11 disparos les dieron a los motorizados asesinados en Ambato

El cuerpo sin vida de una de las víctimas quedó en la calle.
ARCHIVO. El cuerpo sin vida de una de las víctimas quedó en la calle.

Alexander M., de 24 años murió tras haber sido baleado la noche del martes 23 de agosto de 2022, en la calle Gran Colombia y avenida Galo Vela.

Minutos después, por la gravedad de las heridas de bala que presentaba, Leandro M., quien viajaba a bordo de la misma moto que Alexander, falleció en el Hospital General Docente Ambato.

CIFRA
11
VAINAS
Percutidas encontró la Policía en la escena del crimen, así como tres balas.

 

Lo ocurrido

La emergencia sobre dos personas ensangrentadas que estaban sobre la calle fue lo que se reportó al ECU 911.

De allí que se despachó a personal policial del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) del Distrito Ambato Sur y personal de socorro.

La ambulancia llegó y los paramédicos pudieron constatar que Alexander ya había fallecido a causa de varias heridas de bala que tenía en el cuerpo, por lo que decidieron trasladar a Leandro, quien aún estaba con vida.

Policías de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuestro (Dinased) y Criminalística de Tungurahua arribaron.

Tras las pericias del caso, el cadáver fue embarcado en la ambulancia de Medicina Legal para ser ingresado al Centro de Investigaciones Forenses de Ambato.

Mientras tanto, en el área de emergencia del hospital Leandro luchaba por su vida, pero tenía un balazo en el cráneo y finalmente murió.

Las unidades especializadas de la Policía acudieron a la casa de salud donde levantaron los restos que también fueron llevados al Centro Forense para ser analizados en la autopsia de rigor.

Entre las pertenencias del occiso, la Policía encontró una identificación en donde estaban los datos de Leandro.

 

DATO
Una de las víctimas murió en el lugar de los hechos mientras que la otra
 pereció minutos más tarde en el hospital público de Ambato.

 

Investigación

Los agentes especializados realizaron la inspección del cuerpo en la vía pública, así como la recolección de 11 vainas percutidas y tres balas que quedaron regadas en la escena del crimen.

Los indicios fueron fijados y guardados bajo cadena de custodia. Las cámaras de seguridad del sitio también fueron revisadas, pero no se encontró ninguna pista de quienes cometieron el asesinato.

Asimismo, los gendarmes organizaron un barrido para poder dar con el paradero de los responsables de este doble crimen, pero no pudieron encontrarlos.

Muertes violentas

Fabricio Silva, coronel de Policía y comandante de la Subzona de Tungurahua (s), aseguró la mañana de ayer, miércoles 24 de agosto de 2022, que se están desarrollando las investigaciones del caso.

El oficial sostuvo que las víctimas son de nacionalidad extranjera. Sobre la motivación del crimen, el uniformado prefirió reservar información debido a que el caso aún se encuentra en flagrancia.

“La agresión vino de personas que estaban a bordo de otra moto que circulaba por el lugar”, sostuvo Silva.

Para finalizar mencionó que, con estos asesinatos, en Tungurahua ya se registran 22 muertes violentas en lo que va de 2022, 10 más que en el mismo periodo de 2021 cuando se contabilizaron 12 decesos violentos. (MAG)

TOME NOTA
Este es el tercer atentado, estilo sicariato, que se registra en
 Ambato en los últimos cuatro días.

 

Hay una aprehendida

En medio de las indagaciones, los policías llegaron a la vivienda de uno de los occisos donde encontraron a la conviviente de una de las víctimas, así como dos armas de fuego.

Dos revólveres calibre 38 de fabricación industrial, que tenían cinco y seis municiones listas para ser activadas, fueron encontradas”, sostuvo Fabricio Silva, coronel de Policía y comandante de la Subzona de Tungurahua.

La autoridad policial explicó que las armas decomisadas no habrían sido utilizadas para el crimen de los motorizados, la implicada fue aprehendida por la tenencia ilegal de las mismas.

Ambos artefactos bélicos serán sometidos a las pericias del caso. La implicada fue puesta a órdenes de la justicia.

Más sobre el caso

Al momento, la Policía desarrolla las investigaciones del caso para resolverlo dando captura a los culpables.

La motivación de este violento hecho de sangre aún se encuentra bajo indagaciones para determinar si se trató de un ajuste de cuentas, un asalto que salió mal, u otras posibles razones. La denuncia consta ante las autoridades.