Secciones   /   Variedades

Festival en Ozogoche por la muerte de los cuvivíes

SEP, 20, 2019 |

NATURALEZA. Las lagunas de Ozogoche se caracterizan por sus aguas azuladas y frías. (Foto: turismo.gob.ec)
FIESTA. Al filo de una de las lagunas se realizan eventos para destacar el sacrificio que realizan las aves cuvivíes. (Foto: turismo.gob.ec)
TURISMO. La Nariz del Diablo es uno de los atractivos demandados en Alausí. (Foto: alausi.gob.ec)
NATURALEZA. Las lagunas de Ozogoche se caracterizan por sus aguas azuladas y frías. (Foto: turismo.gob.ec)

El complejo lacustre Ozogoche, que se encuentra en la comunidad del mismo nombre y que forma parte del Parque Nacional Sangay, es conocido, aparte de su belleza, porque ahí llegan, entre septiembre y octubre, las aves migratorias (cuvivíes) para sacrificar sus vidas en las aguas heladas de las lagunas. Por eso, mañana y el domingo se realizará el Festival Turístico Cultural de los Cuvivíes Ozogoche 2019.

Habrá presentación de artistas, danzas, ceremonias ancestrales, cabalgatas, espacios de camping, caminatas por lagunas, comida típica, observación de aves y más.

También se realizarán, en las cercanías de las lagunas de Magtayán y Cubillín, rituales de agradecimiento, ceremonias ancestrales y baños sagrados con la presencia de yachags -sabios de las comunidades indígenas-, quienes exaltarán en tributo a las aves cuvivíes y a la Madre Tierra.
 

Contacto con la naturaleza
Tras estos eventos, los habitantes del lugar invitan a recorrer la zona y encontrarse con la flora y la fauna.

En las aguas de las lagunas se avistarán gaviotas andinas, patos y curiquingues; y se verá a cóndores andinos. Muy cerca del lugar caminan osos de anteojos, pumas, ciervos, ovejas y venados.

El complejo lacustre guarda innumerables anfibios y especies vegetales como la paja, el musgo y arbustos leñosos. Es el sitio adecuado para disfrutar de la paz y el silencio que otorga la naturaleza.

En este lugar existen zonas autorizadas para acampar y prender fogatas. Está prohibido el ingreso de bebidas alcohólicas.

En esta época de cuvivíes, los comuneros de Ozogoche Alto y otros lugares cercanos, esperan la muerte de las aves, las recogen y las cocinan para alimentarse, y para ofrecer a los turistas. Se dice que tiene un sabor parecido al pollo.
 

Más turismo
Las bajas temperaturas (9ºC, aproximadamente) no impiden cruzar el sistema montañoso de Ayapungo (el camino obligado) y realizar caminatas, cabalgatas, pesca deportiva, escalada, fotografía y aventura por los alrededores de la mayoría de las 45 lagunas de mediano y gran tamaño que allí existen, entre ellas Magtayán, Cubillín, Yanacocha, Laguna Grande, Tinguicocha, Patoguambuna, Boazo y Verdecocha, donde más se precipitan las aves.

Según relatos de los guías locales, en las heladas aguas de las lagunas, que registran un particular sistema de oleaje marino ocasionado por los fuertes vientos, esas aves se lanzan en picada hasta estrellarse en el agua y morir inmediatamente. Lo llaman “sacrificio”.

Es un inusual evento que ha hecho que cada año los moradores de Achupallas de Alausí rindan un tributo a estas aves. (CM)

La ciudad de los cinco patrimonios
° Alausí, a la que pertenece la comuna Ozogoche Alto (parroquia Achupallas) es la población más cercana a la que los turistas acuden después de su experiencia en las lagunas.

Conocida como la ciudad de los cinco patrimonios: ferroviario, cultural, natural, arqueológico y agrícola, muestra al turista muchas riquezas, como el antiguo Reloj Público, patrimonio de la ciudad; la Calle larga, el Puente Negro, la Casa Patrimonial, en la que se hospedaron los científicos Humboldt y Bonpland; la loma de Lluglli, donde se levanta la imagen de San Pedro de Alausí; y el camino del Qhapaq Ñan.

Una ruta muy requerida, que se la recorre en tren, es  la Nariz del Diablo, que en su último tramo desciende en zig-zag, convirtiendo el viaje en una experiencia única. 
 

El viaje a las lagunas 
°  Desde Riombamba se toma la vía a Alausí hasta llegar a la comunidad de Charicando. En este punto se desvía a la derecha, se recorren 37 km a través del páramo de Totoras. Siguiendo la señalética se llega sin inconvenientes hasta el complejo lacustre.
 

Recomendaciones
Para viajar

° Vestimenta abrigada.

° Poncho de aguas.

° Calzado impermeable.