Memoria del movimiento federal

SEP, 22, 2019 | 03:00 - Por La Hora Diario

Gabriel U. García T.

Desde hace mucho tiempo Loja lucha por administrar, con independencia, su sistema de justicia y sus impuestos. Sabe que, el imperio de la ley y la recaudación tributaria, deben ser guiados de forma más cercana, al tenor de los complejos laberintos de la realidad social de la provincia.

Cuando el Ecuador era, todavía, parte de la Gran Colombia, Loja pidió mayor capacidad para controlar sus rentas y tener autonomía judicial. En 1826, el cabildo lojano encarga al representante de la provincia ante la Convención de Ocaña, José Félix de Valdivieso, gestione que, la mitad del producto neto de la recaudación fiscal, se quede en esta tierra y se componga una intendencia que termine con la dependencia legal de Cuenca. Lastimosamente, esta Constituyente, se disolvió sin atender el pedido de nuestro ayuntamiento.

Tres décadas después, cuando el Ecuador se caía a pedazos y tres gobiernos se disputaban el mando, los lojanos vieron una oportunidad histórica para reivindicar a la provincia. En efecto, en 1859, se establece el Gobierno Federal, bajo la guía de Manuel Carrión Pinzano en el que, por única vez en la historia, tuvimos la recaudación y tesorería de las rentas que pagaban los ciudadanos de esta parte del globo. Con este dinero no fue difícil establecer la Corte Superior de Justicia y la Junta Universitaria.

Sin embargo, en 1861, el control sobre nuestras rentas volvió a manos del poder central, establecido en Quito. Pero, la lección de Carrión Pinzano, quedó registrada en la historia de Loja. Si podemos controlar el dinero que pagamos en forma de impuestos, es más fácil desarrollar la provincia.

Quizás esto es lo que debemos recordar, cada 18 de septiembre, al conmemorar el movimiento federal. Lastimosamente, cuando hubo una conferencia pública sobre estos hechos, poca fue la gente que asistió a la plaza de San Sebastián. Sin embargo, cuando llegó don Lisandro Meza, la plaza estaba a reventar.

A lo mejor allí encontramos una clave para entender la postergación y la pobreza en la que vive gran parte de nuestra gente.

@gulpiano1 (O)

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

La tolerancia deja de serlo, cuando se tolera lo intolerable

03:00 | | Zoila Isabel Loyola Román La tolerancia implica el respeto incondicional hacia las demás personas, hacia sus ideas, sus prácticas o sus credos, aunque no coincidan con las propias. Una definición bastante simple y f&aa

Sólo le pido a Dios…

03:00 | | Marlon Tandazo Palacio Así empieza una popular canción del argentino León Gieco.  Súplica oportuna en estos momentos, en que la paz que nos es esquiva -por ahora- en nuestro lindo Ecuador.  Esa paz, que en lo

El camino es la paz

00:15 | | El diálogo y la exposición sincera de los reclamos y de las razones, sin eufemismos ni intolerancia, es el único camino para que Ecuador salga del atolladero en que se encuentra.

Vandalismo

00:10 | | En el paro de transportistas no faltaron el palo y la piedra, la agresión física y destrucción de bienes públicos y privados.

Lo imposible pero improbable

00:05 | | La supresión de los subsidios a los combustibles  afecta a casi toda la población ecuatoriana, menos a los aprovechados de la década ganada que ya hicieron  ahorros a base del robo.