Claves para investigar…

Roque Rivas Zambrano

En ocasiones, la justificación que los reporteros emplean para explicar la falta de investigación es la carencia de tiempo suficiente o la dificultad de acceder a las fuentes. Sin embargo, con el paso del tiempo y el avance tecnológico la profundidad en la indagación se vuelve imprescindible.

No se trata de competir por tener ‘la exclusiva’, sino buscar las mejores estrategias para retratar y explicar los problemas que aquejan a la sociedad. En un taller para periodistas, Óscar Martínez, cronista del proyecto Sala Negra, defendió al periodismo como una herramienta válida para explicar la violencia y situaciones de violación a los Derechos Humanos. Para él, la clave está en preguntarse por el trasfondo y no solo enfocarse en enumerar los hechos.

Martínez compartió algunos pasos para el proceso de investigación de una crónica sobre violencia. Parte de la identificación del trasfondo. Cuando se elije un tema hay que preguntarse qué es lo que la historia trata de decir. Qué hay detrás de ella. Es fundamental identificar la fuente original, que es quien tiene una idea clara de los sucesos. Le sigue la ubicación del infidente, quien hablará sin tapujos y cuya versión nos ayudará a contrastar. Estas fuentes serán puestas a prueba en el proceso. Luego vendrá el texto, donde se reconstruyen las escenas elegidas.

Será indispensable preguntarse cuáles son las revelaciones descubiertas, las conclusiones y verificar que con los elementos disponibles se puede estructurar el relato periodístico. Si los elementos que faltan son más contundentes que los que se tiene, habrá que evaluar la necesidad de seguir insistiendo o la pertinencia de publicar sin ellos. Lo esencial es no dejar que el tiempo sea un obstáculo para investigar y contar historias con condumio.

salvataje@lahora.com.ec