miércoles, diciembre 8, 2021
Tungurahua Destacado Dueños de burdeles no contemplan salir del Paso Lateral

Dueños de burdeles no contemplan salir del Paso Lateral

“Los problemas políticos que tengan entre ellos (Concejo Municipal) no deberían de afectarnos a nosotros”, dijo una de las propietarias de un burdel del Paso Lateral Sur, quien prefirió mantener su identidad en reserva, agregando, además, que no van a salir del lugar, pues el dinero invertido en dicha propiedad es alto.

“Hay más de un millón de dólares en construcción de la infraestructura. Nosotros contamos con todos los documentos para funcionar desde hace 10 años”, dijo.

Inversión

Diana Sánchez, administradora de otro centro de diversión para adultos, coincidió en que el dinero invertido en la construcción de su negocio supera el millón de dólares, además, de todas las adecuaciones allí realizadas y el aporte comercial, que, de alguna manera, han generado en cuanto a la creación de negocios aledaños como tiendas, restaurantes y licorerías.

“Esta no es una casa readecuada para ‘night club’, este establecimiento está levantado desde cimientos, con la intención de funcionar como tal. Es decir, si tendríamos que reubicarnos, qué va a pasar con toda esta inversión. Hace cuatro años, ya reubicaron a los cabarets que funcionaban en el centro de la ciudad. Ahora que la mayor parte estamos aquí, nos quieren volver a remover, eso va a estar difícil”, manifestó.

Según los propietarios de estos centros de tolerancia, hasta el momento no existen socializaciones formales con ellos.

Aseguran saber del tema por publicaciones en medios de comunicación y redes sociales, mas no han tenido una propuesta en firme por parte de las autoridades.

Hace cuatro años, ya reubicaron a los cabarets que funcionaban en el centro de la ciudad. Ahora que la mayor parte estamos aquí, nos quieren volver a remover, eso va a estar difícil”.

Diana Sánchez,

Administradora de un centro de tolerancia.

 

Reacciones

Moradores del sector de Huachi San Francisco, barrio cercano a la zona donde se ubican los burdeles, refieren distintos puntos de vista al respecto. Todos, optaron por no revelar su identidad.

“Llevo 10 años viviendo aquí y siempre tengo temor. Se ve que las chicas salen de esos lugares, se las llevan. Toda clase de personas pasan por aquí. Tengo dos hijas, y temo que algo les suceda. A las siete de la noche, cierro mis puertas y desde la terraza observamos cómo se pelean. Apoyo la idea de que sean reubicados”, dijo una de las habitantes.

De su parte, otro ciudadano, dijo que escucha bulla en la noche. “Alrededor de estos centros no hay casas, pero las personas vienen a nuestro barrio a pelear. Rompen botellas contra el piso y las puertas de nuestras viviendas. Las chicas se pasean por aquí y se ve a gente extraña con ellas. Queremos que salgan de este sector”, comentó el vecino.

Pero, del otro lado de la moneda, también hay quienes apoyan la presencia de los cabarets. “Yo estoy feliz, porque por ellos es que vienen los clientes, a nosotros nos conviene que estén aquí porque consumen lo que vendemos y eso es bueno para nosotros”, sostuvo un propietario de un restaurante ubicado cerca a los ‘night club’.

EL DATO
Las nuevas normativas sobre el uso de suelo aún 
no han sido aprobadas por el Concejo Municipal.

 

La propuesta

Julio Rodríguez, director de Planificación del Municipio de Ambato, comentó que hay un proyecto similar al de una urbanización para el funcionamiento de los burdeles, que en primera instancia podría ubicarse en el sector de Las Viñas.

Para el funcionario, la propuesta se enmarca en delimitar un espacio dedicado exclusivamente a este servicio, que cuente con todas las seguridades del caso, pero que la inversión corra a cargo de los interesados.

Es decir, el Municipio otorgaría la autorización de uso de suelo para burdeles, específicamente para el sitio por ellos designado.

“Hablemos un proyecto físico. Por ejemplo, si alguien quiere ponerse un ‘night club’, en Huachi o el Paso Lateral, negado, porque el uso de suelo ya no va a ser compatible allí. Lo que el Municipio debe hacer es un amurallamiento para que sea medio controlado, lo que refiere a inversión ya es gasto privado. En estas ocho hectáreas vea que lote le gusta y construya, nada más”, dijo Rodríguez.

“Estamos conscientes de que han construido y resulta que ahora ya no van a poderlo hacer, lo que se ha planificado es darles cierto tiempo para que puedan funcionar hasta que puedan pasarse al nuevo espacio. Les dejaremos un espacio con todas las herramientas, para que puedan hacer uso, como calles, alcantarillado y demás”, sostuvo el funcionario. (MAG)

Noticias relacionadas

La Hora TV