Guerra en Ucrania: rediseño del orden geopolítico

La invasión de Rusia a Ucrania marca un momento decisivo en la remodelación del orden geopolítico.

Redacción: Panaroma Global Boletín #17

La guerra de elección del presidente Vladimir Putin en Ucrania es un evento histórico mundial, que marca el episodio final del período posterior a la Guerra Fría y el comienzo de una nueva época. Los futuros escenarios geopolíticos que podrían resultar del desenlace del conflicto militar en el transcurso de los próximos años son inciertos: pueden ir hacia una nueva y volátil guerra fría que involucren activa y principalmente a Estados Unidos, Rusia y China; a un muy probable conflicto prolongado en Ucrania; o, con optimismo, como sostienen algunos estudiosos, a un acuerdo posterior a Putin en el que Rusia se convierte en parte de una estructura revisada de seguridad europea.

¿Por qué se inició esta guerra? La gran historiadora Margaret Macmillan, catedrática de Oxford, en un reciente artículo explica: “Como ha demostrado ampliamente la historia moderna, los mayores conflictos y sus resultados a menudo han sido moldeados tanto por el liderazgo personal como por factores objetivos como los recursos o la fuerza militar”. Es la guerra del presidente ruso, Vladimir Putin, sostiene, y de nadie más, al igual que la Segunda Guerra Mundial, en Europa, fue la de Adolf Hitler.

Y añade: “Putin se ve asímismo como un historiador y mira hacia atrás no solo a la Unión Soviética, cuya desaparición llamó “la mayor catástrofe geopolítica” del siglo XX, sino al reinado de Pedro el Grande (1672-1725), cuando Rusia se convirtió en el país dominante en el noreste de Europa.

Su largo ensayo de 2021 “Sobre la unidad histórica de los rusos y los ucranianos” utiliza su versión de la historia para argumentar que nunca hubo ni puede haber una nación ucraniana separada. Y se remonta aún más atrás, a la Rus de Kiev, el primer estado eslavo en el siglo IX, y a la conversión de los eslavos a la ortodoxia en el siglo X, que en la visión nacionalista rusa convierte a Rusia en la heredera legítima del Imperio bizantino”.Por su parte, el Presidente de Ucrania, Zelensky, un líder improbable antes de que comenzara la guerra ha definido, de manera eficiente y persuasiva, la notable resistencia de su país contra el ejército ruso, muy superior y ha convertido la causa ucraniana en algo que Occidente no puede ignorar.

Ha visibilizado internacionalmente, por todos los medios, el deseo inmensamente mayoritario de su población de continuar como un estado independiente, soberano y democrático, tal como se definió en el referéndum convocado en Ucrania en diciembre de 1991 en el cual el 98% de la población, incluida Crimea, votó que sí a la pregunta “¿Está usted de acuerdo en que Ucrania se separe de la URSS y seaun Estado independiente?”

El 5 de diciembre de 1994 se suscribió el Memorándum de Budapest (MB) entre la Federación de Rusia, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y los Estados Unidos de América, en el que reafirmaron su compromiso con Ucrania, de conformidad con los principios del Acta Final de la Conferencia para la Seguridad y la Cooperación en Europa, de respetar la independencia, la soberanía y las fronteras existentes de Ucrania.
El memorándum incluyó garantías de seguridad frente a las amenazas o el uso de la fuerza contra la integridad territorial y la independencia política de Ucrania, así como la de Bielorrusia y Kazajistán. China y Francia más tarde consignaron análogas declaraciones individuales de garantía.

Como resultado, Ucrania cedió el tercer arsenal de armas nucleares del mundo entre 1994 y 1996. Por otro costado, en el Tratado de Amistad y Cooperación entre Rusia y Ucrania de 1997, Rusia reconoció la independencia e integridad territorial de Ucrania, incluida Crimea.

LA CRISIS DE CRIMEA

El 27 de marzo de 2014, en respuesta a la crisis de Crimea, en la Asamblea General (AG) de y las Naciones Unidas 100 estados aprobaron la Resolución 68/262 (Integridad territorial de Ucrania) en la que se afirmó el compromiso de las Naciones Unidas de reconocer a Crimea como parte de Ucrania, rechazando el referéndum sobre el estatus político.

Crimea continúa anexionada a Rusia. Con su guerra de agresión contra Ucrania, iniciada en febrero del 2021, Rusia ha incumplido no sólo con el MB y el Tratado de 1997, si no que ha violado irresponsablemente principios y normas fundamentales del Derecho Internacional como la prohibición de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, a más de violaciones del derecho internacional humanitario en un conflicto armado, que pueden calificarse de crímenes de guerra.

La violación de la Carta de la ONU por un miembro permanente del Consejo de Seguridad como Rusia, que tiene el privilegio del veto, lo que comporta una mayor responsabilidad en el mantenimiento de la paz, es verdaderamente una ofensa a los Estados Miembros. Usó su poder de veto en el Consejo de Seguridad(CS) para bloquear un proyecto de resolución que pedía “el cese inmediato del uso de la fuerza contra Ucrania y que se abstuviera de toda nueva amenaza o uso ¡legal de la fuerza contra cualquier Estado miembro de las Naciones Unidas”; detener la ofensiva y retirar total e incondicionalmente sus tropas y reafirmaba el compromiso del Consejo de Seguridad con la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas.

El veto de la Federación de Rusia impidió el 26 de febrero aprobar dicha resolución que contó con el voto a favor de 11 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad. China se abstuvo.

La agresión rusa fue repudiada mundialmente. El ejemplo más contundente de rechazo a la invasión fue el voto favorable de 142 estados en la AG de la ONU exigiendo poner fin de inmediato al uso de la fuerza contra Ucrania. A inicios de abril de este año la AG suspendió a Rusia, por 93 votos a favor, del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

También fue expulsada del Consejo de Europa después de 26 años, como consecuencia de la guerra de agresión, convirtiéndose en el primer país en ser expulsado en 73 años.

Colaboración especial de Hernán Escudero Martínez Director CEEI-UIDE y Editor de Panorama Global

La guerra triplica las necesidades de prótesis en Ucrania

Ivan realiza terapia para adaptarse a su prótesis, en el centro de rehabilitación de Dnipro.

Uno de los centro de rehabilitación, que antes recibía a unas 80 personas por mes, ahora tiene hasta 250.

Dnipro (Ucrania).- Los militares ucranianos repiten que necesitan que otros países les envían armas, pero en el caso del centro de rehabilitación de mutilados en Dnipro lo que esperan son prótesis, pues ahora tiene más del doble de pacientes que antes de la guerra.

“Antes recibíamos entre 70 y 80 por mes. Ahora hasta 200 o 250, con una importante tendencia al alza”, asegura a Efe Oleksiy Shtanko, director de la Planta Protésica de Dnipro, una ciudad en el sureste de Ucrania, a donde llegan muchos de los heridos en el frente.

Piden ayuda externa

La ayuda del exterior es esencial “en estos tiempos difíciles”, subraya Shtanko, mientras observa a un par de pacientes que hacen ejercicios para aprender a andar con sus prótesis en las piernas.

Al centro le llega de todo, desde niños pequeños a ancianos, con mutilaciones menores y más graves, pero tienen prótesis para todos ellos, desde las que les piden por razones de estética a otras más complejas con inteligencia artificial.

Cualquiera puede acudir tras solicitarlo a través de un servicio público de Protección Social, para recibir asistencia gratuita, tanto para elaborar la prótesis como para su estancia durante la rehabilitación.


Algunos pacientes acuden para reemplazar piernas y brazos perdidos por la guerra.

Les llegan ayudas, “pero me gustaría ver más, dada la cantidad de solicitudes que recibimos ahora”, confiesa.

El centro necesita una ampliación y hace falta dinero, o el envío de cualquier material, desde camas a maquinaria de ortopedia, para recibir más militares heridos y también a civiles, para ayudar “a un mayor número de personas”, añade.

Aceleraron la producción

La guerra también ha obligado a acelerar su trabajo, pues antes les llevaba un par de meses elaborar cada prótesis, a medida de cada paciente, pero ahora tardan solo uno.

Antes las amputaciones eran por causas como accidentes laborales o de tráfico, ahora muchas más por las heridas de la guerra, explica.

Shtanko destaca que los menores costes, por ejemplo en salarios, hacen que una prótesis en este centro resulte tres veces más barata que lo que puede costar en otros países de Europa, donde puede superar los 10.000 euros.

Con ese dinero aquí tienen para tres, contando todo el proceso desde su fabricación hasta completar la rehabilitación, que en el caso de las piernas “es rápido, en tres o cinco días se aprende a andar de nuevo”, comenta.

Pero para él, más que el dinero lo que importa es el resultado, que quien acude a ellos salga satisfecho.

Hasta Dnipro, al sureste de Ucrania, llegan muchos de los heridos en el frente.

Listos para todo

El centro se va preparando para cuando lleguen militares y también civiles con mutilaciones durante la guerra, para que comiencen su rehabilitación mientras ahora van preparando sus prótesis, cada una de forma manual, a medida y con el nombre de cada persona que las espera.

“Personalizada hasta en el color de su piel, incluso de sus uñas”, apunta un empleado mientras muestra un brazo de plástico.

Tienen preparada también una habitación para niños, una cocina donde los pacientes aprenden a convivir con sus nuevas manos para retomar su vida, a cómo abrir una puerta o poner una bombilla.

Pero necesitan unas barras adaptables a la altura de cada paciente que tiene que volver a aprender a andar, pues las que tienen ahora son fijas. EFE

Angela Merkel se pronuncia en contra de la invasión a Ucrania tras meses de silencio

Merkel salió del Gobierno hace seis meses.

Luego de meses de su salida del Gobierno alemán, la excanciller Merkel habla sobre la invasión rusa. «Hay un rayo de esperanza», asegura. 

La ex canciller alemana Angela Merkel ha roto su silencio y ha calificado el ataque ruso contra Ucrania como «una violación flagrante» del Derecho Internacional y una «ruptura profunda» en la historia de Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

En su primer discurso público en seis meses, Merkel, quien se ha mostrado reacia a intervenir o comentar en actos públicos, ha expresado su solidaridad este miércoles con el pueblo de Ucrania, que «ha sido atacada e invadida por Rusia», y «merece su derecho a la autodefensa».

La excanciller alemana por cuatro mandatos ha indicado que apoya los esfuerzos emprendidos por el actual Gobierno alemán, liderado por Olaf Scholz, así como el papel de la Unión Europea, Estados Unidos y los aliados de la OTAN, el G7 y también la ONU «para asegurar que esta bárbara guerra de agresión de Rusia se detenga».

Merkel ha hablado frente a 200 invitados en un evento de despedida en Berlín para el dirigente sindical Reiner Hoffmann, quien recientemente renunció como presidente de la influyente Confederación Sindical Alemana, y ha indicado que las consecuencias de la guerra serán «de largo alcance», especialmente para el pueblo ucraniano, pero también para el continente.

Además, ha hecho hincapié en los abusos de Derechos Humanos perpetrados contra civiles en territorio ucraniano. «Bucha es representativo de este horror», ha señalado, refiriéndose a las masacres en cientos de suburbios de Kiev.

Finalmente, Merkel ha precisado que hay «un pequeño rayo de esperanza» en «esta tristeza infinita» debido al enorme apoyo a los ucranianos que muchos países vecinos han mostrado, como Polonia y Moldavia. «Nunca debemos dar por sentadas la paz y la libertad», ha zanjado. (Europa Press)

EE.UU. descarta reducir sanciones para que Rusia libere alimentos de Ucrania

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, habla en conferencia de prensa en Washington.

Washington señaló que las sanciones no impiden la exportación ucraniana de alimentos y que es el bloqueo naval ruso el que pone en riesgo la seguridad alimentaria del mundo.

WASGHINGTON. La Casa Blanca descartó que haya conversaciones con Moscú sobre el levantamiento de sanciones ante la propuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, de realizar una «contribución significativa» para atajar la crisis alimentaria y de suministro.

Putin mantuvo el jueves (26 de mayo de 2022) una conversación telefónica con el primer ministro de Italia, Mario Draghi, en la que se se comprometió a una «contribución significativa» para superar la crisis alimentaria» solo si las potencias de Occidente levantan sus sanciones «políticamente motivadas», según comunicó el Kremlin.

El mandatario ruso también le ofreció a su homólogo italiano continuar suministrando gas al mismo precio que hasta la fecha y le dijo que hay una «falta de fundamento» de las acusaciones vertidas contra Moscú, a quien han responsabilizado de los problemas de suministro.

En este sentido, Putin señaló que este fenómeno se debe a «las interrupciones de las cadenas productivas y logísticas, así como en la política financiera de los países occidentales durante la pandemia del coronavirus».

«Han hablado en detalle sobre los pasos tomados para garantizar la navegación segura, incluida la apertura diaria de corredores humanitarios para la evacuación de embarcaciones civiles de los puertos del mar Negro y el mar de Azov«, explicó, además, el Kremlin.

En respuesta, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, precisó en rueda de prensa que «Rusia bloquea activamente la exportación de alimentos desde los puertos ucranianos y está aumentando el hambre en el mundo». «Esto está en ellos», agregó.

Así, pidió a Moscú el cese inmediato de la violencia contra Ucrania, que «está devastando la seguridad alimentaria mundial» e impide «el libre flujo de alimentos ucranianos». «Hay toneladas de productos en silos en Ucrania y en barcos que no pueden zarpar debido al bloqueo naval de Rusia«, indicó.

«Las sanciones de Estados Unidos y sus aliados y sus socios no impiden la exportación de productos agrícolas ucranianos o rusos, incluidos alimentos y fertilizantes, ni tampoco las transacciones ordinarias que son necesarias para estas exportaciones, como la banca o el transporte marítimo», remarcó la funcionaria.  (EUROPAPRESS)

Putin usa el hambre como arma de guerra

Unas 20 millones de toneladas de productos alimentarios están bloqueados en Ucrania desde el inicio del conflicto.

El gobierno ruso planteó ayer negociar la exportación de cereales desde Ucrania, pero lo condiciona al levantamiento de sanciones impuestas por Occidente.

Redacción MOSCÚ

Rusia declaró ayer su disposición a iniciar negocaciones sobre un corredor humanitario en el mar Negro para los barcos con cereales bloqueados en los puertos de Ucrania.

«Más de una vez hemos declarado que la solución del problema alimentario exige un enfoque global, que tiene que ver con el levantamiento de las sanciones a la exportaciones y las transacciones financieras», dijo a un grupo de periodistas el viceministro de Exteriores de Rusia Andréi Rudenko, citado por la agencia Interfax.

Agregó que, además, Ucrania debe desminar todos los puertos donde se encuentran los barcos.

De ese modo, Rudenko intentó salir al paso de las acusaciones acerca de que Rusia bloquea la venta ucraniana de alimentos y que, incluso, roba granos de silos en territorio de su vecino.

Riesgo inminente

Antes de la invasión rusa, Ucrania era uno de los graneros del mundo, exportando 4,5 millones de toneladas de productos agrícolas al mes desde sus puertos, incluyendo un 12% del trigo mundial, un 15% del maíz y la mitad del aceite de girasol.

Hasta la fecha, unas 20 millones de toneladas de productos alimentarios quedaron bloqueados en Ucrania, según las autoridades locales.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, advirtió la semana pasada que la guerra “amenaza con hacer caer a decenas de millones de personas en la inseguridad alimentaria”.

El miércoles, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, acusó al presidente de Rusia, Vladímir Putin, de utilizar “el hambre y el grano” como arma de guerra y pidió colaboración internacional con “urgencia” para aplacar los “crecientes signos de una crisis alimentaria”.

“Hoy, la artillería rusa está bombardeando almacenes de cereales en toda Ucrania deliberadamente. Y los buques de guerra rusos en el Mar Negro están bloqueando los barcos ucranianos llenos de trigo y semillas de girasol”, dijo Von der Leyen en su intervención ante el Foro de Davos.

Añadió que los rusos también han quemado campos de trigo y que las consecuencias están a la vista: Los precios mundiales del trigo se disparan. Y son los países frágiles y las poblaciones vulnerables los que más sufren. (DLH)

Precio de los huevos sube a causa de la guerra y la pandemia

SITUACIÓN. Productores, comerciantes y consumidores sienten el alto costo de los huevos.

Entre 3.45 y 3.75 dólares se encuentran las cubetas de huevo en bodegas y tiendas de la ciudad.

Los jefes de hogar dicen que esto representa un incremento considerable al presupuesto diario de sus familias, pues el huevo es un producto de alto consumo.

Testimonios

Teresa Lara, madre de dos niños de entre 9 y 12 años, dice que antes le alcanzaba para comprar una cubeta semanal y ahora solo compra cuatro huevos, tres veces a la semana por lo caros que están.

Ángel Padilla tiene una tienda y antes compraba hasta 10 cubetas semanalmente, pero por lo costoso que sale de las mismas avícolas, actualmente compra únicamente hasta seis cubetas.

 

TOME NOTA
Rusia y Ucrania representan el 29% de la exportación mundial 
del trigo y el 19% de las exportaciones mundiales del maíz.

 

Los productores

Para productores como Abel Lema, el alto costo en el quintal de maíz, que pasó de 17 a 21 dólares, más el incremento en el sulfato, la soya y otros insumos, hace que el costo de producción de huevos suba.

“Hemos buscado la manera de sostenernos, pero ya ha habido medianos y pequeños productores que han cerrado sus avícolas debido a la falta de capital para seguir de pie, la pandemia nos golpeó pero la guerra terminó de quebrarnos”, dio Lema.

Antonio Villacreses, presidente de los comerciantes de huevos en el mercado Mayorista de Ambato, dijo que muchas veces creen que los productores e intermediarios son quienes ocasionan especulación, pero los costos elevados de los insumos es lo que está perjudicado directamente al costo de los huevos en los últimos cinco meses.

 

 

CIFRAS

– 50% de la producción de huevos a nivel nacional es de Tungurahua, según el Gobierno Provincial.

– 1 DÓLAR Es el incremento por cubeta de huevo al consumidor final.

6 o 7  HUEVOS Dan en las tiendas de barrio por un dólar.

 

Qué tiene que ver la guerra de Ucrania y Rusia

Según la avicultora Gabriela Espín, entre los factores que promovieron la variación del precio de este alimento, está el incremento en el costo de los insumos agrícolas que se dio por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Esto coincide con la Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave)  que se refiere a las consecuencias como el impacto de la guerra en Ucrania que pausó el comercio del país en los mercados euroasiáticos.

Como consecuencia está la suspensión o restricción en la importación del maíz.

Esto porque Rusia y Ucrania representan el 29% de la exportación mundial del trigo y el 19% de las exportaciones mundiales del maíz, esto sube considerablemente el precio de insumos para la producción avícola.

Análisis económico

Esto es sostenido por Ramiro Crespo, economista y presidente de Analytica Securities Casas de Valores, la crisis económica que Ecuador arrastra desde hace años, sumado a la pandemia y ahora la guerra, entre Ucrania y Rusia, son detonantes que inciden de forma directa en el alto costo de la vida.

“A pesar de la recuperación económica progresiva a nivel mundial, que se busca con la inyección de capital, hay otros factores a tomar en cuenta como que el transporte marítimo se paralizó durante la pandemia”, comenta Crespo.

Añade que a causa del COVID-19 también se paralizó la producción en muchos sectores que proveen insumos y ahora que las cosas empiezan a normalizarse es complicado tener una producción como antes de la aparición del covid.

“Esto ha generado una falta de oferta de muchos artículos como los insumos de producción y de artículos de consumo lo que ha llevado a una inflación mundial”, puntualizó Crespo.

Impacto nutricional

Para la nutricionista Alejandra Morales, disminuir el consumo de huevos en la dieta diaria es preocupante, sobre todo porque influye en la alimentación de las personas sobre todo en etapa escolar.

La proteína del huevo es una de las más completas, ya que aporta todos los aminoácidos esenciales; es decir, aquellos que el cuerpo no produce.

Un huevo aporta alrededor de seis gramos de proteínas, por lo que cubre aproximadamente el 5% a 10% del requerimiento diario de proteínas.

“En un solo huevo encontramos una excelente fuente de proteínas y está en el mismo escalón de la pirámide alimenticia que la carne, las aves, el pescado, entre otros”, dijo Morales. (CNS)

Datos nutricionales

El huevo lo conforma la clara, que contiene principalmente agua y proteínas (la principal es la albúmina) y la yema, compuesta por agua, proteína y lípidos.

Su riqueza proteica es alta, en cuanto a los lípidos el 35% son ácidos grasos saturados y el 65% insaturados, es decir la mayor parte son monoinsaturados.

Aporta una amplia gama de vitaminas A, B2, BIOTINA, B12, D, E, Y, K así como minerales: fósforo, selenio, hierro, yodo y Zinc.

Zelenski cree que la guerra se ganará en combate, pero que el final será diplomático

Zelenski brindó las declaraciones este 21 de mayo de 2022.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, afirmó que la victoria en la guerra que libra Rusia en Ucrania será sangrienta y se ganará en el campo de batalla, pero su final será diplomático.

En una entrevista televisada con motivo del tercer aniversario de su toma de posesión como presidente, que recogen las agencias Ukrinform y Unian, Zelenski, afirmó que «la victoria será muy difícil, será sangrienta, será definitivamente en el campo de batalla, pero el final será definitivamente en la diplomacia».

«Estoy seguro de eso. Porque hay cosas que, salvo en la mesa de negociaciones, no podremos resolver», agregó.

En ese sentido, subrayó que Ucrania quiere que se le devuelva todo y «Rusia quiere no devolverlo todo, es decir, no devolver nada«, agregó.

«No fuimos nosotros los que empezamos esta guerra, pero somos nosotros los que tendremos que acabar con ella. Puedo repetir estas palabras hoy, pero el significado es diferente», señaló.

Zelenski afirmó, este 21 de mayo de 2022, que realmente pensaba que se podría haber puesto fin a la guerra a través del diálogo y que ahora entiende que «el final será también diplomático, el final en sí mismo».

«Pero por desgracia pensé que era un diálogo de una cierta duración y que podríamos haber encontrado respuestas a muchas preguntas y muchas decisiones tomadas por la parte rusa. Realmente lo pensaba. Pero ahora, es como un vehículo, ni de gasolina, ni eléctrico, sino híbrido. Por eso, la guerra es tan difícil. Y la victoria será muy difícil también», dijo. EFE

ONU advierte de millones de muertes por hambre debido a la sequía y la guerra

La sequía en algunas zonas de África es la peor en 40 años.

Las Naciones Unidas afirman que se acaba el tiempo para prestar ayuda a, al menos, 35 millones de habitantes de África. Piden financiamiento.

GINEBRA. Treinta y cinco millones de personas están sufriendo hambre en las zonas africanas del Sahel y en el Cuerno de África por la sequía que sigue golpeando esos territorios, y la ONU advirtió hoy (20 de mayo de 2022) de que pronto será muy tarde para acudir en su ayuda si no recibe la financiación que requiere para este fin.

«Nadie (en el mundo) necesita tanto que se le ayude como estas dos regiones. Este sufrimiento es consecuencia del cambio climático, aun cuando estos pueblos no han hecho nada para crear este fenómeno», dijo el responsable humanitario de la ONU, Martin Griffiths, en una conferencia de prensa tras una visita a Kenia.

En ese país, el alto funcionario observó personalmente el impacto que está teniendo en la gente la cuarta temporada consecutiva de sequía que se extiende por el resto del Cuerno de África (Somalia y Etiopía), así como por el corredor geográfico que constituye el Sahel, donde Burkina Faso, Chad, Mali y Níger son los países más impactados.

«Necesitamos dinero ahora para salvar vidas y ofrecer a las poblaciones alternativas de supervivencia para los meses que vienen», manifestó.

Mientras la crisis humanitaria en Ucrania ha dado lugar a una generosa respuesta financiera de los donantes, la crisis climática y alimentaria en África ha tenido una respuesta lenta e insuficiente.

Esta situación sobreviene en momentos en que los países africanos empezaban a levantar cabeza tras la pandemia de COVID-19 y ha coincidido con la interrupción del suministro internacional de cereales de Ucrania y Rusia a causa de la guerra, lo que ha provocado que el precio de los alimentos se dispare.

La sequía actual en el Sahel y el Cuerno de África es la más grave en cuarenta años y se teme que el número de personas en riesgo inminente de hambre aumente en las próximas semanas, causando muertes, una ola de desplazamiento mayor y conflictos por los pocos pastos que quedan.

Griffiths dijo que lo más urgente es contar con la financiación que permita entregar efectivo a los pastores antes de que terminen vendiendo a los últimos animales que les quedan y moviendo a sus familias en busca de agua y alimentos. EFE

Analista militar les dice la verdad por TV a los rusos sobre la guerra en Ucrania

Imagen de la evacuación de soldados ucranianos del complejo industrial de Mariúpol.

El coronel retirado Mikhail Kodarenok describió con franqueza la situación. Relievó la alta moral ucraniana para luchar por su tierra y puso en perspectiva el hecho de que Rusia enfrente, en el fondo, a un coalición de 42 países.

MOSCÚ. Resultó algo inesperado. Mikhail Kodarenok, un militar ruso retirado y analista en la materia, anunció un panorama poco halagüeño de la guerra en Ucrania en ’60 minutos’, el programa insignia de entrevistas de la televisión estatal de Rusia.

Es decir, todo lo opuesto a lo que la propaganda del Kremlin divulga desde el inicio de la invasión a Ucrania, llamada eufemísticamente ‘operación militar especial’ por Moscú.

Vladímir Putin y sus funcionarios sostienen, ayudados por los medios de comunicación, que la guerra marcha de acuerdo con lo planeado.

Pero contrariamente a esa visión, Kodarenok aseguró al aire y en horario estelar que las cosas no son así. «Primero debo decir que ustedes no deben tomar sedantes informativos. A veces escuchan reportes sobre una crisis de moral y psicológica en las fuerzas armadas ucranianas, que su estado de ánimo está supuestamente cerca del colapso».

Y el analista militar continuó: «Para decirlo con moderación, eso no es verdad», dijo el coronel. Y advirtió: «la situación para nosotros claramente empeorará» ya que Ucrania recibe asistencia militar adicional de Occidente y que «el ejército ucraniano puede armar a un millón de personas».

Pero no se detuvo ahí y dijo: «El mayor problema con la situación militar y política (de Rusia) es que estamos en un aislamiento geopolítico total y el mundo entero está en nuestra contra, incluso si no queremos admitirlo. Necesitamos resolver esta situación», dijo el coronel retirado.

Kodarenok no se cortó y remató: «La situación no puede considerarse normal cuando contra nosotros está una coalición de 42 países y cuando nuestros recursos, político-militares y técnico-militares, son limitados».

Los otros invitados en el estudio estaban en silencio; incluso la anfitriona, Olga Skabeyeva, normalmente feroz y vocal en su defensa del Kremlin, parecía inusualmente apagada. (DLH)