lunes, diciembre 6, 2021
Imbabura / Carchi Sin lineamientos claros para la reapertura de Rumichaca

Sin lineamientos claros para la reapertura de Rumichaca

En Carchi, provincia ecuatoriana fronteriza con Colombia, no se sabe si la reapertura de la frontera será total o parcial.

Redacción CARCHI

A cinco días de que se abran nuevamente las fronteras entre Ecuador y Colombia, cerradas hace más de 20 meses por la pandemia de Covid-19, los lineamientos y las condiciones para este proceso no están claros.

Al menos así lo afirman las autoridades y los habitantes de Carchi, a quienes el anuncio de los presidentes Guillermo Lasso (Ecuador) e Iván Duque (Colombia) de abrir la frontera desde el 1 de diciembre de 2021 les tomó por sorpresa.

El gobernador de Carchi, Yaco Martínez, comentó que la reapertura será progresiva, no total. Sin embargo, agregó que hasta el momento no se tiene nada concreto y que el 26 de noviembre de 2021 se reunirían con las autoridades del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, para delinear las estrategias, establecer restricciones y emitir las normas para el uso del paso internacional.

“Hay la propuesta de que sea en un inicio la apertura de forma peatonal, no vehicular. Entonces, esto se determinará mañana (26 de noviembre), para ir haciendo evaluaciones y un control a la situación epidemiológica”, advirtió.

Vacunación obligatoria

Lo único concreto, a menos de una semana para la reapertura de la frontera común entre Ecuador y Colombia, es que será el próximo 1 de diciembre, con un evento conjunto de vacunación contra la Covid-19, para poner énfasis en la necesidad de hacer controles epidemiológicos en ambos países.

Este anuncio lo hizo la ministra de Salud de Ecuador, Ximena Garzón, quien dijo que para el día de la reapertura fronteriza está prevista la movilización de brigadas de inoculación para todos los ciudadanos nacionales y extranjeros que habitan o cruzan los pasos regulares.

«Para este plan de reapertura de la frontera hemos trabajado con el Ministerio de Salud de Colombia, a fin de garantizar que epidemiológicamente sea segura y evitar brotes«, afirmó Garzón.

Además, confirmó que a partir de diciembre de 2021, los ciudadanos que circulen por el límite fronterizo, al igual que ocurre en los aeropuertos del país, deberán contar con el carné de vacunación con las dosis completas, mientras que quienes no lo tengan deberán presentar una prueba PCR negativa.

«Se ha desplegado todo lo necesario para la apertura de la frontera y así resguardar la salud de nuestros ciudadanos», expuso, pues el temor de las autoridades también radica en que la apertura de Rumichaca pueda generar algún brote que acabe descontrolándose y ponga en peligro la campaña para controlar la pandemia.

El gobernador Martínez agregó que los migrantes que quieran ingresar a Ecuador, por Rumichaca, aparte del carné de vacunación, tendrán que registrarse en las oficinas de Migración, presentando los documentos necesarios según su nacionalidad.

El 1 de diciembre de 2021 será la primera vez que Rumichaca se abra al paso particular de ciudadanos a pie y en vehículos, desde marzo de 2020.

Quieren poner fin a las trochas

Desde marzo de 2020 se cerró el paso regular por Rumichaca y solo se permitía el paso de mercancías, mediante un mecanismo de depósito en frontera, donde eran recogidas por transportistas de cada país, lo que hacía que el proceso fuera laborioso y tardara más en el desplazamiento de las cargas.

Sin embargo, esto también dio cabida a la proliferación de decenas de pasos irregulares, conocidos como trochas, por donde pasaba contrabando de todo tipo, así como personas de forma ilegal, quienes incluso llegaron a perder la vida por su afán de cruzar la frontera colombo ecuatoriana.

En el anuncio de los presidentes de Ecuador y Colombia mencionaron que una de las razones para reabrir la frontera era normalizar la conectividad entre los dos países y poner fin a la actividad ilícita de tráfico de personas y de quienes extorsionan a aquellos que cruzan por los pasos ilegales.

Perjuicios y beneficios

Guillermo Herrera, prefecto de Carchi, expuso que la reapertura de Rumichaca no se consultó ni con autoridades locales, ni con gremios y sectores productivos, por lo que considera que la decisión beneficia a Colombia, pero no a Ecuador.

“Lo que nosotros habíamos pedido, porque estamos conscientes que el cierre de la frontera no puede ser indefinido, es que se programe una apertura gradual y periódica desde el mes de enero de 2022; pero se tomó la peor decisión, en diciembre de 2021, justo en la temporada donde el sector comercial más vende”, dijo.

Además, comentó que desde la Prefectura tienen propuestas para el Gobierno, que esperan sean tomadas en cuenta para que la reapertura de la frontera no afecte tanto a ciertos sectores productivos y comerciales de la provincia, que antes de la pandemia miraban cómo los compradores preferían a las ciudades colombianas para sus gastos, por el diferencial cambiario entre el peso y el dólar.

Entre las estrategias, consta solicitar una reunión urgente con el Ministerio de la Producción, para canalizar un pedido vía decreto para bajar el IVA al 8% para el sector turístico en el mes de diciembre, así como renovar la canasta comercial transfronteriza, mecanismo que permite la importación de cierto cupo de productos sin aranceles.

Noticias relacionadas

La Hora TV