El gallinero de Arias

Kléber Mantilla Cisneros

El FBI (Buró Federal de Investigaciones) investigó, arrestó y procesó a Nilsen Giordano Arias Sandoval, el cerebro de una red internacional de corrupción y lavado de dinero durante el correísmo. Es más, en agosto del año pasado, alias ‘El Gordo’, según sus archivos, se comprometió a pagar un millón de dólares, en dos partes, de fianza a una Corte de Nueva York para defenderse en libertad. Todo, luego de aceptar su culpa en la expoliación de USD 5 mil millones, describir la gallina de huevos de oro y comprometerse a delatar al gallinero de sobornos instaurado entre 2010 y 2017. Un testimonio vergonzoso desclasificado del más grande saqueo de la historia ecuatoriana.

El canadiense Raymond Kohut, cual ave en cacareo, consta como gavilán de la intermediaria Gunvor. Él y otros pollos de la firma Vitol Inc. habrían pormenorizado transferencias a bancos europeos (Sóciété Generalé, Natixis y el ING Bélgica) y el blanqueo de dinero de sobornos en empresas intermediarias en Suiza, Panamá, Islas Vírgenes, Caimán y Curazao. Al menos 1.325 millones de barriles de crudo de Petroecuador negociados a precios inferiores a los del mercado mundial en contratos simulados con Petrochina, Unipec y Petrotailandia y con recargo a deuda externa.

Rafael Correa y su chiquero electoral están en la mira pues él autorizó sobornos para comprometer crudo hasta 2024. Junto al narcotráfico permeó la institucionalidad y ensució la sociedad para que sus crímenes pasen desapercibidos. No así, el FBI le sigue la pista. A Enrique Cadena Marín por pagos recibidos y ofertas de crudo ecuatoriano en Perú, Uruguay y EEUU registradas como alerta roja o ‘actividad sospechosa’.  A los hermanos Antonio y Enrique Peré Ycaza vinculados al entramado de corrupción en Petroecuador: desde coimas para adjudicar contratos por derivados de crudo, gas licuado y el suministro de asfalto, hasta por violación a la ley de ‘prácticas corruptas en el extranjero’. Ellos fueron embargados USD 48 millones por la justicia estadounidense.

Así, nuestra Fiscalía requiere coherencia y consistencia ética ahora que hay que indagar dádivas, testimonios, conversaciones telefónicas grabadas y documentos para procesar al resto del gallinero y unos USD 70 millones en sobornos. Cual gallo cantor, ‘El Gordo’ Arias, ex gerente de Comercio Internacional de Petroecuador suma 18 millones recibidos y una triste pena anunciada de 10 años de cárcel en EEUU.

klebermantilla@yahoo.es
@kleber_mantilla