Rectificar en salud

Rogelio Morales Cattani

Rogelio Morales Cattani

Como todo gobernante, el presidente ha tenido y tiene aciertos y desaciertos. Para los primeros existen muchos adulones y para lo otro, muy poca gente que se atreverá a mencionarlos, por el miedo a perder sus privilegios. Son aquellos que piensan más en el “yo”, que en el “nosotros”.

Los gremios médicos y personal de la salud de hospitales del Estado, los médicos postgradistas impagos y no afiliados a la seguridad social, permanentemente han solicitado acciones concretas para tratar de solucionar un Sistema de Salud en crisis desde hace muchos años. Hacerlo de manera impostergable requiere de decisiones urgentes, que logren resultados inmediatos y otros a mediano y largo plazo.

La declaratoria de emergencia en salud ha sido un pedido generalizado, incomprensiblemente rechazado por quienes tienen la responsabilidad de atenderla. El Hospital Alausí, ya no puede seguir a expensas de una burocracia y tortuguismo que exaspera con la justificación del estamos cumpliendo los tiempos” y esos tiempos son un evidente abandono a los sectores marginados.

Si desde Riobamba hasta Azogues habitan cientos de comunidades indígenas que son las que tienen los marcadores más altos de desnutrición infantil y mortalidad materno infantil y en todo ese sector no se cuenta con los suficientes Centros de Salud tipo A, peor aún, Hospitales de Segundo Nivel de Complejidad, ¿por qué no declarar la “emergencia sanitaria” en esa zona y de esta manera agilitar los procesos…? El MSP tiene todos los justificativos técnicos y epidemiológicos para hacerlo, pero lastimosamente no existe la decisión política para atender a una zona marginada, que solo se la visualiza cuando se moviliza.

No hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiere oír, ni peor gobierno que el que no quiera rectificar, actuando con menos verbos y más acción.

moralescattani@yahoo.com