lunes, noviembre 29, 2021
Imbabura / Carchi El comercio de Tulcán volvió a la vida tras el cierre...

El comercio de Tulcán volvió a la vida tras el cierre del puente de Rumichaca

Las ventas en locales de la ciudad se incrementaron, así como las recaudaciones tributarias, tras años de estar en crisis.

Redacción TULCÁN

El cierre del puente internacional de Rumichaca, desde marzo de 2020, desnudó problemas migratorios, de contrabando e inseguridad en pasos fronterizos ilegales, principalmente. Sin embargo, no todo ha sido malo para Tulcán, ciudad fronteriza y capital de Carchi.

Los comerciantes locales mencionan que la prohibición del paso por Rumichaca  ha mejorado sus ventas notablemente.

Afectados desde antes de 2016 por el diferencial cambiario entre el peso colombiano y el dólar, ciertos vendedores que habían abandonado sus puestos de trabajo en uno de los centros de venta de Tulcán volvieron a ocuparlos tras el cierre del puente internacional.

“Anteriormente hubo un abandono casi total de lo que son las plazoletas y locales; sin embargo,  hoy en día podemos evidenciar que gran cantidad de estas personas se están acercando para recuperar sus puestos”, expuso Amanda Caicedo, administradora del Centro Comercial Popular, ante medios locales.

Por su parte, los vendedores de este sitio, donde la mayoría de locales se dedica a la comercialización de prendas de vestir, mencionaron que efectivamente mejoraron sus ventas al no permitir el paso de vehículos particulares a Colombia, donde los precios se ven más atractivos para quienes manejan dólares y los cambian a pesos.

Sin embargo, esto también ha desembocado en una nueva preocupación para estos comerciantes, pues temen que cuando se vuelva a normalizar el paso en Rumichaca sus negocios se vean afectados, por lo que piden a las autoridades locales y nacionales tomar en cuenta esta situación.

“Antes de la pandemia iban a Colombia y traían todo, hasta productos de primera necesidad. Sabemos que no podemos tener el puente internacional cerrado, pero por la pandemia se dinamizó y pudimos tener un sustento”, dijo José Guerrero.

Reapertura. Rumichaca está habilitado solo para carga pesada, de importación y exportación, desde marzo de 2020.
Reapertura. Rumichaca está habilitado solo para carga pesada, de importación y exportación, desde marzo de 2020.

Mejor recaudación tributaria

La mejoría en las ventas de los comercios locales de Tulcán también se ve reflejado en una mayor recaudación tributaria por parte del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Por ejemplo, en agosto de 2021 el crecimiento de recaudación tributaria en la provincia fue de casi el 30% más con respecto al 2020, bordeando $1’699.000.

Este incremento se ve reflejado prácticamente en todos los meses, donde el promedio de extensión de recaudo, en lo que va de 2021, es del 26% comparado con el año pasado. En cifras, esto significa que prácticamente en los siete primeros meses de 2021 se logró $14 millones, versus $11 millones de 2020.

Solo en lo que corresponde al pago del IVA, en los seis primeros meses de 2021, Carchi reportó un crecimiento del 37%.

Una oportunidad que deben aprovechar

Para el economista Roberto Reyes, este incremento en la recaudación tributaria y en las ventas de los comerciantes es una oportunidad que las autoridades no deben dejar pasar, pues era evidente que antes del cierre de Rumichaca los negocios locales estaban en la quiebra.

Expuso que serían necesarias medidas como las ya tomadas en 2017, cuando se redujeron ciertos pagos tributarios para que los precios puedan ser competitivos con los de ciudades colombianas, que están a menos de 30 minutos de Tulcán.

“No podemos dejar morir algo que logró volver a la vida por el cierre de Rumichaca y que ninguna autoridad pudo conseguir, que es la reactivación económica de Carchi, no solo de Tulcán”, dijo.

La otra cara del cierre fronterizo

A pesar de la mejora económica que sienten ciertos negocios de Tulcán, otros en cambio miran con desesperación la fecha de apertura del puente internacional de Rumichaca.

Servicios y mercados que dependen del comercio binacional, como taxis, cambistas de moneda, entre otros mencionan que mientras más se alargue la reapertura, su situación empeora, dando paso a las actividades ilícitas por pasos fronterizos secundarios, conocidos como ‘trochas’.

Precisamente, a estas trochas cientos de ecuatorianos, colombianos y venezolanos los han convertido en una vía de sustento para afrontar la falta de trabajo, atravesando ríos y montañas para conectar a Ecuador con Colombia, por donde hay tráfico de todo tipo, desde migrantes ilegales hasta drogas, electrodomésticos, enseres y más artículos.

Desde el Gobierno de Ecuador se frena la reapertura de Rumichaca, que Colombia ya autorizó, hasta que la vacunación avance de mejor manera en el vecino país.

Protestas del lado colombiano, principalmente, presionando por una pronta reapertura de Rumichaca, se han dado durante la pandemia.

Noticias relacionadas

La Hora TV