Sistemas de salud en crisis por el paro de la Conaie

Problemas. Pacientes en estado crítico corren riesgo por los bloqueos viales en Imbabura.

Tras el cierre de los diálogos entre el Gobierno y los líderes indígenas, la situación empeoró en Imbabura. 

Redacción IMBABURA

Pacientes que no pueden llegar a hospitales de tercer nivel, ambulancias y médicos atacados por manifestantes, falta de medicinas e insumos en hospitales. Esos y otros hechos son parte del panorama que se vive en la provincia de Imbabura, tras 17 días de paro.

Representantes de los sistemas de salud y emergencias denuncian que la situación es crítica.

Las ambulancias que trasladan a pacientes graves son detenidas en las vías con agresiones y amenazas. Los bloqueos afectan la entrega de medicamentos y son un verdadero problema para el personal que no puede trasladarse con facilidad a los hospitales. Lo peor es que los cierres viales se acrecentaron tras la ruptura de diálogo entre el Gobierno Nacional y los líderes de la Conaie.

Más tiempo de viaje

Carla Cevallos, responsable zonal del servicio móvil del Ministerio de Salud Pública (MSP), dijo que el hecho de que obstaculicen el paso de las ambulancias y los insumos médicos, impide abastecer a los hospitales públicos y limita sus acciones para salvar vidas, poniendo en peligro a cientos de personas.

“Nosotros somos salud. No podemos parar. Nosotros tenemos pacientes que deben ser evacuados a la ciudad de Quito, a hospitales de tercer nivel, en condiciones críticas, que no han podido ser atendidos con la premura que necesitan”, explicó.

Mencionó que el viaje de una ambulancia desde Ibarra hacia  Quito generalmente demora unas dos horas. Ahora, por lo bloqueos en diferentes puntos,  se demoran de seis a ocho horas. Eso cuando logran pasar.

“Son minutos y horas muy críticos para los pacientes que nosotros tenemos. Tal vez personas que tienen un estado de salud bueno, podrían aguantar la espera, pero los niños, los adultos mayores, los pacientes críticos de accidentes de tránsito, no pueden darse este tiempo. Esto ha limitado que ellos también tengan un tratamiento adecuado”, afirmó.

Médicos intimidados

Uno de los últimos casosen que se bloqueó el paso a las ambulancias, a pesar que desde la dirigencia indígena que lidera el paro en Imbabura se aseguró que no se limitaría el trabajo del personal de salud, se dio este 28 de junio de 2022, horas más tarde de cerrado el diálogo entre Gobierno y manifestantes.

Arturo Fuentes, gobernador de Imbabura, informó que los manifestantes atacaron a médicos que trasladaban a un niño de 6 años, de nacionalidad Awá. Les pintaron la cara, les quitaron el combustible de la ambulancia y no les dejaron pasar hasta Quito.

“Era un niño con meningitis bacteriana que iba hasta el hospital Eugenio Espejo, en Quito. No pudo avanzar más allá de Otavalo, específicamente en el sector de González Suárez, donde manipularon la ambulancia en la que se lo llevaba, inclusive pintándola, al igual que a los médicos, actuando de mala manera”, indicó.

Ante esto, hizo un llamado a los manifestantes. Enfatizó que tienen libertad de hacer marchas pacíficas, pero recordó que no pueden atentar contra la vida de personas que dependen de un tratamiento médico.

A este pedido se sumó Cevallos, quien explicó que el personal de salud quiere salvar vidas y necesita que se garanticen las condiciones para cumplir con esa labor.

“Desde el día de ayer (28 de junio) tuvimos mayores problemas en el tema de paso de ambulancias. Anteriormente, hubo acuerdos con las comunidades indígenas para que nos permitan el paso”, aseveró.

Desde los Bomberos, Doris Torres también explicó que a pesar de que todo el contingente de unidades está brindando ayuda a la ciudadanía, han tenido complicaciones para atender las emergencias, sobre todo en sectores rurales.

“El mensaje es que nos dejen transitar. Estamos al servicio y prestos a colaborar con toda la ciudadanía.Estas complicaciones traen demora en la atención de los pacientes”, comentó.

Hasta el 29 de junio de 2022, desde el MSP se informó que la ambulancia del hospital San Luis de Otavalo está con cuatro llantas pinchadas y fuera de servicio. Otras dos ambulancias, de la misma casa de salud, fueron pintadas por los manifestantes. (FV)

Los bloqueos en los que se registran mayores problemas están en Pinsaquí y las comunidades entre San Rafael y González Suárez, del cantón Otavalo.

Sin medicinas

Desde el Ministerio de Salud expusieron que el desabastecimiento de insumos y medicamentos para hospitales y centros de salud limita su capacidad de respuesta, causando una brecha en los diferentes servicios que brindan a los usuarios, en las distintas especialidades y zonas.

“Nosotros como Imbabura, al igual que otras provincias, estamos ya quedándonos desabastecidos en medicamentos e insumos. El personal no puede llegar y esto también ha causado que tengamos una brecha enorme en atención”, mencionó Carla Cevallos, funcionaria del Ministerio de Salud en Imbabura.

Traslados en helicóptero

Ante los cierres viales en Imbabura, que impiden el paso de ambulancias, la alternativa para trasladar a los pacientes críticos a Quito es por helicóptero. Ese servicio, sin embargo, no solo está a disposición de Imbabura y se prioriza a los pacientes según la gravedad de cada caso.

Desde el 13 de junio de 2022, al menos una decena de personas han sido llevadas vía aérea a casa de salud de la capital, solo desde Imbabura, con el apoyo del Cuerpo de Bomberos de Quito y la Policía Nacional, con otros a la espera.

La violencia planea sobre la campaña colombiana

La Fundación Pares contabiliza 222 víctimas de diversos actos de violencia política desde marzo de 2021, incluidos 29 muertos.

Los dos eventuales finalistas de la elección presidencial han denunciado amenazas en su contra, en una campaña que registra 179 episodios de violencia política.

Redacción BOGOTÁ

A poco más de una semana de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia, el Gobierno decidió reforzar la seguridad del candidato presidencial de derecha Federico ‘Fico’ Gutiérrez después de que este denunciara haber recibido amenazas de muerte.

El hecho no es aislado porque el candidato izquierdista Gustavo Petro, quien marcha primero en las encuestas, también ha denunciado amenazas en su contra. El 2 de mayor pasado, el candidato del partido Pacto Histórico suspendió una gira por el eje cafetero bajo el argumento de que su campaña tenía información de la preparación de un supuesto atentado.

Y a pesar de que, según encuestas recientes, la corrupción es la mayor preocupación actual de los colombianos, la violencia es un tema que no se aparta de la cotidianidad más de 5 años después de la firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El domingo pasado, nada más, individuos armados asesinaron al líder social Édgar Quintero, en la zona del Cauca, en el suroeste de Colombia.

Campaña sangrienta

Poco aporta que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el grupo guerrillero que no se adhirió a las conversaciones de paz con el Estado, haya decretado esta semana un alto al fuego hasta las elecciones del 29 de mayo.

Las estadísticas muestran que la actual campaña electoral colombiana ha sido muy violenta. Desde el 13 de marzo de 2021, la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) ha contabilizado 179 episodios de violencia política con 222 víctimas, de las cuales 193 recibieron amenazas y 29 terminaron muertas.

El 10 y 11 de mayo pasados, por ejemplo, se produjeron los asesinatos de dos funcionarios de la alcaldía de El Cerrito y un concejal en Ansermanuevo, localidades del Valle del Cauca (suroeste).

En este tiempo, los exalcaldes fueron los más victimizados, con tres asesinatos y un desplazamiento forzado, causado presuntamente por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Aunque también ha existido violencia de otro tipo, como los ataques de tipo racial denunciados por Francia Márquez, binomio de Petro. (EFE-DLH)

SIP lanza herramienta digital para monitorear la Libertad de Prensa

Foto de archivo de una protesta de periodistas mexicanos por la muerte de dos de sus colegas.

La herramienta, denominada SIP Bot, permite presentar denuncias de trabas al trabajo periodístico, además de rastrear información sobre este tema.

PUNTA DEL ESTE. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) presentó este 3 de mayo de 2022 en la Cumbre Mundial de la Libertad de Prensa su herramienta de inteligencia artificial para monitorear trabas o ataques al ejercicio del periodismo y a la libre expresión en las Américas, «con el objetivo de resguardar y garantizar la labor del periodismo independiente«.

Desde esta ciudad uruguaya, donde la Unesco celebra este año el Día Mundial de la Libertad de Prensa, el presidente de la SIP, Jorge Canahuati, anunció que el SIP Bot o el IAPA Bot, su nombre en inglés, es una flamante herramienta que «permitirá escudriñar en forma más eficiente y en tiempo real las violaciones a la libertad de prensa«.

Canahuati, CEO del Grupo Opsa, de Honduras, añadió: «Estamos muy entusiasmados, después de luchar por más de 80 años, por contar con una herramienta que nos permitirá ser más eficaces en nuestra misión de resguardar y garantizar la labor del periodismo libre e independiente«.

El SIP Bot presenta seis menús principales, entre ellos un botón de denuncias y un mapa de calor que permite ver en tiempo real los hechos que están afectando el clima de libertad de prensa. La herramienta rastrea información publicada en Google News, Twitter y una selección de notas, comunicados y denuncias de la SIP. Cuenta con un resumen diario de los eventos más importantes contra los periodistas y medios de comunicación.

Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, dijo que el SIP Bot ayudará a la institución a reforzar los informes semestrales de libertad de prensa y el Índice Chapultepec, un barómetro anual que mide, principalmente, aspectos legales y jurídicos que afectan la labor de los periodistas y medios de comunicación. Añadió que la herramienta también ofrece a periodistas y usuarios «una forma rápida y eficiente para presentar denuncias».

Canahuati y Jornet indicaron que el SIP Bot estará en un estado de «permanente construcción» como permite la evolución de la inteligencia artificial. Se mostraron entusiasmados de que «el uso posibilitará que la herramienta vaya aprendiendo y se haga cada vez más potente y útil para los medios, los periodistas y los usuarios».

Bajo idea y liderazgo de la SIP, Whale & Jaguar, una startup de Colombia, tuvo a su cargo el desarrollo arquitectónico y tecnológico de la herramienta. Whale & Jaguar fue una de las 10 finalistas de una competencia organizada por la SIP, aceptando el desafío de crear un sistema de monitoreo en tiempo real de la libertad de prensa. (DLH)

En la carrera presidencial colombiana hay más ataques que ideas

El candidato derechista Federico Gutiérrez (i.) y su rival, Gustavo Petro, durante un debate de la primera vuelta.

La campaña por la presidencia está lejos de la exposición de ideas y se centra en la descalificación del contrincante.

BOGOTÁ. La campaña electoral para definir al próximo presidente de Colombia se acerca a su parte final alejada de la esperada exposición de propuestas e ideas y centrada, más bien, en el intercambio de ataques entre los contendientes: el izquierdista Gustavo Petro, que encabeza las encuestas, y el derechista Federico ‘Fico’ Gutiérrez.

Este último, por ejemplo, acusó el 18 de abril a Petro de pactar con el exsenador Iván Moreno, preso en la cárcel ‘La Picota’ de Bogotá por corrupción, a cambio de votos.

Gutiérrez reveló una reunión en la prisión de un hermano de su rival (Juan Fernando Petro) con Moreno, líder del movimiento de izquierda Pacto Histórico, y pidió que se investigue lo que calificó como “escándalo”.

Afuera de la cárcel, ‘Fico’ dijo: «Estoy en este sitio para anunciarles a los corruptos, a los violentos y a los asesinos que se quedan en la cárcel, que en nuestro gobierno no va a haber rebajas de penas para ellos y, por el contrario, vamos a buscar el aumento de penas en número de años para los corruptos por encima de 40 años».

Petro se justifica

Tras la denuncia, Petro aseguró que sin que él lo supiera, su hermano Juan Fernando se reunió en la cárcel con Moreno, pero aclaró que este «no es narco, no es parapolítico; es corrupto o fue corrupto».

Y aprovechó para aclarar su tesis del «perdón social» que, tras la polémica que generó, lo llevó a matizar que no significa «que los corruptos salen de la cárcel o se les rebaja las penas, sino que las cumplen”, pero bajo la idea de que tras pagar sus culpas puedan reinsertarse socialmente.

El exalcalde de Bogotá (Petro) aprovechó para acusar a su rival y su equipo de fomentar ideas falsas sobre su plan de gobierno, en lo que denominó campaña sucia en su contra, lo que atribuyó a su ventaja en las encuestas.

Se refirió, por ejemplo, a las versiones acerca de que por sus inclinaciones de izquierda, realizaría expropiaciones si llega a la Presidencia. Y dijo que para desmentir eso se vio obligado el martes a firmar un declaración juramentada ante notario, asegurando que las expropiaciones no están entre sus planes.

Entre tanto, la compañera de fórmula de Petro, Francia Márquez, ha denunciado constantes ataques y amenazas racistas durante la campaña. (DLH)

La SIP ve un entorno preocupante para la prensa en Ecuador

La SIP halla amenazas para los periodistas tanto desde el poder como de grupos y personas.

El informe preliminar de la Sociedad Interamericana de Prensa recoge varios ataques cometidos presencial y virtualmente contra periodistas.

MIAMI. Las amenazas, la intimidación y los ataques a periodistas por parte de fuerzas del orden y grupos escondidos en el anonimato marcan un entorno preocupante para la libertad de expresión en Ecuador, según señaló el informe preliminar de la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

«La labor de los medios de comunicación se ha visto entorpecida por la fuerza pública, policía metropolitana y empresas de seguridad que prestan servicios a los municipios», así como por funcionarios que, «valiéndose de sus cargos, han pretendido intimidar a periodistas con ataques verbales y físicos», advirtió la SIP en el capítulo sobre Ecuador.

Efecto de la crisis carcelaria

La SIP afirmó que «causó preocupación la aparición de grupos armados que, con el pretexto de la situación de emergencia que ha sucedido en los centros penitenciarios del país, lanzaron amenazas contra periodistas y medios».

El denominado grupo «Los Fantasmas» trató de intimidar el trabajo del medio digital «La Posta» mediante un video amenazador, mientras que la organización «Teniente Elvis Molina» cuestionó la investigación del periodista Anderson Boscan, del mismo medio, referida a la actuación de la Policía durante motines carcelarios registrados en Guayaquil.

El informe, aún pendiente de aprobación por la SIP, también anotó que la Policía agredió a periodistas del canal de televisión Teleamazonas cuando realizaban la cobertura de un accidente de tránsito y un equipo del medio digital Plan V fue obligado a abandonar una instalación judicial por presión de policías.

Entre otros hechos relevantes en este periodo, la SIP recordó que en octubre pasado el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, dirigió una carta a la dirección de El Universo, en la que descalificó a periodistas de ese diario y advirtió de «ponerles límites» debido a su participación en la investigación global de los llamados «Pandora Papers», en la que figura el mandatario.

La huella de las protestas

Asimismo, la SIP dijo que, durante las movilizaciones efectuadas el 26 de octubre pasado por grupos de campesinos contra el Gobierno de Lasso, la periodista Ana Belén Zapata y el fotógrafo Jorge Guzmán, de El Universo, fueron agredidos por los agricultores en la zona de Daule, en la provincia costera de Guayas (suroeste).

Ese mismo día, la periodista Pamela Morante y el camarógrafo Estarlin Merchán, de Canal 9, fueron agredidos por agentes policiales mientras cubrían la manifestación en un sector cercano a Daule.

El periodista Félix Amaya, del medio digital Ecuador Chequea, recibió el impacto de una bala de goma, a quemarropa, en su pierna izquierda por parte de un policía.

En esa misma jornada, el periodista Fausto Yépez y el camarógrafo Javier Argüello, de Teleamazonas, fueron agredidos e intimidados por manifestantes mientras cubrían unas protestas contra el Gobierno en la Plaza de Santo Domingo, en el centro histórico de Quito.

El 27 de octubre, el periodista Gonzalo Rojas, del canal del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), falleció luego de perder el equilibrio y caer desde un vehículo en movimiento, mientras filmaba las manifestaciones en el sector de Toacazo, en la provincia andina de Cotopaxi.

Además, el periodista Paúl Romero, del canal Ecuavisa, fue insultado y amenazado en redes sociales luego de que se emitiera un reportaje sobre el patrimonio de varios generales de la Policía tras el escándalo de los llamados «narcogenerales», que estalló tras una denuncia de la Embajada de Estados Unidos en Quito.

Ataques cibernéticos y en redes sociales

El informe también advirtió de los ataques cibernéticos contra el medio digital Wambra y los difundidos a través de redes sociales contra la periodista Tania Tinoco y la organización Fundamedios.

Se incluye la denuncia de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP) contra la Liga Profesional de Fútbol del Ecuador ante el impedimento para que los fotógrafos ingresen a los estadios.

La SIP recogió la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) de reconocer que un juicio emprendido por el expresidente Rafael Correa (2007-2017) contra el periodista Emilio Palacio y los directores de diario El Universo Carlos, César y Nicolás Pérez constituyó una violación a la libertad de expresión.

Sin embargo, el informe no recoge la agresión policial contra la periodista Viviana Erazo durante una manifestación por el Día Internacional de la Mujer, episodio que ha sido denunciado por la organización internacional Human Rights Watch (HRW). EFE

Rusia aumenta la presión en el Donbás y da un respiro a Kiev

Imagen de un tanque ruso abandonado en una zona del centro de Ucrania.

Tal como se había previsto, el retiro de las tropas rusas del centro de Ucrania resultó una maniobra para controlar las áreas prorrusas de Ucrania.

MOSCÚ, KIEV. Las tropas rusas siguieron este sábado (2 de abril de 2022) avanzando en el Donbás, en el este de Ucrania y donde el Ejército ucraniano resiste las acometidas de la artillería y la aviación rusas, cuyo objetivo es conquistar todo el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk; esto mientras la capital, Kiev, logra respirar con cierta tranquilidad tras más de un mes de asedio.

«Las fuerzas rusas se están concentrando en Donbás, hacia Járkov, y se están preparando para ataques aún más poderosos», declaró el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en un mensaje de video difundido online.

Ofensiva rusa en el este

Desde la mañana, las milicias prorrusas de Donetsk tomaron parcialmente la localidad de Novobájtumovka, ubicada al norte de la capital regional, tras enfrentarse a unidades de la 25 brigada aerotransportada del Ejército ucraniano, según informó el Ministerio de Defensa ruso en su parte matutino.

El portavoz de la entidad castrense rusa, Igor Konashénkov, señaló que las milicias habrían causado hasta 40 bajas a las tropas ucranianas, además de destruir un pelotón de tanques, dos pelotones de infantería motorizada, y una batería de morteros.

La parte rusa informó también del derribo de dos helicópteros Mi-24 ucranianos, uno en la región de Sumy, al sur de Járkov, y otro al norte de la ciudad portuaria de Mariúpol, que resiste desde hace cerca de un mes el asedio de las tropas rusas, todo en el este del país.

Por su parte, las milicias de Lugansk continuaron su ofensiva y bloquearon por el este y el sur la localidad de Borovskoye, y causaron a las fuerzas ucranianas unas 30 bajas, además de destruir 5 blindados, según el parte vespertino militar ruso.

Maniobras de contención

Con el fin de evitar el envío de refuerzos al Donbás, los militares rusos destruyeron con misiles de alta precisión blindados, cisternas con combustible y almacenes de pertrechos en las estaciones de ferrocarril de Lozovaya y Pavlograd, en las regiones de Járkov y Dniepropetrovsk, respectivamente.

De los ataques rusos tampoco escapó el aeródromo militar de Mirgorod, ubicado en la región de Poltava, donde fueron aniquilados varios helicópteros de combate y un avión, además de depósitos de combustible y pertrechos.

Mientras, continúa el asedio de Mariúpol, donde las fuerzas rusas habrían estrechado el cerco de las tropas ucranianas e incluso roto sus defensas hasta separarlas en dos grupos, uno de los cuales se atrincheró en la fábrica Azovstal.

El líder checheno, Ramzán Kadírov, anunció en su canal de Telegram que las unidades chechenas que combaten en la ciudad portuaria habían comenzado el asedio de la fábrica, y aseguró que estaban «firmemente decididas a expulsar a toda esa escoria de seguidores de (el líder colaboracionista ucraniano Stepán) Bandera del territorio de la empresa».

Kiev retorna a la calma

En tanto la situación se va calmando en el centro del país tras el anunciado repliegue del Ejército ruso.

En el entorno de Kiev y en la provincia septentrional de Chernihiv, el Ejército ucraniano fue ganando más terreno en las áreas que estuvieron bajo ocupación rusa, a medida que sus tropas continúan su retirada del norte del país «de forma lenta pero evidente», confirmó Zelenski.

Bucha, ciudad del noroeste de Kiev que sufrió un duro asedio ruso, fue hoy «liberada», según anunció su alcalde Anatoly Fedoruk, y controlada en su totalidad por las fuerzas ucranianas, que también recuperaron el control del estratégico aeropuerto de la vecina Hostomel, tomado por los rusos en los primeros días de la invasión.

Los equipos de emergencias han proseguido con las tareas de evacuación de residentes tanto en Irpin como en Bucha, donde la mayoría de los que quedan son ancianos.

Las primeras imágenes del interior de Bucha muestran un grado de devastación similar al visto días atrás en Irpin, con cadáveres de civiles maniatados por las calles; mientras que las autoridades han recordado que aún es pronto para volver a las zonas liberadas ya que los rusos han minado terrenos en su repliegue.

«Todavía es imposible volver a la vida normal, tenemos que esperar recuperar nuestra tierra y siempre que se tenga la certeza de que no habrá nuevos bombardeos», insistió Zelenski.

En el centro de Kiev este 2 de abril se respiraba cierta tranquilidad, aunque las alarmas antiaéreas sonaron un par de veces en la tarde, con más gente paseando por la calle y más cafeterías abiertas, sin que haya disminuido la presencia militar ni se hayan retirado las numerosas barricadas. EFE

Ataques rusos a Mariúpol han dejado 2.500 muertos, según Ucrania

Vista aérea de Mariúpol, lugar clave para los planes bélicos de Rusia.

Este lunes partieron de la asediada ciudad 160 vehículos con personas evacuadas, luego de semanas de bloqueo ruso, de acuerdo con fuentes ucranianas.

KIEV. Las autoridades ucranianas estiman que más de 2.500 personas han muerto en la ciudad de Mariúpol desde el inicio de la invasión rusa, fruto de un asedio que ha dejado la zona sin apenas suministros básicos y que han denunciado las organizaciones internacionales en defensa de los Derechos Humanos.

Un asesor de la Presidencia ucraniana, Oleksiy Arestovych, aseguró que la ciudad «resiste» a los ataques rusos, que han alcanzado también infraestructuras civiles, pero «el número de víctimas entre los ciudadanos crece», según la agencia de noticias UNIAN.

Las autoridades ucranianas han acusado a Rusia de bloquear la evacuación de civiles, si bien este lunes (14 de marzo de 2022) sí han podido abandonar Mariúpol varias decenas de vehículos, según un portavoz local, Petro Andryushchenko, que ha cuestionado la seguridad de ciertas rutas.

El Ayuntamiento ha confirmado la salida de 160 vehículos hacia Berdiansk, situada al oeste.
El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, ha recordado a todas las partes que deben anteponer la situación humanitaria por encima de cualquier consideración de carácter bélico. «Los habitantes de Mariúpol viven en una pesadilla que dura semanas» ha lamentado en un comunicado.

Maurer ha reclamado que se garanticen los suministros básicos, también la comida y el agua, después de que tanto el CICR como Médicos Sin Fronteras (MSF) hayan alertado de condiciones precarias, con personas obligadas incluso a recoger nieve para poder beber. El CICR se ha ofrecido como intermediario para evitar una tragedia aún mayor.

La toma de Mariúpol, a orillas del mar de Azov, es estratégica para los intereses militares de las fuerzas rusas, ya que podrían conectar por tierra la península de Crimea y las regiones del este de Ucrania que controlan desde el año 2014 los rebeldes separatistas.

Ucrania activa seis corredores para evacuar a civiles

Dos madres y sus hijos descansan en una escuela infantil en Pustomyty, cerca de Leópolis, en el oeste de Ucrania, habilitada como refugio.

Las autoridades ucranianas pidieron a sus pares rusos que cumplan los acuerdos y que no realicen ataques en las zonas implicadas.

LEÓPOLIS. Ucrania abrió este miércoles (9 de marzo de 2022) seis corredores humanitarios para la evacuación de civiles tras conseguir un alto al fuego en esas zonas con el Gobierno ruso, según informó hoy en su cuenta de Telegram Iryna Vereshchuk, viceprimera ministra y ministra para la Reintegración de los Territorios Ocupados Temporalmente de Ucrania.

Los corredores estarán operativos entre las 09:00 horas (07.00 GMT) y las 21:00 horas (19:00 GMT), explicó la funcionaria ucraniana, informa la agencia local Ukrinform.

«A las seis y media de la mañana (hora local), recibimos un mensaje de la Federación Rusa sobre la aprobación de nuestras rutas propuestas anteriormente», dijo la alta funcionaria antes de enumerar y detallar esos corredores.

También dijo que había informado al Comité Internacional de la Cruz Roja sobre la apertura de esos espacios seguros y señaló que «los militares deben cesar el fuego» durante las horas acordadas en esas zonas.

La áreas en las que deben detenerse los ataques son entre Energodar y Zaporiyia; Sumy, en dirección a la ciudad de Poltava; Mariúpol y Zaporiye; Volnovaja con Pokrovsk; y entre Pasas y Lozova (en la región de Kharkiv).

El sexto corredor involucraría a la región de Kiev e incluye un recorrido que alcanza Vorzel, Bucha, Borodyanka, Gostomel e Irpin, además de Stoyanka y Belgorodka.

«Hago un llamamiento a la Federación Rusa: ha hecho un compromiso público formal de cese al fuego a partir de las 9 a.m. del 9 de marzo de 2022″, explicó la ministra ucraniana.

«Hemos tenido una experiencia negativa porque a pesar de nuestros compromisos no funcionaron», añadió al referirse a los incumplimientos de estos acuerdos por parte de los rusos denunciados por Ucrania en la zona de Mariúpol.

Advirtió que espera que hoy se cumpla la promesa de la Federación Rusa y que las personas puedan abandonar los lugares donde ahora se esconden «del granizo y los devastadores incendios que han provocado los ataques«.

También se refirió, según Ukrinform, a la ciudad de Vorzel, donde hay un orfanato con 55 niños y el personal cuidador. «Esta es una operación especial que se llevará a cabo para evacuar este orfanato. Hemos pedido a las Fuerzas Armadas rusas que cumplan con sus compromisos y cesen el fuego» para poder hacerlo, reiteró.

Ucrania ha denunciado reiteradamente la poca efectividad de estos corredores por los incumplimientos de la parte rusa, que no deja de efectuar ataques en las zonas afectadas.

Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania, más de dos millones de ciudadanos, según cifras de la ONU, han abandonado el país, la mayoría a naciones vecinas como Polonia, Moldavia o Rumanía. EFE

Fracasa el segundo intento de evacuar Mariúpol

Archivo de militares ucranianos haciendo guardia en una carretera entre Mariúpol y Donetsk.

El intento de sacar a unos 200 mil civiles de la ciudad, bajo asedio ruso, fracasó por la continuidad de los ataques de Rusia, según Ucrania.

KIEV.  Los ataques rusos interrumpieron por segunda vez los planes de evacuación de la población civil de la ciudad de Mariúpol, en el sureste de Ucrania y bloqueada por las Fuerzas de Rusia, señalaron hoy (6 de marzo de 2022) el asesor del Ministerio del Interior ucraniano Antón Gerashchenko y un miembro del Regimiento Azov de la Guardia Nacional.

«El segundo intento de un corredor humanitario para civiles en Mariúpol terminó nuevamente con bombardeos por parte de los rusos», señaló Gerashchenko en su cuenta de Telegram, en el que difundió un video de Kalnya, miembro del Regimiento Azov de la Guardia Nacional, en el que cuenta «cómo los ocupantes rompieron por segunda vez el acuerdo sobre la apertura de un corredor humanitario para unos 200.000 civiles».

«Es necesario comprender que, debido a la masacre de civiles por parte de las fuerzas de ocupación, no puede haber garantía de seguridad de los corredores humanitarios (…)», escribió el asesor del Ministerio del Interior.

«La situación de ayer se repitió hoy y los militantes atacaron sin establecer un alto al fuego» humanitario, indicó.

La Alcaldía de Mariúpol solo llegó a informar que autobuses habían salido de Zaporiyia hacia Mariúpol para recoger a los civiles que quieren abandonar la estratégica ciudad a orillas del mar interior de Azov.

Previamente, el consistorio anunció un nuevo intento de evacuación entre las 12:00 hora local (10:00 GMT) y las 21:00 (19:00 GMT), después de que se frustrara el sábado (5 de marzo) la apertura de un corredor humanitario pactado con Rusia por continuos combates en el área, incumplimiento del alto al fuego temporal del que se acusaron mutuamente ambas partes.

La evacuación de la población de ciudad, de 450.000 habitantes, se hubiera efectuado desde tres puntos mediante autobuses municipales y, siguiendo la ruta prevista y en una columna, en transporte privado.

La ruta prevista incluía las localidades de Mariúpol-Portovskoye-Mangush-República-Rozovka-Bilmak-Pologi-Orejov- Zaporiyia. EFE