Profecías

CORRESPONSABILIDAD SOCIAL

Eddy Arrobo Rodríguez

Desde la antigüedad para algunas religiones las profecías son consideradas como los designios de Dios que han sido interpretados por los mensajeros del Supremo en la tierra. En la actualidad estos dones sobrenaturales que son una manera de percibir, leer y anunciar un acontecimiento futuro, lo adquieren ciertos personajes por su experiencia en sus diferentes ámbitos del quehacer cotidiano y siempre están presentes para darnos sus alertas.

Esta introducción la he construido para referirme a declaraciones realizadas por dos notables personajes públicos como lo fueron el Dr. Gustavo Noboa Bejarano y el Dr. Francisco Huerta Montalvo, los mismos que hicieron sus profecías y alertaron a la población de un país incrédulo de lo que realmente estaba pasando con la administración del Estado ecuatoriano.

Noboa, un forjador de juventudes que falleció el año pasado, deja como legado su honorabilidad y las bases de la dolarización, fue un crítico frontal y siempre advirtió del desmesurado gasto fiscal y la inmoralidad que se daba en el gobierno de la denominada “revolución”.

Huerta Montalvo, el político, diplomático, pensador de raigambre liberal, enluta al país en estos días con su sentido deceso, deja como herencia su actuar radical en contra de las tiranías y arbitrariedades, siempre apoyó que se supriman de por vida los derechos políticos para los servidores públicos declarados culpables por delitos de corrupción, para que nunca vuelvan a ser funcionarios ni candidatos, a la vez profetizó que el regreso del que se llevó hasta el fragmento de la espada de Bolívar es imposible, dada la magnitud del destrozo hecho al país.

En estos tiempos de componendas políticas o repartición del pastel, vale hacer memoria histórica de estos personajes quienes con su actuar repercutieron positivamente en el contexto político ecuatoriano.

ear1267@live.com