viernes, enero 28, 2022
Imbabura / Carchi Los Cedros nuevamente le gana la batalla a la minería

Los Cedros nuevamente le gana la batalla a la minería

En una resolución considerada histórica, la Corte Constitucional ratificó la sentencia donde se sustenta la vulneración de los derechos de la naturaleza en este bosque protector. 

Redacción IMBABURA

Los derechos de la naturaleza prevalecen sobre el extractivismo. Esa fue la decisión de la Corte Constitucional, en el caso del bosque protector Los Cedros, ubicado en la provincia de Imbabura, cantón Cotacachi, zona de Intag, al norte de Ecuador.

El máximo órgano encargado de garantizar que se cumpla la Constitución en el país se tardó más de un año en revisar una sentencia de la Corte Provincial, donde se declaró la vulneración de los derechos de la naturaleza de Los Cedros, por dos concesiones mineras.

“En esta sentencia, la Corte Constitucional constató, a través de información científica, la biodiversidad del bosque protector Los Cedros y dijo que dicho ecosistema, conforme la Constitución, es titular de los derechos a la existencia de las especies animales y vegetales, así como a mantener sus ciclos, estructura, funciones y proceso evolutivo”, explicaron.

Sentencia histórica

Desde el Observatorio Minero Ambiental y Social del Norte del Ecuador (Omasne), Elisa Levy mencionó que esta es una sentencia histórica, que evidencia que varios derechos fueron vulnerados en este caso, donde se planificaba que se desarrolle un proyecto minero a gran escala, cuya fase de exploración inicial estaba a cargo de la empresa canadiense Cornerstone.

Pero también va más allá, afirmando que la revisión y la sentencia podrían aplicarse a una realidad de todos los proyectos mineros y petroleros del país, “donde nunca hubo el debido proceso en la entrega de las concesiones, lo que las convierte en ilegales”.

“La Corte fue enfática en declarar que los derechos de la naturaleza, como todos los derechos establecidos en la Constitución ecuatoriana, tienen plena fuerza normativa y no constituyen únicamente ideales o declaraciones retóricas, sino mandatos jurídicos”, mencionaron desde la Corte Constitucional, en un comunicado.

Encontraron falencias

Los magistrados que analizaron el caso dividieron su análisis en tres puntos principales, donde se destaca: los derechos de la naturaleza y el principio precautorio, el derecho al agua y a un ambiente sano, y la consulta ambiental.

“Se determinó, en aplicación del principio precautorio, que las autorizaciones administrativas emitidas por la autoridad no contaron con estudios ni evidencia científica necesaria para evitar y mitigar daños graves e irreversibles para las especies y ecosistemas, y por tanto, a los derechos de la naturaleza, al agua y a un ambiente sano y equilibrado”, informaron.

La revisión de la sentencia por parte de la Corte Constitucional se sustenta en 119 páginas.
El 3 de marzo de 2017 se otorgaron dos concesiones mineras en Los Cedros, denominadas ‘Magdalena 1’ y ‘Magdalena 2’, que suman 9.909 hectáreas, en más del 60% del área del bosque protector y las comunidades de Brilla Sol y Corazón.

El Estado debe consultar con las comunidades

Como uno de los puntos que se destaca en el análisis que hizo la Corte Constitucional al caso de Los Cedros, se menciona el tema de consultar a las comunidades aledañas sobre procesos de extractivismo, como una obligación indelegable por parte del Estado.

Señala además que debe realizarse en acompañamiento de la Defensoría del Pueblo y las autoridades de los gobiernos locales, siendo lo más amplia y democrática posible.

También se dispone que cada consulta de este tipo se realice al menos antes del otorgamiento del permiso ambiental y antes de la emisión de la licencia.

“Esto marca un precedente que puede ser usado por comunidades y territorios que se sienten amenazados por proyectos extractivos. La sentencia dice claramente que es el Estado el que debe llevar a cabo estos procesos de consulta ambiental y que estos siempre deben darse antes de la emisión de los registros y licencias ambientales”, comentó Elisa Levy, del Observatorio Minero Ambiental y Social del Norte del Ecuador (Omasne).

Cientos de especies en peligro de extinción

En Los Cedros -que también sirve como una estación científica donde se han hecho importantes descubrimientos mundiales de flora y fauna- existen alrededor de 226 especies que están en riesgo de extinción. Cuatro de ellas son mamíferos en estado crítico de extinción, como el mono araña de cabeza café, el jaguar, mono aullador de la Costa y oso andino, que tienen en este espacio, de casi 6.500 hectáreas, un hábitat para los últimos individuos de estas especies amenazadas que quedan en el mundo.

Noticias relacionadas

La Hora TV