sábado, noviembre 27, 2021
País Un patrimonio inmaterial bordado a mano

Un patrimonio inmaterial bordado a mano

Los bordados tradicionales de Calderón son Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador. Los artesanos esperan que sea un impulso para mejorar la economía.

“Entendimos que el bordado guarda una memoria”, dice con nostalgia Verónica Montesdeoca, de la asociación de bordados ancestrales Sara Sisa, mientras acomoda sombreros, blusas, almohadas y vestidos tejidos con sus manos.

Es viernes y el sol supera los 23 grados centígrados en Calderón, norte de Quito. Desde esta parroquia, ella junto a Carmen Suquillo y María Belén Loachamín, de la asociación Kinti, decoran un espacio para mostrar sus diseños . “Todo es tejido y bordado a mano”, cuentan.

El proceso es complejo, aseguran. Elaborar una blusa toma de uno a dos meses. “Intentamos recrear grupos de trabajo para cumplir con lo que nos piden”, dice Suquillo.

No cuentan con un lugar específico para vender sus textiles. Los exhiben en ferias, presentaciones o venden bajo pedido, según Loachamín.

Antes de la pandemia, las artesanías les dejaban ganancias suficientes para mantener a sus hogares. Pero, un año después, la situación no se reactiva.

Por eso, la decisión del Ministerio de Cultura, de declarar a los Bordados Tradicionales de las Comunas de Calderón como Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador, les calza perfecto. “Trabajamos y luchamos por la certificación, porque esto nos va a validar para presentar en otro tipo de mercados nuestros bordados”, dice con emoción Loachamín.

La técnica del bordado evoca a la memoria

“Intentamos que la gente se motive y vuelva a bordar. Hubo un tiempo en que solo las abuelitas bordaban y nadie más”, dice Verónica Montesdeoca. Ella tiene claro lo que esta declaratoria significa: “honrar el trabajo de nuestros ancestros, de nuestras abuelas, tatarabuelas”, comenta. “Es darle honor a ellos. Es una responsabilidad seguir con esto y que no se olvide en el tiempo”.

Raul Cadena, secretario del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), señala que este proceso es fruto de la “reivindicación y fortalecimiento de su identidad”.

“El momento que uno se sienta a hacer los bordados y diseños empiezas a recordar la historia de tu familia”, comenta Montesdeoca en un tono de añoranza.

CARACTERÍSTICA. El detalle de los bordados se inspira en la tradición familiar.
CARACTERÍSTICA. El detalle de los bordados se inspira en la tradición familiar.

Autofinanciamiento de los artesanos

Más allá de un papel, Rodolfo Guachamín, representante de las comunas de Calderón, espera que con la declaratoria se materialice con recursos para la actividad.

¿Qué sucede con los incentivos económicos por parte de las autoridades? Suquillo y Loachamín, un poco nerviosas y tímidas, son claras: “nunca hemos recibido apoyo, más es por nosotras mismas”, dijo la primera.

A todo esto, se suma Montesdeoca, quien aclara que “todas las organizaciones de la comuna se han autofinanciado, reunido y puesto una cuota”.

Las comunas de Calderón buscan que con la declaratoria de Patrimonio Cultural Inmaterial los bordados ingresen a mercados internacionales. “El turista extranjero valora más el trabajo a mano, ellos pagan”, dice Montesdeoca. (CV)

El 18 de abril se celebra en Ecuador el Día Mundial del Patrimonio Cultural.
20 dólares cuesta un vestido bordado y tejido a mano para un niño.
Es la primera declaratoria de Patrimonio Cultural Inmaterial para las comunas de Llano Grande, Oyacoto, La Capilla, San Miguel de Común y Santa Ana.

Manifestaciones declaradas como Patrimonios Inmaterial del Ecuador

Mama Negra
Fiesta de las Flores y Frutas
Blancos y Negros
Fiestas de San Pedro
El Maíz y sus manifestaciones del cantón Rumiñahui
Pase del Niño Viajero
La Marimba
Fiesta de los Inocentes
Macanas de Gualaceo
La Diablada Pillareña
Corpus Cristi
Carnaval de Guaranda
Técnicas de navegación
El trueque o cambeo
Los Rucos – Valle de Los Chillos
Paseo del Chagra
Cosecha de cereales
Cacao Nacional fino aroma
El pasillo ecuatoriano

Noticias relacionadas

La Hora TV