Mi Día del Padre

El Día del Padre, invento comercial de no hace mucho tiempo, me levanté temprano como siempre; los primeros que me agasajaron con su alegría al verme fueron mis canes; luego de revisar mi laptop, vi que la tremenda lluvia de aquella anoche había derribado la carpa del comedor de la terraza exterior; o sea, toca repararla, o el sol no permitirá disfrutar del aire fresco que llega de los árboles y del jardín.

Mi esposa e hijo se levantan luego a abrazarme tiernamente por “mi día” y me dan un regalo que yo ansiaba hace tiempo, unos shores de pijamas, pues los que tengo ya cumplieron su cometido. Me preguntan qué deseo almorzar, y les dije: cebiche peruano. Me encanta. Creo que es, luego de la Plaza de Armas, lo mejor de ese país. O sea, debo ir a comprar filete, y de paso a ver si encuentro una ferretería abierta para comprar tubos y reparar la carpa caída. Difícil misión en domingo de pandemia.

Hoy, por más que sea un día inventado por el comercio, amanecí pensando en mi querido y recordado viejo. Tuve un padre excepcional. Honrado, trabajador, de principios y valores firmes, hoy difíciles de encontrar. Un caballero a carta cabal. Fino, culto, elegante, y a la vez sencillo. Enamorado del futuro del Ecuador. Embajador de carrera. De los pocos que sí trabajan incansablemente, como si se tratara de su empresa privada. Cuando se marchó al lado del Creador, hace ya doce años, todo su esfuerzo cayó en saco roto. Los politiqueros manejos de la diplomacia y los pésimos gobiernos, no permitieron que las inversiones de los países donde cumplió funciones, fluyan transparentemente hacia nuestro suelo y generen empleo, que hoy tanto requerimos.

Tal vez, mi actividad de columnista, en algo se asemeje a la de mi recordado padre. Mis propuestas y anhelos para desarrollar la patria, de seguro caerán al vacío. Los oscuros manejos oligopólicos y sus representantes politiqueros, difícilmente las viabilizarán. No obstante, queda la satisfacción personal de haber dejado por escrito, una alternativa hacia donde algún gobierno honrado, algún día pueda conducirnos, para hacer del país, uno mejor.

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com