Se impulsan emprendimientos locales para armar canastillas navideñas

Aporte. Varios emprendedores y productores se unen a esta iniciativa.

‘Galería Zigzy Emprendamos esta Navidad 2022’ se denomina la iniciativa que busca impulsar la reactivación de pequeños y medianos productores de la zona.

Esta es una propuesta dirigida a empresarios, instituciones públicas y privadas y quienes busquen adquirir canastillas navideñas.

La idea es que cuenten con productos de primera mano de emprendedores de Tungurahua, Pastaza, Cotopaxi y Chimborazo.

 

EL DATO 
Para contactarse con el Ministerio de Producción 
y conocer más sobre la propuesta pueden llamar 
al 032588269 o acercarse a las oficinas de la 
institución en la calles Noboa y Caamaño y 
Demetrio Aguilera Malta.

 

 

Detalle

Son más de 40 productores, artesanos y MiPymes, que provienen de ‘incubadoras’ de negocios, los que proveerán los productos para las canastillas navideñas.

Confitería, enlatados, conservas, galletería y más son los artículos puestos a disposición de los interesados para que agasajen a sus colaboradores en las fiestas decembrinas.

 

 

TOME NOTA  
Alrededor de 40 productores, artesanos 
y MiPymes son los proveedores para las 
canastillas navideñas.

 

 

Propuesta

La iniciativa está a cargo de Dirección Zonal 3 del Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca; la Corporación de Desarrollo de Ambato y Tungurahua (Corpoambato), la Fundación Impulsa, la Fundación Pachamama y la participación de emprendedores, artesanos y MiPymes.

Carlos Villacreses, director Zonal del Ministerio de Producción, indicó que las personas interesadas en adquirir los productos pueden acudir a las galerías que se reproducirán en cada provincia para hacer negocio con los proveedores.

En Tungurahua ya se hizo un primer acercamiento el 14 de septiembre y se tiene prevista una nueva exposición el 23 de septiembre en el hall de la Gobernación.

“Pueden también acercarse al Ministerio, además, vamos a difundir en WhatsApp, redes sociales y más medios tecnológicos para que puedan tener el catálogo digital y realizar sus compras”, dijo.

Los participantes aseguran que esta es una forma de reactivar de manera efectiva la economía de los pequeños empresarios, productores y emprendedores quienes generan alrededor del 70% del empleo en el país y en Tungurahua la realidad es similar. (FCT)

Feria del productor al consumidor los fines de semana en Ambato

Compras. Los ciudadanos pueden encontrar varios productos de primera necesidad.

La feria ciudadana denominada ‘Yo prefiero’ se realiza todos los sábados y domingos en la explanada del mercado América, ubicado en la avenida Bolivariana, este de Ambato.

Más de 200 productores de toda la provincia participan en esta actividad, la ciudadanía puede encontrar hortalizas, verduras, frutas, granos, lácteos y legumbres a precios más convenientes.

Los sábados la feria está abierta desde las 06:00 hasta las 14:00, mientras que, el domingo desde las 06:00 hasta las 16:00.

Las características principales de las ferias del productor al consumidor son la venta directa sin intermediarios y que los productos que se ofrecen son cultivados de manera orgánica.

El consumo de este tipo de alimento ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, a mejorar la calidad del sueño, a perder peso e incluso a reducir las posibilidades de desarrollar enfermedades.

Se sugiere que quienes asistan a estos puntos de venta lo hagan con tiempo y con el uso obligatorio de la mascarilla, además del distanciamiento pertinente. (RMC)

 

La producción porcina desplaza cultivos de habas, arvejas y papas

Realidad. En la provincia hay personas que decidieron criar chanchos y dejar de lado sus cultivos.

Para mujeres como María Montachana de Quisapincha en Ambato, los cultivos de haba, arvejas y papas dejaron de ser rentables, además, de ser una producción que implicaba mucho sacrificio.

Ella comentó que producir estos cultivos no solo implicaba una inversión de alrededor de 300 dólares, sino que también se enfrentaba al riesgo de perder la cosecha por plagas y heladas.

Para Montachana el precio bajo que le pagan al productor no representa tanto sacrificio y riesgo.

Por eso decidió criar cerdos y venderlos, ya sea en pie o pelados, y aunque asegura que también requiere de una inversión fuerte por lo menos no debe esperar tanto tiempo para obtener alguna rentabilidad.

Un caso parecido es el de Clementina Zurita en Ambatillo, también en Ambato, quien, a sus 58 años, dijo que el campo se volvió duro de producir por eso decidió heredar unos metros a sus dos hijos y en lo que le quedó de terreno cría tres chanchos que los vende faenados hasta en 3.50 dólares la libra y así obtener una entrada, además también cuenta con cultivos pequeños de cilantro, lechuga y alfalfa que saca en días de feria.

 

EL DATO
El consumo per cápita de carne de 
cerdo en el Ecuador se ha duplicado 
en los últimos 10 años.

 

Incidencia del cambio climático

Para el técnico Marcelo Martínez, este cambio de actividad también se debe a que los productores ven demasiadas pérdidas por varias causas, entre ellas el cambio climático.

“Las variaciones de las temperaturas y de las estaciones de crecimiento también podrían afectar a la proliferación y propagación de algunas especies de insectos, malas hierbas invasoras o enfermedades, lo que podría afectar a las cosechas”, dijo Martínez.

 

 

TOME NOTA 
La carne de cerdo juega un papel 
importante como principal fuente 
de proteína en países en desarrollo 
como en países desarrollados.

 

 

Frente a esto las opciones, como criar animales menores o cerdos, hacen que de alguna manera las personas permanezcan en el campo, en busca de una mejor opción económica, aseguró el técnico.

Ante estos cambios climáticos, es importante que los productores cuenten con acompañamientos técnicos de las instituciones competentes para la asesoría respectiva y no caer en la sobreproducción y garantizar el producto.

 

EL DATO
Hay expertos que aseguran que en la crianza 
de cerdos los desechos de alimentos no son 
adecuados para su dieta y es recomendable en 
todo momento proveer de una nutrición de calidad.

 

Trabajo local

Geovany Coba, analista de Producción del Gobierno Provincial de Tungurahua dijo que, en efecto, “el cambio climático ha afectado a la producción agrícola por la aparición de nuevas plagas y enfermedades lo que obliga a generar otras alternativas en el campo”.

Y aunque la mayoría de productores en la provincia no se dedican a la actividad porcícola, crían los cerdos de manera empírica, es decir a base de desechos de comida y balaceado, una manera poco técnica, pero depende de cuánta producción sea la meta.

Es por eso que Agrocalidad visita las ferias de porcinos en diferentes zonas de la provincia para dotar de la vacuna que evitará pestes porcinas, además de ser una obligatoriedad que debe cumplir el dueño de los animales. (CNS)

 

TOME NOTA
El consumo estimado de carne de cerdo es de 
un aproximado de 12 kilos por persona al año.

 

 

Algunos consejos técnicos

Sobre el tema el ingeniero zootecnista Santiago Jaramillo, explicó que el cuidado de la producción porcina necesita de especificaciones adecuadas para que la carne de los animales cuente con los nutrientes adecuados.

Así señaló que en el país el trabajo se realiza de manera poco técnica y que los criadores deben entender que el agua a menudo se llama el “nutriente olvidado” y que si no se da de manera adecuada puede propiciar enfermedades e incluso la muerte del animal.

Explicó que es imprescindible mantener un suministro de agua potable. Un cerdo joven y en crecimiento requiere hasta 10 litros de agua por día, mientras que un cerdo adulto puede beber entre 25 y 50 litros diarios.

Añadió que, en lo referente a la alimentación, los cerdos crecen lentamente con una dieta desequilibrada. Los criadores inexpertos desconocen la calidad del alimento, lo que se reflejará en la calidad de la carne al término de la cría.

“Desde el Estado deben darse las herramientas necesarias para que este cambio de actividad resulte realmente sostenible y sustentable para el criador como para la misma sociedad”, pues en el país se requiere mucha capacitación sobre este tema”, finalizó Jaramillo.

 

Proyecciones

El Ministerio de Agricultura registró en enero de 2022 que, la fase primaria de la cadena porcina, se recupera en comparación al año anterior, esperando un incremento de la producción en 14 mil Toneladas Métricas (TM).

En 2021 se produjeron 202,7 TM y se proyecta que el 2022 sean 216,7 TM, a lo que sumará 3 mil 970 TM que se deben importar para satisfacer la demanda nacional y garantizar de esta manera la seguridad alimentaria del país.

La productividad en el agro es casi cinco veces menor a la de la industria, pero los controles de precios no solucionan el problema

SECTOR. Las labores del campo son las menos remuneradas del país.

Producir más y de manera más eficiente podría aumentar el nivel de ingresos en el campo.

Dentro de las mesas de diálogo entre el Gobierno y el movimiento indígena, se tratan temas relacionados con controles de precios finales para los consumidores y “precios justos” para los productores agrícolas.

Entre las propuestas se incluye la creación de observatorios público-privados y listas oficiales para establecer cuánto se puede cobrar por más de 40 bienes y servicios. Es decir, se busca atacar el problema del costo de la vida y la producción con más burocracia y control político.

Sin embargo, según Andrea Garzón, economista y emprendedora, los bajos ingresos de los agricultores y los altos precios finales de los productos en la Canasta Básica Familiar (CBF) están directamente relacionados con la baja productividad y los problemas de eficiencia.

“La mayoría de los pequeños productores del campo ofrecen servicios con escaso o nulo valor agregado. Antes que poner más trabas políticas, se debe buscar cómo incentivar la asociatividad y el acceso al crédito; mejores formas de siembra y producción. Los controles de precios solo generan escasez y más costos a mediano y largo plazo”, puntualizó.

Desempeño por sectores

En su último libro, ‘Ecuador: Prender el turbo para avanzar (más y mejor)’, Pablo Lucio Paredes, director del Instituto de Economía de la Universidad San Francisco (USFQ), explica que la productividad es la clave del desarrollo. Sin embargo, en promedio, un trabajador ecuatoriano genera alrededor de $14.000 al año, lo que equivale a 1.200 mensuales. Eso debe repartirse entre empresarios, trabajadores y Estado (impuestos), por lo que la consecuencia son pobres ingresos, poca capacidad de crecimiento y mayores costos de producción.

El sector económico con peor desempeño es el agrícola, con una productividad que no supera los $3.961 al año por trabajador. En otras palabras, se produce alrededor de $330 al mes, los cuales deben repartirse en toda la cadena hasta la comercialización. Ese nivel es demasiado bajo y está directamente relacionado con sistemas de siembra y riego desactualizados y poco tecnificados; ineficientes cadenas de intermediación, entre otros. Todo esto da como resultados campesinos que no cubren sus costos y pocos bienes finales de calidad a altos precios.

Alberto Díaz, ingeniero agrónomo y pequeño empresario del sector agrícola, puntualizó que antes de los controles de precios se deben buscar vías para optimizar y hacer más eficientes los sistemas de producción. También que una mayor parte de las ganancias se queden en el campo y no solo en los intermediarios y los comercializadores.

En comparación, la productividad en el agro es casi cinco veces menor que en el sector industrial manufacturero. En ese sector, cada trabajador genera $18.859 anuales, es decir, alrededor de $1.571. En la mitad de esas dos actividades está el comercio, el cual produce $7.230 al año por trabajador.

El sector más productivo del Ecuador es petrolero y de minas, donde cada trabajador representa $162.308, o 13.525,66 al mes. Pero, estas actividades no necesitan grandes cantidades de mano de obra.

Baja productividad

De acuerdo con Lucio Paredes, la clave de la pobreza está detrás de la baja productividad, sobre todo en el campo.

“Esto se corrige con integración social sin duda (conocernos y relacionarnos), pero sobre todo con integración a los mercados. Poder producir, vender bienes de más valor y captar más de ese valor “, puntualizó.

Eso significa más capitalismo, es decir, integrar más capital a la producción, más capital al servicio de la gente: tecnología, procesos, información. Lo cual obviamente implica un rol para las propias comunidades (responsabilidad), para los empresarios (integrar a los sectores más pobres a la producción) y para el Gobierno (aportar con infraestructura, crédito y educación).

Actualmente, el sector agrícola ecuatoriano está muy lejos de su potencial, pero las soluciones que se proponen, desde el mismo Gobierno y el movimiento indígena, son precios establecidos políticamente, en lugar de evaluar dónde se podrían reducir los costos de producción y cómo se eliminan pasos en la cadena de intermediación para que le queden mayores ingresos a los pequeños campesinos.

En septiembre de 2021, la primera ministra de Agricultura del actual Gobierno, Tanny Vera, trató de argumentar, frente al pleno de la Asamblea, que los precios oficiales de los productos agrícolas son tan ineficientes como el subsidio a los combustibles. Sus alegatos no sirvieron para nada y dejó el cargo pocos días después. (JS)

Productividad por sector económico

USD dólares anuales por trabajador
   
Sector Monto
Petróleo y Minas 162.308
Profesionales en libre ejercicio 22.737
Construcción 22.528
Manufactura 18.859
Transporte 11.772
Comercio 7.230
Alojamiento y comida 4.560
Agricultura 3.961

Producción de ajo se pierde en Tungurahua

SITUACIÓN. El ajo se produce mínimamente en la zona alta Chibuleo.

Observar a los comuneros de Pilahuín, Chibuleo y San Francisco cosechar por quintales el ajo para luego pelarlo y llevarlo hasta el mercado Mayorista quedó atrás.

Lo que antes fue una fuente de ingreso económico para las familias que viven de la agricultura, ahora lo han remplazado por cultivos combinados y ganado en pequeñas cantidades.

 

 

 

La razón

Manuel Mesías vive en Chibuleo, tiene 32 años y recuerda que junto a su padres cosechaba hasta 50 sacos de ajo para luego llevarlos al Mayorista, producto que era apreciado en la Costa ecuatoriana.

Pero eso quedó atrás, ahora su padres son adultos mayores y cultivan habas, arvejas y alfalfa, actividades que combinan con otros oficios para vivir.

Es que para él, como para varias familias de estas comunidades, la siembra del ajo les representaba mucha inversión, la espera de que la tierra vuelva a regenerarse para una nueva cosecha y el injusto pago que les daban en el mercado por ser productores.

Juan Pablo Chiza es otro productor que quiso mantener la venta de su ajo, pero el contrabando de este producto que venía desde el Perú hizo que dejara de hacerlo, y ahora solo abastece a pequeñas tiendas de la zona.

Chiza ha comprado tres cabezas de ganado porque es menos costoso mantenerlos, aunque reconoce que la sobreproducción de leche se debe a que todos se inclinaron por esta actividad.

Quienes quieren dedicarse aún a esta siembra lo hacen en las zonas altas de estas comunidades, porque a decir de Chiza y Mesías es una tierra más virgen que ayuda a producir de forma más fácil este producto.

 

TOME NOTA
Hasta hace 15 años Pilahuín, San Francisco, Chibuleo 
y Juan Benigno Vela, eran sectores altamente productores de ajo.

 

En el mercado

En cambio, para los comerciantes dejar de vender ajo no es posible, por lo que tienen que abastecerse de este producto así sea de otro país.

Es el caso de Mercedes Miranda, una comerciante mayorista, que recuerda lo apreciado que era el ajo ambateño hasta hace una década, pero ahora ya no se produce como antes, por lo que se abastece de otras zonas.

Miranda inclusive habla de costos, pues dice que el valor del ajo local es alto y en algunas épocas llega a costar hasta 100 dólares el saco.

 

EL DATO
Según el chef Gabriel Padilla, el ajo ecuatoriano no 
solo es durable, sino que su sabor es tan concentrado 
que basta un ‘diente’ para sazonar.

 

Las autoridades

Respecto del contrabando de este producto y otros productos desde Perú, el intendente Alex Manzano dijo que desde las Aduanas se hace controles para que estos no entren de manera ilegal a los mercados de la localidad, sino regulados por las Aduanas.

Sobre el ingreso al mercado Mayorista, el gerente de este centro de acopio, Javier Ortiz, dijo que ante la alta demanda que tiene los  productos como el ajo y por la baja producción que existe en la provincia, hay ajo que ingresa al mercado con cupos limitados y confirmando su procedencia en el caso de ser extranjero.

“Este producto llega a nuestro mercado para abastecimiento y siempre y cuando el comerciante justifique la procedencia del mismo, por lo que se hace controles al respecto para evitar producto de contrabando”, dijo Ortiz.

 

 

Por qué hay baja producción

El director provincial del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Edisson Cobo, reconoce que la matriz productiva de la provincia ha cambiado por la diversificación de siembra que han hecho los agricultores, y por eso se buscan alternativas de abastecimiento dentro del marco legal en el mercado.

El funcionario está consciente que los agricultores le apuestan a otro tipo de actividades en el campo, como la ganadería o cambiaron sus cosechas por productos más dinámicos como la fresa y la mora.

El técnico de Agrocalidad, Santiago Barrera, manifestó que los productos que se dan dentro de la zona ecuatoriana son revisados con el fin de garantizar su calidad para el consumo humano, en cuanto a los exportados no tienen competencia sobre eso. (CNS)

 

 

Beneficios de consumir ajo

​​El ajo, al machacarse, produce una sustancia química llamada alicina, que otorga muchos beneficios a la salud por su efectividad para el tratamiento de ciertas afecciones. También provee vitaminas, principalmente B6, C y en menores cantidades, ácido fólico, pantoténico y niacina.

El ajo tiene un efecto diurético y hace que la sangre fluya mejor por las arterias. Por eso se recomienda su consumo a personas con hipertensión arterial, taquicardia y arteriosclerosis. A pesar de ello, es bueno saber que está contraindicado si hay hemorragias. También podría reaccionar mal con algunos medicamentos como antivirales y la ciclosporina. En esos casos, es mejor consultar con un médico antes de consumirlo con fines terapéuticos.

 

 

 

Las diferencias del ajo ecuatoriano

Omar Velasteguí, ingeniero agrónomo, dice que una ama de casa puede diferenciar entre el ajo peruano y el ecuatoriano.

Esto porque el ajo ecuatoriano se clasifica en macho y hembra y la diferencia entre estos es que la hembra tiene más ‘dientes’ en un racimo y el macho tiene una o dos pepas grandes, además, de la concentración del sabor y el olor de este.

En cambio el peruano es más seco y hay una sola variedad, por ejemplo, para hacer medio litro de aliño se necesitarán solo cinco dientes de ajo ecuatoriano, en cambio si lo hace con el peruano se utilizarán hasta 15 dientes para lograr el olor.

Mega Feria Provincial en el parque de la Familia

Importante. Productos agrícolas serán parte de esta feria provincial.

Este 30 y 31 de julio en el Parque Provincial de la Familia, desde las 10:00, estarán los expositores de las parroquias rurales de la provincia  que formarán parte de la Expoferia Provincial.

Los productores estarán presentes con sus productos artesanales, agrícolas, emprendimientos, valor agregado, textil, gastronómico y mas, a propósito de la la provincialización de Tungurahua 2022.

Además habrá presentaciones artísticas y culturales, que estarán  en este espacio y la entrada es gratuita.

Serán alrededor de 100 stands los que expondrán lo mejor de  la provincia y quienes buscan reactivar la economía no solo en Tungurahua sino que quieren reflejar al Ecuador el potencial productivo que hay.

Este evento es organizado por el Gobierno Provincial y busca abrir una vitrina comercial para que las personas locales como nacionales lleguen hasta lo que será el recinto ferial más grande de la ciudad. (CNS)

 

 

Expoferia Productiva todo el fin de semana en Píllaro

ACTIVIDAD. Más de 30 productores exhibirán lo mejor de sus productos en la feria de Píllaro.

Más de 30 estands con lo mejor de la producción agrícola, gastronómica y artesanal se exhibirán en la Expoferia Productiva Píllaro 2022.

La exposición será este sábado 30 y domingo 31 de julio en la Unidad Educativa Jorge Álvarez. El evento hace parte de las actividades en conmemoración de los 171 años de cantonización de Píllaro.

Cada año la feria acoge a más de 2 mil turistas que visitan este espacio para adquirir lo mejor de la producción de la zona en diferentes áreas.

Se solicita a los asistentes el uso de la mascarilla a fin de cuidar de la salud de quienes se darán cita en este evento.

Entre otros eventos preparados para estos dos días están el festival artístico que se realizará en el parque cultural a las 19:00, de manera gratuita.

Así mismo, el domingo se presentará gratuitamente la competencia de motocross en la pista del Centro de Mercadeo de la parroquia Presidente Urbina a las 10:00. (CNS)

Cebolla peruana se toma los mercados de Ambato

SITUACIÓN. La baja producción de la cebolla paiteña local hace que se compre cebolla de fuera.

La producción de la cebolla paiteña bajó en cantones como Mocha, Quero y Ambato, por lo que en el mercado se encuentra gran cantidad de cebolla peruana.

Leonardo Gavilánez es un productor de Mocha desde hace 40 años, y asegura que dejó de sembrar cebolla desde hace cuatro años, ahora se dedica a la mora y a la fresa.

Gavilánez asegura que el contrabando, los bajos precios y lo caro de los insumos para producir son el principal enemigo de los agricultores.

José Jerez, vive en Chibuleo, este agricultor también cuenta que la producción de la cebolla dejó de ser rentable desde hace cinco años, pese a que la calidad de esta cebolla es de las mejores que han llegado a mercados de todo el país, pero una vez más el contrabando y los bajos precios que les pagan le hicieron que deje de sembrar cebolla.

Ahora solo produce para comercializarlo en la misma parroquia en días de ferias y ya no lo entrega en el Mayorista como antes, contó Jerez.

 



EL DATO
Según el chef Gabriel Padilla, la cebolla importada es 
buena solo para saltear, en cambio la diversidad del uso 
de la cebolla local le permite hacer varias cosas con un 
mismo producto por su consistencia y durabilidad.

Comerciantes

Alberto López, es comerciante de cebolla, y asegura que es importante abastecerse de cebolla paiteña, considerando que el mercado Mayorista de Ambato es el centro de abasto más grande del país, por lo que hasta el lugar llega inclusive producto peruano para cumplir con la demanda.

“De por sí la cebolla paiteña ha sido cara, pero desde que ha bajado la producción en nuestra provincia el costo sube por traerla de otro lugar”, dijo López.

En cambio, los usuarios dicen que a veces encuentran muy cara la cebolla y hasta el sabor es diferente, comentó la ama de casa, Virginia Soto.

 

EL DATO
Mocha, Quero, Juan Benigno Vela, 
Santa Rosa eran altamente productores 
de cebolla paiteña hasta hace tres años.

Las autoridades

Respecto del contrabando de este producto desde Perú, el intendente Alex Manzano dijo que desde las Aduanas se hace controles para que la cebolla no entre de manera ilegal a los mercados de la localidad.

Sobre el ingreso al mercado Mayorista, el gerente de este centro de acopio, Javier Ortiz, dijo que ante la alta demanda que tiene el producto y por la baja producción que existe en la provincia, hay cebolla que ingresa al mercado con cupos limitados.

“Este producto llega a nuestro mercado para abastecimiento y siempre y cuando el comerciante justifique la procedencia del mismo, por lo que se hace controles al respecto para evitar producto de contrabando, así como con las frutas importadas”, dijo Ortiz.

Porqué hay baja producción

El director provincial del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Edisson Cobo, reconoce que la producción de cebolla bajó considerablemente en los sitios antes mencionados en al menos un 6% en este año.

Esto porque los agricultores han priorizado sembrar otros productos que son menos costosos de producir y más rápidos de cosechar.

El funcionario recalcó que la cebolla paiteña no ha subido su precio porque al momento ya no se produzca en la provincia en mayor cantidad, sino que siempre ha tenido un costo elevado.

Cobo dice que la matriz productiva de la provincia ha cambiado por la diversificación de siembra, que han hecho los agricultores y por eso se buscan alternativas de abastecimiento dentro del marco legal.

En cuanto a la calidad de este tipo de cebolla, el técnico de Agrocalidad, Santiago Barrera, manifestó que la cebolla que ingresa desde otras ciudades del país están bajo la responsabilidad de la entidad para garantizar su consumo, no así de lo que ingrese del país sureño. (CNS)

 

Diferencias

Según Omar Velasteguí, ingeniero agrónomo, la diferencia entre la cebolla importada y local está en que hay cebolla paiteña que viene de semilla y la otra es de pepa.

Además, el sabor y la durabilidad para consumo cambia una vez cosechada, la local dura más debido a que la otra se demora más tiempo en ingresar al país.

Productores con esperanza en la nueva Ley de producción lechera

PROBLEMA. Los productores esperan que la Ley se cumpla.

Una de las principales quejas de los productores de leche es el bajo costo al que se vende el producto a pie de finca.

Año tras año los problemas son analizados en asambleas ampliadas, donde los productores exteriorizan su preocupación, más aún cuando los costos de los insumos se incrementan gradualmente.

A decir de los productores, desde el 2013 se contaba con un Acuerdo Ministerial que establece el precio del litro de leche cruda a 42 centavos.

Sin embargo, este acuerdo no se ha respetado y los productores a pie de finca apenas si reciben 30 o 35 centavos de dólar.

Por ello luego de varios años de exigencias se presentó el Proyecto de Ley Orgánica para fomentar la producción, comercialización, industrialización, consumo y fijación del precio de la leche y sus derivados a la Asamblea Nacional.

Este proyecto se aprobó en segunda instancia y fue puesta a consideración del Ejecutivo, pero no se ha tenido una respuesta desde hace más de 30 días.

En este proyecto se estipula que el precio de sustentación al productor de leche cruda se indexa en un 52,4% al precio de venta al público, además, se prohíbe la importación de la leche en polvo por 10 años, control del contrabando a través del reporte mensual de las industrias sobre volúmenes de compra y valores pagados a los productores.

 

EL DATO
El precio de sustentación planteada en el proyecto 
aprobado por la Asamblea Nacional es de 52 centavos.

 

Productores

“Las industrias siempre nos han puesto en jaque mate, porque en el caso que no aceptemos el precio que ellos quieren, se trasforman en juez y parte, entonces el pago muchas veces no llega ni al precio de sustentación”, indicó Javier Miranda, productor de lechero.

Patricio Velasco, presidente de Fe Por La Leche en Tungurahua, explicó que ahora ven como una esperanza esta Ley que fomenta, promueve y protege la producción lechera.

A decir del dirigente, en todo el país se evidencia que varios productores ya han vendido sus animales e incluso sus propiedades, pues los costos de inversión no es retribuido y trabajan a pérdidas, ya que no se les paga el precio real del litro de leche.

 

Industriales

Marco Proaño, dueño de la empresa Productos Lácteos De Marco’s,  dijo que en la producción lechera y la industrialización siempre existirán dos polos que deberían tener los mismos intereses. “El precio en Ecuador es uno de los más caros del mundo”, mencionó.

Además, agregó que debe haber regulación en las dos vías, si la leche es buena se la debe estimular, pero dijo que existen problemas de mucha adulteración y trampa en la entrega del producto crudo.

“En esos casos se les debería penalizar, cosa que no concibe la tabla de regulación, solo está el precio base más bonificaciones, pero no dice las penalizaciones por adulteración”, mencionó Proaño.

Proaño tiene su industria en Píllaro y asegura que es una zona muy concentrada y productiva, y como existen ganaderos muy conscientes, también buena parte de la leche está en manos de los intermediarios, “que no tienen escrúpulos suficientes para darse cuenta qué tipo de productos están manipulando. No es asunto de la industria, sino de las cadenas de intermediación, que no debería desaparecer, si no ser controladas”. (FCT)