Ridículo, bobo, gafo… los insultos chavistas para Boric

Diosdado Cabello, líder chavista.

Diosdado Cabello, el chavista número dos de Venezuela, se refirió en duros términos al presidente de Chile, Gabriel Boric. 

El ‘número dos’ del chavismo, Diosdado Cabello, ha reprochado al presidente de Chile, Gabriel Boric, su referencia a la crisis humanitaria en Venezuela durante su discurso en la 77 sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas y le ha llamado «ridículo» y «bobo» por intentar «quedar bien con los gringos».

«Nos atacan por todos lados«, ha denunciado Cabello en su programa ‘Con el mazo dando’, un atril que ha utilizado para advertir de que no se van a rendir porque «en la ONU un bobo como Boric» salga a decir «pendejadas» sobre Venezuela.

«Estás equivocado. Gafo (persona de poca inteligencia). Sale a hablar mal de Venezuela teniendo tantos problemas en su país«, le ha espetado Cabello al presidente chileno, al que ha acusado de «salir a perseguir» al pueblo mapuche o de hacer la «guerra» a los estudiantes.

Cabello ha asegurado que el presidente chileno «va para allá a hablar mal de Venezuela para quedar bien con los gringos» y que si el Gobierno de Caracas estuviera negociando «la entrega» del país, «ninguno» les habría atacado. «Boric no habría ido para allá a hablar mal de Venezuela porque le hubieran dicho ‘no digas nada cachorrito’, que se van a entregar, van a capitular», ha conjeturado.

Durante su discurso en Naciones Unidas, Boric mencionó que la crisis humanitaria en Venezuela es fruto de «su prolongada crisis política», lo que ha provocado un «inédito» flujo migratorio tanto en la región como en Chile, que ha derivado a su vez en «una presión tremenda» sobre las instituciones y la sociedad chilenas.

En otro orden de cosas, Cabello también ha criticado que Chile negara el visado a los jugadores de la selección de voleibol de Venezuela para poder disputar la clasificación para los Juegos Panamericanos de Santiago 2023 «a pesar de haber realizado oportunamente los trámites pertinentes y obligatorios».

Cabello ha dicho que aún habiendo cumplido «con cada uno de los requisitos solicitados» por Chile, «Boric dio la orden de no dar las visas», lo que es una «agresión» a Venezuela, ha protestado. «Uno tiene que esperar eso después de irse allá a la ONU a adular a los gringos». (Europa Press)

Lasso asegura que el «enemigo» del narcotráfico requiere de una solución transnacional

Guillermo Lasso en la Asamblea de la ONU .

El Presidente de Ecuador puso el foco de su discurso en el crimen transnacional y cómo enfrentarlo en conjunto. Conozca lo que dijo.  

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, ha señalado en la 77 Asamblea General de Naciones Unidas que el «enemigo» que es el narcotráfico requiere de una solución transnacional, por lo que es necesaria la colaboración para no «sufrir por separado».

Lasso ha resaltado que el último informe mundial sobre las drogas en 2022 confirma que Ecuador es el tercer país del mundo con mas cocaína incautada, un problema que tiene también otros rostros, como son la trata de personas, el lavado de activos, el trafico ilegal de armas o la minería ilegal.

Así, Lasso ha puesto el foco en que el crimen transnacional mueve entre 1,6 y 2,2 trillones de dólares, cantidades en las que cabe «decenas de veces» la economía de un país como Ecuador. Por otro lado, el mandatario ha subrayado que los pesares que deja el narcotráfico también se reflejan en las «vidas arrebatadas».

Asimismo, el mandatario ecuatoriano ha subrayado el papel que ha jugado Ecuador como país «de tránsito, acogida y refugio de migrantes». «Con medio millón de venezolanos viviendo hoy en Ecuador somos uno de los tres principales receptores de migrantes de dicho país», ha señalado.

«En Ecuador realizamos esfuerzos especiales para garantizar los derechos y sobre todo la integración de migrantes, particularmente cuando se trata de familias cuyos países de origen no ofrecen alternativas de vida más allá de simplemente huir de esas naciones», ha dicho.

Lasso ha advertido, por otro lado, ante la Asamblea General de Naciones Unidas el «caldo de cultivo» que ha sido Ecuador para «el populismo más predecible», al tiempo que ha subrayado que es necesario mantener alejado al «feo rostro del autoritarismo».

«El mismo que cuando es Gobierno coquetea con peligrosos actores que se esconden más allá del alcance de nuestras instituciones internacionales para auspiciar algunas de las amenazas que hoy nos congregan aquí mismo», ha explicado.

Finalmente, Lasso ha expresado, a raíz de la guerra de Ucrania, que 52 millones de niños menores de cinco años sufren de desnutrición, cerca de 17 millones tienen desnutrición grave y al menos 155 millones sufren de retraso del crecimiento.

En este sentido, ha expresado que en Ecuador el 30 por ciento de los niños menores de dos años sufren esta condición, al tiempo que ha resaltado que se ha comprometido a reducir en seis puntos porcentuales durante su mandato la desnutrición en los niños. (Europa Press)

Para Petro la lucha antidrogas es «irracional» y pide cambios

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, en la Asamblea General de la ONU.

¿El Presidente de Colombia quiere abrir el camino para la legalización de la coca? Conozca lo que dijo, hoy, en la ONU. 

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, pidió este martes en su intervención en la 77 Asamblea General de las Nacionales Unidas acabar la «irracional» guerra contra las drogas que, además, según dijo, está destruyendo la selva amazónica y haciéndole daño a su país.

«Yo les demando desde aquí, desde mi Latinoamérica herida, acabar con la irracional guerra contra las drogas. Disminuir el consumo de drogas no necesita de guerras, necesita que todos construyamos una mejor sociedad», dijo Petro en su primera intervención en una Asamblea General de las Naciones Unidas como presidente de Colombia.

El mandatario aseguró además que «la guerra contra las drogas ha fracasado» y que «la lucha contra la crisis climática ha fracasado».

«¿Quieren menos drogas? Piensen en menos ganancias y en más amores. Piensen en un ejercicio racional del poder. No toquen con sus venenos la belleza de mi patria, ayúdennos, sin hipocresías, a salvar la selva amazónica para salvar la vida de la humanidad en el planeta», expresó.

Lucha contra el cambio climático

Durante su discurso, el presidente colombiano aseguró que «la selva que se intenta salvar es al mismo tiempo destruida» y puso como ejemplo el uso del herbicida glifosato para erradicar los cultivos ilícitos en Colombia.

«Para destruir la planta de coca arrojan venenos, glifosato en masa que corre por las aguas, detienen a sus cultivadores y los encarcelan. Por destruir o poseer la hoja de la coca muere un millón de latinoamericanos asesinados y encarcelan a dos millones de afros en la América del Norte», expresó.

En ese sentido, Petro calificó de «hipócrita» el discurso de los países desarrollados para salvar la selva, que «se quema mientras ustedes hacen la guerra y juegan con ella».

El mandatario lamentó que los científicos «dijeron que se acercaba el fin de la especie humana, que su tiempo ya no es de milenios, ni siquiera de siglos» y por culpa de la guerra, no se tomaron «las medidas necesarias».

«Cuando más se necesitaban las acciones, cuando los discursos ya no servían, cuando era indispensable depositar los dineros en los fondos para salvar la humanidad, cuando había que alejarse cuanto antes del carbón y del petróleo se inventaron una guerra y otra y otra. Invadieron Ucrania, pero también Irak, y Libia y Siria. Invadieron en nombre del petróleo y del gas», expresó.

En ese sentido, Petro recalcó que «las guerras les han servido de excusa para no actuar contra la crisis climática» y les han mostrado a las potencias «cuan dependientes son de lo que acabará con la especie humana».

«Si observan que los pueblos se mueren de hambre y de sed y emigran por millones hacia el norte, hacia donde está el agua, entonces ustedes los encierran, construyen muros, despliegan ametralladoras, les disparan. Los expulsan como si no fueran seres humanos», señaló.

Petro también dijo que «el desastre climático matará centenares de millones de personas» y dijo que su principal causa es «el capital», así como «la lógica de relacionarnos para consumir cada vez más, producir cada vez más, y para que algunos ganen cada vez más».

En su defensa de la selva amazónica, propuso que se usen con ese fin recursos de la comunidad internacional, en una especie de trueque de «deuda por vida, por naturaleza».

«Si no tienen la capacidad para financiar el fondo de la revitalización de las selvas, si pesa más destinar el dinero a las armas que a la vida, entonces reduzcan la deuda externa para liberar nuestros propios espacios presupuestales y con ellos realizar la tarea de salvar la humanidad y la vida en el planeta. Lo podemos hacer nosotros si ustedes no quieren», subrayó. (EFE)

Líderes latinoamericanos preparan intervenciones ante la ONU

El presidente de Chile, Gabriel Boric (i), y su homólogo de Argentina, Alberto Fernández (d), intervendrán ante la ONU desde este 20 de septiembre de 2022.

Los mandatarios hablarán de amenazas globales y problemas cercanos.

Amenazas globales como la guerra en Ucrania, la crisis alimentaria, la emergencia climática o la escalada inflacionaria se mezclarán en los discursos de los líderes latinoamericanos esta semana en la ONU con problemas cercanos a sus realidades, como la lucha antidrogas en Colombia, el armazón constitucional de Chile, las sanciones estadounidenses a Venezuela o la reclamación argentina de las Malvinas.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, será el encargado de abrir las intervenciones de los mandatarios ante el plenario del 77º periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que comenzarán el martes 20 de septiembre de 2022 y concluirán el lunes 26. Después de Bolsonaro, será el turno del presidente estadounidense, Joe Biden, y a continuación, del chileno, Gabriel Boric.

El mandatario brasileño, quien aspira a la reelección en los comicios del próximo 2 de octubre, ha anticipado que su discurso ante la Asamblea General le servirá como tribuna electoral para dirigirse a los votantes brasileños, según anticipó en rueda de prensa esta semana el secretario de Asuntos Multilaterales de la Cancillería brasileña, Paulino Carvalho.

Bolsonaro también abordará asuntos de la agenda global, entre ellos, la situación económica mundial tras la pandemia, la guerra en Ucrania y la necesidad de garantizar la soberanía alimentaria y de fortalecer el desarrollo sostenible.

A diferencia del líder brasileño, Gabriel Boric prefiere mantener en reserva el contenido de su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, explicaron a EFE fuentes del Palacio de La Moneda, pero los analistas creen que estará en línea con el que pronunció en la Cumbre de las Américas, celebrada en Los Ángeles (EE.UU.) a comienzos de junio.

En aquella ocasión, que supuso su estreno en un foro multinacional, el líder progresista instó a erradicar los paraísos fiscales e incentivar el comercio interamericano, pidió soluciones coordinadas para la emigración, mostró su preocupación por el alza de los precios y propuso actuar rápida y efectivamente en la protección del medioambiente, con especial mención a la minería ética y las energías renovables.

Según los expertos, el presidente chileno abordará temas de carácter global, como la invasión rusa de Ucrania, y defenderá el equilibrio entre China -uno de sus principales socios comerciales- Estados Unidos y la Unión Europa, en el actual contexto de rivalidad por la hegemonía mundial.

La principal incógnita de la intervención de Boric es cómo describirá la situación interna de su país, después del aplastante rechazo al proyecto de nueva Constitución que se sometió a plebiscito el pasado 4 de septiembre y que ha abierto una etapa de incertidumbre acerca de que cómo proseguir con el proceso constituyente.

Contra las drogas

Por su parte, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien asumió el cargo en agosto pasado, también intervendrá por primera vez en la Asamblea General de la ONU.

El mandatario colombiano pondrá encima de la mesa la necesidad de implementar acciones urgentes que frenen la crisis climática mundial, una amenaza que -según ha dicho- pone en riesgo la existencia de la «especie humana».

En consonancia con esta preocupación, Petro propondrá un diálogo entre Estados Unidos y América Latina para acometer «una transición energética» que lleve a una «economía descarbonizada».

La nueva relación con Washington incluye también un enfoque diferente en la lucha contra la drogas, porque el que se ha venido aplicando hasta ahora, a su juicio, no sólo ha fracasado, sino que además ha comprometido la democracia en su país.

También se espera que Petro hable de su iniciativa de «paz total», una prioridad de su Gobierno que incluye la negociación de un acuerdo con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y ampliar su oferta de paz a las bandas criminales y las disidencias de las FARC, para lo cual es fundamental el apoyo de la comunidad internacional.

Por lo que respecta a Argentina, fuentes oficiales consultadas por EFE indicaron que en el discurso del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea General de la ONU «seguramente estará presente el tema de la violencia política«, luego del atentado fallido contra la vicepresidenta, Cristina Fernández, ocurrido el pasado 1 de septiembre, un intento de asesinato que, según el Gobierno, se ha producido en un contexto de creciente agresividad política y «discursos de odio».

En su intervención, el presidente argentino también hablará de los efectos de la guerra en Ucrania sobre los precios, el acceso a los alimentos y la energía a escala global, pero con particular impacto negativo en los países menos desarrollados, así como del aporte que Argentina puede hacer como importante productor en materia agroalimentaria y de hidrocarburos.

Además, como es habitual en cada discurso de un mandatario argentino ante la ONU, Fernández reiterará el reclamo de soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas y el pedido para que el Reino Unido se siente en una mesa de negociación.

Tregua mundial

En tanto, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado que propondrá a las Naciones Unidas integrar un comité para alcanzar el diálogo y la paz entre Rusia y Ucrania y firmar una tregua entre todas las naciones del mundo de al menos cinco años que incluya la suspensión de acciones y provocaciones bélicas, así como de pruebas militares.

López Obrador planteará que este comité esté integrado por el papa Francisco, el secretario general de la ONU, António Guterres, y el primer ministro de la India, Narendra Modi, al tiempo que demandará el cese de hostilidades en Ucrania y el inicio de conversaciones directas entre los presidentes Volodímir Zelenski y Vladímir Putin.

La autorización del Congreso de Perú para que el presidente, Pedro Castillo, pueda viajar a Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU ha sido una sorpresa, considerando el enfrentamiento que ambas instituciones mantienen desde que hace catorce meses Castillo accedió a la Jefatura del Estado.

De hecho, el Parlamento no le dejó asistir a la asunción de Gustavo Petro el pasado 7 de agosto. Pero en esta ocasión, el Congreso, escenario de la fragmentación política del país, le ha dado permiso y Castillo podrá acudir también a la cumbre sobre educación que se celebra mañana lunes, en la que el mandatario peruano, maestro de profesión, se sentirá especialmente cómodo.

La participación de Venezuela es una incógnita. La intervención de Nicolás Maduro no está garantizada, y si habla, probablemente sea de manera virtual, porque Estados Unidos le tiene prohibida la entrada desde agosto de 2017, en aplicación de un paquete de sanciones contra el régimen chavista.

En caso de que Maduro quiera viajar a la sede de Naciones Unidas en Nueva York para participar en la Asamblea General, Estados Unidos estudiaría la solicitud, pero nada ha trascendido hasta el momento.

En el supuesto de que intervenga telemáticamente, Nicolás Maduro se centrará, según los analistas, en la amenaza de EE.UU. de imponer nuevas sanciones a Venezuela si no reanuda las negociaciones con la oposición, suspendidas en octubre del año pasado por decisión del Gobierno.

Asimismo, rechazará la injerencia y la manipulación que, en su opinión, ejerce Washington contra Venezuela y otros países, como Nicaragua o Cuba, y defenderá la soberanía de las naciones y el multilateralismo, frente al capitalismo. EFE