Cuarentena y violencia

Tras el contexto actual de Covid-19, muchos países han tomado el aislamiento social como un método efectivo para reducir el número de contagios y bajar la curva, en algunos lugares hay mayor flexibilidad acerca de quiénes pueden o no trabajar, pero en general se priorizan únicamente los negocios de “primera necesidad». Además del privilegio de clases que representa hacer la cuarentena, hay un factor de vulnerabilidad que ataca a muchos, estar en casa con un posible agresor.

Producto de la pandemia todos tenemos los ojos puestos en las estadísticas de contagios, personas que murieron por el coronavirus y personas que se curaron. Sin embargo, hay una cifra alarmante que se ha disparado con el aislamiento obligatorio y es la violencia, expresada en diversos escenarios, en un aumento significativo en violencia y una mayor precariedad en las condiciones de vida de las personas, forzadas a quedarse en espacios no adecuados.

Activar líneas de atención de violencia intrafamiliar resulta imperceptible para resolver la situación, muchas víctimas ni siquiera pueden comunicarse con la línea de ayuda, pues comparten espacios pequeños con su agresor y sería imposible contar la situación sin que se dieran cuenta. Algunas están obligadas a quedarse en lugares donde son agredidas por su orientación sexual y/o su expresión de género y otras, son víctimas directas de las condiciones económicas.

Estas Situaciones tan extremas como la que atravesamos en medio de la pandemia, lejos de inspirar a los gobiernos a tejer estrategias alternativas para mitigar la violencia doméstica hacia los grupos vulnerables sin importar el esquema social, se ha encargado de reforzarla, utilizando medidas tibias frente a la violencia y desconociendo realidades. Es evidente, el COVID-19 traerá consigo un cambio radical de lo cotidiano. Solamente queda anhelar, que las estructuras opresivas que se encargan de subalternizar no persistan, al menos con la misma fuerza que lo hacen ahora y menos aún, que, pese a la particularidad de esta situación, se refuercen mucho más y se acoplen para siempre.

caicedoana91@gmail.com