Taxistas sancionados por llevar migrantes ilegales en la frontera norte

Casos. Según la Policía de Ecuador, desde enero hasta mayo de 2022, alrededor de 30 taxis fueron encontrados con migrantes ilegales.

Por la provincia del Carchi, según la Policía de Migración, solo el 5% de extranjeros ingresan legalmente a Ecuador.

Redacción TULCÁN

El movimiento migratorio en la frontera entre Ecuador y Colombia, particularmente en la provincia ecuatoriana de Carchi, mantiene un alto flujo de viajeros extranjeros que buscan ingresar ilegalmente al país, principalmente de ciudadanos venezolanos que deben contar con una visa.

Desde la Policía de Migración acantonada en Tulcán, capital carchense, reconocen que desde el cierre del puente de Rumichaca, en marzo de 2020, por la pandemia de COVID-19, el movimiento de migrantes se trasladó a caminos de segundo y tercer orden.

Rodman Méndez, jefe policial de Migración en Carchi, confirmó que esos pasos informales todavía son un punto muy vulnerable, pues a diario se usan las conocidas ‘trochas’ para actividades ilegales de todo tipo, como tráfico de armas, drogas, contrabando y paso ilegal de personas.

Ahora usan taxis

Tanto la Policía como el Ejército admiten que su capacidad es insuficiente para monitorear todos los caminos irregulares, los cuales se extienden a lo largo de la frontera ecuatoriana y colombiana. Las fuerzas del orden han identificado más de 30.

En los operativos que se desarrollan esporádicamente, se ha identificado al sector de Urbina, en el cantón Tulcán, como uno de los más conflictivos. En ese lugar se ha encontrado a taxistas locales trasladando a pasajeros extranjeros indocumentados.

Según Méndez, desde enero hasta mayo de 2022 serían al menos 30 taxis los abordados cometiendo este ilícito.

“Tenemos alrededor de 30 ciudadanos ecuatorianos, así como otros extranjeros, pero un número inferior, que han sido sancionados, especialmente encontrados con los extranjeros en terrenos privados, en sectores rurales”, dijo.

“Los taxistas ingresan a estos terrenos privados, cruzando los límites territoriales hasta llegar a Colombia, donde embarcan personas y nuevamente retornan, con el fin de llevarlos a la terminal terrestre u otros destinos”, agregó.

Migración. En el puente de Rumichaca existen controles permanentes de migrantes, no así en los pasos de segundo y tercer orden.
Migración. En el puente de Rumichaca existen controles permanentes de migrantes, no así en los pasos de segundo y tercer orden.

Faltas migratorias

Entre los taxistas encontrados con migrantes ilegales, desde la Policía de Migración se expuso que las sanciones que se han impuesto se han considerado como faltas migratorias, bajo el artículo 170 de la Ley de Movilidad Humana, mas no por tráfico de migrantes, que consta dentro del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Este último, castiga el transporte de personas extranjeras sin la respectiva documentación con penas que van desde los siete años de cárcel en adelante. Mientras, la Ley de Movilidad impone sanciones económicas que, dependiendo el caso, van desde cinco hasta 15 salarios básicos, es decir desde $1.700 hasta $6.375.

Alegan desconocimiento

“El ciudadano venezolano que no tenga una visa para transitar por nuestro país, no puede ingresar si quiera, por lo que buscan otras maneras constantemente”, expuso Méndez, al tiempo de hacer un llamado a los transportistas para que no se expongan a multas o posibles juicios penales.

Precisamente, añadió que desde la Policía han realizado campañas de concienciación a los conductores, por varios meses, pero todavía existen infracciones.

Desde el gremio del taxismo también mencionan que el porcentaje de personas dedicadas a trasladar ilegalmente extranjeros es mínimo. Aclaran que uno de los factores, cuando los casos no son deliberados, es que los taxistas no piden ningún tipo de documento a los viajeros, por lo que prácticamente desconocen si son irregulares o no, incluso la nacionalidad.

“El control migratorio no es trabajo de un conductor. Nosotros nos limitamos a llevar a los pasajeros, pero policías, militares, funcionarios gubernamentales, son los que tienen que estar en las fronteras pidiendo los documentos respectivos”, expuso uno de los taxistas locales, que pidió omitir su nombre. (FV)

Desde marzo de 2020 hasta diciembre de 2021 el puente internacional de Rumichaca y todos los pasos fronterizos legales permanecieron cerrados por la pandemia de COVID-19.

Pocos se quedan en Carchi

Dentro de la estadística policial, sin mencionar cifras exactas, expusieron que del 100% de ingreso de extranjeros por la frontera norte, solo el 5% estaría cumpliendo los trámites legales necesarios para movilizarse en el país.

Agregaron que del total de viajeros internacionales, alrededor del 15% busca quedarse en Ecuador, de los cuales menos del 5% permanece en Carchi, pues la gran mayoría busca llegar al sur, para continuar con su periplo a países como Perú o Chile.

Más presos extranjeros que ecuatorianos en Carchi

RECLUSOS. Gran parte de los prisioneros extranjeros detenidos en Ecuador están recluidos en la cárcel de Tulcán.

La población carcelaria internacional, a pesar del hacinamiento y la situación en las penitenciarías del Ecuador, prefiere no ser trasladada a sus países.

Redacción TULCÁN

De los 800 a 850 presos que alberga, en promedio, la cárcel de Tulcán, en la provincia de Carchi, más del 50% corresponde a ciudadanos extranjeros.

A pesar de que este centro penitenciario, en lo que va de 2022, ha sido ajeno a revueltas o masacres como las protagonizadas en otras cárceles del país, convive con otras dificultades, como el hacinamiento que sobrepasa los 300 reclusos, obligando a que en celdas destinadas para cuatro personas tengan que dormir hasta 10.

Rodrigo Guerrón, director del centro carcelario de Tulcán, ha reconocido que la sobrepoblación carcelaria es precisamente uno de los temas que más preocupan y agrega que esta situación dificulta la convivencia entre reclusos, que luego podrían derivar en intentos de amotinamiento, que -afirma- en la provincia están controlados.

Más extranjeros que nacionales

Guerrón agregó que particularmente en Carchi, como no sucede en ninguna otra prisión del país, el hacinamiento se produce por la alta cantidad de privados de libertad provenientes de otros países, la mayoría de ellos colombianos, seguidos de venezolanos.

Hasta marzo de 2022, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) registraba un promedio de 3.500 privados de libertad extranjeros a escala nacional, de los cuales alrededor de 500 estaban recluidos en Carchi.

Esto último, versus los alrededor de 350 ecuatorianos que ocupan la prisión de Tulcán.

En todo el Ecuador, los presos de nacionalidad colombiana superan a los de otras nacionalidades, como la venezolana, peruana, mexicana y cubana…

Con corte al 29 de abril de 2022, en Tulcán estaban recluidas 840 personas, entre hombres y mujeres, en un espacio con capacidad instalada para 550 personas, según las estadísticas del SNAI. (FV)

No quieren ser repatriados

A pesar de que, en el caso de Carchi, la población carcelaria extranjera supera a la local y con la repatriación a sus respectivos países se podría solucionar el problema de hacinamiento, jurídicamente este proceso no es tan sencillo.

Desde la Defensoría Pública se expuso que las repatriaciones de privados de libertad de otras nacionalidades, desde el Ecuador a sus respectivos países de origen, se cumplen luego de cumplir con una serie de requisitos, que son analizados junto a los consulados o cancillerías de cada país.

Se agregó que el trámite también depende de los acuerdos o tratados que existen entre ambas naciones, así como su legislación local, donde se analiza, por ejemplo, que el delito por el que fue condenado en Ecuador también esté tipificado en ese país.

Sin embargo, una de las condiciones para poder ser repatriados es que cada uno de los sentenciados tenga la voluntad de retornar a su nación de origen; caso contrario, el trámite no se puede efectuar.

Rodrigo Guerrón, director de la cárcel de Tulcán, expuso que en la provincia la mayoría de presos con sentencia podrían ser repatriados, pero ellos, precisamente, no desean irse del país a seguir cumpliendo su condena, sino que prefieren quedarse en Ecuador.

Por ejemplo, de los más de 400 extranjeros detenidos en Carchi, menos de 10 son los que han mostrado intenciones de ser repatriados, mientras el resto afirma que terminará su sentencia en la localidad.

En Carchi, de toda la población carcelaria, alrededor del 85% está detenido por casos correspondientes a delitos de drogas.

El mes pasado, tres casos de tuberculosis obligaron a suspender todas las visitas en la cárcel de Tulcán.

Universitarios de Carchi retoman las clases presenciales

Asistencia. El campus universitario pasó más de dos años sin la presencia de estudiantes.

El 16 de mayo de 2022 vuelven a las aulas y laboratorios, tras más de dos años de suspensión de las clases por la pandemia de COVID-19.

Redacción TULCÁN

Un total de 4.000 estudiantes universitarios volverán a clases presenciales este lunes, 16 de mayo de 2022, en la Universidad Politécnica Estatal de Carchi (UPEC), la única de carácter público que oferta carreras de educación superior en la provincia.

Muchos de los alumnos pisarán el campus universitario por primera vez, a pesar de no estar cursando semestres iniciales, pues por la pandemia de COVID-19, quienes se matricularon en el 2020 y 2021 solo han recibido clases virtuales.

La expectativa por retomar el contacto personal es latente en docentes y estudiantes, pero también para quienes tienen sus negocios en los alrededores de la UPEC, pues su economía depende de la población universitaria y el movimiento que se genera en esa zona cuando hay clases.

Volvieron paulatinamente

Desde la UPEC, a través de sus redes sociales, han mantenido una campaña constante de comunicación, para informar a los alumnos que, tras dos años de suspensión de clases presenciales, el 16 de mayo todos volverán a las aulas.

En Tulcán, capital provincial de Carchi, funciona el campus principal, con la mayoría de laboratorios, pero también se retomarán las jornadas en las fincas experimentales, tanto en el cantón Huaca como Mira, donde las carreras de Alimentos, Agropecuaria y Turismo desarrollan proyectos investigativos y prácticas.

En su momento, Jorge Mina, rector de la UPEC, expuso que las actividades presenciales en la casona universitaria se recobraron de a poco, con prioridad a módulos de carreras que necesitan prácticas de laboratorio, pero este 16 de mayo se retomará la totalidad de las jornadas.

Hasta enero de 2022, alrededor de 850 estudiantes tenían actividades en una modalidad híbrida, pasando en febrero a 1.500, mientras que este mes serán 4.000.

“Esto quiere decir que la UPEC ha venido planificando esta presencialidad progresiva, que sin lugar a dudas nos ha dado pautas para mejorar cada día más”, dijo. (FV)

Entre el comercio y la inseguridad

En la avenida Universitaria, principal arteria que conduce a la UPEC, con decoración urbanística estilo bulevar, se ubican decenas de negocios de todo tipo, entre casas residenciales, con servicios desde gastronómicos hasta financieros.  Antes de la pandemia se registraba un alto flujo comercial y de personas en la zona, donde también la delincuencia ganaba espacio.

Amparo Ordóñez, moradora del sector, indicó que desde 2019 aumentó la presencia de personas peligrosas que acechaban a los estudiantes, quienes eran víctimas de robos. Le preocupa que esta situación se repita cuando se retome el movimiento de la universidad.

“Cuando pusieron una entidad para enviar dinero a otros países aumentó la delincuencia. Cada día robaban a alguien. Y si no robaban, se acercaban a pedir dinero o mandaban a los niños pequeños”, refirió.

Por su parte, Jessica Guaramag, estudiante de la UPEC, también dijo que la inseguridad iba en aumento en el sector universitario antes de la pandemia, por lo que pidió a las autoridades locales que tomen precauciones para evitar que la delincuencia se instale en la zona.

Desde la Policía Nacional afirmaron que el sector de la avenida Universitaria consta dentro de la planificación de operativos antidelincuenciales en Tulcán, como una de las zonas donde las estadísticas delictivas iban en aumento, por lo que están alertas para los controles respectivos por el retorno a clases de los universitarios.

Para el economista Óscar Aguilar, es importante mantener la seguridad en zonas aledañas a la UPEC, precisamente por el dinamismo comercial que genera. “Aparte de los negocios cerca de la universidad, hay alrededor de 500 estudiantes que llegan de otras provincias, que significan arriendos y otros negocios paralelos”.

10 carreras de educación superior forman parte de la oferta académica de la UPEC.
La universidad exigirá a estudiantes y funcionarios que usen mascarilla en todos los espacios cerrados del campus.

La UPEC analiza su primera extensión universitaria en el cantón Mira.

La muerte se queda sin espacio en el Cementerio de Tulcán

Atractivo. Las más de 300 figuras de ciprés convierten a este cementerio en un atractivo turístico.

La problemática se agravó con el aumento de defunciones por la pandemia de COVID-19.

Redacción TULCÁN

Cada vez son menos los espacios para enterrar a los difuntos, en un cementerio que es considerado un sitio turístico y Patrimonio Nacional.

El camposanto José María Azael Franco, famoso a escala local e internacional por sus figuras gigantes forjadas en árboles de ciprés, atraviesa una situación crítica en cuanto a lo que se refiere a sepultar restos mortales. Paradójicamente, el sitio se reactiva con la visita de decenas de personas que llegan a fotografiarse junto a las esculturas naturales en medio de tumbas.

 Medidas emergentes

En el cementerio municipal de Tulcán hay unas 19.000 tumbas, pero los espacios disponibles para entierros, actualmente, no llegan ni a 150. La situación es crítica desde 2019, cuando se registró un incremento de fallecidos por la pandemia de COVID-19.

Precisamente, a mediados de 2019, los espacios para entierros eran solo siete, en todo el cementerio, por lo que las autoridades locales decidieron abrir nuevos nichos, logrando, hasta mayo de 2022, una disponibilidad promedio de 100 lugares.

Desde la administración del cementerio se aclara que este tipo de medidas han sido emergentes, para solventar los múltiples problemas que se encontraron en el camposanto, hace tres años, advirtiendo que en un periodo máximo de 10 años ya no existirá ni un solo espacio para más entierros.

Ante esto, se analiza presentar una ordenanza para establecer un nuevo sistema rotativo de exhumaciones de cadáveres, que actualmente se cumple por falta de pago de arriendos de los nichos, donde los restos exhumados pasan a una bodega, liberando un nicho, hasta que los restos sean reclamados por los familiares.

Exhumaciones en julio

Gabriela Vivas, administradora del cementerio municipal, expuso que este 2022 las exhumaciones se cumplirán desde julio, por lo que desde el mes pasado están notificando a los responsables de los nichos y fallecidos para que se acerquen a actualizar los pagos y evitar futuros reclamos.

En promedio, 300 nichos serían los que tienen inconvenientes con los arriendos y los restos que se encuentran allí podrían ser exhumados. Por eso, se pidió a la ciudadanía acercarse durante este y el próximo mes a la administración del cementerio para cumplir las obligaciones y evitar las exhumaciones.

Desde la municipalidad informaron que el pago por arriendo borde los $70 por cinco años, pero en la mayoría de casos, al no actualizar los pagos, los conceptos de cobro por intereses son los que generan deudas más significativa. (FV)

Dos bloques de nichos, durante el 2022, esperan solucionar temporalmente la necesidad de entierros en Tulcán.
El promedio anual de fallecidos en Carchi era de 550 antes de la pandemia. Desde 2020 bordean las 1.000Un imán turístico

Turistas nacionales y extranjeros ingresan gratuitamente a este espacio, donde se estima unos 1.500 visitantes mensuales, pero entre diciembre y enero bordean los 40.000, principalmente de Colombia.

La característica de la necrópolis son los árboles de ciprés podados para darles innumerables formas, a través del arte de la escultura en verde que se conoce como topiaria.

Tras el cierre por la pandemia y la reapertura del puente internacional de Rumichaca, desde diciembre de 2021 el turismo se reactiva en el cementerio. En los últimos feriados se ha visto un constante movimiento de turistas, según informó Lucio Reina, uno de los comerciantes que labora en las afueras del camposanto.

“La gente llega y se toma fotos con las figuras de ciprés, otras panorámicas desde la parte alta de los mausoleos. La mayoría de los que llegan son colombianos, pero ya dinamizan la economía de los locales, que creo ahorita es la principal zona turística de Tulcán”, agregó Fernanda Freire, otra de las comerciantes de la zona.

Desde el Municipio de Tulcán, una de las iniciativas para generar recursos y mantener el cementerio, ha sido organizar recorridos nocturnos, con fines turísticos e informativos.

Sepulturas. Desde el inicio de la pandemia aumentó el número de fallecidos, por lo que la cantidad de espacios para entierros planificada para los próximos años se redujo a la mitad.
Sepulturas. Desde el inicio de la pandemia aumentó el número de fallecidos, por lo que la cantidad de espacios para entierros planificada para los próximos años se redujo a la mitad.

La edificación más antigua de la ciudad

El cementerio José María Azael Franco se edificó en 1930, posterior al terremoto que destruyó Tulcán. Fue declarado Patrimonio Cultural desde 1984, por sus figuras gigantes en ciprés

Tiene una extensión total de 8 hectáreas, divididas en dos zonas, denominadas Parque de los Recuerdos y Altar de Dios.

En Tulcán, en la iglesia Catedral antiguamente se enterraba a las personas, pero luego se dirigió el camposanto hacia los terrenos de la hoy unidad educativa Isaac Acosta. Más tarde, con las secuelas que dejó el terremoto y por el número de víctimas que aparecieron, se construyó el actual cementerio, siendo la primera estructura municipal de entonces y que se mantiene en pie por casi 100 años.

Las figuras más antiguas datan de 1930 y son las que se encuentran a la entrada del camposanto. El creador de estas obras de arte fue José María Azael Franco, quien transmitió su conocimiento y por eso el cementerio lleva su nombre.

Mira tendrá una extensión de la Politécnica de Carchi

Predios. La semana pasada se hizo el reconocimiento de potenciales espacios físicos donde podría implementarse un campus universitario en Mira.

Redacción CARCHI

Los estudios para contar con un campus alterno de la Universidad Politécnica de Carchi (UPEC) avanzan a paso firme en Mira, que quiere convertirse en el primer cantón carchense con una extensión de esta casona universitaria.

Una última reunión este 3 de mayo de 2022, entre autoridades de la Prefectura de Carchi, Alcaldía de Mira, UPEC y el Ministerio de Educación, analizó los posibles lugares donde podría implementarse un nuevo campus universitario, así como detalles de la oferta académica más conveniente para la zona.

“Estamos encantados de impulsar este sueño que desde hace años hemos aspirado. Hay voluntades políticas entre la Municipalidad, la Prefectura del Carchi y la UPEC para acercar la academia a la juventud que desea continuar sus estudios, para formarse profesionalmente y tener nuevas oportunidades de crecimiento en lo personal, profesional y laboral”, manifestó Johnny Garrido, alcalde de Mira.

Agregó que entre los entes respectivos se analizan los parámetros que son necesarios para levantar y definir las carreras que tienen oferta y demanda.

“Cumpliendo estos pasos, con el apoyo de las instituciones cooperantes, autoridades de las instituciones educativas, jóvenes, representantes de barrios, comunidades, sectores productivos y diversidad de actores que son parte de nuestro entorno socio-económico, tomaremos las mejores decisiones”, manifestó. (FV)

Mira es el cantón más alejado de Tulcán, capital provincial donde se ubica el campus central de la UPEC.

El incremento del precio de la leche golpea a cinco provincias

Malestar. Los productores denuncian que a ellos no les pagan ni el precio mínimo.

El bolsillo de los consumidores sí es afectado por las nuevas condiciones del mercado. Hay advertencias de más alzas. Conozca lo que se viene.

La subida del precio de la leche y sus derivados ya es una preocupación en, al menos, cinco provincias del país.

En Pichincha, Santo Domingo de los Tsáchilas, Imbabura, Carchi y Tungurahua, se han registrado incrementos en el precio de venta al público del líquido que es alto en proteínas, vitaminas y minerales. Pero también en sus derivados, como el queso, en sus distintas presentaciones. Así lo reportan consumidores y comerciantes de esas zonas del país.

Los conocedores del sector lechero conversaron con LA HORA y explicaron que el alza es una consecuencia de las excesivas regulaciones estatales, los altos costos de producción, la caída de la producción, la falta de control a la informalidad e, incluso, las críticas al consumo de proteína animal.

Medida focalizada

Rodrigo Gallegos, director ejecutivo del Centro de la Industria Láctea del Ecuador (CIL), explicó que, de los datos que han podido recabar hasta el momento, solo una gran empresa a escala nacional ha subido el precio de la leche.

En otras palabras, el aumento es focalizado, es decir, una decisión particular debido a que su estructura de costos le impide asumir el encarecimiento de insumos y otros factores que afectan a la producción. “Subir precios es una medida complicada y riesgosa. Pero cada empresa decide. No es una medida que se tome en conjunto”, dijo.

Por el momento, la opción de las empresas, dice, es asumir los costos, porque se espera que el mercado se estabilice.

En concreto, indica, la empresa Vita es la que ha anunciado un incremento que va de 5 a 15 centavos de dólar. En el caso de la Sierra, el costo del litro de leche pasó de 80 centavos a 95 centavos de dólar, mientras que en la Costa pasó de 95 centavos a un dólar, según un comunicado de la empresa.

Precio de sustentación

Por su parte, Rodrigo Gómez de la Torre, ganadero y analista agropecuario, reconoce que hay incremento en algunas industrias del sector lechero. Pero dice que los productores no deben preocuparse. De por medio está el Decreto 394 del Ministerio de Agricultura, de 2013. En este se establece el precio de sustentación de un 52,4% del precio de venta al público, aunque no hay un precio fijo. Con lo cual, no se afecta al productor primario por un incremento del precio en los comercios, pero el consumidor sí sufre.

Las industrias, asegura, deben cubrir el incremento del costo de los insumos de 2021, 120% de subida en fertilizantes, 6,5% en mano de obra y 20% en sales minerales.

Y lanza una alerta que puede afectar más a los lecheros y al consumidor: “La Asamblea pretende tratar una ley de fijación del precio de la leche. Esta sería la herramienta perfecta para acabar con la competitividad del sector y generar más complicaciones porque las leyes generan trámites, esto burocracia y un costo para el sector productivo. La informalidad crecerá”. Según las cifras de los especialistas, hay un 65% de informalidad y no hay sector que sobreviva con esa presión, aseguran.

Las salidas

Rodrigo Gómez de la Torre asegura que esta semana se han equilibrado los costos que no han recibido compensación en nueve años. Y que eso lo debe conocer claramente el consumidor con información. Además, se requiere un fuerte control a la informalidad en el mercado.

También, que la ‘moda’ de cuestionar el consumo de proteína animal no solo lastima al sector, sino que abona al problema de desnutrición crónica infantil que el país busca superar. Incluso propone campañas, privadas, de consumo de leche en el país. Finalmente, bajar los costos para la producción y que el sector vuelva a ser competitivo de cara al consumidor. (JS-JC)

El precio cambia cada semana en Santo Domingo

El queso y la leche tienen un evidente incremento en los mercados y tiendas de Santo Domingo. Situación que se presenta desde hace un mes atrás, lo que se atribuye a la temporada invernal.

Wilson Olmedo, comerciante del mercado Municipal, dijo que el queso duro que se vendía a $2 la libra, ahora se oferta a $2,50. El de mesa subió de $1.50 a $1.80, la libra.

La leche por litro se la encuentra en los centros de abastos a 60 y 70 centavos, mientras que las de funda según la marca está entre 80 centavos y un dólar.

Los comerciantes aseguraron que los valores seguirán subiendo, porque al momento los productores les venden entre 48 y 50 centavos el litro, precio que varía cada semana.

Los ganaderos reconocen que por las lluvias hay una baja producción, de 82 litros que sacaban por día, ahora solo llegan a 45, pero aclaran que de ellos no depende la variación de precio, por la escasez la ofertan a 48 centavos y no en 42, que es el valor establecido.

Víctor Tocte, representante de la Asociación Fe por la Leche, sostiene que el alza se da desde la industria, que al momento de vender suben el costo. “Las personas piensan que somos nosotros, pero no es así”, asegura.

El dirigente cree que es necesario que las autoridades controlen la especulación. (CT)

Lecheros de Imbabura y Carchi resisten para evitar un incremento total

El precio marcado cambió de un día para otro en las fundas de leche. En las tiendas de Imbabura y Carchi, los paquetes de 1 litro de una marca subieron hasta 15 centavos, pasando de un promedio de 80 a 95 centavos de dólar.

Esto, según ganaderos locales, no significa un incremento en todas las marcas y productos lácteos, pues no existe un precio determinado de la leche por litro para el consumidor final, pero sí desde los productores a las empresas procesadoras, que no ha sufrido cambios desde 2018.

A pesar de esto, sí advierten de problemas generalizados que agravan la situación agropecuaria del país, que encarecen los insumos para la industria, que tarde o temprano derivarán en alza de precios de ciertos productos para el consumidor final.

Entre ellos, mencionan el incremento del precio de los combustibles y la escasez de materias primas por la guerra entre Rusia y Ucrania. También les afectan temas como el contrabando, la informalidad de producción y la falta de acciones puntuales para recuperarse tras la pandemia. (FV)

Pequeños y medianos productores de Tungurahua cuestionan a los grandes

Aun cuando el precio oficial del litro de leche cruda es de 42 centavos de dólar, los pequeños y medianos ganaderos de Tungurahua aseguran que a ellos únicamente les pagan entre 30 y 35 centavos.

A pesar de ello, desde el 2 de mayo, el precio de venta al público está marcado entre 95 centavos y un dólar.

“Las grandes industrias y empresarios son los que se resisten al pago justo y, al parecer, las autoridades competentes no hacen cumplir”, dijo Luis Espín, productor de Píllaro.

Este criterio fue ratificado por Patricio Velasco, representante del Colectivo Fe por la Leche Tungurahua, quien manifestó que muy pocas industrias pagan el precio oficial.

Añadió que los pequeños y medianos ganaderos (más del 90% de los productores en la provincia) son los más perjudicados porque no les pagan lo establecido en la normativa.

“La industria no asume costos como: fertilizantes para los pastos, balanceado, minerales y medicamento para las vacas y pretenden subir 15 centavos al consumidor final, esto es especulación y alguien debe hacer un control sobre el tema”, puntualizó Velasco.

LA HORA pidió la versión oficial del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en Tungurahua, pero hasta el cierre de la edición no hubo un pronunciamiento. (FCT)

Dos meses sin casos de COVID-19 en los hospitales

Hospitalización. Desde hace dos meses, las camas destinadas para pacientes con síntomas complejos de COVID-19 están vacías.

En Imbabura y Carchi se han dejado de registrar personas hospitalizadas con complicaciones por el coronavirus.

Redacción IBARRA – TULCÀN

La situación frente al COVID-19 que enfrentan los hospitales de Imbabura y Carchi, en mayo de 2022, es totalmente opuesta a la de inicios de año.

Mientras en enero se reportó un incremento considerable de la ocupación de camas, tanto en hospitalización como en unidades de cuidados intensivos (UCI), en la actualidad la cifra disminuyó en su totalidad, pasando actualmente por la mayor cantidad de días sin pacientes internados por casos de coronavirus.

Esto significa que  desde inicios y mediados de marzo, hasta la primera semana de mayo no se han reportado ingresos de personas con cuadros sintomatológicos leves ni críticos referentes a covid en ambas provincias.

En Carchi

Para los seis cantones que componen la provincia de Carchi, el Ministerio de Salud Pública (MSP) cuenta solo con un hospital de referencia general con la capacidad de atender casos de COVID-19.

Ubicado en Tulcán, el hospital Luis G. Dávila, desde hace dos meses exactamente, tiene cero pacientes positivos internados en la casa de salud. También se redujo el número de personas que acudían con síntomas relacionados con el coronavirus, pasando a un promedio de 10 a 15 al día, de más de 75 reportados diariamente hasta hace menos de seis meses.

Sin embargo, desde el MSP mencionaron que las atenciones principales en el servicio de emergencia del hospital se dan aún por patologías respiratorias, pero no referentes a COVID-19, sino a casos de influenza estacional que son comunes en esta época del año.

Por ejemplo, durante el feriado del 1 de Mayo, de los 275 usuarios que se atendieron en emergencias, las principales patologías fueron respiratorias y gastrointestinales, con rangos de edades en su mayoría de 15 a 65 años (150), seguidos de menores de 15 años (112) y luego por mayores de 65 (13).

“En el hospital de Tulcán, de enero a finales de abril de 2022, se han reportado 75 casos positivos atendidos, de los cuales existen seis fallecidos por el virus. Actualmente, no se posee pacientes en UCI, cero casos positivos, ningún paciente en sala de aislamiento”, expusieron desde la Gobernación de Carchi.

 Imbabura

En Ibarra, capital de Imbabura, el hospital San Vicente de Paúl tampoco reporta pacientes con COVID-19 en ninguna de sus áreas. Esta es la realidad desde hace aproximadamente dos meses, tras vivir a inicios de año una ocupación casi total, del 100% en UCI.

Al igual que en Carchi, en la provincia de Imbabura se mantienen estadísticas de atenciones mayoritarias para patologías referentes a infecciones del sistema respiratorio, que tras las respectivas pruebas de antígenos o PCR se han descartado que sean referentes a coronavirus.

Tomando también como ejemplo las atenciones del último fin de semana, durante el feriado del 1 de mayo, de los casi 500 pacientes atendidos en tres días, la principal causa fue por temas respiratorios, seguido de enfermedades gastrointestinales y enfermedades gineco obstétricas.

Cuidados deben seguir

Édison Ayala, responsable de medicina interna del hospital San Vicente de Paúl en Ibarra, resaltó que a pesar de que en los últimos dos meses prácticamente no han tenido contagios hospitalizados por COVID-19, ni moderados ni graves, hay que mantener los cuidados.

“La conciencia ciudadana debe primar tras una crisis como la vivida por la pandemia”, dijo al señalar que los hábitos saludables, como distanciamiento social, lavado de manos, así como uso de mascarilla en casos específicos deben mantenerse para controlar el virus.

Desde el MSP agregaron que a pesar del descenso positivo de casos afirmativos, el proceso de inoculación debe continuar con las dosis de refuerzo contra la COVID-19, pues consideran que ha sido el factor más importante para reducir el porcentaje de hospitalizaciones, que en la peor temporada de pandemia desbordó todos los sistemas de salud.

También hicieron un llamado a la ciudadanía para que acuda a completar su esquema de inoculación en cualquier centro de salud del país, explicando que la vacunación en lo que respecta a la primera dosis fue masiva, alcanzando el 100% del objetivo en Imbabura y Carchi, mientras el porcentaje fue reduciendo para la aplicación a partir de la segunda dosis. (FV)

A inicios de 2022, el aumento de casos positivos de COVID-19 en Tulcán fue de casi el 700%.

Aguacate de Imbabura y Carchi se abre paso en Europa

Producción. Ecuador tiene potencial para aumentar sus niveles de exportación de aguacate.

En tres provincias de la Sierra Norte se ubica la mayor cantidad de hectáreas para cultivos de exportación y consumo local.

Redacción IMBABURA

Posicionar el aguacate ecuatoriano como uno de los más apetecidos del mundo es el objetivo a largo plazo de los productores nacionales, quienes miran en este fruto un potencial similar al de las flores, que actualmente ocupa el cuarto sector de exportaciones más importantes del país.

Según el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), entre las principales productoras de aguacate se encuentran tres provincias de la Sierra Norte, con alrededor del 60% de participación.

En primer lugar está Carchi con un cultivo promedio de 2.500 hectáreas en este 2022. Le sigue Pichincha con 2.000 ha y en tercer puesto está  Imbabura con 1.500 ha. Luego, con un menor porcentaje destacan Azuay y Tungurahua. A escala nacional se estima que hay 8.000 hectáreas cultivadas con ese fruto.

Jorge Altuna, gerente de Corpoaguacate, que agrupa a 25 productores nacionales, explicó que del total de cultivo nacional, solo 2.000 hectáreas producen aguacate de la variedad Hass, que se destina para exportación. El resto opta por la variedad ‘fuerte’, que es para el consumo local.

El tipo Hass, según Altuna, está entre los más apetecidos por mercados internacionales y por los exportadores de aguacate. Se destaca por tener un mayor tiempo de maduración frente a otras clases. En Carchi hay 200 hectáreas de esta especie, siendo la mayor productora, mientras en Imbabura y Pichincha promedian las 150, en cada una.

El largo tiempo de vida del fruto facilita su traslado por vía marítima (en contenedores). El producto demora más de 20 días en llegar a su destino y debe mantenerse fresco en las perchas de venta otras dos semanas más para su comercialización.

Cifras positivas

De enero a abril de 2022, según las estadísticas que maneja Corpoaguacate, desde el país se han enviado de 40 a 45 contenedores, con 22.000 kilos de aguacate cada uno, a destinos internacionales, principalmente europeos, con mayor presencia en España, Holanda y Suiza.

Esto representa alrededor de dos contenedores semanales, que a decir de Altuna no tienen ni punto de comparación con los dos contenedores anuales que enviaban hasta hace menos de dos años.

“En cada contenedor de 40 pies se van 22.000 kilos. Recuerdo que en 2017, cuando arrancamos, entre experimentos marítimos y aéreos, se mandaron 18.000 kilos, que es menos de un contenedor. En 2020 ya subió a dos contenedores, con 40.000 kilos, mientras en 2021 ya se fueron cerca de tres a cuatro, con 80.000 kilos. A la fecha, desde que empezamos la primera exportación, ya estamos cerca de los 800.000 kilos enviados internacionalmente”, mencionó Altuna, al tiempo de afirmar que en noviembre y diciembre los volúmenes se duplicarán. (FV)

Ventajas frente a competidores internacionales

Para Jorge Altuna, gerente de Corpoaguacate, los diferentes pisos climáticos que tiene el Ecuador le dan al país un potencial superior frente a sus rivales comerciales, como Perú, Chile o Colombia, los cuales tienen un mercado de aguacate mucho más desarrollado.

La siembra se puede hacer tanto en la Sierra como en la Costa. Altuna aclara cuando se cosecha en el Litoral uno de los problemas principales es que la comercialización, pues el cultivo está listo en la misma época de venta comercial que Perú, que es el mayor productor entre abril y junio, saturando los mercados, con precios más bajos; mientras que la recolección en la Sierra se da desde octubre hasta marzo, cuando Perú no está presente, Chile baja su producción y Colombia comienza a sembrar.

“Es una época privilegiada para el país, porque nosotros no podemos como agricultores decidir con esta planta cuándo vamos a cosechar, pues depende de los pisos climáticos. Por ejemplo, desde 1.800 metros sobre el nivel del mar hacia arriba, vemos una diferencia de una a dos semanas en los huertos”, expuso.

“Igual, las condiciones de horas luz, calidad de agua y tipos de suelo, nos dan una ventaja. Así como llegamos con las rosas a tener se renombre mundial, yo pienso que podemos hacer lo mismo con el aguacate”, añadió.

Mercado

Un fruto con buena proyección

Desde 2020, el aguacate gana espacio como uno de los productos no tradicionales con mayor exportación del país.

La última semana de abril de 2022, en Ibarra (Imbabura) se organizó un congreso internacional sobre el aguacate, con técnicos y productores de México, Chile, Perú y Ecuador.

El Ministerio de Producción estima que este fruto podría generar unos $360 millones por año, con al menos 35 mercados potenciales de venta.

LA HORA circula con una edición impresa por las fiestas de El Retorno

Negocios y locales comerciales de todo tipo contaron con la edición impresa de LA HORA para su lectura.

En las provincias de Imbabura y Carchi se distribuyeron los ejemplares, este 28 de abril de 2022.

Los voceadores, las perchas, negocios y ciudadanos que transitan a diario por las provincias del norte del país volvieron a contar con una edición impresa de LA HORA.

Esta vez, la ocasión fue las festividades por lo que se conoce como El Retorno de los ibarreños a su ciudad, tras un terremoto que devastó la urbe.

Dayana Albuja, coordinadora regional de marketing de LA HORA, explicó que los ejemplares se distribuyeron en todos los cantones de Imbabura y Carchi, pero aclarando que esto no significa la vuelta diaria del periódico impreso a las calles locales, pues este tipo de ediciones impresas serán solo para ocasiones especiales.

La edición impresa de LA HORA estuvo en las perchas de venta de periódicos este 28 de abril de 2022.

En cuanto al beneficio para lectores y anunciantes, resaltó que quienes adquieren su periódico impreso obtienen información de primera mano, con análisis coyunturales de la situación que atraviesan las localidades imbabureñas y carchenses, así como el país, bajo la calidad editorial que caracteriza a LA HORA.

Mientras que la ventaja para quienes pautan en este tipo de publicaciones prácticamente es doble, pues sus anuncios se ven reflejados en todos los canales digitales y en un producto impreso de alta circulación, a un bajo costo para el lector.

Fomento de canales digitales tras la pandemia

LA HORA, cerca de cumplir 27 años de presencia en Imbabura y Carchi, dejó de imprimir sus ediciones diarias desde el 19 de marzo de 2020, por la pandemia de COVID-19, pero sin descuidar el acontecer noticioso de ambas provincias, migrando su contenido diario a los canales digitales.

El 28 de septiembre de 2021, cuando se cumplieron 415 años de fundación de Ibarra, fue la fecha ideal para que un ejemplar impreso de este rotativa vuelva a circular por las manos de los imbabureños y carchenses, pasando más de 550 días para que las páginas se llenen nuevamente con la tinta azul característica del logotipo de LA HORA, mostrando en los puntos de venta de periódicos de la ciudad una portada colorida, con temas especiales alusivos a la fecha de nacimiento de Ibarra, algo similar a lo que se presentó este 28 de abril de 2022.

Los lectores volvieron a contar con una edición especial impresa, tanto en Imbabura como en Carchi.