lunes, diciembre 6, 2021
País Rosalía Arteaga quiere una Iberoamérica de diálogo

Rosalía Arteaga quiere una Iberoamérica de diálogo

La expresidenta ecuatoriana espera tener el apoyo de la región y presidir la Secretaría General Iberoamericana (Segib) desde el 26 de noviembre de 2021.

Rosalía Arteaga fue la primera (y única, hasta ahora) mujer en ser presidenta del Ecuador; unos pocos días de 1996 tras la descalificación legislativa de Abdalá Bucaram. Ahora, busca presidir la Secretaría General Iberoamericana (Segib) a partir del 26 de noviembre de 2021 cuando se reúnan los cancilleres iberoamericanos en República Dominicana.

Su candidatura cuenta con el respaldo del Gobierno de Guillermo Lasso, aunque resalta que eso no la convierte en una vocera gubernamental. Aspira que, de resultar elegida, su trabajo no sea fugaz ni mucho menos intrascendente.

En los últimos meses ha visitado varios países y se ha reunido con autoridades en busca de apoyo. En octubre, por ejemplo, estuvo en España y se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. En septiembre tuvo un encuentro con autoridades portuguesas.

Confía en que su postulación sea aceptada pues considera tener un plus a su favor: lleva más de dos décadas «fuera de la política partidista». Con un perfil de educadora, y experiencia al frente de la Fundación para la Integración y Desarrollo de América Latina (FIDAL), quiere sumar apoyos. «Mi candidatura no causa escozor, sino que podría abonar ese consenso», añade.

Para la elección no se necesita unanimidad, pero sí consenso. Y si este no se logra el proceso puede tomar varios meses. Sin embargo, Arteaga no cree que sea «saludable» retrasar la elección y considera «ideal» que haya acuerdo en Santo Domingo, aunque asume que «no es tan fácil».

El diálogo, la base de la propuesta de trabajo

En caso de resultar elegida, Rosalía Arteaga plantea llegar a la Secretaría General Iberoamericana (Segib) con vistas a reforzar este foro como «espacio de diálogo y consensos».

«A veces la gente no se da cuenta del calibre que tienen estas palabras, pero cuando hay enfrentamientos y falta de paz y armonía, lo que más se valora es la capacidad de diálogo«, explica.

Arteaga cree que la Segib es el espacio «más eficiente» para fomentar el diálogo, como lo atestiguan sus cumbres bienales, no exentas de polémicas por la disparidad de ideologías llamadas a sentarse a una misma mesa. Uno de los temas recurrentes de disputa empieza incluso antes de cada cumbre, con las invitaciones.

«Si todos son miembros de la Segib, tienen que ser invitados todos», esgrime Arteaga al ser interrogada por la polémica abierta por la asistencia del Ejecutivo de Nicolás Maduro a la cumbre de Andorra. «Los Gobiernos tienen un representatividad y esta representatividad tiene que ser tomada en cuenta», esgrime.

Sin embargo, cree que «hay que ir más allá» en el trabajo, entre otros motivos por los desafíos que ha venido a agravar la emergencia sanitaria. «La desigualdad se ha hecho todavía más evidente durante la pandemia» de Covid-19, apunta Arteaga, partidaria de fortalecer la salud y la educación públicas para curar también el tejido social.

«He visto en mi país niños subidos a las copas de los árboles (para tener señal de internet) porque no tienen conectividad», recuerda esta antigua profesora y exministra de Educación que ve «un campo enorme para desarrollar» de la mano de la Segib en el ámbito educativo, máxime cuando se ha implantado un sistema híbrido que habría llegado para quedarse.

Arteaga alaba la capacidad del método Erasmus de intercambio europeo para acercar países y fomentar el desarrollo y confía en que termine de aplicarse «algo similar» también en el ámbito iberoamericano. También llama a trabajar en la «capacitación de los maestros», enlace final con el alumno.

En el otro «eje fundamental» de su candidatura, el ámbito sanitario, la candidata propone una «organización de salud iberoamericana», mientras que ve necesario igualmente avanzar en otros asuntos como la empleabilidad juvenil, la erradicación de la discriminación de las minorías y la lucha contra el cambio climático, un tema este último en el que «estamos ya en líneas rojas». (EUROPAPRESS)

TE PUEDE INTERESAR:

Ecuador concretó más de $480 millones en nuevas inversiones mineras

El Gobierno renovó el estado de excepción por 30 días más

Visita de la CIDH sobre cárceles no es una amenaza jurídica para el país

Noticias relacionadas

La Hora TV