Partidos políticos o empresas electorales

Lenin Paladines Salvador

La reforma electoral obligará a los ecuatorianos el próximo 28 de febrero de 2021 a elegir a los mandatarios en un sistema de lista cerrada, conocido como: (votar en plancha), el objetivo, fortalecer los partidos y movimientos políticos. Esto no es otra cosa que encasillarnos a un determinado partido, ideología, color, número o dueño de esa agrupación política.

Esa es la democracia que tenemos o quizá la que nos han diseñado para seguirnos gobernando a su libre albedrío; este sistema, por ahora, privilegia a las organizaciones estructuradas que, con algún esfuerzo y dinero, lograrán fortalecerse y a través del marketing político comprar la esperanza y la libertad de los electores.

Por tanto, las nuevas organizaciones tendrán una dura batalla, que será mayor para aquellas que han adoptado un discurso equivocado y hasta elitista, pues quienes están formando un nuevo partido o los que recientemente alcanzaron el registro electoral -por lo general gente joven- están hablando de que no hay ni izquierda ni derecha, que se acabaron las ideologías; nos preguntamos: ¿formaron un partido político basado en los lineamientos de la ciencia política o están construyendo empresas electoreras para llegar al poder?

Si este discurso se mantiene, es de esperarse un fracaso rotundo, pues, a más de existir una contradicción ideológica y filosófica, están desnaturalizando el sustento de la democracia y la definición de política: “La política es la forma ideológica que centra el poder a un grupo de personas que lideran y velan por las garantías de una población”; para trasladar el poder político al capricho de la vanidad, la figuración o peor aún, al proceso de comercialización del voto, la venta del poder y el dispendio de los recursos del pueblo; para que esto cambie les deseamos:…buen viento …y buena mar. (O)

leninbpaladines@hotmail.com