Viveza criolla

César Ulloa Tapia

“El vivo vive del tonto y el tonto de su trabajo”. Al igual que esta frase demoledora hay un conjunto de acciones que naturalizan la trampa, el atajo, el ascenso fácil, la actuación sin escrúpulos de cualquier persona que antepone su interés personal al bienestar de la sociedad. En este contexto, la viveza criolla es la actitud más artesanal, cotidiana y que antecede a los actos de corrupción, pero sobre todo a la impunidad. Curiosa y repudiablemente, esta práctica es imitada, reproducida e, incluso, sobredimensionada al punto de que el honesto es incómodo para una sociedad que adopta el truco y resiste ante la legalidad.

La viveza criolla es una frase que viene desde la colonia. Los criollos, quienes eran una mixtura cultural y étnica entre españoles e indios, se convirtieron en un peligro y amenaza para los conquistadores, ya que estos últimos los miraban como una clase arribista y sin escrúpulos en su búsqueda por alcanzar el poder a costa de cualquier cosa. Sin embargo, tal viveza no era exclusiva de criollos, sino de las autoridades que odiaban el trabajo, la organización social y toda acción que pudiera involucrar su participación, peor aún de alguna actividad física que demande gran esfuerzo y sacrificio.

La viveza criolla se caracteriza por su permisividad, pues padres, amigos y compañeros de trabajo aplauden e incentivan el atajo cuando se trata de lograr cualquier objetivo como meterse en la cola sin pedir permiso, lanzar el auto para ganar unos metros de calle, evadir la Ley para pagar menos impuestos, copiar un examen, hacer “cuentas alegres” o sacar tajada de la más mínima cosa. Cuando la viveza criolla inicia en casa es un termómetro de que la sociedad desvío su rumbo.

La corrupción tiene su germen en la viveza criolla con el riesgo de que se naturalice y la sociedad pierda la condición de generar anticuerpos. La viveza no puede quedar en lo anecdótico y risible, sino más bien en una posibilidad de mirarnos al espejo como sociedad en términos de quiénes somos, qué hacemos y hacia dónde queremos llegar como país.

cesarulloa77@gmail.com