martes, diciembre 7, 2021
País El Gobierno apunta a incrementar la clase media y el empleo formal...

El Gobierno apunta a incrementar la clase media y el empleo formal hasta 2025

En el plan de Creación de Oportunidades se establecen metas ambiciosas, como generar 2 millones de trabajos en cuatro años.

Dos de los aspectos más afectados por la actual crisis son el empleo y los ingresos familiares. Como consecuencia, más de 5 millones de ecuatorianos sobreviven entre la informalidad y la desocupación.

De manera simultánea, más de 1,2 millones de personas dejaron de estar en la llamada clase media, que es la base del consumo y el ahorro nacional.

El Gobierno, a través del Plan de Creación de Oportunidades, establece metas ambiciosas hasta 2025 para comenzar a revertir esta situación.

Un millón más en la clase media

Según estimaciones de Unicef y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la crisis económica y social provocó que la clase media se redujera del 32,2% al 24,7% de la población.

A través de medidas para fomentar el empleo y la inversión, el Gobierno se pone como meta aumentar el porcentaje de la clase media al 30,3% hasta el año 2025.

En otras palabras, se busca que alrededor de 1 millón de personas retornen a ese segmento de la población. Con lo que casi se regresaría a los niveles pre pandemia.

Santiago García, presidente del Colegio de Economista de Pichincha, explicó que uno de los principales requisitos para construir clase media son empleos adecuados y más acceso al crédito.

Medio millón de empleos al año

Otro objetivo del plan del Gobierno de Guillermo Lasso es incrementar la tasa de empleo adecuado del 30,41% al 50%. Eso se traduce en 2 millones de empleos hasta 2025 o medio millón cada año. A la par, la mira está en la reducción del desempleo juvenil del 10,08% al 8,17%

Para lograr eso, se incluyen medidas de flexibilización laboral y facilidad de contratación en la mega ley de Oportunidades; además, se apuesta a fomentar la inversión privada nacional y extranjera y que pase de $1.676,90 millones a $7.104,68 millones ($23.500 millones acumulados en cuatro años).

Más ingresos mineros y petroleros

La reactivación económica, el crecimiento y las finanzas públicas están directamente relacionadas con una mayor producción minera y petrolera. El ejecutivo prevé incrementar las exportaciones de minerales de $921,94 millones a $4.040 millones.

Con eso, se pasará de recaudar $40,28 millones a $248,04 millones al año.

A su vez, a través de una nueva política y otras reformas complementarias, se busca pasar de 516.000 barriles a 1 millón de barriles diarios hasta 2025. Así, la renta petrolera se incrementará hasta más de $5.000 millones para el presupuesto estatal.

Sin embargo, se ha cuestionado que se pueda duplicar la producción. Fernando Reyes, vicepresidente del Colegio de Ingenieros Petroleros, explicó que se podría llegar a un 22% de aumento.

Apuesta por el turismo

La pandemia hizo que el sector turístico perdiera más de la mitad de sus ingresos. El Gobierno apuesta por la reactivación paulatina que permitiría aumentar el ingreso de divisas por concepto de turismo receptor de $704,67 a $2.434,60 millones hasta 2025.

Para eso, a través de una mezcla de reducción de costos y promoción, se busca que las llegadas de extranjeros no residentes al país suban de 468.894 a 2.000.000 en cuatro años.

Los gremios del sector están escépticos porque no se les han dado opciones de alivio de deudas y la eliminación de impuestos no está clara.

Sin embargo, el Ejecutivo apunta a aumentar el empleo en las principales actividades turísticas de 460.498 a 495.820 hasta 2025.

Más exportaciones no tradicionales

El aumento del empleo también dependerá del fomento al sector agroindustrial. El Gobierno busca aumentar el rendimiento de la productividad agrícola de 117,78 a 136,85 tonelada/Hectárea (t/Ha).

A la par, mediante la firma de una veintena de acuerdos comerciales, la meta es abrir más mercados para que las exportaciones no tradicionales se incrementen del 41,16% al 48,36% dentro de las exportaciones no petroleras totales.

Eso podría generar más de $2.000 millones de ingresos adicionales cada año.

Los primeros mercados en la mira son México, Alianza del Pacífico, China, Rusia, Panamá, Guatemala. A mediano plazo está Estados Unidos.

Menos deuda pública

Actualmente, cada mes le faltan $400 millones al Gobierno para cubrir todos sus gastos y obligaciones. Ese hueco se convertirá en un déficit fiscal de casi $5.000 millones a finales de 2021.

La meta es que ese déficit del 5% del PIB se convierta en un superávit de 0,25% del PIB en 2025. Para eso, se deben reducir los gastos en $4.000 millones; y, a la vez, incrementar los ingresos por impuestos en más de $5.000 en los próximos cuatro años.

El Gobierno busca que paguen más los que más tienen; y que el aumento de la actividad económica genere más recursos para el fisco.

Así, se espera que el peso de la deuda pública pase del 60,7% al 57% del PIB en 2025. La meta de retornar al límite legal del 40% quedaría para 2032. (JS)

La mega Ley de Oportunidades nace con la puerta cerrada

Una de las herramientas para comenzar a cumplir las metas del plan del Gobierno es la mega Ley de Oportunidades, que será enviada este 24 de septiembre de 2021 a la Asamblea.

Sin embargo, hay incertidumbre sobre el futuro de la iniciativa porque sectores políticos como Pachakutik ya han adelantado que ni siquiera dejarían que se apruebe su trámite en el Consejo de Administración Legislativa (CAL).

Darwin Pereira, jefe de bloque de ese movimiento, aseguró que la mega ley es inconstitucional porque incluye reformas de varios temas. Además, aseguró que en temas laborales hay varias vulneraciones de derechos adquiridos.

Alberto Acosta Burneo, economista y editor de Análisis Semanal, comentó que el plan del ejecutivo tiene una clara línea socialdemócrata, por lo que debería despertar más apoyos.

“No es revolución, sino evolución, manteniendo el norte invariable: la construcción de una social democracia. El resultado debería ser del agrado de la mayoría de las tiendas políticas”, dijo.

Hasta 2025, se espera que el crecimiento económico llegue al menos al 5% del PIB.

Noticias relacionadas

La Hora TV