sábado, enero 22, 2022
Loja Destacado Niños ‘obligados’ a trabajar para ayudar a sus padres

Niños ‘obligados’ a trabajar para ayudar a sus padres

En las calles de la ciudad y en los mercados municipales de Loja, varios niños están ‘obligados’ a trabajar para ayudar a sus padres en los gastos del hogar, ante la crisis económica del COVID-19, que ha hecho que más menores se dediquen a esta actividad en 2020 y 2021. El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) determinó más de 104 casos en el 2021.

Menores de diferentes edades están en las calles y mercados ofertando algún producto. La mayoría se dedican a recorrer las avenidas con mercadería, otros en cambio, están en puestos fijos ayudando a vender a sus padres. Unos estudian vía virtual, otros dejaron el estudio en la pandemia y ahora su función es llevar dinero a casa, la mayoría lo hacen para ayudar a su familia de manera voluntaria, según comentan. Los migrantes provenientes de Venezuela, en cambio, están en semáforos y calles, pidiendo limosna junto a sus padres.

Realidad en Loja

Con un balde en su brazo y una decena de fundas en su mano, ofreciendo granos y otros productos, es como encontramos a Anghy J., niña de 10 años de edad, quien trabaja en el Mercado Mayorista de Loja para ayudar a su familia. Ella trabaja de lunes a domingo por algunas horas, el resto del día dedica al estudio, sus deberes los envía vía virtual al docente, quien le da la facilidad de presentar sus tareas a destiempo.

Igual que Anghy, existen otros menores en similares condiciones que están dedicados a la venta informal en las calles y mercados. “La vida no es fácil, no tenemos un sueldo, toda la vida nos hemos dedicado al comercio y son los niños quienes nos ayudan a vender recorriendo las calles. En mi caso, mi hijo de 11 años trabaja vendiendo fréjol, choclo, pero sí estudia también, la situación nos obliga a hacer que nos ayuden a salir adelante”, contó Silvia Paqui, comerciante oriunda del pueblo Saraguro.

Intervención

Juan Carlos Moreno, coordinador Zonal 7 del MIES, señaló que como institución realizan el abordaje en diferentes espacios, no solo al trabajo infantil, sino mendicidad y movilidad humana, en este último caso de los venezolanos. “Nosotros emprendimos en una campaña para atender de alguna manera este problema que es latente”, dijo.

Los abordajes se realizan en lugares estratégicos. “Cuando detectamos casos, realizamos un seguimiento de unos 15 días para proceder mediante abordaje a conversar con el niño con un equipo técnico (psicólogos, trabajadores sociales) y levantar un informe”.

Según las estadísticas, agregó que durante la campaña en 2021 observaron a 130 niños, de los cuales 104 fueron abordados, de ellos, 57 son niñas y 47 niños y adolescentes. De este grupo, una niña estaba en condición de mendicidad, 21 niños en cambio, en situación de movilidad humana y 21 menores en condiciones de trabajo infantil.

 

EL DATO

Niños en mercados se dedican a trabajar, dejando de lado el estudio.

TE PUEDE INTERESAR

La construcción de viviendas no cubre ni la mitad de la demanda anual de las nuevas familias

La construcción de viviendas no cubre ni la mitad de la demanda anual de las nuevas familias

Noticias relacionadas

La Hora TV