Justicia camaleón

NOV, 18, 2018 | 00:04 - Por KLEVER MANTILLA

La sorpresiva renuncia del fiscal Paúl Pérez Reina y la destitución de dos asambleístas escenifican un sistema político ‘reptiliano’ con rostro de embuste y cobardía. Un panorama siniestro que desvirtúa cualquier investigación judicial, cuando se acumulan por toneladas los procesos a todo nivel en el sector público, mientras el protagonista central lanza la toalla, aplica la falaz lavada de manos y sale corriendo.

 
Para remate, la pretendida depuración institucional anticorrupción toma ribetes lúdicos y la Asamblea anodina, se convierte en central del forcejeo de encubridores. Si bien las asambleístas Vallejo y Espín están fuera del Legislativo; la una por visitar a una testigo protegida para direccionar la justicia y la otra por recaudar diezmos de sus trabajadores, a los peces gordos, al resto de la partida, se los maquilla, ensalza y quedan libres.


No solo fue la huida grotesca de Alvarado y la fábula del grillete sino el informe final  legislativo del caso Gabela. Este no se escribe en la lista completa de políticos, militares y traficantes de armas que están involucrados en el macabro asesinado pese a los datos expuestos en investigaciones de prensa y televisión. Incluso, aparecen nuevos testigos que corroboran los hechos. 


Nunca se sugirió la compra de los helicópteros Dhruv pero el equipamiento de FFAA durante el correato tuvo un esquema delictivo que no ha sido investigado en su magnitud. Lo que sí, está confirmado, es  que le falta a la prensa abordar la adquisición de aviones Cheeta y la compra de los famosos radares chinos. 


El encubrimiento es una conducta penada por un sistema de justicia real porque dificulta y omite información que sirve para esclarecer hechos y la serie de delitos cometidos. Además, permite identificar a autores, cómplices y niveles de participación. Con estupor, el Consejo de la Judicatura lanza cortinas de humo con un supuesto código para los abogados, mientras jueces y fiscales se escudan unos a otros. Es que la justicia actual es una criatura de patas cortas, de limitada audacia, ojos grandes con movimiento independiente el uno del otro y puede cambiar rápido de color. 


klebermantillla@yahoo.es
@klebermantillac

 

COMENTA CON EL AUTOR

klebermantilla@yahoo.es

Más Noticias De Opinión

¿Es enriquecedora esa ‘cultura’?

00:15 | | Algo no va por buen camino. En casi ningún espacio público, incluidos medios de transporte, escuelas, clínicas y hospitales, restaurantes, centros de trabajo, plazas y parques deja de estar un celular en manos de personas de todas las edades, en particular de niños y adolescentes.

Adaptarse o morir

00:10 | | Como catedrático de periodismo enfrento una realidad que estremece: la falta de curiosidad que demuestran mis estudiantes y colegas.

Renovar la educación

00:05 | | Por tercera semana consecutiva toco en esta columna el tema de la educación, insisto en un aspecto de su renovación, el cual, aunque parezca paradójico, estriba en el rescate de aspectos constitutivos de nuestra tradición nacional.