Encuentro espacial en Ibarra

MAY, 20, 2008 |

Ronnie Nader jamás se dio por vencido, pues aseguró que depende de cada persona llegar a ser lo que quiere. “Los recursos no son un límite”, dijo. En la fotografía, el astronauta ecuatoriano indica una de las maquetas, ubicadas en la sala de charlas.
Ibarra, La Hora

Ronnie Nader, el primer astronauta ecuatoriano, llegó a Ibarra, ayer, para ser la parte primordial del Encuentro Espacial, que esta vez tiene  como sede a Ibarra.

Más de 130 personas de Brasil, Japón, Argentina, México, Chile,  Francia y Ecuador, participan en el evento, que busca fomentar la enseñanza sobre el universo en las aulas y también motivar a los jóvenes que se interesen en estas ciencias a no limitarse.

A Ibarra llegó un telescopio, donado por la Unesco, que sería el inicio de un mini planetario.

Uno de los objetivos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), es implementar el interés en ciencias tecnológicas y espaciales, principalmente en los países en vías de desarrollo. Es así que ‘El quinto Encuentro Espacial 2008’ se realiza en Ibarra.

Ayer, delegaciones de Argentina, Brasil, Chile, México, Francia y Japón, asistieron al auditorio Monseñor Leonidas Proaño para ser parte del inicio de actividades que durarán  hasta este viernes.

Pablo Jurado, alcalde de Ibarra, indicó que hace tres meses la Cancillería planteó la posibilidad de que este evento se desarrolle en la Ciudad Blanca, pues se consideraba a Ibarra como una de los ciudades más hermosas del país. La propuesta era que los 100 mil dólares que cuesta el desarrollo de las diferentes actividades del encuentro, lo financien las instituciones involucradas, mientras que las autoridades ibarreñas se comprometerían a albergar a los estudiantes extranjeros, a los ponentes y a los representantes de instituciones que participan en las diferentes actividades.

De esta manera, el encuentro inició desde ayer. La principal institución involucrada es la Unesco, quien a través de la coordinación ecuatoriana entregó un telescopio, con el propósito de promover la creación de un miniplanetario en la ciudad.

Jurado dijo que a través de los entendidos en aeronáutica, los ibarreños podrán apreciar los espacios naturales, en los cuales se pueden observar las maravillas del universo.

Ronnie Nader, el primer astronauta ecuatoriano, dijo que los lagos de Imbabura son perfectos escenarios para observar el universo.

Además, indicó que sus estudios de preparación los realizó en Rusia y Estados Unidos, aunque resaltó que su inicio fue en el Ecuador, por lo que aseguró que depende solo del interés de las personas para ser astronauta o estudioso de temas del espacio e invitó a los jóvenes a cumplir sus sueños y no dejarse vencer por las limitaciones de los recursos.

Enseñanza en las aulas
Este evento se realizó también con el propósito de promover la enseña de asignaturas astronáuticas en las aulas, pues según los expositores, más importante que los recursos es el deseo de estudiar al universo, por lo que se pretende impulsar la vocación, en especial a los jóvenes, pues parte del desarrollo de países como Rusia, Estados Unidos, Alemania y otros, es la conquista en el espacio, efectuada a través de estudios largos, profundos y minuciosos.

Para lograr que el aprendizaje sea más óptimo, las conferencias se desarrollarán en sentido práctico en diferentes escenarios físicos de la ciudad.
La Coordinadora de la Unesco entregó un telescopio para Ibarra.

Una publicación compartida de Diario La Hora (@lahoraec) el