miércoles, diciembre 1, 2021
Imbabura / Carchi Inconformidad en Carchi por reapertura de Rumichaca

Inconformidad en Carchi por reapertura de Rumichaca

El anuncio de que la frontera con Colombia se abre desde el 1 de diciembre de 2021 tomó por sorpresa a la provincia.

Redacción CARCHI

Hay más dudas que certezas. El anuncio de la reapertura de las fronteras entre Ecuador y Colombia, tras más de 20 meses de cierre por la pandemia de Covid-19, tomó por sorpresa y tiene en vilo a los sectores productivos de Tulcán, la provincia de Carchi y sus regiones aledañas.

Tras una reunión entre el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, con su homólogo colombiano, Iván Duque, se programó que desde el 1 de diciembre de 2021 se retomen las actividades normales en las zonas fronterizas. En el caso de Carchi volverá el tránsito libre de personas y vehículos por el puente de Rumichaca.

Sin normas claras

En el anuncio que hicieron ambos mandatarios, Lasso mencionó que la reapertura de las fronteras con Colombia es un paso que se puede dar debido al control de ambos países en materia de la pandemia.

Además, argumentó que esto permitirá cerrar el paso ilegal a través de las fronteras, donde existe gente que cobra a las familias por hacerlas cruzar.

Duque, por su parte, anunció que la reapertura será ordenada y focalizada, para seguir manteniendo entre los dos países el control epidemiológico. Sin embargo, las autoridades carchenses, al siguiente día del anunció de los presidentes, no tenían las normas claras de cómo sería el proceso.

Desde la Gobernación de Carchi se dijo que las pautas las tenía que dar el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, por lo que estaban a la espera de la información detallada.

Por otro lado, desde el sector productivo también se vieron sorprendidos por el anuncio, pues mencionan que la decisión se tomó sin consultar ni conocer la realidad que viven las zonas fronterizas.

Temen por su economía

El cierre del paso particular por Rumichaca ayudó a mejorar la economía de ciertos grupos comerciales de Carchi, quienes durante varios años, desde antes de la pandemia, vieron cómo sus ciudades se convirtieron en sitios de paso para cientos de compradores que preferían viajar hasta Colombia y beneficiarse del diferencial cambiario de moneda entre el dólar y el peso.

Ahora, esos mismos comerciantes que experimentaron un crecimiento económico durante la pandemia miran con temor que sus inversiones se vean nuevamente afectadas por la reapertura del puente internacional, por lo que esperan acciones concretas de autoridades locales y nacionales para no volver a la crisis de años pasados.

Desde la Cámara de Comercio de Tulcán, por ejemplo, mencionaron que esperaban que la reapertura fronteriza se inicie a partir de febrero de 2022, por lo que los sectores productivos se prepararon para las fechas de diciembre, cuando la demanda en algo se reactiva.

“Muchos comerciantes se han endeudado y se han provisto de mercadería y productos para poder satisfacer la demanda de diciembre, sin embargo con esta noticia de la reapertura de la frontera todavía estamos a la expectativa de cómo nos va a afectar al sector comercial”, dijo Alexander Chamorro, presidente de la Cámara de Comercio, a medios locales.

Entre el temor de los comerciantes está que la demanda de clientes, que tenían por la prohibición del paso regular en Rumichaca, se traslade a Colombia dejando la oferta de Carchi en perchas y bodegas.

Según Chamorro, desde gremios y grupos civiles se han extendido propuestas y sugerencias a las autoridades locales y nacionales, para que se generen estrategias que permitan reducir las afectaciones económicas de los comerciantes; pero al parecer no han sido consideras. “Hoy por hoy las decisiones se han tomado en despachos, tras de un escritorio, sin conocer la realidad económica y social del territorio”.

Por otro lado, en uno de los centros de comercio de Tulcán, que durante la pandemia fue testigo del retorno de sus vendedores a puestos que abandonaron por las bajas ventas antes de 2019, afirman que la preocupación es general y que tampoco han sido tomados en cuenta para tratar la reapertura de la frontera.

“Vamos a ser de nuevo una ciudad de paso. En años anteriores, miles de personas llegaban del interior del país para pasar a Colombia a hacer sus compras, generando trancones en la Panamericana y dejando nuestra oferta sin clientes”, advirtió Carlota Mantilla.

Mejoró la recaudación de IVA

Una muestra de que el comercio al interior de Carchi mejoró a raíz del cierre del puente internacional de Rumichaca, es el aumento en la recaudación tributaria.

Según datos del Servicio de Rentas Internas (SRI), los valores recaudados por Impuesto al Valor Agregado (IVA) durante los dos últimos meses fueron superiores a los del año pre pandemia.

Por ejemplo, en 2019, en toda la provincia de Carchi, se recaudó $5’208.490 correspondientes a IVA, mientras que en 2020 ascendió a $5’705.616.

Además, esta última recaudación ya fue superada en el presente año, con corte a septiembre de 2021, donde el SRI ya reportó una recaudación de $5’823.460.

El cierre del tránsito regular por Rumichaca dio paso a que proliferaran rutas ilegales, conocidas como ‘trochas’, para cruzar la frontera.

“No se nos han entregado todavía las directrices exactas de cómo será la reapertura de Rumichaca, tomando en cuenta que hay pedidos de que sea de manera progresiva y en primera instancia solo peatonal. Pero estamos a la espera de las disposiciones del COE nacional”.

Yaco Martínez
Gobernador de Carchi

“Comprendemos que la reapertura de Rumichaca es parte de la normalidad de cualquier frontera, sin embargo nosotros esperábamos que sea a partir del 2022”.

Alexander Chamorro
Presidente de la Cámara de Comercio de Tulcán

“Nuestro pedido fue puntual siempre: a partir de enero o febrero no tenemos ningún inconveniente en que se abra la frontera, porque nuestra alternativa económica es diciembre”.

Roger Estrada
Comerciante

Noticias relacionadas

La Hora TV