Plan de refinanciación y reestructuración de créditos para productores bananeros

Ecuador es el principal exportador mundial de la fruta. Unos 250 mil empleos dependen del negocio.

El Gobierno nacional presenta las dos alternativas con el objetivo de ayudar, sobre todo, a los pequeños productores, afectados por la guerra en Ucrania. También se anunciaron controles del pago del precio oficial de la fruta.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería y el estatal BanEcuador presentaron este domingo (15 de mayo de 2022) una propuesta «para desahogar la presión financiera» que enfrentan los productores bananeros por la guerra en Ucrania, que ha afectado el comercio de esta fruta, de la que Ecuador es primer exportador mundial.

Se trata de un plan de refinanciación y reestructuración de las deudas que tengan los pequeños productores de banano, resumió el Ministerio en un comunicado.

La institución detalló que mediante la refinanciación, el productor podrá revisar las condiciones de su crédito y buscar un nuevo acuerdo, en tanto que con la reestructuración podrá modificar la estructura actual de su préstamo.

Desde enero pasado hasta el 14 de mayo, BanEcuador ha refinanciado y reestructurado obligaciones de deuda por 4.050.135 dólares, de los cuales, el 63% (2.551.585 dólares) corresponde al sector agropecuario.

El Ministerio de Agricultura y BanEcuador trabajan para que también los pequeños productores agrícolas y pecuarios del país puedan ser beneficiados con nuevos créditos y mayores plazos para el pago, señala el escrito.

El ministro de Agricultura, Bernardo Manzano, recordó que se debe pagar 6,25 dólares por la caja contratada de banano, que es el precio mínimo de sustentación establecido en octubre de 2021, mediante un Acuerdo Ministerial.

Advirtió que, de no cumplirse con esta disposición, el Ministerio como ente regulador impondrá las sanciones correspondientes.

Por otra parte, el ministro señaló que el MAG continúa trabajando en las iniciativas de ayuda en asuntos tributarios y de seguridad social en favor de los productores bananeros.

Se ha dispuesto la prohibición de la inscripción de nuevas áreas de plantaciones. Es decir, prohibir nuevas plantaciones y así garantizar un precio justo a los actuales productores, señala el escrito.

De acuerdo con el Sistema de Control Bananero, más de 9.000 productores cultivan banano en 194.530 hectáreas.

Ecuador es el primer exportador mundial de banano, cuyas ventas generan alrededor de 3.500 millones de dólares cada año y da empleo directo a 250.000 ecuatorianos. EFE

¿Qué puede hacer el Gobierno para enfrentar la alta inflación?

Guillermo Lasso no es culpable de la alta inflación, pero puede implementar soluciones para reducir su impacto.

El paso más urgente es buscar formas de abaratar los costos de producción en el agro; y reducir las cargas para importar. Se deben acelerar los esfuerzos para que el crecimiento económico sea mayor.

Ecuador es el segundo país de la región con la inflación más baja. La imposibilidad de expandir el gasto a través de la emisión de billetes, y el poco espacio para endeudarse masivamente, ha impedido que se profundice el impacto de la pandemia (problemas logísticos y encaramiento de insumos) y la guerra entre Rusia y Ucrania.

En la región, la subida general de precios promedia más del 11%; mientras en la economía ecuatoriana se llegó al 2,89% hasta el cierre de abril de 2022. Sin embargo, el impacto en el bolsillo de los consumidores se siente sobre todo en el presupuesto que se debe destinar a comprar alimentos y en todo lo relacionado con el transporte.

En medio de este panorama, y con la previsión de que la alta inflación durará por lo menos hasta 2024. Se debe armar una estrategia para que la situación no se convierta en un polvorín de reclamos sociales y económicos.

Volver la mirada al agro

Para minimizar ese impacto, el Gobierno de Guillermo Lasso tiene que enfocarse, en primera instancia, en acciones inmediatas para bajar los costos de producción en el sector agrícola. El nuevo ministro de Agricultura, Bernardo Manzano, ha asegurado que el primer paso en esa línea será subsidiar el precio y facilitar la importación de la urea, que es uno de los fertilizantes más utilizados en el campo. El costo de ese tipo de fertilizantes se ha incrementando en más de 120% desde 2021, según Rodrigo Gómez de la Torre, ex presidente de la Cámara de Agricultura de la Primera Zona.

Además, Manzano comentó que, a mediano plazo, se buscará mejorar la cadena de comercialización de los pequeños productores. Para eso, un elemento importantes es dotarles de espacios de almacenamiento de sus productos para que no tengan que venderlos a cualquier precio a los intermediarios y especuladores.

Por otro lado, otra de las necesidades de siempre en el agro es la falta de acceso a crédito y a tecnología. Esa realidad se la quiere cambiar mediante el fomento de la asociatividad; es decir, que varios pequeños productores formen asociaciones o cooperativas para que puedan volverse sujetos de crédito y puedan cubrir de mejor manera los costos.

Facilitar el crecimiento económico

En 2021, debido al exitoso plan de vacunación y mayor entorno de estabilidad fiscal, el Producto Interno Bruto (PIB) creció 4,2%. Ese crecimiento es un mérito si se toma en cuenta que desde 2015, mucho antes de la pandemia, la economía ecuatoriana solo creció en promedio 0,5%.

En el escenario de alta inflación, lo mejor que puede hacer el Gobierno es buscar formar de que el porcentaje del año pasado al menos se repita en 2022. Para eso, de acuerdo con el economista Alberto Acosta Burneo, el Gobierno debe ir en la línea de reducir impuestos y aranceles que encarecen los procesos productivos, dificultan la adquisición de maquinarias e insumos. Además, se deben eliminar trabas para la importación y en todos los trámites públicos. Para estos fines -señala- deberían financiarse con partes de los mayores ingresos fiscales por el alto precio del petróleo y recaudación de impuestos.

Por otro lado, se deben seguir impulsado contratos de inversión privada. En los primeros 11 meses de gestión, el ministro de Producción, Julio José Prado, ya logró firmar casi $5.000 millones bajo esa modalidad en sectores tan diversos como industria, salud, educación, energías renovables, agricultura, entre otros. El 56% de ese monto ya se va a ejecutar entre 2022 y 2023, por lo que ese será un impacto inmediato.

Sin embargo, un aporte mayor para mejorar la situación económica, y reactivar  a sectores como el de la construcción, debe venir por parte de las obras de infraestructura, sobre todo en vialidad y transporte. En ese aspecto, el Gobierno ha asegurado que tiene un portafolio de alrededor de $14.000 millones en proyectos; pero se necesita agilizar las Alianzas Público- Privadas, las concesiones, y otras modalidades, las cuales tuvieron un frenazo cuando la Asamblea negó la Ley de Inversiones.

Retomar las reformas estructurales

En un escenario en donde la Asamblea se ha vuelto un lastre más que un apoyo para concretar reformas estructurales, el Gobierno de Lasso debe buscar formas de hacer cambios en sectores importantes para la competitividad del país como el mercado laboral. Hasta que se concreten vías como la consulta popular, Ider Salgado, presidente de SD abogados y docente de la Unisek, recalcó que se deben facilitar la contratación, y reducir los costos para el empresario, a través de legislación secundaria, decretos, acuerdos ministeriales, entre otros. Sin embargo, como reseñó Diario LA HORA, en una nota publicada el 21 de abril de 2022, desde el ministerio de Trabajo no hay una hoja de ruta clara para ir haciendo esos cambios necesarios.

Otras reformas, como la del mercado de valores y las zonas francas, quedaron truncas con el rechazo de la Ley de Inversiones; pero el ministro Prado aseguró que se analiza mandar proyectos de ley específicos sobre ambos temas, aunque los plazos no están establecidos porque desde el ejecutivo se espera que haya un mejor ambiente político.

Ayudas directas a los más vulnerables

En otras países de la región, el aumento del gasto público ha profundizado el problema de la inflación. En Ecuador, el Gobierno de Lasso se dedicó su primer año a ordenar las cuentas; y el espacio de mayor gasto es limitado. Sin embargo, organismos internacionales como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) proponen que se aumente los bonos y ayudas sociales a los sectores con menos ingresos. Es decir, la vía sería focalizar el gasto para evitar que los problemas de pobreza (profundizados en la pandemia) provoquen más conflictos sociales y ahonden la situación de inseguridad.

Durante una comparecencia ante la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea, el viceministro de Economía, José Gabriel Castillo, explicó que ya se había presupuestado un gasto en bonos y ayudas sociales de alrededor de $1.300 millones para 2020. Eso representa un incremento del 159%, lo que significa que, si se quiere poner más dinero para este propósito, el esfuerzo de optimización de gasto estatal debe acelerarse. En un principio, el Gobierno estableció que ese esfuerzo iba a concretarse desde 2023.

Controles de precios profundizan el problema

Si se establecen precios por ley, decreto, o disposición de alguna autoridad, en teoría se busca al consumidor; pero en realidad complica más la situación. Rodrigo Gómez de la Torre, ex presidente de la Cámara de Agricultura de la Primera Zona, explicó, a propósito de la Ley sobre la producción lechera que se tramita en la Asamblea, que los precios políticos restan competitividad y afectan a toda la cadena productiva.

Eso da como resultado «más informalidad, golpea a todos, desde los consumidores hasta los productores. La razón de fondo es que lo que se necesita es abaratar los costo de producción, mejorar el acceso al crédito y a la tecnología; caso contrario, se estaría obligando, sobre todo a los pequeños productores, a trabajar con un precio que no cubre todos sus costos y le deja sin oxigeno para mantenerse en el negocio. (JS)

¿Cuáles son los 15 principales deudores morosos con la CFN?

El gerente de la CFN, Iván Andrade, está encargado de recuperar la mayor cantidad de dinero posible.

Entre 2014 y 2019, durante los Gobierno de Correa y Moreno, se entregaron créditos sin sustento que ahora está impagos. Las autoridades actuales tiene el reto de recuperar una cartera improductiva de $478 millones.

Luego de varios meses en donde, bajo la excusa de la confidencialidad de la información, no se sabía quiénes eran los principales deudores de la cartera en mora de la Corporación Financiera Nacional (CFN), las autoridades de esa institución por fin transparentaron la información.

Actualmente, a través de procesos coactivos, se buscar recuperar $478 millones, que se entregaron de manera irregular entre 2014 y 2019. Los principales responsables de esas entregas, sin sustento y bajo conveniencias políticas, fueron María Soledad Barrera, presidenta de la institución entre 2014 y 2016; Santiago León, presidente durante seis meses en 2017; y Juan Carlos Jácome, cabeza de la CFN entre 2018 y 2019.

El pasado 25 de abril de 2022, durante la ceremonia de firma del decreto que ordena la fusión entre la CFN y Banecuador, el presidente de la República, Guillermo Lasso, aseguró que se «terminaron los millonarios créditos vinculados al poder político»; y que se recuperará todo lo posible de la cartera en mora de la banca pública.

En ese evento, el Primer Mandatario puso como ejemplo de los malos manejos a los préstamos otorgados a un hotel en Manta y a una famosa hacienda bananera. El primero de esos ejemplos encabezan la lista de los morosos. Son más de $42 millones los que debe el Fideicomiso Mercantil Hotel Sail Plaza Manta Ecuador. Las instalaciones ya han sido embargadas por la CFN, pero se mantiene el litigio judicial.

El segundo se refiere a la Hacienda la Clementina, que actualmente no está en producción, pero la CFN firmó un contrato temporal de administración compartida con los trabajadores para evitar mayores perjuicios. El gerente de esa institución financiera, Iván Andrade, ha  informado que se planea vender 5.000 hectáreas improductivas de la hacienda para cubrir parte de la deuda de $73,4 millones. En este caso, esa deuda no está en coactiva, y en la lista de morosos, porque la CFN ya tiene toda la propiedad.

En esa lista sí consta, sin embrago, empresas como Construcciones y Servicios de Minería (Consermin),con  un crédito impago de $6,6 millones. Ramiro Galarza, como presidente del Directorio de Consermin, fue sentenciado a ocho años por el caso ‘Sobornos 2012-2016’. Galarza hoy está prófugo. Consermin tiene entre sus accionistas a Eseico, también mencionada en el caso ‘Sobornos 2012-2016’.

De la cartera improductiva de $478 millones, la meta de las autoridades es recuperar al menos $400 millones, a través de juicios coactivos a 97 deudores. Entre esos, también está Ecuagran, con una deuda de $1,8 millones, y que tiene implicación en las inversiones irregulares en  el Instituto de la Seguridad Social de la Policía (Isspol).

Lista de los principales deudores:

1.- Fideicomiso Mercantil Hotel Sail Plaza Manta Ecuador: $42,16 millones

2.- Sonino S.A: $19,38 millones

3.- Ginsberg Ecuador S.A: $13,39 millones

4.- Industrias-Oleana S.A: $12,44 millones

5.-Equitesa Equipos Y Terrenos SA: $11,96 millones

6.- Centridagsa S.A: $10,32 millones

7.- Fideicomiso Torres Del Castillo: $10,03 millones

8.- Exofrut S.A: $9,94 millones

9.- Taski S.A: $9,62 millones

10.- Ecuador Cocoa & Coffee, Ecuacoffee S.A: $8,25 millones

11.- Sandaniel Extractora San Daniel Cia. Ltda: $7,06 millones

12.- Vikingo Ecuador »Viecusa» S.A: $6,87 millones

13.- Construcciones y Servicios de Mineria Consermin S.A: $6,61 millones

14.- Compañia Industrial Novapalm S.A: $6,18 millones

15.- Vista Al Mar S.A. Vistamasa: $6,14 millones

Lasso: «Se terminaron los millonarios créditos vinculados al poder político»

El Primer Mandatario firmó el decreto ejecutivo este 25 de abril de 2022

Desde 2023, el Banco de Fomento Económico iniciará operaciones, luego de que se complete la fusión entre la CFN y Banecuador. Se buscará dar financiamiento a micro, pequeñas y medianas empresas.

La tarde de este 25 de abril de 2022, el presidente Guillermo Lasso firmó el decreto ejecutivo 406. En ese decreto se dispone el proceso para que se concrete la fusión definitiva entre la Corporación Financiera Nacional (CFN) y Banecuador.

Desde 2023, esas dos entidades se volverán una sola bajo el nombre de Banco de Fomento Económico del Ecuador. Durante un evento en el palacio de Carondelet, Lasso aseguró que la fusión cumple con uno de los principales objetivos de su administración: ordenar las finanzas, no hacer gasto innecesarios y optimizar los recursos humanos.

Al año se ahorrarán $25 millones, pero sobre todo se eliminará la práctica común de entregar créditos a personas relacionadas con el Gobierno de turno.

«No eran créditos para las empresas productivas sino para los amigos del presidente de la republica, tanto en el Gobierno de Correa como de Moreno. Se terminaron esos créditos millonarios vinculados al poder políticos, a los compinches de los presidentes de la república», dijo

El Primer Mandatario puso como ejemplo de malos manejos,  la concesión de un préstamo de $30 millones para un hotel en Manta; o los $100 millones otorgaos a la hacienda La Clementina. Esas operaciones, junto a cientos de otras, son parte de la cartera vencida del sistema financiero estatal por más de $700 millones.

«La banca pública no puede volver a ser la caja chica de los presidentes. El nuevo banco debe enfocarse en dar crédito a ese microempresario, a esa señora que necesita $3.000 para comprar vaquitas y sostener a su familia. Estamos cambiando la tendencia en Ecuador. Hay que reparar el daño que hicieron aquellos que en el pasado nos engañaron con que se preocupaban por los pobres, pero solo les preocupaban sus intereses «, añadió

Iván Andrade, presidente del Directorio de la CFN, puntualizó que en lo que va del actual Gobierno ya se han entregado $400 millones a 85.000 ecuatorianos; pero la meta es llegar a los 400.000 beneficiarios.

El nuevo Banco de Fomento Económico iniciará con $5.000 millones en activos, $1.800 millones en recursos disponibles para prestar y alrededor de $1.600 millones de patrimonio.

Al momento, se están llevando a cabo alrededor de 100 juicios de coactivas; y según el Gobierno, no solo se busca recuperar el dinero, sino también o hacer todas las investigaciones periciales para entregar la información a la Fiscalía.

Asimismo, Andrade afirmó que, durante los meses que van de la actual administración, se han depurado las cifras y los balances para que la fusión entre CFN y Banecuador se produzca sin contratiempos. (JS)

DATO.- Los créditos al 1%, entregados por Banecuador desde enero 2022, ya suman $51 millones para 17.000 beneficiarios.

 

Siete de cada 10 dólares en nuevos créditos fueron a sectores productivos

La mayoría de micro y pequeños negocios necesitan financiamiento de hasta $25.000.

El financiamiento es creciente en el país, pero las restricciones implantadas desde la política dejan de lado a pequeños y micronegocios.

Aunque sectores políticos y ciudadanos se quejan porque los bancos financian el consumo y dejan de priorizar los créditos productivos, las cifras del último año en el sector muestran una realidad distinta.

Así, de un total de $25.551 millones en nuevos préstamos otorgados entre enero y diciembre de 2021, el 70% se destinó a sectores productivos y al microcrédito, sobre todo enfocado al trabajo en actividades agrícolas y de pesca.

Andrea Moreno, economista e investigadora en financiamiento productivo, comentó que al contrario de lo que se cree popularmente, la mayor fuente de crédito productivo, sobre todo para actividades agrícolas y pesqueras, son los bancos más que las cooperativas.

De acuerdo con información de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), el 71% de los nuevos créditos agrícolas ($2.442 millones) fueron entregados por sus 24 miembros durante el último año.

“El financiamiento de consumo es más barato y fácil de colocar; mientras el dirigido a la producción representa más costos y riesgos. Con un esquema rígido para las tasas de interés y los requisitos de acceso, que además es establecido desde la política, los perjudicados son la mayoría de los ecuatorianos que buscan micro financiamiento para sus negocios”, se puntualiza en un comunicado.

En otras palabras, a pesar del monto creciente en el crédito productivo, todavía más del 75% de los micronegocios siguen acudiendo al chulco, porque el financiamiento formal está atado a una visión política de inclusión.

Los montos

En promedio, el monto de un crédito productivo en el Ecuador es de $55.696,93. El microcrédito, en cambio, llega a los $3.450,50 por operación.

Roberto Vera, economista y emprendedor, aseguró que, sobre todo en el caso de los microemprendimientos en las zonas más pobres de las ciudades y el campo, los montos que se necesitan para iniciar una actividad están por debajo de los $2.500 para micronegocios y de menos de $30.000 para emprendimientos a pequeña escala.

“Si se flexibilizan los requisitos y el establecimiento de tasas de interés, más de 2 millones de ecuatorianos podrían acceder a crédito para iniciar o mantener su negocio pequeño. Actualmente, más del 60% de las empresas informales necesitan una inyección de capital de entre $5.000 y $15.000, pero no cumplen los requisitos de acceso”, detalló.

En otras palabras, el aumento de la inclusión financiera pasa por adecuarse más a la realidad de la economía ecuatoriana y menos a lo que puede salir de las visiones políticas desde un escritorio.

Valeria Llerena, directora ejecutiva en la Red de Instituciones Financieras de Desarrollo (RFD), recordó que “el crédito más caro es el que no existe, el que no se da. Los que buscan pequeños créditos de $300 o menos solo tienen opción en la informalidad. Un crédito en el chulco puede tener una tasa de interés del 5% al día o 1.500% anual”.

Asesoría y seguimiento

Además de las restricciones antes mencionadas, un sistema creditico eficiente también debe incluir asesoría y seguimiento para que el financiamiento otorgado se gaste de forma adecuada.

Esa asesoría; sin embargo, representa un costo alto que no se toma en cuenta en el sistema político de fijación de tasas de interés. Incluso, desde programas estatales como el crédito al 1%, se pierde de vista este aspecto.

El resultado es que el dinero recibido se destina, en más del 50%, a cultivos agrícolas que ya están saturados, o a negocios con mucha competencia y se da poco espacio de desarrollo.

Por eso, Moreno afirmó que tanto el sector agrícola como productivo en Ecuador está poco diversificado; y la mayoría de los emprendedores están detrás de los mismos negocios y actividades con sobreoferta en el país.

Actualmente, Ecuador está en el puesto 120 entre 157 economías analizadas en el Índice de Complejidad Económica. (JS)

Por cada $1 en crédito de consumo, en Ecuador se otorgan $2,32 en créditos productivos y microcréditos.
Ecuador otorga hasta dos veces menos microcréditos de menos de $1.000 en comparación a países vecinos como Colombia y Perú.
En promedio, un microcrédito en Ecuador es de $3.450,50; mientras un crédito de consumo llega a $1.238,46.

Sector turístico dice que IESS y SRI no refinancian sus deudas

Representantes del sector dieron una rueda de prensa

Según el sector, no se cumple lo que dice la reforma tributaria de Lasso e incluso se emiten glosas y coactivas para cobrar obligaciones pendientes.

Más de tres meses después de la entrada en vigor de la Ley Orgánica para el Desarrollo Económico (reforma tributaria de Guillermo Lasso), el sector turístico denuncia que no se cumple con las facilidades para refinanciar deudas, hasta por 48 meses, con el IESS y el SRI.

Nicolás Romero, representante de la Asociación de Restaurantes del Guayas, denunció que les preocupa la actitud de ciertas instituciones que “parecieran no entender que hay un paciente que tiene que recuperarse y que además hay un sentido de urgencia”.

En el caso del IESS, la situación es más grave -dicen el representante- porque, no solo que no ha viabilizado el refinanciamiento de deudas, sino que, según Romero, hace pocos días la institución ha comenzado a emitir glosas y títulos de crédito por esas deudas.

“Si no se reversan las medidas deberemos tomar acciones legales. Del Gobierno pedimos una visión menos fiscalista y más en la vía de la generación de empleo”, acotó.

Además, Romero recordó que, entre 2020 y 2021, con la pandemia todavía golpeando fuerte, se le siguió cobrando anticipadamente impuestos al sector.

“Algunos socios y afiliados que han pedido devolución, pero no se concreta en más de 100 días”, puntualizó.

Se ha recuperado la mitad del empleo perdido

André Obiol, presidente de la Federación Hotelera del Ecuador, dijo que durante los momentos más duros de la pandemia se perdieron 140.000 empleos formales en el sector turístico. A la fecha se ha recuperado la mitad, es decir, alrededor de 70.000 puestos de trabajo.

Luego de un 2020 de pérdidas por $2.500 millones en turismo internacional y $1.000 millones en turismo doméstico, la recuperación en 2021 fue del 30% de esas ventas perdidas.

“Ahora estamos más relajados con la pandemia, pero tenemos la amenaza internacional de la guerra de Ucrania. Operadoras y agencias de viajes ha empezado a recibir cancelaciones de viajeros que venían de Francia, Italia, Inglaterra, España hacia Ecuador”, aseguró Obiol.

En este contexto, el representante de los hoteleros consideró que es completamente inconveniente que se les esté pretendiendo cobrar un impuesto temporal al patrimonio.

“Hay hoteles en la ciudad de Quito que tiene que pagar por esta tasa valores de alrededor de $500.000, cuando solo ciertos meses están llegando a cubrir sus costos y gastos”, afirmó.

Además, también lamentó que los créditos que ofreció el presidente Lasso en campaña no se hayan concretado, o hayan llegado a pocos. Lo mismo sucede con los refinanciamientos con la CFN y la reducción de tasas y patentes municipales.

“El ritmo de ingresos que tenemos actualmente no genera lo suficiente para cubrir las deudas con proveedores, entidades del Estado, municipios”, concluyó.

Carta al IESS para que se cumpla la Ley

En una carta del 3 de marzo de 2021, el Ministerio de Turismo reclama a las autoridades del IESS que, luego de varias reuniones y pedidos, no se haya viabilizado el para que se refinancien las deudas del sector turístico.

«En este sentido, me permito insistir en esta solicitud, debido a que existen muchos empresarios turísticos a nivel nacional, que debido a su precaria situación económica, están a la espera de esta resolución para poder refinanciar sus deudas al seguro social», dice la carta del ministerio que está dirigida al presidente del Consejo Directivo del IESS, Francisco Cepeda Pazmiño.

En la carta se enfatiza que, debido al tiempo transcurrido por la falta de emisión de esta resolución, el IESS a través de sus diferentes órganos y sistemas ha emitido glosas y notificaciones de coactiva a los empresarios turísticos.

Si no se ayuda al sector, algunas estimaciones apuntan a que podría quebrar entre el 10% y 15% de los negocios. (JS)

Los feriados ayudan, pero no solucionan los problemas del sector turístico

HECHO. La llegada de turistas se incrementó 26% en 2021, pero la crisis todavía no se supera.

En 2021, se registró una recuperación de más del 25%, pero los niveles prepandemia se alcanzarán entre 2025 y 2026.

En promedio, los feriados han representado entre el 5% y el 8% de los ingresos de todo el sector turístico en los últimos años. Antes de la pandemia sumaban alrededor $413 millones, mientras que en 2020 llegaron a $153 millones.

Durante el primer feriado largo de 2022, es decir Carnaval, se generaron $67 millones. Desde los diferentes actores del sector se considera que estos días de asueto, que llegan a ser 10 y 12 durante un año, son una ayuda pero no solucionan los problemas estructurales.

Por ejemplo, Carmen Luna Fiallos, presidenta de la Cámara de Turismo de Baños, y Norman Bock, director de la Asociación de Hoteleros del Distrito Metropolitano de Quito, han manifestado que la reducción del IVA del 12% al 8% no tiene mayor impacto porque ese tipo de beneficios deberían establecer para las épocas de temporada baja.

En otras palabras, los feriados ya tienen una demanda alta, pero lo que se necesita es generar una cultura de viaje para que el turismo se incremente de manera consistente durante todo el año, no solo en ciertas fechas.

En ese contexto, los representantes del sector aseguran que habría sido mejor establecer un 0% durante uno o dos años, como en algún momento incluyó en sus propuestas de campaña Guillermo Lasso.

La recuperación no ayuda a salir de la zona crítica

En 2021, el movimiento económico del turismo creció 25,8% en Ecuador. En la región, la recuperación fue del 17% y en Europa del 19%.

Actores del sector han reconocido que temas como la exitosa campaña de vacunación contra la COVID-19 han permitido esos resultados, pero la recuperación de los niveles que se tenían entre 2018 y 2019 solo se alcanzarán entre 2025 y 2026.

Así, el flujo de caja es futuro, pero en 2022, 2023 y 2024 se necesita una inyección de capital importante para evitar que muchos negocios cierren.

Esa inyección debería venir a través del cumplimiento de otra promesa de campaña. Esa promesa son los Créditos Visita Ecuador, que debería entregar al menos $100 millones, al 3% y con tres años de gracia.

Según últimas declaraciones del ministro de Turismo, Niels Olsen, aunque no se ha concretado todo lo ofrecido, si se ha avanzado en las ayudas a través de tres vías.

Plan de promoción y reestructuración de deudas

En los últimos días, Olsen presentó un plan de promoción con un presupuesto de $47 millones hasta 2025. En 2022 se gastará $5,5 millones. De ese total, 70% será invertido en el mercado internacional, y el 30% en el local.

Los países donde se concentrará la promoción son Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Chile, Australia y Europa, con énfasis en Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos y Reino Unido.

La meta es incrementar en un 30% las llegadas internacionales hasta 2025, lo que representa llegar a los 2 millones de visitantes al año.

El Ministro ha asegurado que, a diferencia de Gobiernos anteriores, se tiene establecido un plan transparente para que cada dólar tenga el mayor retorno posible.

Caso contrario se repetirá lo sucedido entre 2015 a 2020, cuando se invirtieron $83 millones en promoción, pero el número de turistas extranjeros se incrementó en 95.000. Cuando en el mismo periodo, las visitas internacionales aumentaron entre 500.000 a 1 millón en Perú, Colombia y Costa Rica.

El sector turístico ha recibido históricamente menos recursos, y el gasto ha sido ineficiente cuando se ha asignado más.

 Deudas tributarias

Otra vía para apuntalar al sector, sobre todo con respecto a los estragos que produjo la pandemia, está relacionado con medidas incluidas en la reforma tributaria. Por un lado, se puede reestructurar deudas con el SRI y el IESS hasta por 48 meses, sin cuota inicial. Sin embargo, existen quejas de que estos beneficios no se están cumpliendo para todos.

Por otro lado, las pérdidas de 2020 y 2021 en todo tipo de actividades turísticas pueden descontarse del impuesto a la renta hasta por 10 años.

El punto más bajo, sin embargo, es el crédito. Según las autoridades, existe una línea de crédito con Banecuador al 9,75% (7% menos que el 16% regular). Esa línea ha favorecido a más de 102 operaciones turísticas, por un valor de $1,5 millones. Ese valor es mucho menor a las necesidades de la industria turística.

Sin fecha definida también se ofrece que se abrirá microcréditos, como los que se están dando en el sector turísticos, al 1% y 30 años plazo. (JS)

Para 2025, la meta del Gobierno es alcanzar 600.000 empleos directos en el sector turístico. A diciembre del 2021, se cerró con 540.000 empleos directos.
54.166 turistas extranjeros, cada mes durante 2021, registraron su ingreso al país

Actual Gobierno heredó un presupuesto de promoción de $50.000

Durante 2021, con base al presupuesto dejado por la administración de Lenín Moreno, el Ministerio de Turismo tuvo apenas $50.000 para promoción interna y externa.

Este 2022, la cifra sube a $5,5 millones. La estrategia de promoción incluye la participación en 14 ferias internacionales; y un enfoque directo en los clientes.

Según la Organización Mundial de Turismo, el 80% de las personas toman su decisión de vacacionar en un país con base a lo que ven en medios digitales. Además, se ha establecido que lo que buscan los viajeros son destinos únicos y experiencias que transformen sus vidas.

Hay un énfasis en la naturaleza y la ruralidad, con el complemento de dos cosas: bioseguridad y bajos niveles de delincuencia e inseguridad.

Se contratarán empresas de relaciones públicas para el mercado estadounidense y para el mercado europeo.

Sin embargo, un problema que no se puede resolver es que la mayor parte de los impuestos Eco delta y Ecuador potencia turística, que encarecen en más del 60% de los pasajes aéreos, no llegan al Ministerio de Turismo para promoción.

La razón es que la Constitución dice que los fondos no pueden ser preasignados a esa dependencia porque no es uno de los sectores prioritarios como salud, tecnología y educación.

El año pasado se recaudaron $65 millones por esos impuestos.

Préstamos de Banecuador no llegan a los campesinos

PRESIÓN. De manera recurrente campesinos de diversos sectores acuden al Centro Agrícola de Esmeraldas, para solicitar ayuda y presionar que Banecuador les otorgue los préstamos

Exigirán que se audite y transparente la entrega de los créditos que otorga Banecuador en Esmeraldas.

El agricultor Diego Zambrano regresó a su comunidad decepcionado. En Banecuador no le dieron el préstamo para potenciar la plantación de balsa que tiene en el recinto 10 de Agosto de la parroquia Montalvo, cantón Rioverde.

Zambrano, de 35 años, no alcanza a comprender por qué la negativa de la entidad crediticia, cuando presentó todos los  documentos y requisitos que le pidieron.

Nunca los técnicos de Banecuador  inspeccionaron mi predio, pese a que la solicitud de crédito y carpeta correspondiente los presenté en agosto de 2021”, explicó el agricultor.

Manos vacías

Al campesino Ángel Párraga, de la comunidad Repartidero, le ocurrió lo mismo y retornó con las manos vacías. “Tenía la esperanza de mejorar mis cultivos pero todo quedó trunco. En Banecuador no ayudan a la gente honesta, que trabaja la tierra y quiere progresar”, refirió Párraga.

Hasta el Centro Agrícola Cantonal de Esmeraldas diariamente acuden delegaciones de campesinos a expresar su inconformidad por el trato inadecuado que reciben en Banecuador.

Ante el presidente de la referida institución, Jacob Saavedra, el agricultor César Aveiga dijo que en ese banco del Estado la atención es pésima.

“La gente del agro presenta la solicitud de préstamo, entrega la documentación de soporte que se exige, pero finalmente nadie nos da respuesta si califican o no y todo queda en el limbo”, aseguró Aveiga.

Exigirán auditoría

Desde la Federación Provincial de Comunas, el presidente Juan Mérice Caicedo, anunció que en la presente semana varios centenares de comuneros estarán en el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

“Vamos a exigir que se audite y transparente la entrega de los préstamos que otorga Banecuador en Esmeraldas”, manifestó Caicedo, agregando que es inadmisible que quienes hacen producir la tierra no reciban el incentivo de Banecuador, sino que, por el contrario, se los irrespeta. (AGM)

Opciones para que jubilados accedan a mayores montos crediticios

CRÉDITOS. El Biess incrementa del 40 al 50% la capacidad de endeudamiento de los jubilados y pensionistas.

ZONA 7. El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Biess, incrementa del 40 al 50% la capacidad de endeudamiento de los jubilados y pensionistas, considerada para el cálculo del monto de los Préstamos Quirografarios. Este beneficio se traduce en la posibilidad de que este segmento de asegurados pueda acceder a un mayor monto crediticio.

La decisión de este cambio fue establecida por el directorio de la institución mediante Resolución No. BIESS-DIR-RS-006-0049-2022 el viernes 28 de enero de 2022, con base en los informes técnicos presentados por la actual administración.

Para Iván Tobar, gerente general del Biess, “los Préstamos Quirografarios se han constituido en un mecanismo efectivo para el pago de deudas, para cubrir necesidades urgentes e incluso para el inicio de emprendimientos”.

El incremento del porcentaje de la capacidad de pago de los jubilados, inicialmente, tendrá una vigencia de seis meses, es decir, durante los próximos seis meses, la capacidad de endeudamiento de los jubilados será del 50%, en ese periodo de tiempo se medirá si es o no positivo el incremento.

Requisitos

Los jubilados y pensionistas podrán acceder a este beneficio desde el 2 de febrero cumpliendo con los siguientes requisitos:

  1. Encontrarse en goce de una pensión jubilar otorgada por el IESS.
  2. No ser mayor de 78 años de edad.
  3. Registrar en el IESS una cuenta bancaria personal e individual a nombre del jubilado o pensionista.
  4. No tener obligaciones vencidas con el IESS o Biess.
  5. No tener en trámite solicitudes para el otorgamiento de préstamos hipotecarios o quirografarios.
  6. En caso de novaciones, el jubilado o pensionista debe haber cancelado al menos el 25% del total de los dividendos del crédito a novar.
  7. Los jubilados y pensionistas pueden novar su crédito hasta cinco años plazo, dependiendo su rango de edad.