miércoles, diciembre 8, 2021
Editorial Columnistas Regionales Los 100 días de…

Los 100 días de…

Escándalos, sanciones, juicios y promesas por cumplir. Tanto el poder Ejecutivo como el Legislativo han cumplido 100 días de gestión con 33 proyectos presentados, 29 por parte del pleno, 2 por parte del presidente y 16 pendientes por calificar. Aun así… ¿Qué nos dejan? ¿Superan a sus predecesores? ¿Apruebas su gestión?

Entre la presidenta de la Asamblea liderando el porcentaje de ausencias en las votaciones y la vicepresidenta alzando su voz en contra de aquellos que hicieron notar sus irregularidades ¿A dónde vamos a parar? El inicio del Pleno comenzó con asambleístas como Ricardo Vanegas preocupándose por la hora de almuerzo y la de descanso (sí, el mismo con un carnet de discapacidad del 52%). Sin embargo, poco después su preocupación se dirigiría hacia la divulgación de los chats de sus compañeros de bancada al punto de pedir a la fiscal, Diana Salazar, el investigar quien revela los presuntos repartos entre asambleístas y asesores. Si no fuera poco, Vanegas también afirma que presentaría un informe de minoría para no reconocer el fondo del proyecto de ley presentado por la Defensoría del Pueblo porque el defiende la vida y “no le corresponde a la Corte Constitucional decirle a la Asamblea como debe ser una ley” asumiendo así, una clara posición anti derechos al desconocer una sentencia constitucional.

Cuando se configura una gestión de cargos públicos ya hay una posible causal de destitución, no únicamente una suspensión del cargo sin derecho a numeración. Actos como los presuntamente cometidos por Bella Jiménez deben ser investigados por el Comité de Ética, el mismo que puede sugerir la destitución. Inclusive es deber de la Fiscalía el investigar un posible tráfico de influencias. Por lo tanto, y para no acabar con la aprobación del anterior pleno, en lugar de redireccionar la atención de los casos de corrupción se debe asumir las denuncias con transparencia y, sobre todo, es una obligación el cumplir con las reformas aprobadas a la Ley Orgánica Función Legislativa en la cual se implementan los mecanismos de transparencia como “parlamento abierto”. Es dado a estos escándalos que se cree erróneamente que reduciendo el número de asambleístas se reducirá de igual forma las manos que roben.

En cuanto al ejecutivo, su primera victoria yace en la vacunación de 9 millones de ecuatorianos para iniciar la reactivación económica. Aparte, se han dado grandes pasos en materia de DDHH al ver la creación de la Subsecretaría de Diversidades y la adhesión al Acuerdo de Cooperación Internacional para recibir familias afganas. No obstante, la crisis carcelaria se mantiene y medidas impulsadas por la ministra de gobierno como la eliminación de la tabla de drogas no han recibido un impacto positivo en vista que puede aumentar el problema del hacinamiento en las cárceles. De igual forma el incremento del salario básico es una de las promesas que se esperan aun por parte de la ciudadanía. Aun así, cabe destacar que ahora se viene, la eliminación del impuesto a la herencia, la reducción de la desnutrición crónica infantil, el conservar el subsidio al gas doméstico e implementar la Ley “Creando Oportunidades”. Además, el presidente ya afirmó que continuará promoviendo la inversión local e internacional dado que “es la única manera de generar empleo”.

En definitiva, el panorama se mantiene entre un positivismo y un “otra vez de lo mismo”. Sin embargo, aún hay tiempo para implementar los mecanismos de transparencia, sentenciar la corrupción y no dar paso a discursos vacíos. 

Artículo anteriorMinga de limpieza recuperó playa
Artículo siguienteBrigadas vectoriales

Noticias relacionadas

La Hora TV