Joven desaparecido

Jeremy José Pambabay Estupiñán, está desaparecido desde miércoles 23 de marzo de 2022, que salió a recibir clases a su colegio ‘21 de Noviembre’, que funciona en la escuela Atahualpa del cantón Atacames.

La desaparición del joven de 18 años de edad, mantiene preocupada a su familia que teme que algo malo le haya pasado, aunque aseguran que el chico es un estudiante que no tiene enemigos. La última vez que lo vieron vestía un pantalón jean azul, camiseta negra y lonas azules.

Jeremy ha sido buscado en casa de parientes y amigos y nadie sabe nada de él. La denuncia ya fue presentada en la Policía. Las personas que conozcan su paradero comunicarse al 09 60 81 69 13 de Alba Estupiñán, o al 09 88 63 75 40 de Hugo Chila.

 

Joven que estaba desaparecido regresa a su hogar

Jhon Caicedo, un joven de 29 años de edad, quien fue reportado días atrás como desaparecido, ya se encuentra junto a sus familiares. Desde el pasado 10 de marzo familiares y amigos del hombre emprendieron un llamado de colaboración y ayuda a través de redes sociales para dar con su paradero, ya que llevaba cinco días desaparecido. La preocupación por parte de los familiares se terminó el martes 15 de marzo cuando en horas de la noche se logró dar con su paradero.

Violaciones en casa no se denuncian

Realidad. Seis de cada 10 víctimas de abuso sexual son niños, esto según los datos de la Organización Aldeas infantiles SOS del Ecuador.

La violación sexual a menores por parte de sus familiares es más común de lo que se denuncia aseguran los expertos en temas de delitos sexuales.

Este delito incestuoso empieza en la misma casa donde habitan los menores y son vulnerados por padres, hermanos, abuelos y tíos.

 

Dolor

En la puerta de su casa, se sienta todas las tardes Lorena (nombre protegido) de 15 años. Ella espera a su mamá quien trabaja como ayudante en un restaurante, las dos tienen un grado de discapacidad intelectual.

Lorena nació producto de la violación de su madre por parte de su propio hermano y aunque la familia conoció del caso no quisieron denunciarlo por el miedo al qué dirán.

Esto lo cuenta un familiar cercano a las dos mujeres, quien añade que el tío y padre a la vez de la menor corre con los gastos de sus estudios para ayudar a la madre de la menor.

Este caso no es ajeno, en otro sector de la ciudad, una madre conocía que su hija fue violada desde pequeña, justificando que para que el padre busque otra mejor use a su hija como mujer.

 

El DATO
Según la Organización Aldeas infantiles SOS del Ecuador, 
seis de cada 10 víctimas de abuso sexual son niños.

 

 

Secreto a voces

Estos casos son conocidos por la Policía y otros entes de control, pero todos coinciden en que este delito no es denunciado, aunque está tipificado en el Código Integral penal, dentro del artículo 170, numeral 1.

Pedro Chicaiza, jefe de la Unidad de Investigación contra la Integridad Sexual de Tungurahua, afirma que estos casos se registran más en las zonas rurales de la provincia, donde las víctimas pasan años en silencio antes de denunciar.

El uniformado sostiene que son menores de entre 5 y 15 años las que más comúnmente son víctimas de estas aberraciones.

“Estos casos de violación incestuosa existen, pero están normalizados dentro de las familias y poco se puede hacer si alguien no denuncia y las investigaciones se hacen de hecho”, dijo Chicaiza.

 

EL DATO
La violación incestuosa, que incluye la muerte de 
la víctima, es penada con cárcel de 22 a 26 años.

 

Esto es corroborado por el trabajador social Paúl Silva, quien dice que estos delitos envuelven muchos factores.

“La pobreza, el maltrato físico y psicológico son agravantes para que se registren casos de violación sexual por parte de los familiares directos de un menor, llegando inclusive a procrear sin medir las consecuencias de los daños genéticos y emocionales que esto causa”, recalcó Silva.

El especialista dice que si bien es cierto estos casos se dan más en familias de condición humilde, en otros estratos sociales también existen, pero prefieren mantenerse en secreto para evitar el escarnio de la comunidad.

 

Señales para saber si un niño es abusado en casa

 

Comportamiento:

  • Retraimiento físico o parecen sentirse amenazados por el contacto físico.
  • Mostrar comportamientos regresivos como chuparse el dedo.
  • Cambio en sus rutinas higiénicas como el rehusar bañarse o hacerlo en exceso.
  • Mostrar comportamientos sexuales inapropiados para la edad, alteraciones en los patrones de sueño o el tener pesadillas.

Señales físicas:

  • Moretones o hinchazón cerca de los genitales, sangre en las sábanas o ropa interior o inclusive fractura de huesos.
  • Indicaciones verbales: El uso de palabras o frases que son demasiado adultas para su edad.
  • Silencios inexplicables o cuando de repente son menos comunicativos.

 

Detección del problema

Ante esto el Colectivo de Ambato Ana de Peralta trabaja en una campaña de seguimiento para que estos hechos de violación incestuosa sean denunciados sin temor.

Maritza Gamboa, integrante del Colectivo afirmó que las investigaciones iniciaron hasta llegar a la Fiscalía de Pichincha donde registran cinco casos en 2021 en Tungurahua, de ellos dos tienen sentencia, uno está en investigación y dos tienen juicio.

Gamboa asegura que la intención es detectar más casos en la provincia para brindar acompañamiento a la víctima de abuso sexual.

Para ello se trabajará con entidades como los ministerios de Educación, Salud y Justicia.

 

TOME NOTA 
Las personas que conozcan estos casos pueden denunciarlos a Dinapen.

 

Impacto psicológico

Para el psicólogo infantil Alex Guerra, el impacto o daño psicológico es integral dentro del núcleo familiar, porque involucra a todos los integrantes cercanos.

“Cuando un menor es violado por su padre, madre, hermano, tío, abuelo, los cambios en su desarrollo son evidentes que muchas veces pasan desapercibidos por los demás familiares por interés”, dijo Guerra.

Es decir que el abuso sexual por parte de un familiar es terrible para quienes están en su entorno, por lo que prefieren pensar que el comportamiento de la víctima es por todo menos por el problema medular.

El psicólogo asegura que la detección de este problema es un trabajo que depende no solo de la familia, sino de políticas públicas que ayuden a detectar, educar y proteger de manera integral a las víctimas para romper esa cadena de abuso de todo tipo. (CNS)

Sí se podrá quemar monigotes en familia este año

Monigotes de Guillermo Lasso confeccionados por artesanos del centro de Quito.

El 14 de diciembre, el COE nacional anunció la prohibición de forma genérica. Este 21 de diciembre aclaró que lo que se prohíbe son los eventos masivos.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional aclaró su decisión de prohibir la quema de monigotes (años viejos) anunciada el 14 de diciembre de 2021. Este martes (21 de diciembre), el presidente de la entidad, Juan Zapata, dijo que sí se podrá quemar los monigotes, pero aclaró que la actividad está permitida siempre y cuando participen en ella personas del círculo íntimo familiar.

Zapata pidió a los ecuatorianos que se abstengan de participar de actividades multitudinarias para evitar contagios de la Covid-19. Sobre el tema de los monigotes, insistió en que se debe participar de esta tradición con los familiares cercanos. En la sesión del COE también se informó la obligación de presentar el certificado de vacunación para entrar a lugares públicos desde el 23 de diciembre del 2021.

Este martes, el COE ratificó la prohibición de pases de niños, procesiones, bailes populares, conciertos, eventos barriales, novenas y festivales de años viejos.

La primera decisión, la del 14 de diciembre, provocó que los vendedores de años viejos tengan pérdidas por la falta de ventas. Comerciantes en Quito indicaron ayer a este Diario que no habían vendido los muñecos porque la gente temía ser multada por quemarlos en público.

En Guayaquil, las autoridades municipales se adelantaron a la decisión del COE de este martes 21. Días atrás señalaron que no iban a sancionar a las personas que participen de esta actividad. Sí solicitó que no se hagan hogueras en el pavimento y en zonas regeneradas. (DPV)

TE PUEDE INTERESAR:

Ecuador romperá este año récord de captura de droga

Cuerpo de Naomi Arcentales será exhumado el 22 de diciembre

El Impuesto a la Salida de Divisas bajará gradualmente en 2022

Incertidumbre y dolor por la muerte de Liseth Suárez

La familia de Lisseth cree que talvez hayan matado a la joven por robarle.

A pesar de que existe la sospecha de que pudiera haberse suicidado, la familia cree que tal vez la mataron por robarle.

QUEVEDO • Un cumpleaños diferente tendrá el próximo sábado la pequeña hija de Liseth Carolina Suárez, de 23 años, puesto que a su madre la encontraron muerta. Es decir, no habrá fiesta y el dolor que embarga a esta familia es notable.

¿Qué paso? ¿quién la mató?, son las preguntas que se hace Carmen, madre de la víctima, quien asegura que la tragedia de su hija le es aún confusa. Lo único que sabe es que llegó un hombre y le dijo que Liseth se había pegado un tiro y que estaba en el hospital. Efectivamente pudo confirmar que la joven fue llevada a dicha casa de Salud, donde los galenos solo confirmaron su muerte, pues había recibido un impacto de bala a la altura de la cabeza.

Relato

Aunque ella descarta que su hija haya atentado contra su vida, puesto que le temía a las armas. Sin embargo, cree que tal vez le robaron y la mataron.

En medio de lágrimas, Carmen recordaba la última vez que vio a Liseth, quien supuestamente ejercía labores sexuales, desde hace algún tiempo, para darle un mejor porvenir a su hija de 8 años quién tiene el 80% de discapacidad intelectual.

Ahora ella clama por ayuda, para su nieta, a través de instituciones del Estado. Además, pide que la muerte de su primogénita no quede en la impunidad. “Mi hija antes de morir quería hacer operar a mi nieta. Los doctores le dieron esperanzas de que iba a quedar bien, pero me la mataron”, expresó Carmen. (DLH)

Los documentos personales no aparecen, por lo que familiares creen que se trate de un robo.

Requieren ayuda

° La familia de la menor indicó que a pesar de su discapacidad, ella no recibe ningún tipo de ayuda por parte del Gobierno.

Según contó la mamá de la hoy occisa, ella habría hablado antes con su pareja, a quien le había dicho que estaba cerca de casa, pero nunca llegó, incluso no saben dónde se produjo su muerte.

Adolescentes encontrados en una fiesta clandestina

Clandestino. La temática de una serie de televisión, fue en la que se desarrolló esta fiesta.

En total, 23 menores de edad que participaban en una fiesta clandestina fueron puestos a buen recaudo.

Policías de la Unidad de Investigación y Protección para niñas, niños y adolescentes (Unipen), fueron alertados de la realización de este evento clandestino.

Así, llegaron al cruce de las calles Amable Ortiz y Guillermo Garzón, donde se llevaba a efecto una celebración llamada ‘Juego de luces’.

En el sitio se encontraban alrededor de 70 personas, quienes eran mayores de 18 años se retiraron del lugar, mientras que, los menores, fueron embarcados en el bus de la Policía de la Subzona Tungurahua, para ser llevados a las instalaciones de la Unipen, y entregados a sus representantes legales, con un acta de responsabilidad.

En el inmueble, los policías hallaron licor y se percataron que la temática era similar a la serie de televisión ‘El juego del calamar’.

Carlos B. fue identificado como organizador del evento. Finalmente, los adolescentes fueron puestos a buen recaudo. (MAG)

Se refuerza seguridad en las cárceles de Ambato y Latacunga

Control. Personal policial fue dispuesto en los alrededores de los centros penitenciarios de Ambato y Latacunga.

Vallas, personal antimotines, y patrulleros que circulan constantemente por los alrededores de la cárcel de Ambato, es parte del escenario que se vive a esta hora hoy, sábado 13 de noviembre de 2021, en el sitio, así como también en el reclusorio de Latacunga, en Cotopaxi.

La misión, intervenir oportunamente en caso de registrarse comportamientos violentos entre los reos y realizar operativos de seguridad en el área. A este resguardo, se unió también personal de las Fuerzas Armadas.

Prevención

Los hechos sangrientos registrados hasta el momento en la cárcel de Guayas, mantienen en zozobra la vida de los reclusos, y por ende de sus familiares, quienes solicitan más seguridad, para precautelar la integridad de sus allegados, pedido que ha sido evidenciado en los distintos reportes, desde el inicio de las masacres carcelarias registradas desde febrero de este año.

Los crímenes no han cesado, y más de 50 cadáveres están siendo contabilizados en la penitenciaría de Guayaquil, hoy.

Temor es latente

La preocupación permanente en el centro de reclusión de Ambato, pues precisamente por los amotinamientos y asesinatos iniciados hace nueve meses, 39 internos del Centro de Privación de Libertad Masculino Guayas Nro. 4, fueron traídos a Tungurahua.

Aunque no se han registrado novedades desde el hecho, también hubo un traslado de internos de Ambato a Guayas, lo que eleva la situación de incertidumbre en los familiares de los procesados. (MAG)

 

CIFRA

Veinte uniformados, aproximadamente, distribuidos en dos equipos, fueron destinados como refuerzo de seguridad interna en los reclusorios de Ambato y Latacunga.

Adultos mayores abandonados en el asilo de Píllaro en la pandemia

REALIDAD. Los compañeros de asilo son su nueva familia cuando ya nadie los visita.

José es uno de los adultos mayores que reposan en el asilo Señor de Los Remedios de Píllaro, a diferencia de su compañero Guachito, él sí tuvo hijos, pero de ellos solo queda el recuerdo pues nadie lo visita ni lo llama para saber cómo está.

Este es uno de cinco casos que tiene el centro de acogida, en el que los familiares este 2012 fueron a dejar a sus adultos mayores y se olvidaron de ellos.

Ante este particular el personal del lugar trabaja para mitigar, de cierta manera, la tristeza por abandono que tienen a su edad.

 

Acciones

María Soledad Yánez, directora de Desarrollo Social del Municipio de Píllaro, manifestó que hay una diferencia entre los adultos mayores que fueron encontrados en abandono y quienes son dejados en el centro por familiares que nunca más llamaron.

En el segundo caso, la funcionaria comenta que son cinco los casos que se registran en los que los hijos, o algún familiar, que no podía tenerlos los dejó en el asilo y se olvidó de ellos.

Yánez comenta que el contacto con los familiares es un aporte porque al ser vulnerables necesitan del afecto de sus seres queridos en caso de tenerlos porque a diferencia de los otros los tienen presentes en sus recuerdos.

 

TOME NOTA
Son 29 adultos mayores los que residen en el 
asilo Señor de Los Remedios de Píllaro. 

 

En Tungurahua

En la provincia existen otros dos centros de acogida para adultos mayores. Estos se ubican en Patate y Quero en ellos no se registra el abandono de adultos mayores.

Aquí las familias no califican para darles las mejores condiciones a sus adultos mayores por lo que, luego de una análisis de sus realidad, se acoge a estas personas vulnerables, así lo afirmó Alejandra Villegas, coordinadora del Centro Integral del Adulto Mayor (Caiam) de Patate.

 

El olvido y su impacto

El trabajador social Paúl Colcha, manifiesta que el estado mental en el que se encuentra un adulto mayor es el resultado de lo que ya vivió en su entorno antes de dejar de valerse por sí mismo.

Ante eso la familia es clave para que su estado emocional, físico e inclusive social sea adecuado.

“Muchos de los comportamientos, depende de lo que antes vivieron, por eso algunos se aíslan, otros son agresivos, otros muy risueños, pero todo parte de cómo fue su relación con el núcleo más cercano y si son abandonados ellos sienten el rechazo”, dijo Colcha.

 

Qué dice la ley

Desde 2014, el Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona los casos de abandono a las personas adultas mayores.

Según lo establece el artículo 153 las penas se castigarán con prisión de uno a tres años y de 16 a 19 años, de acuerdo a los agravantes. (CNS)

Encuentran osamentas en el río Pastaza

HALLAZGO. Encuentran osamentas en el río Pastaza.

En el sector Madre Tierra, a orillas del río Pastaza, se encontró varios huesos de un cadáver, la familia de Alberto Luna, desaparecido en el del aluvión del domingo 5 de septiembre, en Río Negro en Baños de Agua Santa, creen que puede ser él.

Las osamentas fueron halladas la mañana de ayer, martes 28 de septiembre de 2021, por una mujer que trabajaba en unas minas del sector.

Personal del Cuerpo de Bomberos de Pastaza rescataron los restos, que fueron trasladados hasta el Centro Forense de Ambato para que se hagan los estudios correspondientes de ADN.

La familia de Alberto, cree que puede ser su cadáver, piden a las autoridades que se aceleren los exámenes para que puedan tener una respuesta.

Antecedentes

El aluvión ocurrido dejó cuatro víctimas mortales. Una quinta continúa desaparecida.

El desastre natural provocó la rotura de un puente, dejando a una comunidad de 50 personas aisladas.

También cuatro paraderos turísticos quedaron destruidos por el agua y varios vehículos enterrados en los escombros.  (APQ)