¿Por qué los bancos de inversión apuestan a que Ecuador crecerá más de 4% del PIB en 2022?

Lasso tiene el reto de transformar las expectativas en realidad para la ciudadanía ecuatoriana.

El mejor manejo fiscal y los altos precios del petróleo ponen al Gobierno de Guillermo Lasso en ventaja para aumentar el gasto en su segundo año, sin desordenar sus cuentas. Se espera un repunte de la inversión pública en el segundo semestre de 2022.

Desde instancias públicas o privadas ecuatorianas, como el Banco Central o el consenso de expertos económicos, el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá, en el mejor de los casos, entre 2,8% 2,9% durante 2022. Sin embargo, bancos internacionales de inversión como Barclays y Bank of América apuestan por un desempeño mucho mejor de la economía nacional.

Por un lado, esas instituciones valoran el manejo fiscal durante el primer año de Gobierno de Guillermo Lasso. En sus últimos informes puntualizan que el tema de «ordenar la casa» generó un superávit de $286 millones en lo que va de 2022, lo que representa un gran salto desde el déficit de $510 millones en el mismo período de 2021.

Ese resultado, que es el mejor de los últimos 15 años, tiene dos efectos positivos. En primer lugar, el país se está encaminando en una senda de reducción del peso del la deuda pública. Así, según los bancos de inversión, el porcentaje podría reducirse hasta el 60% del PIB en 2022; y luego volver a caer hasta el 55% del PIB en 2023.

En segundo lugar, el pago de deudas atrasadas y el mayor orden fiscal ha allanado el camino para que el actual Gobierno, en el contexto de la persistente crisis económica y social, pueda gastar más en sectores prioritarios como obra pública y salud, sin complicar excesivamente sus cuentas.

Ese mayor espacio también viene dado por los altos precios del petróleo. De acuerdo con Bank of América, los mercados internacionales perciben  que el Gobierno de Guillermo Lasso ha creado las condiciones para un manejo más eficiente y disciplinado de esos excedentes; al contrario de lo que pasó en siete de los 10 años de Rafael Correa en el poder.

Esa entidad espera un fuerte repunte de la inversión pública durante el segundo semestre de este año, con lo que la economía ecuatoriana crecería al 4,5%.

Asimismo, ambos bancos internacionales consideran que, aunque el actual Gobierno atraviesa problemas políticos persistentes (con la Asamblea y otros actores), el riesgo de una muerte cruzada es bajo; y lo será mucho más si se gastan los excedentes petroleros con inteligencia para apuntalar el crecimiento económico.

El ministro de Economía, Simón Cueva, explicó que cada $1 adicional en la cotización del barril de petróleo, con respecto al precio presupuestado, representan alrededor de $48 millones más de ingresos a lo largo del año. Sin embargo, el funcionario puntualizó que esos ingresos se hacen efectivos con alrededor de 2 meses de retaso, por lo que en este 2022 recién a partir de finales de marzo se comenzó a recibir dinero extra.

Un mejor manejo del nuevo ciclo de altos precios también podría mejorar la calificación crediticia del Ecuador y, al mismo tiempo, volver más atractivo al país para las inversiones internacionales. Esto se debe a que los capitales se mueven a donde se les ofrece estabilidad y se percibe que el Gobierno de turno no va a cambiar las reglas del juego a medio camino porque se quedó corto de recursos para el gasto público.  (JS)

 

Guerra entre banqueros: Choque de trenes

LAS HISTORIAS RECIENTES.

El país afrontó mal las crisis internacionales de la década del 90 ,se dictó la nueva Ley de Instituciones Financieras que motivó la liberación y el caos y a esto se sumó un fenómeno del niño que causó un pérdida del 14 % del PIB, es decir el doble de lo que causó la última pandemia y esto llevó a una crisis bancaria que se agravó con la quiebra de importantes sectores productivos , especialmente de la costa que no pudiendo cubrir sus obligaciones, arrastraron en su quiebra al sector bancario y allí empieza la historia y las peleas recientes.

Siempre han existido diferencias políticas, empresariales y financieras entre grupos económicos de Costa y Sierra y así a las crisis los políticos pusieron tintes regionalistas.

La Previsora, El Continental y otros pequeños cayeron en la costa. Filanbanco y Pacífico, entonces el más grande, habían pasado a control del Estado.
El Progreso, supuestamente muy poderoso y sobreviviente, destapó una de las más grandes piramidaciones y asalto a los fondos de los depositantes y finalmente al estado. Aunque Febres Cordero casi incendia Guayaquil tratando de salvar al Bando del Progreso la única alternativa de evitarlo fue bajar un poco la línea de flotación de las quiebras bancarias y permitir que el Banco de Guayaquil cuyos indicadores no le daban, por asuntos de viejas amistades y regionalismo se le permitió sobrevivir. Como ave fénix, resurgió de las cenizas y entró en las grandes ligas. En estos trajines las pugnas aumentaron ,la llamada Asociación de Bancos entró en crisis cuando la presidencia rotativa correspondía al único banco de Guayaquil sobreviviente, es decir a su titular Guillermo Lasso, dos banqueros quiteños, los más importantes ,imbuidos en un mal sano regionalismo le impidieron ejercerla y las diferencias se tornaron irreconciliables , aunque que en ciertas épocas para enfrentar enemigos comunes disimulaban su odio. Hoy han vuelto a hacer crisis.

Nunca se lograron proyectos conjuntos y cuando el uno hizo el Banco del Barrio el otro le respondió con el Banco del Vecino, el “pronto pago” no sabíamos quién era el dueño, si uno entró a la emisión de tarjetas el otro no podía quedarse atrás y así en todos los productos se copian iniciativas.

Se pisaban al disimulo las costuras, pero fue el Pichincha que empezó un ataque sostenido ante las pretensiones políticas del otro. Parecería que el país les resulta pequeño para abarcar a dos sistemas bancarios que compitan, como si fuese un reinado donde no caben dos monarcas y cuyo liderazgo y consolidación definitiva de un monopolio es la meta de ambos.

La venta del Banco del Pacífico como algunos analistas, inclinados al grupo Pichincha ya denunciaron públicamente, aunque sin pruebas, parecería ser el punto de inflexión que los dos tienen. Es evidente que los espectadores, opinólogos y analistas prefieren mirar a otros lados, no intervenir en la disputa y simplemente esperar con palmas al sobreviviente.

CHOQUE DE TRENES.

El llamado grupo del Banco del Pichincha (que en realidad tiene un solo propietario) ha tenido grandes enfrentamientos y no solo ha sobrevivido sino que ha salido robustecido, confianza con la que inicia esta nueva lid. Su pugna con el gobierno de Buacaram los llevó a la vergüenza de acudir al congreso para tratar de explicar sus operaciones de compra de sus paquetes accionarios y consolidar mayorías; se cayó primero el acusador y salieron con fuerza a ampliar sus operaciones.

La vergonzosa pugna con el grupo Isaisas en la que los dos pusieron a la opinión pública nacional a soportar el enfrentamiento envalentonados en sus buques transformados en destructores, los dos canales de más amplia sintonía del país. Lucha implacable en la que no quedó campo empresarial, personal o familiar que ambos hayan excluido. Fue tan vergonzoso el enfrentamiento que hasta la Iglesia Católica ex accionista del uno e inversionista del otro, buscó y halló la rendición y fue la tumba del grupo que parecía el más importante del país. El exilio fue su alternativa.

Estás victoria robustecieron sus operaciones y su buque estrella sobreviviente el Canal, buscó un enfrentamiento también con el Presidente Gutierrez y apoyó frontalmente su caída y este, en carta cuando estaba en funciones y que hoy circula ampliamente en las redes, fue lapidario en señalar las falencias de este choque en el que nuevamente ganó en Pichincha y Gutiérrez enterró su presidencia y su futuro político.

Con Correa ambos tuvieron épocas de acercamiento y choques, alabanzas esporádicas diálogos frecuentes ,acuerdos puntuales pero nadie puede negar que pese a los ensañamientos públicos ambos al igual que los principales grupos económicos obtuvieron las mayores utilidades de su historia. Hoy la cercanía con el correísmo es motivo de celos, dudas y secretos.

EL PODER DE LAS LOCOMOTORAS.

Si bien existen cientos de grupos económicos muy importantes en el país en los que se concentra la riqueza, tienen más del 70 del PIB y sus ingresos superan los 70 mil millones, apenas tenemos medio centenar de medios de comunicación y son 45 las entidades bancarias que están bajo su control y son propietarios directa o indirectamente de todo tipo de empresas pese a las limitaciones legales impuestas, muchas de las cuales no se respetan. Esta concentración de la riqueza aumentó con el gran flujo de recursos de los últimos veinte años, con absorciones por crisis o quiebras y ambos Grupos están definitivamente en el Top 10 de los poderosos.

El Pichincha tiene una serie de Bancos en el país, tarjetas de crédito, seguros, inmobiliarias, intermediarias financieras y no se dice pero es propietaria de una gama de medios de comunicación y apuntan al futuro con medios digitales, todos los cuales se nutren con el poder de su propia publicidad. Sus ingresos superan los dos mil millones anuales aún en la pandemia , paga menos del 5 % de impuestos sobre sus ingresos y aunque no hay una lista de sus bienes e inversiones en el exterior pagó según el propio SRI 3.5 millones por impuestos a los activos en el exterior con lo que la principal acusación oficial tambalea. Sus activos son los más grandes de todos los grupos económicos y según expertos superan los 20 mil millones y la fortuna personal de su principal superaría los 1.500 millones.

Estas cifras lo colocan casi como imbatibles y con derecho a criticar al poder político para disminuir su poder político y frustrar o impedir maniobras financieras que le quiten su liderazgo y podría ser este el motivo verdadero de los ataques

En la otra locomotora, la del Presidente Laso “sólo “ tuvo ingresos de menos de 700 millones pagó más impuestos proporcionalmente que el Pichincha ya que superó el pago del 5 % de sus ingresos en impuesto a la renta, es decir una mayor eficiencia y lo que parece molestar que frente al inmenso poderío del Pichincha pagó sólo como impuestos a sus activos en el exterior cerca de cinco millones pese a que sus activos “apenas” llegan a 6 mil millones y su patrimonio no alcanza supuestamente a los 800 millones.

Índices peligrosos si se los compara proporcionalmente. Estas son las cifras que molestan al Presidente a lo que se suma la enfermedad que da el ejercicio del poder político que cuando se lo tiene no se mide lo transitorio y piensan que es superior al económico lo que en este caso compensan para entender que c, aunque no parezca será una lucha entre iguales, pese al abismo económico que los separa.

No se puede descartar que ambos directa o indirectamente desearían controlar la adquisición de Banco del Pacífico, los fondos del Biess, el poder del Central, las operaciones financieras internacionales, los seguros y reaseguros, para lo cual nadie en estas épocas de complicadas tecnologías y triangulaciones puede garantizar una total transparencia. Un enfrentamiento donde puede haber un solo sobreviviente, frente a la cual hay que buscar espacios en la tribuna para ver el desarrollo de esta lucha de titanes.
Es de esperar que el que pierda no sea el país.

Hernán Muños T-

Conoce la lista de entidades no autorizadas para receptar dinero

Situación. Solo en este año se han detectado ocho empresas de este tipo.

La Superintendencia de Bancos del Ecuador detectó ocho nuevas entidades financieras no autorizadas para funcionar en el país.

Con esto se amplía la lista de entidades que ofertan la generación de grandes sumas de dinero a través de pirámides como ‘Big Money’.

Para efectuar intermediación de dinero, las entidades o personas deben contar con un permiso del Estado y constar en los listados autorizados de las entidades de control como la Superintendencia de Bancos o de Economía Popular y Solidaria.

Desde abril del 2019 hasta marzo 2022 se han generado un total de 70 alertas sobre entidades no autorizados a realizar actividades financieras, de las cuales todas se han denunciado ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE).

Entre otras acciones realizadas por este ente de control constan campañas comunicacionales de alerta a través de la página web institucional y redes sociales para conocimiento del público en general.

En el caso de las entidades sin autorización, varias de ellas tienen nombres que se prestan para confundir al ciudadano con otras entidades de renombre y que sí están autorizadas. (RMC)

RECUADRO

Entidades detectadas en 2022

  1. Decentralized Investors Association, antes denominada IX Inversors.
  2. Credyunion.
  3. Fortunario Activos Digitales Cía. Ltda.
  4. Sapphire-Group Cia. Ltda.
  5. Clicktrades
  6. Créditos Litoral
  7. Ua Works
  8. Grupo Renacer

Bancos ecuatorianos están entre los que menos han ganado durante la pandemia

HECHO. En 2021, los bancos entregaron $7.500 millones en 25.551 operaciones de crédito.

Los controles estatales para fijar tasas de interés y comisiones por servicios no solo reducen el negocio bancario, sino que impiden que más ecuatorianos accedan a crédito.

Desde el inicio de la pandemia, una de las frases más repetida entre diversos sectores políticos y sociales es que los bancos ecuatorianos han sido de los que más ganaron dentro de Ecuador y a escala regional.

Sin embargo, si se revisan los porcentajes de Rentabilidad sobre Patrimonio (ROE), las instituciones financieras nacionales no están entre las que han obtenido más ganancias.

En 2020, los bancos ecuatorianos alcanzaron un 4,57% del ROE, es decir, obtuvieron casi cinco centavos por cada dólar de su patrimonio. Este resultado fue el tercero más bajo, solo por encima de Costa Rica (4,40%) y Perú (3,92%).

Los mayores resultados se generaron en Uruguay (23,42%), Argentina (16,22%) y República Dominicana (14,52%).

Afectación de la pandemia

En 2021, los bancos ecuatorianos aumentaron su ROE al 6,89%, pero se mantuvieron entre los cuatro puestos con menores ganancias en la región, donde las mayores utilidades fluctuaron entre 19,94% y 16,37% en países como República Dominicana, Uruguay, Brasil y Guatemala.

Según información de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), las utilidades pasaron de $616 millones en 2019 a $233 millones en 2020; y se recuperaron hasta $387 millones.

Durante el primer golpe de la pandemia, las 25 empresas más grandes del Ecuador tuvieron una rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) 3,81 veces superior al de todo el sistema bancario ecuatoriano.

Incluso, las segundas 25 empresas más grandes del Ecuador tuvieron 2,64 veces más ROE que los bancos.

2 de cada 100 acceden a créditos formales

Actualmente, menos de dos de cada cien ecuatorianos acceden a un crédito formal. Antonio Cuevas, investigador y máster en finanzas, explicó que gran parte del problema se debe a que el sector bancario está excesivamente regulado por el Estado a través de temas como el control de tasas de interés.

“A los bancos les conviene que más gente acceda al crédito porque alrededor del 90% de sus ingresos vienen de entregar recursos para financiar producción y consumo. Sin embargo, las instituciones no deciden qué tasa ofrecer, sino están a merced del sistema estatal de techos máximos”, dijo.

Ese sistema de techos, según un estudio hecho por los economistas Walter Spurrier y Alberto Acosta Burneo, no solo impide que la mayoría de micro y pequeños empresarios accedan al crédito, sino que también provoca que muchos de ellos caigan en las redes del chulco.

En este contexto, se impide que los bancos cobren un mayor interés (25% a 35%), que incluso en el peor de los casos, es hasta 40 veces más barato que el financiamiento informal (1.300% a 1.500%).

Los controles estatales de precios también afectan el acceso a productos financieros como las tarjetas de crédito. En países como Estados Unidos, por ejemplo, se establecen tasas de interés para consumo de acuerdo con el riesgo de cada cliente. Es decir, si es un buen pagador le pueden financiar al 9% o menos, pero si tienen antecedentes de mora no se le niega, sino que se le sube el interés.

A esto se suma que, para establecer, modificar o eliminar cualquier comisión por servicios financieros se debe tener la aprobación estatal. Así, de acuerdo con Yolanda Mora, economista, se desincentiva la llegada de nuevas inversiones extranjeras al sector.

“Los bancos ecuatorianos son solventes porque tiene respaldados todos los depósitos de los clientes; pero tiene poco espacio de expansión con un sistema restrictivo y poco flexible para ofrecer servicios y otorgar créditos”, acotó. (JS)

Intereses en el continente

  • De los países dolarizados, Ecuador es el que tiene el interés de consumo más bajo (16,77%):
  • Estados Unidos (28,6%),
  • El Salvador (30,5%)
  • Panamá (28,5%)

Ingresos por créditos

  • El crédito representa el 30,49% del PIB en Ecuador
  • En Colombia y Perú llega a más del 40%.
  • En el caso de Panamá supera el 124% del PIB con libre establecimiento de tasas de interés.
En promedio, una veintena de bancos privados han pagado $581 millones en impuestos y contribuciones.

Más impuestos que utilidades

Con la pandemia, los bancos priorizaron la solvencia, es decir tener suficientes reservas para responder a sus depositantes, por lo que también por eso se vieron reducidas sus utilidades. Sin embargo, aunque tuvieron menor retorno, los pagos al fisco continuaron siendo altos.

Así, en 2020, con utilidades de $233 millones, los desembolsos por impuestos y contribuciones sumaron $533 millones. En 2021, las utilidades se recuperaron a $387 millones; pero los pagos al Estado llegaron a $578 millones.

En otras palabras, por cada dólar de ganancias, los bancos pagaron, en promedio, $1,89 al fisco durante los últimos dos años.

En los tres años previos a la pandemia, también se registraron más desembolsos por impuestos que utilidades: $396 millones en ganancias y $520 millones en impuestos durante 2017; $554 millones en utilidades y $639 millones de impuestos en 2018; y $616 millones en utilidades en 2019 y $635 millones de impuestos en 2019.

Rusia limita el retiro de dólares de cuentas bancarias

La medida busca paliar los efectos de las sanciones por la invasión a Ucrania.

El Banco Central estableció que los rusos podrán obtener hasta $10 mil en efectivo y el resto tendrá que convertirse a rublos.

MADRID. El Banco Central ruso anunció este 9 de marzo de 2022 (hora de Moscú) que limita a 10.000 dólares el máximo que un cliente podrá sacar en moneda extranjera en efectivo en sus cuentas de divisas, informó Sputnik.

«Un cliente puede sacar hasta 10.000 dólares de EE.UU. en divisa en efectivo, y el resto de los fondos en rublos, según el tipo de cambio del mercado del día del retiro», dice el comunicado del emisor ruso.

Dicha limitación será efectiva desde el 9 de marzo hasta el 9 de septiembre próximo.

La norma divulgada esta madrugada añade que «los bancos durante la vigencia del nuevo orden no van a vender divisas en efectivo a los ciudadanos«.

«El ingreso de los dólares al país está limitado por las sanciones, y es el único motivo de las medidas especiales relacionadas con la venta de divisas en efectivo por los bancos«, agrega.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ya había prohibido el pasado 28 de febrero transferir divisas al extranjero y ordenado a las empresas con actividades económicas en el extranjero en el marco del comercio exterior convertir el 80% de sus ingresos en rublos, según un decreto firmado este lunes (7 de marzo) por el mandatario para defender a Rusia de las sanciones occidentales.

El decreto también prohibía desde el día siguiente realizar «operaciones de cambio relacionadas con la provisión por parte de residentes a favor de no residentes de moneda extranjera» y transferir moneda extranjera a cuentas abiertas en bancos y otras organizaciones del mercado financiero fuera de Rusia«.

La nueva norma del Banco Central ruso se adopta tras la decisión de la Unión Europea, Estados Unidos y numerosos países más de imponer sanciones económicas a Rusia por su invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero, que ha causado ya miles de muertos y más de dos millones de refugiados ucranianos.

Desde que se inició la invasión, la UE ha expulsado a siete bancos rusos del sistema interbancario, entre los que no están Sberbank, la mayor entidad del país, ni a Gazprombank, porque procesan gran parte de las operaciones energéticas con el bloque.

Además, ha congelado los activos del Banco central ruso en territorio comunitario, ha sancionado al presidente ruso, Vladímir Putin, y al ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, entre otros altos cargos gubernamentales, así como a la cúpula militar del país, aprobado un embargo comercial a varios sectores de importancia estratégica para la economía rusa y a vetado a Russia Today y Sputnik.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este martes (8 de marzo), al igual que el Reino Unido, la prohibición de las importaciones estadounidenses de «petróleo, gas y energía» de Rusia por la invasión de Ucrania.

La prohibición de las importaciones energéticas de Rusia por parte de EE.UU. se suma a las sanciones económicas adoptadas recientemente contra Moscú en coordinación con los socios europeos, entre ellas las restricción de las operaciones internacionales del banco central ruso y la suspensión de determinados bancos rusos del sistema internacional SWIFT. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Rusia se queda sin Coca-Cola, McDonald’s y Starbucks

Putin, el pacificador que desató 4 guerras

Salida de matriz de Zara elimina 9 mil empleos en Rusia

Sanciones ya golpean el bolsillo de los rusos

Hoy se cumplen ocho días del inicio de la invasión rusa que ha dejado 2 mil civiles muertos, según la versión de Ucrania.

Problemas de pago y de acceso a dinero y divisas internacionales son algunos de los primeros efectos para el ciudadano ruso común.

Redacción MOSCÚ

Andrey, un joven nacido en Rusia y entrevistado por la cadena británica BBC, asegura que si dependiera de él, se iría inmediatamente de su país. Añade que por ahora, con una hipoteca recién adquirida, no puede renunciar a su trabajo, pero que está haciendo contactos en el extranjero en busca de clientes o potenciales empleadores para lograr su cometido.

Su sentir es compartido hoy por hoy por miles de personas en Rusia, en donde se empiezan a sentir en las calles los efectos de las sanciones impuestas por Occidente a raíz de la invasión a Ucrania.

Las sanciones contra algunos bancos rusos incluyen cortarlos de sistemas como los de Visa y Mastercard y, en consecuencia, de Apple Pay y Google Pay.

Daria tiene 35 años y es gerente de proyectos en Moscú. Esas medidas se han traducido en que, por ejemplo, tuviera problemas para usar el metro.

«Siempre pago con mi teléfono, pero simplemente no funcionó. Hubo otras personas con el mismo problema. Resultó que las barreras son operadas por el banco VTB, que está bajo las sanciones y no puede aceptar Google Pay ni Apple Pay».

«Tuve que comprar una tarjeta de metro», le dijo a la BBC. «Tampoco pude pagar en una tienda hoy, por la misma razón».

Otro problema es el acceso a dinero, lo que genera filas en los bancos. «No hay dólares, ni rublos, ¡nada! Bueno, hay rublos, pero no estoy interesado en ellos», manifesta Anton, que tiene poco más de 20 años y hacía cola en un cajero automático en Moscú.

«No sé qué hacer ahora. Me temo que nos estamos convirtiendo en Corea del Norte o Irán en este momento», aseguró. (LAG)

Golpe al sector militar ruso

Estados Unidos anunció ayer sanciones a 22 entidades relacionadas con el sector de Defensa ruso y restricciones a las exportaciones de tecnología que Rusia pueda utilizar para refinar petróleo.

Además, el Departamento de Comercio estadounidense extendió a Bielorrusia los controles de exportaciones que ha impuesto para Rusia, con el fin de «degradar significativamente» la capacidad de Minsk de respaldar la invasión rusa de Ucrania.

Las 22 entidades rusas sancionadas este miércoles se relacionan con el sector de Defensa ruso y entre ellas hay compañías que fabrican aviones y vehículos de combate, sistemas electrónicos, misiles y drones para los militares rusos. (EFE)

Explicaciones de la Superintendenta de Bancos no la salvaron

La exfuncionaria durante su presentación de defensa ante la Asamblea.

La funcionaria fue destituida por la Asamblea Nacional y no podrá ejercer ningún cargo público por los próximos dos años.

El Pleno de la Asamblea Nacional decidió este 22 de febrero de 2022 la destitución de la superintendenta de Bancos, Ruth Arregui. La decisión se tomó con 85 votos a favor, 15 en contra, 32 abstenciones y 2 en blanco. Cuando el Secretario dio el resultado, hubo aplausos en la sala.

Tras varias horas de debate y de escuchar la comparecencia de la funcionaria acusada, con votos de la mayoría fue censurada. Esto implica, además, que Arregui no podrá ocupar ningún cargo público por 2 años.

La asambleísta Paola Cabezas de Unión por la Esperanza (Unes) dijo que su bancada votaría a favor de la sanción porque sus integrantes están “del lado del pueblo y no del lado de los banqueros”. Por su parte, Ricardo Vanegas (Pachakutik) señaló que luego de escuchar las justificaciones de Arregui, votaría en contra de la destitución porque aseguró que siempre es mejor que “haya un culpable libre que un inocente preso”; sin embargo, en la votación se abstuvo. (GVL)

TE PUEDE INTERESAR:

Pichincha, declarada en emergencia vial hasta el feriado

Cuatro hombre robaron y agredieron a una mujer en el norte de Quito

Gobierno investiga la venta del Banco del Pacífico en Miami

 

La Asamblea suma juicio político a Superintendenta de Bancos

Ruth Arregui (i.) durante su posesión como Superintendenta de Bancos.

Pachakutik acusa a Ruth Arregui de no controlar captaciones ilegales de dinero y de no proteger a clientes de fraudes informáticos, entre otros cargos.

Este 15 de febrero de 2022, el Pleno de la Asamblea Nacional decidió llamar a juicio político a la superintendenta de Bancos, Ruth Arregui.

El asambleísta Darwin Pereira, de Pachakutik, fue quien presentó la solicitud a la Comisión de Fiscalización, cuyos integrantes propusieron que se archive el proceso. Pero el Pleno no acogió esa recomendación y dio paso al proceso en contra de Arregui, a quien, entre otras cosas, se la acusa de falta de control en el caso Big Money, en el que se captaba dinero de manera irregular. También se la responsabiliza por no defender a los clientes de las instituciones financieras de los fraudes informáticos.

El presidente de la Comisión, Fernando Villavicencio, dijo que en la Legislatura existe una disyuntiva entre “los que están con la banca y los que están con el pueblo” y planteó convocar al Pleno a la Superintendenta para que explique su gestión.

Por su parte, Ricardo Vanegas, asambleísta por Pachakutik, dijo que existen agravantes y acusó a Arregui de falta de control en el caso Isspol en el que se investiga el manejo irregular de inversiones de más de 900 millones de dólares del Seguro Social de la Policía. (DLH)

TE PUEDE INTERESAR:

Cuál es el mensaje de las mafias al colgar cuerpos en puentes en Ecuador

Inicia vacunación contra el covid para niños de 3 y 4 años

El IESS paga $665 millones al año en salarios

Ley contra los cobros excesivos irá al Registro Oficial

El Legislativo se ratificó en parte de la propuesta y se allanó a algunos vetos del Ejecutivo.

La normativa establece controles y plazos para que se devuelvan valores cobrados injustamente a los clientes de la banca.

Con 123 votos afirmativos, el Pleno de la Asamblea Nacional ratificó 20 artículos del proyecto de Ley Orgánica para Defender los Derechos de los Clientes del Sistema Financiero Nacional y Evitar Cobros Indebidos y Servicios No Solicitados; y con 134 votos se allanó a 12 sugerencias planteadas en la objeción parcial del Ejecutivo.

«Gracias al trabajo de esta nueva Asamblea Nacional, el pueblo ecuatoriano por fin cuenta con una ley que nos defienda de los cobros abusivos y de las malas prácticas que se han venido produciendo en el sistema financiero», destacó la presidenta del Legislativo, Guadalupe Llori Abarca.

El ponente Pabel Muñoz señaló que a través del proyecto se amplían los derechos de los clientes de la banca y se evita que el sistema financiero cometa abusos o cobre por servicios no solicitados.

Esta normativa dispone a las instituciones financieras realicen estrictos controles sobre los servicios que brindan a través de la banca electrónica y demás canales electrónicos e implementen seguridades adecuadas y suficientes para precautelar los recursos de los usuarios y/o clientes. La ley será remitida al Registro Oficial en las próximas horas.

La normativa, entre otros aspectos, establece que las instituciones financieras deben poner en conocimiento de sus usuarios y/o clientes las medidas de seguridad que aplicarán con relación al uso de claves y contraseñas. Además, deberán remitir a la Asamblea un informe de rendición de cuentas durante el primer trimestre de cada año, respecto al ejercicio económico anterior, en el que se incluirá una descripción del estado general del sistema financiero nacional, así como los resultados del control y de la defensa de los derechos de los usuarios y/o clientes.

En el caso de servicios no financieros prestados por terceros, las entidades deberán proporcionar la información relacionada con el proceso de cobro o cargo; los usuarios tienen derecho a elegir con plena libertad productos y servicios, financieros y no financieros, en función de los precios, tarifas, gastos, costos, así como los beneficios existentes y a suscribir instrumentos, sin ser presionados, coaccionados o inducidos.

En el debate, los asambleístas destacaron los aspectos positivos que contiene el proyecto para precautelar los derechos inclaudicables de los ciudadanos, respecto a los abusos del sistema financiero nacional.

Operadoras móviles ya están obligadas a ofrecer acumulación de saldos

El pasado 14 de enero de 2022, el presidente Guillermo Lasso, envió el veto parcial al proyecto de «Ley Orgánica para Defender los Derechos de los clientes del Sistema Financiero Nacional y evitar cobros indebidos y servicios no solicitados».

Una de las observaciones que más levantó polémica fue la eliminación del articulado que establecía la obligación de que las operadoras ofrezcan la acumulación de los saldos no consumidos en todos sus planes.

En su veto parcial, Lasso explicó que esa posibilidad ya existen en la normativa vigente. Dentro de los contratos de concesión, específicamente en la cláusula 41.1,  operadoras, se establece que las operadoras deben tener ese beneficio en al menos un plan de pospago y otro de prepago.

Sin embargo, el Gobierno reconoce que las condiciones que deben tener esos planes requieren una actualización por parte de la Agencia de Regularización y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel).

Esa actualización, que no ha sido cumplida por los últimos tres administraciones gubernamentales, no solo incluyen las condiciones para la aplicación de la acumulación de saldos no consumidos; sino también una revisión periódica de cómo evoluciona el mercado de la telefonía celular.

De acuerdo con Lasso, no se puede establecer la obligación de acumulación de saldos en la totalidad de la oferta de las operadoras porque se pondría en riesgo los incentivos para la continuidad de los planes pospago de tipo ilimitado, que conforme ha reportado Arcotel, son actualmente los más comunes.

«En la economía de las telecomunicaciones los servicios prestados en modalidad pospago sirven fundamentalmente para cubrirlos costos fijos de mantener operativas las redes 24 horas al día 365 días al año. Conforme los análisis  remitidos por Arcotel, la propuesta constante en el texto del proyecto podría causar un efecto perjudicial hacia los consumidores pues “la cantidad de sms, minutos y megas se reduciría en 45%, 51%, y 67% respectivamente”, dice el texto del veto presidencial.

Asimismo, si se establecen obligaciones adicionales a las incluidas en los contratos de concesión, el Estado ecuatoriano podría verse involucrado en costosos litigios y elevadas sumas de indemnizaciones.

Este escenario ya se produjo cuando en Gobiernos pasados se establecieron tasas y cargos regulatorios adicionales sobre los planes pospago de valor único. El sector de las telecomunicaciones ha sido uno de los más castigados con impuestos y contribuciones durante los últimos 14 años.

«La acumulación debería ser tratada como una alternativa en beneficio del cliente y como parte de un amplio portafolio de ofertas comerciales disponibles para libre elección de los abonados en un entorno de libre competencia, sin sustituir, ni invalidar, las actuales opciones vigentes», aseguró Lasso.

La Asamblea, en su votación de este 2 de febrero 2022, se allanó a esta observación.

Reembolso por cobros indebidos

El veto presidencial no le quitó responsabilidad a las instituciones financieras para que presenten, a petición de los clientes, los sustentos de que todos los cobros realizados se hicieron luego de una autorización expresa.

Sin embargo, la Asamblea no aceptó la observación presidencial sobre que  se reembolsen los valores cobrados  de manera indebida en plazo máximo de 30 días. En su lugar, el legislativo se ratificó en los 3 días de su propuesta original

Se ratificó que desde el inicio de cualquier tipo de cobro al usuario se debe hacer una notificación clara y directa, en donde se establezca porque concepto se lo hace. A la par, se tienen que habilitar mecanismos de fácil acceso para suspender cualquier débito en cuenta que no esté autorizado.

En caso de terminación de contrato, no se pueden cobrar valores adicionales al cliente por esa terminación. Lo único que las empresas pueden reclamar es el pago de los valores pendientes por servicios efectivamente prestados. (JS)