Visión ideológica confusa

EDUARDO CHIRIBOGA APONTE

La entrevista al presidente Moreno el domingo anterior, dejó un sabor amargo a la ciudadanía. Sostuvo que se ha iniciado un crecimiento, gracias a su ley de Reactivación Económica, sin reconocer que el dinero proveniente de más deudas, y el alejamiento de Correa, influyeron directamente en el hecho. Ratificó su confianza en la visión “socialista” de la Vicepresidenta, sin aceptar que esa tendencia ha llevado al descalabro a muchas economías, dejando incertidumbres en quienes creen que dicho modelo, hace rato se agotó. Sostuvo que su equipo económico “es el mejor”, sin aclarar por consiguiente, los motivos que lo indujeron a convocar a economistas independientes de reconocida trayectoria, para que le ayuden con sus aportes en su gestión, abriendo dudas sobre la solvencia, coherencia de pensamiento y visión de futuro del país.

En síntesis, no dijo mayor cosa para aclarar hacia dónde piensa encaminarnos, lo que abre la esperanza de que, una vez ganada la Consulta Popular, realice urgentes cambios, y sobre todo, inicie su frontal apoyo al alicaído sector agropecuario, pero ésta vez, pensando principalmente en el sector productor campesino, el que se encuentra secuestrado por grupos hegemónicos desde siempre; además, que se inicie la regulación al intermediario, cuyo excesivo libertinaje, afecta los costos de producción, el nivel de vida del sector productor y de todos los ecuatorianos.

Los cambios frecuentes en la cúpula del MAG, dejan en el limbo la cacareada Minga Agropecuaria, y muestran claramente que la verdadera vocación de nuestra patria, poco interesa a quienes nos gobiernan, pues son los poderosos grupos agroexportadores, quienes solventan y titiretean históricamente a todo gobierno. Lo que me da argumentos de sobra, para ratificar mi pensamiento sobre la utilización engañosa de las caducas ideologías extremas, herramienta indispensable para ganar elecciones engatusando a un pueblo inculto, que acostumbra a alinearse con quien le ofrece contratos y cargos, reforzando la génesis de la corrupción que hoy se quiere combatir. La tomadura de pelo de que “son de izquierda” o “de derecha”, debe algún día terminar. Y solo el pueblo dirá cuándo.

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com