Soberanía y Relaciones Vecinales, María Gabriela Troya, junto a representantes del transporte local, asambleístas, delegados de organizaciones cívicas y populares, para tratar el tema.

Montaño manifestó que cuando existan altos y concretos índices de vacunación en Colombia se estaría abriendo nuevamente Rumichaca, de acuerdo a las disposiciones del Ministerio de Salud Pública y el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

Además, insistió que mientras no exista reciprocidad del lado colombiano para el ingreso de conductores ecuatorianos a Ipiales, en sus camiones de carga internacional, no existirá el proceso de apertura progresiva del paso fronterizo.

En agosto de 2021, otro sector productivo de Ipiales se paralizó en Rumichaca.

Protestas para la reapertura de Rumichaca

Cierre. Este 17 de agosto de 2021 se reportó una nueva protesta pacífica en el puente de Rumichaca.

Tanto del lado colombiano como ecuatoriano se espera la reanudación normal del tránsito vehicular por el puente fronterizo.

Redacción CARCHI

Protestas de transportistas, tanto de Ecuador como de Colombia, se dieron en el puente internacional de Rumichaca, debido al cierre total para el paso de personas y vehículos particulares.

La última manifestación se dio este 17 de agosto de 2021, en el lado colombiano, donde decenas de furgonetas y autos, que prestan el servicio de transporte de pasajeros, bloquearon el paso.

Según declararon los manifestantes a medios colombianos, rechazan las políticas ecuatorianas que mantienen cerrada totalmente la frontera terrestre desde hace un año y medio, asegurando que Colombia abrió estos pasos desde mayo de 2021, pero que por las decisiones de Ecuador no se puede dar con normalidad.

En el lado ecuatoriano 

El puente internacional de Rumichaca está cerrado desde marzo de 2020, por decisión de los Gobiernos Nacionales de Ecuador y Colombia, debido a la pandemia. Sin embargo, se permitió el paso para la movilización de carga pesada internacional, es decir de importaciones y exportaciones.

Estos transportistas, precisamente, que por el momento son los únicos usuarios del viaducto y no pudieron circular este 17 de agosto por el bloqueo del lado colombiano, también han protestado y cerrado el puente, esperando una reapertura total.

Su inconveniente, por otra parte, es que no les dejan pasar desde Tulcán (Ecuador) hasta Ipiales (Colombia) con sus camiones o plataformas, siendo necesario cambiar de conductor en la frontera, afirmando que sus reemplazos no cuidan los automotores e incluso se han accidentado en ellos.

Patricio Rodríguez, dirigente del transporte pesado en Carchi, aseguró a medios locales que el cruce de conductores es un requisito vigente durante toda la pandemia para poder descargar sus camiones en Ipiales, pero que ha causado más de un inconveniente.

«Si es que no llegamos a ningún acuerdo y no vemos ningún resultado tenemos pensado llegar hasta el puente y ya no entregar nuestros carros a nadie. Justamente hemos mirado estos últimos días que siguen las novedades con los vehículos que son entregados a conductores colombianos, en el puente, donde tenemos que darles sin ningún documento o garantía”, dijo.

Sin fecha para reapertura

Desde el Gobierno Nacional, el viceministro Homero Castanier mencionó que una decisión como la de reabrir totalmente Rumichaca o permitir que los conductores ecuatorianos lleguen con sus camiones hasta Ipiales, se debe tomar en un nivel más alto, pero que serán temas considerados por las autoridades de ambas naciones.

“Es una problemática binacional, no sólo de un tema técnico de transporte, sino donde tiene que entrar Cancillería, Ministerio de Relaciones Exteriores, de Movilidad Humana, Migración, con decisiones a más alto nivel”, afirmó.

Desde el 17 de marzo de 2020 se cerró el paso particular por el Puente de Rumichaca.

Apoyan quitar subsidios, pero piden bajar aranceles

Patricio Rodríguez, presidente de la Asociación de Transporte Pesado del Carchi, explicó que el gremio, en una asamblea, de manera unánime, tomó la postura de no estar a favor de la focalización ni de los subsidios a los combustibles por parte del Gobierno Nacional.

“Hemos revisado temas de insumos y hemos dicho que ya no más focalizaciones y subsidios a combustibles, sino que se sinceren los precios de los combustibles y que se sinceren también los precios de los insumos, porque no tendría sentido pagar un combustible alto con insumos y aranceles altos. Deberían eliminarse los aranceles para el tema de transporte”, dijo.

Transportistas protestaron en el puente de Rumichaca  

Pararon sus camiones en el puente y no permitieron el paso de importaciones y exportaciones. 

El puente internacional de Rumichaca fue protagonista de una protesta de transportistas carchenses, este 19 de julio de 2021. 

El viaducto, que une a Colombia con Ecuador, en la provincia de Carchi, específicamente, está cerrado a la movilidad particular de carros y personas desde marzo de 2020, una decisión que se tomó para evitar el avance de la pandemia.

Sin embargo, tras acuerdos entre ambos países, se permite solo el transporte de carros para exportaciones e importaciones, bajo protocolos de seguridad que en más de una ocasión han incomodado a transportistas ecuatorianos, principalmente. 

La Asociación de Transporte Pesado del Carchi está incómoda con la medida que han tenido que adoptar desde el año pasado, cuando incluso en abril de 2020 ya se paralizaron en el puente, en una situación similar. 

El descontento nace ya que, como parte de los protocolos tomados por ambos países para permitir el transporte pesado en Rumichaca, se obliga a los conductores carchenses a manejar solo hasta la frontera, para en Colombia tener que dar el volante a un profesional de ese país, quien tiene que dejar la carga y devolver el vehículo a la frontera. 

Cancillerías deben solucionar

Yaco Martínez, gobernador de Carchi, explicó que los transportistas carchenses se tomaron el puente, impidiendo el paso de camiones colombianos a territorio ecuatoriano, hasta que se adopte una nueva medida que le permita llegar a la misma tripulación que sale de Ecuador hasta las bodegas de Ipiales, en Colombia.  

“Tenemos la restricción en el lado colombiano, pero este tema se está manejando desde la Cancillería de Ecuador y Colombia. Hasta no tener los acuerdos entre los dos países, nosotros como Gobernación no podemos hacer ningún planteamiento o pronunciamiento específico sobre el tema”, dijo. 

Agregó que, por el momento, en diálogos con los dirigentes de la transportación, se acordó que se reúnan con sus similares de Colombia, para hacer un pedido conjunto, binacional, a las autoridades gubernamentales de cada país.

En los tramos donde se cambia de conductor, los transportistas denuncian que 
vehículos ecuatorianos han sufrido choques, al ser conducidos por otros choferes. 

Controles militares se refuerzan en Rumichaca

Cierre. El 17 de mayo de 2021 se evidenció mayor presencia militar en Rumichaca.

Redacción CARCHI

Tras el anuncio de Colombia de una reapertura del puente internacional de Rumichaca, para este lunes 17 de mayo de 2021, los operativos de control del lado ecuatoriano se reforzaron, donde el paso sigue restringido, desde marzo de 2020.

El gobernador de Carchi, Oscar Ruano, realizó una verificación en el límite internacional con Colombia, junto al comandante de la Brigada 31 Andes, Pablo Merino, a fin de constatar movimiento de personas o vehículos que puedan alterar la seguridad en el viaducto internacional.

No se abre en Ecuador

Ruano explicó que los procedimientos para una posible apertura son binacionales, que asumen los dos Gobiernos Nacionales, a través de mesas de trabajo que son lideradas por los encargados de salud pública.

“En el mes de febrero el Gobierno ecuatoriano envió a Colombia un protocolo para acordar una apertura sistematizada, tomando en cuenta las sugerencias del transporte pesado de Carchi para cumplir las actividades de comercio exterior de los dos países”, dijo Ruano.

“El comercio exterior fluye. Estamos verificando para que se permita el paso de los conductores con los vehículos hasta Ipiales, pero ratificamos la resolución del 3 de enero de 2021 y el puente sigue cerrado. Estamos a expensas a una negociación internacional”, agregó.

Por su parte, Merino, dio a conocer que los controles fronterizos se han reforzado, “no sólo en el puente Rumichaca, sino en los pasos fronterizos autorizados de Urbina, El Brinco, por el río Carchi, para evitar el paso masivo de personas”.

El anuncio de la reapertura de la frontera entre Ecuador y Colombia la dio el Ministro del Interior colombiano.

Contrabando y paso de migrantes no cesa a pesar del cierre de fronteras

Incautación. En uno de los últimos operativos, el 27 de abril de 2021, se decomisaron cigarrillos valorados en 700.000 dólares, en la zona de El Carmelo, en Carchi.

Luego de 13 meses del bloqueo en Rumichaca, por la pandemia, Carchi vive un aumento de extranjeros y de casos de contrabando.

Redacción CARCHI

Las autoridades carchenses encargadas de seguridad reconocieron, en una última reunión del 29 de abril de 2021, que existe un incremento del flujo migratorio de extranjeros en la provincia, a pesar de que el único paso formal desde el vecino país de Colombia, que es el puente internacional de Rumichaca, está cerrado desde hace más de un año, como medida para contener la pandemia, tanto por el Gobierno ecuatoriano como colombiano.

Desde el 17 de marzo de 2020 el viaducto binacional solo permite el paso de camiones de carga por temas de comercio internacional de importaciones y exportaciones, donde incluso los centros de control de migrantes están deshabilitados. Sin embargo, esto no ha frenado el tránsito de personas ni de contrabando, dando lugar a que pasos ilegales sean la alternativa para que exista movimiento entre Ecuador y Colombia, por la frontera norte.

Preocupación constante

Desde la Gobernación de Carchi mencionaron que analizan la implementación de nuevas estrategias para evitar que los migrantes se queden en la provincia, resaltando que la Policía Nacional, Fuerzas Armadas y otros entes de vigilancia acordaron fortalecer los controles permanentes para contrarrestar la inseguridad, los cuales se incrementarán por el estado de excepción y toque de queda, principalmente durante el feriado del Día del Trabajo.

Óscar Ruano, principal de la Gobernación, dijo que, con los organismos de vigilancia, también se evalúa el desarrollo de los procesos de capacitación a jefes y tenientes políticos en temas de control y seguridad, legislación migratoria y reducciones de delitos, para intentar frenar el paso ilegal de personas y mercadería.

Desde la Policía Nacional

La fuerza policial ha reconocido que las mercancías ilegales que ingresan desde Colombia a Ecuador, por Carchi, donde incluso se ha localizado droga, cruzan por los pasos ilegales, donde se usa hasta animales para poder pasar sustancias estupefacientes, licor, cigarrillos, insumos médicos, entre otros.

En una de las últimas incautaciones, el 27 de abril de 2021, militares del Grupo de Caballería 36 Yaguachi lograron decomisar, en la parroquia El Carmelo, más de 2 millones de unidades de cigarrillos, con un valor aproximado de 700 mil dólares.

En este caso, se detuvo a una persona, de nacionalidad ecuatoriana, quien manejaba el camión donde se localizó la mercadería.

Según los militares, el vehículo pesado estaba escoltado por dos camionetas, que servían de ‘campaneros’ o brindando seguridad al cargamento, en el caso de encontrarse con controles en su paso.

Tras la captura, el hombre fue entregado a la Policía Nacional, pero se aclaró que las camionetas y el camión no pudieron ser retenidos, pues minutos más tarde del operativo arribaron hasta el sitio al menos 150 personas, que intentaron confrontar a los uniformados.

Según militares acantonados en Carchi, la vigilancia y protección total de las fronteras es una tarea complicada por la falta de vías, medios y personal uniformado, limitando su control al contrabando de productos agrícolas, mercaderías, documentos habilitantes para conducir, armas, sustancias sujetas a fiscalización, entre otros.

Esperan mayor control del próximo Gobierno

En una encuesta realizada por LA HORA, a través de sus redes sociales, se evidenció que el control en los pasos ilegales es un problema que los carchenses viven a diario y que esperan sea tomado en cuenta por el próximo Gobierno Nacional. (clic aquí para leer el reporte completo)

Del total de encuestados, el 57% pidió enfocarse más en manejar la situación de ilegalidad en la frontera con Colombia, donde muchas personas dicen conocer la problemática del contrabando, sin embargo prefieren no referirse al tema y solo esperan que las autoridades les den la tranquilidad para realizar sus actividades cotidianas en la agricultura o ganadería, donde incluso varias familias tienen animales o espacios de tierra en los dos lados de la frontera, que para ellos prácticamente es imaginaria o no pasa de ser más que un tema político.

Buscan ampliar horario para importaciones y exportaciones

La Gobernación de Carchi anunció que planteará a las autoridades nacionales la ampliación del horario en el puente internacional de Rumichaca, para cumplir con los procesos de importación y exportación de 08:00 a 16:00.

Actualmente el horario para estas actividades, que son las únicas permitidas en el viaducto cerrado desde el 17 de marzo de 2020, es de 08:00 a 15:00, debido al bloqueo fronterizo por la pandemia.

Por otro lado, también se oficializó la instalación de un nuevo arco de desinfección para los vehículos de carga que provienen desde Colombia, que explicaron permitirá mantener el estatus sanitario del país.