No es culpa de la vaca

JUL, 22, 2019 | 00:02 - Por MANUEL CASTRO M.

Manuel Castro  M.

Nos lamentamos los desaciertos, robos, abusos y más arroces de estos últimos doce años, con fundamentos ciertos desde luego. Tales atrocidades le culpamos totalmente a la vaca, en el caso a Correa y su banda.

Es culpa de aquellos una Constitución que crea no un país de Derecho sino de derechos, que crea un Consejo de participación “ciudadana”  estatal;  que mediante consultas dirigidas y enmiendas ilegales se metió la mano a la justicia, se suprimió los casinos, las corridas de toros y las importantes peleas de gallos; que mediante reformas se dio facultades legales a la Contraloría para que los fiscales  no puedan iniciar juicios por peculado sin su informe administrativo.

Lo grave, es que se hizo pedazos la economía del país; se suprimió prácticamente el Banco Central (era el tercero para opinar y dictaminar sobre la marcha económica del país). Se crearon 40 instituciones entre ministerios y direcciones, contratando más de 100 mil burócratas. Finalmente con ayuda o no se designó un gobierno y una Asamblea continuistas. Todo por culpa de la vaca.

Olvidándonos de la vaca, viene al caso la cita de la tira cómica “Pogo” de Walt Kelley: “Hemos encontrado al enemigo, y  somos nosotros”. Admitamos que mediante elecciones y consultas aprobamos la Constitución vigente, designamos a los asambleístas en mayoría de Alianza País, la reelección de Correa y la elección de Moreno, hoy medio revisionista.

Hoy se lamentan los quiteños de las decisiones perrunas, anti reinas, demagógicas,  del alcalde Yunda, mas resulta  que a aquél lo eligieron los  quiteños. Igualmente la designación de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana es motivo de indignación de “tirios y troyanos”, salvo de los incorregibles correístas. Mas,   los votos que alcanzaron los siete miembros y sus suplentes es cercano a un no despreciable 40%. Cierto es que como dice Borges: “La democracia es una simple estadística”. No es lo mejor, pero por lo menos permite “patalear”.

Una vez que entendamos  nuestras culpas y responsabilidades, podremos crear un país grande y próspero. O soñarlo que es bastante.

manuelcastromurillo@hotmail.com
 

COMENTA CON EL AUTOR

macastro@uio.bce.fin.ec

Más Noticias De Opinión

Despenalización del aborto

| Nuestros asambleístas con un mínimo conocimiento en materia legal y bíblica no atinan qué hacer en tan emblemático tema frente a la presión de grupos feministas.

No vale una política de parches

00:06 | | Justo cuando se hacía un balance de los decretos aplicados para sanear del Sistema Penitenciario, fugaron tres reos del Centro de Detención Provisional, ubicado al norte de la capital.

Agosto histórico

00:04 | | Este mes entraña rememoraciones de hondo contenido cívico, para que se siga consolidando el sentido patriótico y orgullo de pertenencia.

La vida, una continua agonía

00:02 | | Agonía es lucha. Hoy queremos salir en el Ecuador de la crisis económica. Lo cierto es que el futuro se hace hoy. Platón dice que “tiempo es imagen de lo eterno”, por tanto -según Borges- “el futuro es el alma hacia el porvenir”.