Hombre fue encontrado mutilado

Hallazgo. Los vecinos de la parroquia Venús del Río de Quevedo, amanecieron alarmados al encontrar fundas con posibles restos humanos.

Quevedo. La mañana de este martes 13 de septiembre de 2022, mediante la alarma del ECU- 911 un cuadrante policial se dirigió hasta la parroquia Venus del Río Quevedo, para tomar procedimiento sobre tres escenas de una posible muerte violenta.

En la calle primera de Agosto y Eloy Alfaro se observó una funda plástica con presuntos restos humanos, en la segunda escena se verificó en la calle Primera de Agosto y Rosita Paredes, donde se observa una segunda funda plástica con presuntos restos humanos, y la última y tercera escena en la calle Primera de Agosto y Francisco Cumbicus, donde se observó una cabeza humana de sexo masculino.

Víctima. Los restos encontrados en ‘La Venus’ pertenecerían a esta persona.

Al lugar llegaron las  unidades especializadas y realizaron el levantamiento de indicios y explotación de información, de inmediato acordonaron el lugar de los hechos para proteger los indicios y vestigios con cinta de seguridad reglamentaria, el departamento de Criminalística, hasta el momento se encuentra fijando los indicios.

Según las unidades de investigación especializada aún no dan mayores detalles.

Pugna de bandas deja más heridos

AYUDA. No hubo ambulancia disponible para trasladar a las víctimas. (Referencia)

Aproximadamente en 24 horas ocurrieron dos hechos violentos muy similares.

Varias personas fueron víctimas de un ataque armado cuando libaban cerca a la subestación eléctrica que está en la cooperativa de vivienda 15 de Septiembre, Santo Domingo.

La ráfaga de tiros alarmó a los moradores del lugar, quienes al salir verificaron que habían heridos e inmediatamente alertaron al ECU-911 para que envíen ayuda.

Cuatro hombres resultaron con disparos en diferentes partes del cuerpo. Agentes de Dinased iniciaron las investigaciones y Criminalística levantó nueve indicios balísticos en el lugar de los hechos.

Los presuntos sicarios llegaron a bordo de una motocicleta y dispararon a quemarropa en contra del grupo que consumía bebidas alcohólicas, quienes se dispersaron para tratar de evadir las balas.

HERIDOS

Los trasladaron a diferentes casas de salud para que reciban atención médica. Héctor M., es el más grave porque resultó con un disparo en el abdomen y hasta el cierre de esta edición su estado era crítico.

Él registra antecedentes penales por robo, asesinato y droga. Esto hace presumir, a la Policía Nacional, que el móvil del hecho sea una posible pugna entre organizaciones delictivas.

Los otros heridos fueron identificados como Stalin C., Patricio A., y Daniel H., quien resultó con fractura de fémur. Los galenos confirmaron a los uniformados que ellos están estables. (JD)

Antecedente
Un día antes se produjo un hecho similar en la segunda etapa de la urbanización Los Rosales. Sujetos llegaron con un fusil y pistolas para atentar contra un grupo de presuntos consumidores.
EL dato
La Policía Nacional presume que se trata de pugna entre bandas.

 

 

 

 

Consejos para protegerse de la delincuencia común y organizada

Problema. Ante la ola delictiva existente en la provincia y el país, es necesario tomar precauciones.

Si vive en un barrio afectado por las bandas, probablemente sea consciente de los riesgos que conlleva vivir allí. Las investigaciones han demostrado que las personas que viven en zonas de alta densidad de bandas corren un mayor riesgo de verse afectadas por la delincuencia o de ser víctimas de ella. Pero, ¿qué puede hacer usted si se encuentra viviendo en una zona así?

Manténgase alerta y consciente de su entorno

Las bandas tienen fama de estar dispuestas a utilizar la violencia, y eso incluye la violencia contra personas que no están involucradas en actividades delictivas. Por lo tanto, debe estar muy atento a su entorno y estar preparado para modificar su ruta si observa alguna zona potencialmente peligrosa. Si observa que la gente merodea de manera inusual, como en un estacionamiento desierto, en un callejón o en una calle desierta, debe evitar esas zonas siempre que sea posible. Si se produce una situación de este tipo, debe estar preparado para modificar su ruta o incluso caminar temporalmente en otra dirección. Del mismo modo, si observa que otro peatón parece seguirte o muestra signos de interés por ti, debe modificar tu ruta. Si la persona continúa siguiéndole, considere la posibilidad de llamar a la policía o, si se encuentra en un lugar donde sea seguro hacerlo, desvíese hacia la tienda o el restaurante más cercano hasta que la persona se vaya.

Mantenga sus objetos de valor a salvo y sepa dónde encontrar sus llaves

Cuando esté en público, tenga mucho cuidado con sus objetos de valor, incluidos la cartera y el teléfono móvil. Preferiblemente no lleve billetera. Cuando lleve la billetera, guarde sólo el dinero y las tarjetas que necesite y asegúrese de mantenerla en un lugar seguro. Puede parecer de sentido común, pero también debe guardar sus llaves en un lugar seguro y asegurarse de saber dónde están en todo momento. Si sale a pasear, tenga mucho cuidado con las llaves y no las cuelgue de la mano. Si tiene un llavero con varias llaves, considere la posibilidad de poner las que utiliza con más frecuencia en un llavero con una sola llave más pequeña. Si camina con las llaves en la mano, considera la posibilidad de ponerle una banda elástica alrededor de la muñeca y asegurar las llaves en ella para no ponerlas en peligro de caer.

banda delincuencial 1| Diario La Hora
Protéjase. La delincuencia campea por la zona.

Tenga mucha precaución cuando use el teléfono o el ordenador en público.

Una de las formas en que las bandas tratan de reclutar nuevos miembros es persuadiendo a la gente para que se una en línea. Esto suele implicar la creación de cuentas falsas en las redes sociales o la relación con personas en las redes sociales para intentar que se asocien a su banda. Si ve que alguien sospechoso intenta ponerse en contacto con usted en Internet, no interactúe con él. Si alguien le está molestando en línea, denúncialo en el sitio en el que publica. Si ve a alguien sospechoso cerca de usted mientras utiliza el teléfono o el ordenador, intenta alejarte del individuo sospechoso. Además, es una buena idea evitar utilizar el teléfono o el ordenador en zonas en las que esté solo o en las que no se sienta seguro. Si tiene que utilizar el teléfono o el ordenador en un lugar así, intente permanecer en zonas públicas, como cafeterías o bibliotecas, donde pueda sentirse seguro.

Tenga en cuenta también a sus compañeros

Además de estar atento a las personas sospechosas, debe estar atento a sus vecinos. Ser amable con sus vecinos puede ayudarle a sentirse más seguro en su comunidad. Sus vecinos pueden ser una fuente de información. Si están al tanto de actividades sospechosas o delictivas en el barrio, pueden informar de ellas y ayudar a hacer de su comunidad un lugar más seguro. Del mismo modo, si usted ve algo sospechoso, debe denunciarlo. Es posible que no tenga suficiente información para hacer una denuncia, pero cuando varios vecinos informan de una actividad sospechosa, la policía a menudo puede reunir suficiente información para encontrar y detener la actividad delictiva antes de que se produzca.

Policía señala a banda delictiva como sospechosa de la explosión de coche bomba

inició –de oficio– una investigación por la explosión del vehículo, la madrugada de este domingo 29 de mayo de 2022

La Policía Nacional maneja la hipótesis de que el atentado estaría relacionado con el grupo delictivo los Tiguerones . 

Un aprehendido deja operativo ejecutado por la Fiscalía y la Policía Nacional en la cooperativa Pancho Jácome, al norte de Guayaquil tras la explosión de un coche bomba cerca de la Unidad de Vigilancia Comunitaria de ciudadela Florida, en Guayaquil,

La acción dejó un automotor destruido producto de la explosión, además de la afectación a un vehículo policial. No se registraron víctimas mortales ni heridos.

La Fiscalía se encuentra revisando los videos de seguridad del sector y tomando versiones de habitantes del sector. Pero, los primeros barridos por las cámaras de videovigilancia evidencian que dos personas dejaron el vehículo amarillo tipo taxi estacionado, para luego darse a la fuga en una moto.

Represalias contra la Policía

Sobre un vehículo Grand Vitara SZ, que estaba también afuera del cuartel policial, alguien dejó escrita una leyenda: «TIGUERON».

El coronel de Policía, Maximiliano Maldonado manifestó que el hecho ocurre luego de las jornadas en la que miembros policiales borraron grafitis como medida de recuperación de espacios públicos, en el sector de La Florida, en el norte de Guayaquil.

Por su lado, el ministro del Interior, Patricio Carrillo se pronunció a través de Twitter: «Los policías limpian grafitis y simbolismos de organizaciones criminales y reciben atentados. El crimen organizado no detendrá la lucha por devolverle paz a los ecuatorianos». (MP)

Los Lobos y R7 desataron la masacre y el amotinamiento

Intervención. Policías y militares realizaron un operativo conjunto para retomar el control de la cárcel.

43 personas fallecidas y 13 heridos es el saldo que dejó la sublevación de los reos en la cárcel de Santo Domingo. Huyeron 108 personas.

Marcelo Anchundia, uno de los líderes de la banda R7 fue uno de los involucrados en la matanza registrada hace un mes en la cárcel El Turi, en Cuenca. Ahora su presencia coincide con la matanza y amotinamiento en la cárcel de Santo Domingo. Hasta la tarde se confirmaron 43 muertos, 13 heridos y 108 fugados.

Fuentes del Servicio Nacional de Privados de Libertad (SNAI) señalaron que la orden de asesinar a Anchundia habría provenido de Alexander Quezada, alias ‘Ariel’, uno de los líderes de Los Lobos, quien está recluido en la cárcel de Cotopaxi, desde el 26 de abril.

Luego de lo ocurrido en El Turi, Anchundia fue trasladado a La Roca, por ser considerado de alta peligrosidad. Luego, el 28 de abril de 2022, fue derivado a Santo Domingo. Esto, debido a una medida cautelar que le otorgó un juez de la Unidad Penal Sur de Guayaquil.

Según las primeras indagaciones, el amotinamiento en Santo Domingo habría sido protagonizado por los seguidores de Anchundia y los integrantes de los Lobos. Al final, Anchundia fue aislado minutos después de que militares y policías retomaran el orden en la cárcel.

La rencilla entre Anchundia y Quezada tiene como antecedente lo ocurrido en El Turi, donde ya hubo un enfrentamiento entre los Lobos y R7. En esa ocasión hubo 20 muertos y 10 heridos.

La revuelta empezó antes de las 02:00 de ayer, lunes 9 de mayo de 2022, en el pabellón de máxima seguridad. La mayoría de víctimas fueron ajusticiadas con armas blancas. Sus cuerpos fueron trasladados hasta el Centro Forense.

Rivalidad a muerte

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, se movilizó hasta la provincia Santo Domingo de los Tsáchilas, llegó directamente a la cárcel Bellavista, para verificar la magnitud de la matanza que fue atribuida a la rivalidad existente entre integrantes de las bandas delictivas los Lobos+ y R7. Ese recinto registra un hacinamiento del 100%.

“Lo que se vivió hoy fue una crueldad, de esta organización criminal, que encuentra impunidad en la administración de Justicia, ante los incidentes”, dijo Carrillo, quien inicialmente anunció que eran 41 las personas fallecidas. Minutos más tarde, la Fiscalía General del Estado informó, en su cuenta de Twitter, que la cifra de muertos ascendió a 43.

“La mayoría de cuerpos fueron agredidos en los pabellones y en las celdas. La utilización de armas de fuego, por parte de quienes cometieron este hecho, era para fugarse”, dijo Carrillo.

Drama. Los familiares de los reos estaban desesperados al conocer que hubo muertos y heridos.
Drama. Los familiares de los reos estaban desesperados al conocer que hubo muertos y heridos.

108 delincuentes prófugos

Personal policial y de las Fuerzas Armadas trabajaron conjuntamente para buscar a los reos que abandonaron la cárcel. Hasta el cierre de esta edición se registraban 112 recapturados, pero 108 aún permanecían en calidad de prófugos.

Fausto Salinas, comandante general de la Policía Nacional, informó que desde las 02:00 se activó a todo el contingente y que se sumaron refuerzos de sectores aledaños a Santo Domingo para frenar el amotinamiento.

“Se tomó el control en los pabellones. Hay un dispositivo en tres cercos, se hacen operativos de control en el ingreso y salida de la provincia. Adicionalmente, equipos de criminalística se desplazaron para hacer los levantamientos”.

En el interior del CRS Bellavista se encontraron armas de largo alcance. Según la Policía Nacional se decomisaron cuatro fusiles, tres pistolas, un revólver, cuatro granadas de uso militar, alimentadoras y municiones. (JD)

La llamada que debió encender las alertas

Familiares de los privados de libertad critican el accionar de las autoridades. Esto porque hace tres días habría ingresado una llamada a la central del ECU-911 para alertar un posible amotinamiento en Santo Domingo, pero no se tomaron las medidas necesarias.

Este hecho fue confirmado por Karen Estrella, jefe del ECU-911, quien indicó que se mandó una alerta, el viernes 6 de abril, que querían ingresar al pabellón de máxima seguridad.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, dijo que la Policía Nacional tenía indicios, más que información real, que la presencia de Marcelo Anchundia, líder de la organización, podría provocar un conflicto entre organizaciones.

“Esa alerta sí se conocía, estaba pendiente y a eso obedece que al menos se tiene una capacidad de respuesta”, manifestó.

Además, se conoció que las cámaras de seguridad ubicadas en la cárcel no están operativas. (JD)

350 policías y 200 militares custodian el CRS Bellavista.
25 guías penitenciarios cuidaban a los más de 1.700 privados de libertad.

Cárceles

Muertes por enfrentamientos

2020: 46

2021: 316

2022: 63 (de enero a mayo)

Las “vacunas” destrozan a Ecuador

El país tolera desde hace algunos años una negligencia dolosa de sus autoridades y tenemos innumerables ejemplos de que los problemas sólo se afrontan cuando casi ya son incontrolables y no cuando se originan o se desarrollan.
Carecen de una visión de país, sólo les interesa el aquí y ahora y se limitan máximo al tiempo para el que fueron elegidos o midiendo hasta cuándo van a durar o cuando se van a caer.

Marco actual de violencia

Con elemental análisis se tiene como línea básica informativa que la violencia es una simple lucha de bandas por los territorios para expender drogas y los inocentones nos dicen que son simples peleas entre bandas y eso lleva implícita una torpe justificación de que no es tan grave porque se están matando entre delincuentes y a la final es una ayuda para las fuerzas del orden. Los carteles dejaron hace algunos años de intervenir en la violencia interna, ese no es su negocio. Simplemente contratan a destajo, muertes, el transporte y cuidado de sus alcaloides y por lo tanto las bandas ya operan libremente y como tienen sus propios territorios.
Ya no sólo expenden drogas, sino que controlan todos los negocios ilegales y dentro de estos está el floreciente negocio de las “vacunas”, que están extendidas y con total éxito en varias provincias especialmente en Esmeraldas, Carchi, Imbabura, Los Ríos , Manabí y que es objeto de nuestro análisis semanal, esperando contribuir, aunque con temor, a disparar una oportuna alarma de lo que está sucediendo y que se guarda miedoso silencio.

¿Qué son las vacunas?

Ciertamente “las vacunas” son un método de extorsión utilizado por delincuentes. Es un tema de seguridad nacional muy delicado, que afecta directamente a la clase trabajadora y sus familias. El hombre que tiene una panadería, una tienda, locales comerciales, restaurantes, bares, transportistas e incluso universitarios son amenazados para ceder ante los requerimientos de estos antisociales, que a través de una llamada y con una previa investigación del círculo familiar de la víctima puede extorsionar con métodos de intimidación grotescos.
“La persona que, con el propósito de obtener provecho personal o para tercero, obligue a otro, con violencia o intimidación, a efectuar u omitir un acto o negocio jurídico en perjuicio de su patrimonio o el de un tercero”, comete el delito de extorsión. Recibe una pena de 3 a 5 años. Moviéndonos 2 años atrás en 2020, se puede apreciar que en plena pandemia ”Las Vacunas” se aplican precisamente en las diferentes cárceles del país. Los reos pedían pagos hasta de 300 dólares a los familiares a cambio de seguridad y comida. A estas alturas ya son incontables las historias sobre la extorsión dentro de las cárceles y sus actos violentos en caso incumpliendo. Lo que parece ilógico para un ciudadano común, es una oportunidad de negocio para otros.

Los números no mienten:

En el 2018 según datos de la policía nacional, la ciudadanía reportó 346 casos de extorsión, en 2019 sólo 879 casos, en 2020 fueron 1210 los casos denunciados, el reporte oficial de 2021 indica que los casos denunciados son de 1628, podemos ver un notable crecimiento que es proporcional a la tasa de delincuencia en el país, y se puede sentir en lo que va del año que este número crecerá.
Recordemos que no todos los ciudadanos reportan la extorsión o la solicitud de “Las Vacunas” por temor a perder lo más preciado, la familia. Si bien estos datos demuestran una cifra inferior a la real lo que es evidente es su curva de crecimiento alarmante. Hablemos de las personas que sí aceptan dar su dinero a los extorsionadores para así no cerrar sus negocios y seguir produciendo, ahora están pagando por una seguridad que en cualquier momento puede darse la vuelta y atentar contra su vida y la de su familia, ya que lo tiene bajo su control, con ello exigir progresivamente más y más.

¿Por qué es un negocio rentable?

Sumando estos 4 años hay 6436 casos denunciados, que la policía nacional y fiscalía motivan a las personas a formalizar esta denuncia para “Poder trabajar”, poniendo en riesgo la propia vida del denunciante si el extorsionador descubre que ha sido delatado. De todos estos 6436 casos que es inferior al real, solo 3 están en etapa preparatoria de juicio de los cuales 2 ya prescribieron y uno está en apelación. ¿Hay justicia?

Modus operandi

Un empleado de una empresa conoce acerca del éxito y las utilidades de su empleador, en ese momento toma la decisión de llamarle a amenazar de manera personal o a través de sus amigos para decirle que, si no realiza una transacción, sus familiares están en peligro y ese momento le da un tiempo para que pueda realizar el pago. Así mismo, pueden chantajear con secuestrar a los hijos que se encuentran en determinada escuela o colegio. Un adulto mayor recibe una llamada de un número desconocido en el que le amenazan que si no deposita una cantidad determinada, su integridad o la de su familia se encontrará en riesgo, situación por la cual debe seguir determinadas indicaciones para realizar un depósito o transferencia, los delincuentes manifiestan que debe evitar pedir auxilio a emergencias o a su vez comentar de este particular a alguna persona porque podrían atentar contra su vida o la de sus hijos.

Extorsión Digital

A inicios del año 2021, las llamadas extorsivas de supuestos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) se daban principalmente a médicos y odontólogos de Quito, pero ahora estas llamadas se han incrementado de forma preocupante a nivel nacional .La llamada dura unos segundos. La voz de un hombre que no se identifica es amenazante. “Me contrataron para matarte”, dice. Luego, asegura que es líder de una banda delictiva y exige la entrega de dinero para no atentar contra la integridad de la persona que contestó el teléfono. “Si quieres vivir págame más de lo que me ofrecieron mis patrones”, continúa la conversación.

El miedo es su aliado

Las ‘vacunas’ aumentaron desde septiembre. En un análisis de datos de la Policía se concluye que las llamadas amenazantes guardan relación con las masacres en las cárceles. Zapata indica que las organizaciones extorsivas se tomaron el nombre de bandas delictivas como Los Lobos, Los Choneros o Tiguerones. Esas mafias son responsables de los hechos sangrientos en las prisiones, según inteligencia penitenciaria. Solo en septiembre se dieron 198 llamadas extorsivas. Ese mes se produjo la masacre que dejó 118 muertos. Luego, en noviembre, tras la masacre que dejó 68 víctimas mortales, se registraron 182 denuncias por extorsiones.
Las ‘vacunas’ también son presenciales. La Policía evita hablar de las investigaciones que se realizan en Los Ríos, Tungurahua y Pichincha donde se han reportado varios casos de comerciantes que son extorsionados en sus propios locales.

PARA SABER
“Las Vacunas” están penadas por la ley según el artículo 185 del Código Orgánico Integral Penal
EL DATO
No tomar llamadas de desconocidos

Las bandas criminales se multiplican en las cárceles

Los Choneros se han visto debilitados desde 2020 con la rebelión de sus células.

Las subcélulas de las bandas que se disputan el control penitenciario tienen menos confianza en sus líderes.

Como reza el dicho: “nadie sabe para quién trabaja”. En las cárceles del Ecuador, la división y desconfianza entre miembros de organizaciones delictivas complica más el camino del Gobierno, hacia la disminución de violencia. Así lo detallan informes de la Comisión de Diálogo Penitenciario y de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

Para entender esto, es necesario retroceder al momento en que las cárceles se convirtieron en espacios de expansión de las pandillas que responden a cárteles de narcotráfico.

 Las subcélulas rebeldes 

Desde 2011, la banda de los Choneros fue ‘ama y señora’ de las cárceles. El control lo logró captando cerca de 12.000 miembros en todo el sistema penitenciario, por más de una década.

De los Choneros nacieron cuatro subcélulas: Los Chone Killers, Los Lobos, Los Pipos y Los Tiguerones. Pero, para finales de 2020, estas bandas que habían aprendido la dinámica de la cárcel por la instrucción que recibieron de los Choneros, se rebelaron– a raíz de la muerte de Jorge Luis Zambrano, alias ‘Rasquiña’–. El tiempo coincide con las matanzas carcelarias que, en 2021, dejaron 316 presos cruelmente asesinados.

A las subcélulas rebeldes, se suman bandas como los Lobos y los Lagartos, que también tiene un subgrupo ‘los Gángster Negros’. Todos ellos buscan controlar las cárceles y su rivalidad directa también es con los Choneros, así lo recoge en un informe InsightCrime.

El coronel Mario Pazmiño, exjefe de inteligencia del Ejército, dice que esta expansión de grupos es peligrosa, porque su identificación se complica y también el camino hacia una “tregua”. Además, las cárceles se vuelven más violentas, “porque hay más grupos que se enfrentan, primero, por el control de pabellones y luego de las cárceles”.

El mismo criterio lo tiene la Comisión de Diálogo Penitenciario y Pacificación, creada en diciembre de 2021, con el fin de generar una política de ‘humanización carcelaria’. A problemas como el hacinamiento, la comisión le suma la imposibilidad de una tregua, ya que existe rechazo de los miembros de bandas y células hacia sus líderes. Esta es una de las razones por las que firmar un acuerdo de paz ha sido imposible, dice la presidenta de la Comisión, Nelsa Curbelo.

Pagos a funcionarios

En un informe, con el diagnóstico de diciembre de 2021 a marzo de 2022, la Comisión señaló que la corrupción de las cárceles está en todos los niveles. Al menos el 10% de funcionarios que trabaja en el sistema penitenciario recibiría algún tipo de pago de las bandas criminales.

En el informe se señala que “la corrupción, como violencia estructural, coexiste en diferentes instituciones del Estado relacionadas directamente con la problemática carcelaria: el Servicio Nacional de Atención a Privados de Libertad (SNAI), la Policía y la Función Judicial”.

A esto se suman los tratos diferenciados a líderes de bandas, como identificó la CIDH, que entrevistó a Adolfo Macías alias ‘Fito’ y Junior Roldán ‘JR’, líderes de los Choneros, que han formado otras dos subestructuras: Los Fatales y los Águilas.

La CIDH reportó que por la vestimenta, variada y en mejor estado, hay “líderes que cuentan con un trato diferenciado y preferente por las autoridades”. Estos beneficios son conocidos por reos, que no se sabe si comen tres veces al día, como lo reconoció el SNAI. Estos, según Pazmiño, son factores que promueven la disidencia y, por ende, un camino truncado hacia cárceles sin violencia.

Una de las estrategias del Gobierno para sostener al sistema carcelario ha sido el traslado de cabecillas a la cárcel de la Roca, en Guayas. Tanto la Comisión, como Mario Pazmiño, han advertido que será necesario el refuerzo de la inteligencia penitenciaria para evitar represalias por los traslados. (AVV)

Se estima que un 1 de cada 10 funcionarios de las cárceles trabaja para las bandas delictivas, según la Comisión de Pacificación.

 “Por un lado (las cárceles) son centros de castigos. Por otro, son escuelas de tácticas delincuenciales”, Nelsa Curbelo, presidenta de la Comisión de Diálogo Penitenciario.

Militares y policías pondrán orden en Quinindé

CONTROL. Un pelotón de Batallón de Infantería y miembros policiales patrullan las calles de Quinindé.

Personal de inteligencia policial y militar identifican los puntos críticos y organizaciones delictivas para combatir la delincuencia.

Frente a los hechos violentos que se vienen registrando en el cantón Quinindé, desde el miércoles en horas de la noche se iniciaron los operativos conjuntos entre la Policía Nacional y miembros del Batallón de Infantería Motorizado Esmeraldas.

Los operativos denominados ‘Impacto’ cuentan con el aval de las autoridades locales y en el primer recorrido por las diferentes calles y barrios de la ciudad se unieron el alcalde, Carlos Bacia, el jefe político Hólger Bazurto, el jefe de Seguridad Ciudadana, Darwin Cruel y el comisario Municipal, Juan Carlos Triviño.

El alcalde agradeció el apoyo que se viene brindando por las Fuerzas Armadas y Policía para darle seguridad a la población quinindeña, anunció que brindará todo el apoyo logístico para que este trabajo de garantizar seguridad a la ciudadanía no desmaye y se logre combatir la delincuencia.

Barcia Molina, recordó el ofrecimiento realizado en días anteriores de donar ocho motocicletas para que la Policía realice los operativos en los barrios de la urbe.

La estrategia policial y militar es realizar trabajo de inteligencia en los sectores donde se realizan confrontaciones de grupos de microtráfico y se disputan territorio, poniendo en zozobra a toda la población.

Según el oficial de policía encargado de los operativos una vez que se tienen identificados los puntos claves y personas involucradas se espera el apoyo de las autoridades judiciales para arremeter con fuerza y capturar a los delincuentes que forman estas bandas que mantienen atemorizada a la población quinindeña.

José Antonio Pérez: ‘Si el Estado deja de hacer su trabajo es sustituido por los líderes de las bandas’

José Antonio Pérez, Director General de Prevención y Reinserción Social de la Ciudad de México.

La corrupción de autoridades de Gobierno y la falta de atención a necesidades básicas de los reos son los principales factores que generan violencia al interior de las cárceles y que permiten que las bandas se apoderen del control

José Antonio Pérez es Director General de Prevención y Reinserción Social de Ciudad Juárez, en México, y está a cargo del tercer sistema penitenciario más poblado de ese país, por donde pasó Joaquín Guzmán, conocido como ‘El Chapo’; y donde se encuentra el temible Miguel Félix Gallardo, fundador del Cártel de Sinaloa, así como los dirigentes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Aunque Pérez es enfático en mencionar que estar a cargo de esta prisión no ha sido ‘sencillo’, explica que la corrupción de las autoridades, ligado a la mala distribución de los recursos de un país es el principal factor de hacinamiento y violencia dentro de las cárceles, no solo de México sino de América Latina.

¿Cómo se maneja un sistema penitenciario con este tipo de bandas delictivas?

Ahora vemos que las bandas son extraterritoriales como el caso del Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación, que tienen ramificaciones no solo en Sudamérica sino en todo el planeta.

Cuando tomamos la responsabilidad del Sistema Penitenciario de Jalisco, que es el tercero más poblado de todo México, advertimos que el factor del hacinamiento, la sobrepoblación y, sobre todo, la corrupción de la autoridad, al no atender las necesidades básicas de las personas privadas de su libertad eran los generadores del autogobierno y de la violencia al interior de las prisiones. Este fue el punto de partida para establecer una política pública en materia penitenciaria que a corto y mediano plazo nos permitiera neutralizar esa influencia fáctica de los grupos de la delincuencia al interior de las prisiones.

¿Cómo reducir la violencia dentro de prisiones con influencia de grandes cárteles?

El sistema penitenciario moderno demanda un fuerte trabajo. En Jalisco, lo primero que hicimos fue proveer servicios fundamentales de todo ser humano como salud, alimentación, trabajo, deporte e inclusive actividades lúdicas y culturales a través de una política definida y un resultado que nos ha permitido reducir la violencia en todo ser humano.

La falta de una alimentación sana, suficiente y adecuada, y sobre todo, la nula posibilidad de tener ingresos propios de forma lícita y seguir ayudando a sus familias en el exterior, hace que la mayoría de reos tengan solo dos caminos: 1) someterse al autogobierno y al liderazgo fáctico de las bandas delincuenciales (que es lo más común) o 2) correr el riesgo de ser agredido y maltratado en los motines.

Lo que pretenden las bandas criminales es crear una inestabilidad que les permita seguir controlando un mercado interno de consumo de drogas, de bebidas alcohólicas, prostitución. Insisto, son aspectos que se generan por la falta de respuesta del Estado como autoridad.

¿Es posible una ‘negociación’?

Mientras las causas que generan un hecho no sean erradicadas, siempre está latente el peligro. A algunos les asusta la palabra negociar, pero yo pienso que si se debe dialogar con los grupos del interior.

Nosotros nos hemos dado cuenta que los internos se someten al autogobierno y a los líderes de pandillas al interior de las prisiones no por temor sino por necesidad y hambre que tienen ante la incapacidad del Estado y el incumplimiento.

Si el Estado deja de dar alimentos, las bandas delictivas lo suministran, pero cobran. Si el Estado no suministra actividades lúdicas, las generan las bandas delictivas. Si el Estado deja de hacer su trabajo es sustituido en el interior de las prisiones por los líderes de las bandas.

El camino, en Jalisco, ha sido que nosotros generemos empleos con una remuneración decente. Un interno puede ganar a la semana 1.000 pesos mexicanos y esto les sirve para ayudar a su familia. Entonces, probamos que cuando los internos tienen una forma de subsistir, no les importa involucrarse con las bandas.

¿Cómo influye el tema de la corrupción?

Yo creo que la corrupción del propio Estado y el no reconocer que se debe cumplir con una política y con una obligación ha evitado que el tratamiento de reinserción sea humano.

La violencia que se ha generado en las prisiones de América no solo ha sido responsabilidad de las bandas delictivas sino de la corrupción del sistema penitenciario que, por décadas se consideró la escoria de la sociedad, algo sucio, algo abandonado. Esto permitió que muchas personas corruptas lucraran con los recursos que se debieron destinar a la alimentación de los presos, a su ropa, estudios y necesidades de salud.

Los últimos enfrentamientos, en Ecuador, se debieron a una disputa del control territorial de la distribución dentro y fuera de las cárceles.

 Cuando un Estado pretenda controlar la violencia y delincuencia de las calles, primero debe controlar sus prisiones. El Estado, en el caso de Ecuador, debe voltear hacia las prisiones, invertir y actuar integralmente con una política pública que cubra todas las necesidades y que permita que las prisiones dejen de ser escuelas del crimen, que dejen de ser la bolsa de trabajo de los cárteles y bandas delictivas, porque es el centro de reclutamiento ideal.

En la medida que el Gobierno de Ecuador entienda que no es una negociación oscura ni ilegal, sino un análisis real empezará a tomar el protagonismo de las necesidades de los internos y de sus familias.

Es fundamental que el poder judicial se involucre y no tenga esa torpeza y lentitud en los procesos penales.

La prisión de Jalisco es la tercera más poblada de México. ¿Cómo controlar el hacinamiento?

Voy a ser honesto, aquí todavía no alcanzamos ese objetivo. Yo he propuesto a autoridades Federales que las alternativas no deben ser la prisión preventiva.

Hay muchos delitos que no deberían esperar sus sentencias al interior de una prisión y que se debería acudir a la tecnología como los brazaletes electrónicos, por ejemplo. La reclusión domiciliaria y otros procedimientos son alternativas que la Ley permite y que son confiables.

Esto evita que las prisiones no se saturen por una razón: la mayoría de los delitos, que son patrimoniales, no son de alto impacto social por la peligrosidad de la persona pero, al ponerlos en el mismo centro donde está el Cártel de Jalisco y el Cártel de Sinaloa, les permitimos que tengan acceso al conocimiento delictivo y que se vinculen a personas que finalmente les llevan a cometer otro tipo de delitos más graves.

¿Cuáles serían las posibles soluciones a corto y mediano plazo?

 La reinserción social debe ser un tema prioritario en la agenda de Seguridad Pública Nacional.

Se debe invertir en una renovación del Sistema penitenciario para que pueda haber mayor control y para que se pueda desarrollar un trabajo de reinserción integral.

Se debe convocar a las instituciones y poderes, principalmente el judicial para que entiendan que el problema de la delincuencia y las prisiones no solo es responsabilidad de la autoridad penitenciaria es un problema que ha sido generado por la corrupción de los juzgadores y fiscales, y por la mala preparación de los policías en todos los niveles.

El Estado debe entender que los Derechos Humanos no solo es un discurso sino algo que debe de existir dentro de sus políticas públicas.