viernes, diciembre 3, 2021
País Dos temas preocupan sobre el presente y futuro de las inversiones mineras

Dos temas preocupan sobre el presente y futuro de las inversiones mineras

El Gobierno debe tomar definiciones claras sobre su anuncio de prohibir la minería a cielo abierto y la intención de la Asamblea de auditar todos los contratos mineros.

Se respira una tensa calma. La minería es una de las principales fuentes de inversión y sus exportaciones superaron los $1.000 millones en 2020. Sin embargo, dos amenazas se ciernen sobre su desarrollo presente y futuro.

Sin mayores precisiones, pero asegurando que es un objetivo innegociable, Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea, ha recalcado que se está trabajando en la concreción de una comisión especial que audite todas las concesiones mineras otorgadas en el país.

Incluso se habla de reversión o cambios en los contratos en caso de que se encuentren perjuicios para el país y las comunidades aledañas a los proyectos.

María Eulalia Silva, presidenta de la Cámara de Minería, explicó que el sector está de acuerdo con la revisión de que las concesiones mineras cumplan con la ley, en temas técnicos, tributarios, laborales y ambientales.

“Lo que no se puede hacer es modificar los contratos. Eso no es solo cuestión de la industria minera, sino de seguridad jurídica de todo el país. El perjuicio podría ser enorme, no solamente por toda la inversión que se deja de percibir. Se puede entrar en una espiral muy complicada de arbitrajes internacionales y multas multimillonarias”, dijo

En 2020, las actividades de explotación de minas y canteras pagaron $640 millones en impuestos; y entre enero y abril 2021, la cifra llega a $334 millones.

Roberto Merino, ingeniero en minas e investigador, comentó que, si se necesita más transparencia, pero sobre todo más controles con las actividades ilegales. No se puede hacer un “borra y va de nuevo” de lo ya firmado por consideraciones políticas.

“Ecuador es parte de la Iniciativa de Transparencia para las Industrias Extractivas (EITI) desde octubre de 2020. Para la segunda mitad de este año se espera publicar toda la base de datos de los contratos y las licencias para que cualquiera lo pueda revisar. No se necesitan comisiones especiales”, acotó.

Prohibición de minas a cielo abierto

Durante la campaña, el presidente Guillermo Lasso expresó en varias ocasiones que en su Gobierno se avanzaría en la prohibición de las minas a cielo abierto. Eso frenaría inversiones presentes y futuras porque, según Silva, la actividad minera se hace por fases y hasta llegar a la explotación pueden pasar años.

“En las fases exploratorias no se tiene mayor claridad, pero conforme se va avanzando se entiende que material hay, cuánto y cómo se lo puede explotar. Si es una mina subterránea o a cielo abierto solo se puede saber después de mucho tiempo e inversiones”, puntualizó.

En ese contexto, con una prohibición sobre una de las formas de explotación, lo único que se lograría es que ahuyente a los inversionistas que apuestan por el país.

“Tuvimos una consulta popular hace apenas tres años, en 2018. Ahí se estableció que se puede hacer minería excepto en áreas protegidas, zonas urbanas y zonas intangibles. Cambiar las reglas del juego a mitad de una inversión es matar a la industria y ahuyentar a la inversión extranjera”, acotó Silva. (JS)

¿Oportunidad aprovechada o desperdiciada?

El precio de los minerales está subiendo a nivel mundial. Así, por ejemplo, la tonelada de cobre estaba a menos de $9.000 hace tres semanas, pero ahora está en $10.400. Para 2025, se prevé que llegue a los $15.000 por tonelada.

El mundo está abocado a cambiar la matriz energética. Muchos países ya tienen fechas para arrancar la carbono neutralidad. Cada vez se van a necesitar más autos eléctricos, los cuales ocupan cuatro veces más cobre que un auto normal.

En este contexto, Ecuador tiene la disyuntiva de aprovechar su potencial y la oportunidad de una demanda creciente de minerales; o ponerle trabas al sector minero.

“Los metales son vitales para transportarnos, comunicarnos,para  diagnósticos médicos, entre otros. Hay tecnología para minimizar el impacto ambiental; pero si no apuntalamos la actividad formal se disparará la informalidad porque hay buen negocio”, dijo María Eulalia Silva, presidenta de la Cámara de Minería.

La minería genera 84.000 contratos laborales directos; y alrededor de 252.000 empleos indirectos. .
Ecuador cuenta con dos minas a gran escala: Mirador (cobre) y Fruta del Norte (oro y plata)

Sin cabeza en el ministerio de Energía

El 24 de mayo de 2021, Roberto Salas fue el único ministro del gabinete que no fue posesionado oficialmente. Cinco días después, la presidencia de República anunció que el nombramiento se truncó por el desistimiento del involucrado. En el ministerio de Energía hay incertidumbre y por eso no hay definiciones sobre el manejo de sectores tan importantes como petróleo y minería.

Salas fue director ejecutivo y vicepresidente del Grupo Nobis hasta el 21 de mayo de 2021. Ese grupo es accionista de la compañía minera Adevntus, que maneja la explotación de tres proyectos en Ecuador: Curipamba, Pijilí y Santiago.

El principal cuestionamiento en su contra era que tenía conflicto de intereses, no solo porque era representante del Grupo Nobis en la minera, sino también por ser propietario a título personal de $782.500 en acciones.

El 10 junio 2021, la junta de accionistas de Adventus está convocada para analizar la situación de Salas.

Noticias relacionadas

La Hora TV