lunes, diciembre 6, 2021
Tungurahua Destacado Niños son usados para vender droga y robar

Niños son usados para vender droga y robar

Cuando se habla de delincuencia, la relación directa vincula a personas adultas, sin embargo, no siempre es así. En algunos casos, hay menores de edad involucrados, quienes terminan formando parte clave en el cometimiento de ilícitos.

Un caso puntual reciente, fue el suscitado el 29 de octubre de este año, en el estacionamiento del mercado Artesanal en el centro de Ambato, donde fueron precisamente niños de entre 9 y 11 años de edad, quienes participaron en el robo de un carro.

 

La problemática

Desde la Policía Nacional, el coronel Marco Antonio Muñoz, jefe de la Subzona Tungurahua, aseguró que, los menores de entre 6 y 16 años, son los que más terminan siendo utilizados para diferentes ilícitos. Y es que, su estado de vulnerabilidad e inimputabilidad, los convierte en atractivos para las organizaciones ilícitas.

Por tratarse de menores de edad, la Policía Nacional, no maneja una estadística precisa de cuántos adolescentes y niños han sido involucrados en actos delincuenciales.

Pero en base al trabajo diario, desarrollado por los uniformados, sí se ha podido determinar percentiles aproximados de edades y tipos de delitos en donde más se han utilizado a menores de edad.

 

El Estado debe promover programas de ayuda social, psicológica e integral a los menores tanto vinculados a delitos, o que residan en ambientes de riesgo, tal como reza el artículo 35 de la Constitución, se debe precautelar por el bienestar de este grupo social, mas esto no se cumple en la mayoría de los casos”.

Mauricio Bonilla Villacís,

Abogado.

 

Delitos

“Padres, familiares o amigos cercanos son los que hacen que los menores entren al mundo delictivo, esto es porque por su situación de estar protegidos por el Estado y ser inimputables, en algunos casos, permite que sean aprovechados”, aseguró el oficial.

Ilícitos como el microtráfico ha reclutado a menores de edad en sus filas, donde, a decir de la Policía, chicos de entre 7 a 14 años, son los más utilizados para el expendio de sustancias.

En lo que respecta al robo de personas bajo la modalidad ‘descuidero’, los infantes usados en buses o sitios con aglomeraciones, son menores de entre 6 a 10 años, quienes también participan en otros ilícitos como: estruche, robo a viviendas y también son usados como ‘campaneros’.

“Cuando encontramos menores en medio de un procedimiento, la Unidad de Policía Especializada en Niñas, Niños y Adolescentes (Unipen), es la encargada de abrir una ficha sobre el caso.

La última palabra la tiene Fiscalía quien determina si puede o no ser judicializado el infante. De no serlo, se hace la entrega inmediata a sus padres o un familiar cercano”, reiteró el uniformado.

EL DATO
Varios niños permanecen con sus padres en las calles pidiendo caridad o 
como vendedores informales, esto también podría motivar a la vinculación 
de los menores a hechos delictivos.

 

Impacto social

Para Norma Sierra, socióloga, el problema no son los menores de edad o su entorno familiar, sino las condiciones en las que pudieren encontrarse, y lo que esto les dificultaría para su subsistencia.

“El crecimiento de la pobreza que tiene que ver con el desempleo, se convierte en un problema estructural en donde si una familia no consigue una forma legal de subsistencia, se vuelve presa de las mafias y por ende vinculan a los niños en estos actos, conformándose una escuela del delito para estos menores”, indicó la experta.

Para Sierra, la solución a esta problemática tiene que partir desde el Estado, con la aplicación de políticas públicas comunitarias, que garanticen retorno al sector rural, motivar el trabajo agrícola, generar buenas condiciones en el campo y otros sectores. “La pobreza, es la mano de obra de las mafias”, recalcó la especialista.

 

Ciudadanos

Rubén G. tiene una tienda cerca del mercado Modelo y comentó que es muy común ver como adolescentes roban a los transeúntes. “Ahora que viene Navidad se dan todavía más hurtos porque la gente se aglomera y es aprovechado por los delincuentes”, dijo Rubén.

Además, comentó que los encargados de robar son adolescentes entre 14 y 16 años, y atrás de ellos se ven a personas más adultas que se meten si observan que los menores son sorprendidos en el delito. (MAG)

 

¿Qué dice la ley?

Los niños hasta los 11 años, 11 meses y 29 días no pueden ser juzgados. A partir de los 12 años hasta los 16 años, 11 meses y 29 días, si cometen algún delito tienen una responsabilidad atenuada y se les aplica medidas socioeducativas, pero también podrían ir al Centro de Adolescente Infractores.

Noticias relacionadas

La Hora TV