Nueva consulta popular 

Rogelio Morales Cattani

Bajo la supuesta independencia de poderes, muchos políticos se han sumergido en una lucha ideológica, sin voluntad para promover cambios que sí son necesarios en nuestra Constitución, se teme que la consulta popular se transforme en un referéndum que temen perderlo. Otra demostración que no interesa el bienestar de la gente, sino las conveniencias personales. 

En base a “declaratorias de emergencia” tratamos de solucionar problemas “domésticos” y estructurales y eso es un error, en algunos casos se genera enfrentamientos entre políticos y hermanos que piensan distinto y eso no beneficia a nadie. Recordemos que una guerra civil quebró la democracia en los EEUU y en muchas partes del mundo ha sido fuente de divisionismos. 

Uno de los cambios debería orientarse a que se elijan Asambleístas en segunda vuelta electoral para facilitar la gobernabilidad de quien ganó la presidencia y para evitar que lleguen a la Asamblea muchos cangrejos, camaleones y sapos.

Un Estado funciona mejor cuando existe un adecuado equilibrio entre todos los poderes, con un poder central sólido, que cuente con respaldo popular, que no se deje chantajear por minorías como se aprecia en las “mesas de negociaciones” post paro, que funcionan en base de amenazas e imposiciones muchas de ellas absurdas, en esas condiciones, evidentemente es difícil gobernar. ¿Por qué no aprovechar la consulta popular y que el pueblo apruebe o no, lo que están negociando en las “mesas de diálogo” …?

La Constitución es la madre de todas las leyes, su fiel cumplimiento facilita el desarrollo de los pueblos, pero tan importante como lo escrito, son las disposiciones que “no escritas” deben ser de obligatorio cumplimiento; honestidad, honradez, moral y ética, por ejemplo.

Lo contrario, un presidente autócrata controlando todos los poderes, se convierte en una funesta pesadilla que atenta contra la paz social y el desarrollo y eso tampoco es la solución. 

moralescattani@yahoo.com