Los tsáchilas han cambiado sus hábitos alimenticios

SEP, 06, 2019 |

MIEMBROS. La alimentación actual está afectando la salud de los Tsáchilas, indican expertos.

SANTO DOMINGO DE LOS TSÁCHILAS

Las costumbres alimenticias de la etnia tsáchila se han transformado en los últimos años. Ahora es común que consuman bebidas gaseosas en lugar de jugos naturales, condimenten la comida con aliños procesados y que, en general, no realicen la misma actividad física de sus antepasados. 

Esto ha ocasionado que la población actual presente enfermedades que se relacionan con la mala nutrición y el sedentarismo.

Augusto Calazacón, líder del Museo Etnológico Tsáchila, perteneciente a la comuna Chigüilpe, comentó que antes la nutrición era más saludable y natural. Los hombres cazaban y llevaban el alimento fresco a casa, mientras que las mujeres se encargaban de preparar la comida con poco condimento. “Ellas usaban un bejuco oloroso, como ajo, llamado ‘cenco’, y sal en grano, que molían en piedra”, afirma Calazacón. 

Con respecto a la bebida tradicional, Andrea Calazacón, del Centro Turístico Mushily, afirma que “la chicha se hace del plátano bien maduro, machucado y cocinado con su misma agua”. 

La contaminación es otro factor que interfiere en este tema. En los ríos contaminados ya no se encuentran los peces llamados ‘huillí’ o ‘campeche”, que eran los más consumidos. “Nos toca comprar en los mercados en el centro de Santo Domingo”, indica Diana Aguavil Calazacón, gobernadora de la nacionalidad tsáchila. “El agua se contaminó, ya no hay pesca, ahora compramos en el mercado. Nos venden la tilapia roja y hacemos ayampacos, asados o fritos”, mencionó Augusto Calazacón.

En la actualidad mantienen la costumbre de consumir el plátano verde a diario. La tradición es hacer el verde molido, llamado ‘bala de verde’ o ‘anoila’. Sin embargo, todos sus productos ya no son tan naturales. 

Diana Aguavil aduce que hoy en día la tierra ya no es fértil como antes. Ocupan productos químicos para acelerar la producción y recolectar pronto el verde. 

A diferencia de sus ancestros, los tsáchilas ahora usan aliños. “Nosotros condimentamos nuestra comida con achiote, salsa china, mostaza, entre otros, para darle más sabor”, agrega Aguavil. “Usamos sal refinada y aliñamos con yerba picada. Hacemos aliño compuesto, con cebolla, ajo, culantro y tomate”, afirma Augusto Calazacón. “Se hace un pequeño refrito, utilizando un poco de sal, cebolla, tomate, pimiento y ajo. Antiguamente no se ingería nada de eso, hoy en día ya se prepara diferente. Sin embargo, no se ocupa demasiado aliño”, cuenta Andrea Calazacón. 
 

Ahora se ve obesidad
Los cambios físicos de los tsáchilas son notorios. En las comunidades no se veía obesidad porque eran personas que trabajaban en el campo y se nutrían correctamente, pero ahora, ya se nota este problema, explica Patricia Chiriboga, nutricionista. 

Consumen productos más refinados, como gaseosas, bebidas azucaradas y otros procesados que no son saludables, añade Jaime Moreno, también nutricionista.

Los profesionales mencionan que el verde posee potasio, sodio y ciertos minerales que lo hacen un alimento bueno. Sin embargo, siempre es necesario tener en cuenta la manera de consumirlo. 

Los tsáchilas antes ingerían el verde asado o cocinado, pero en la actualidad lo fríen; ese es el problema, argumentan. 

LA HORA LAB

Dámaris Ordóñez, estudiante de Comunicación Social de la Pontificia Universidad Católica, sede Santo Domingo de los Tsáchilas.

FRASE

Los tsáchilas deberían rescatar los hábitos nutricionales que tenían hasta la 
última década, y evitar ingerir productos que no benefician”. Patricia Chiriboga Nutricionista