Enemigo Universal

La ONU definió el estado de la situación en el mundo por el coronavirus como la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

Al momento de escribir este artículo, los contagiados llegan a los 3 millones y los fallecidos sobrepasan los 215 mil. El mal se ha extendido a 192 países, siendo los más afectados: Estados Unidos, España, Italia, Alemania, Reino Unido, Francia, Turquía, en este orden, que superan la barrera de los 100 mil casos cada uno.

Los datos son dramáticos y abundantes. Estados Unidos y Europa tienen el 80% de los infectados y en Nueva York, convertida en el epicentro de la crisis, su alcalde ha graficado los datos con esta afirmación: “Cuando comenzó la epidemia, un experto me señaló que nos enfrentábamos a un tren de carga que atravesaba el país, ahora tenemos un tren bala”. Se ha dispuesto que el Pentágono provea 100 mil fundas para cadáveres.

Incontables, las noticias nacionales e internacionales sobre este particular que marca trágica impronta para el planeta. Expertos han indicado que con el debido distanciamiento se derrotará a este enemigo universal, por ello más de la mitad de la población del orbe se halla cumpliendo estas indispensables recomendaciones en los hogares; lastimosamente, hay sectores en donde no se respetan las medidas que buscan preservar la vida y demuestran actitudes incomprensibles. Por ello, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha ordenado a la fuerza pública disparar a matar a quienes violen la cuarentena.

Un máximo directivo de la OMS ha dicho que es una batalla a largo plazo. Con estos antecedentes, Ecuador debe intensificar sus esfuerzos que requieren comprensión y solidaridad ciudadanas. Un prestigioso periódico norteamericano informó que, en Guayaquil, la cifra de muertos es 15 veces mayor que la oficial.

fbarriga@lahora.com.ec