miércoles, enero 19, 2022
Loja Tu hijo no debería ver “El juego del calamar”

Tu hijo no debería ver “El juego del calamar”

Escuelas han informado de que niños de tan solo seis años han actuado en juegos similares que contribuyen a la violencia.

«El juego del calamar», que debutó en Netflix en septiembre, es una serie surcoreana que sigue la vida de concursantes, que están profundamente endeudados, mientras compiten en diferentes juegos para niños en un intento por ganar dinero. Pero, si los participantes pierden, son asesinados.

Con el acceso inmediato a plataformas streaming como Netflix o YouTube, “El juego del calamar” es uno de los productos audiovisuales más vistos de la historia, debido a que utiliza un concepto diferente que llama la atención del público mundial. Netflix informó que 111 millones de cuentas habían visto el drama en menos de un mes desde su debut, y lo calificó como su «serie más grande en su lanzamiento».

María Campo Martínez, profesora del Máster en Orientación Familiar de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), manifiesta que este programa no es apto para los niños porque tiene un alto nivel de violencia. Algunos de los juegos que los protagonistas realizan para obtener el dinero se muestran como actividades “normalizadas”, lo que modifica la forma de pensar y responder ante determinadas situaciones.

El polémico film está clasificado para mayores de 15 años y cuenta con una advertencia de contenido sobre sexo, violencia y suicidio. Incluso con estos límites, las escuelas han informado de que niños de tan solo seis años han actuado en juegos similares. Se han dado casos de estudiantes que reciben golpes cuando pierden y esto se deriva directamente del crimen despiadado que aparece en el audiovisual, el cual incita al egoísmo, deshumanidad y ambición económica, sin importar las acciones que se adopten para alcanzar un determinado objetivo, destaca María Campo a diario La Hora.

¿Cómo pueden los padres de familia evitar que sus hijos accedan a estos contenidos?

Es recomendable que los papás compartan más tiempo con ellos y que monitoreen constantemente los videos que observan, además, deben educarlos para que consuman productos digitales con responsabilidad. A los niños hay que aclararles que no todos los contenidos son apropiados, debido a que su salud mental podría alterarse.

Cuando se prohíbe algo sin dar una explicación, la curiosidad e interés incrementa, por lo que es importante hablarles con la verdad y tener una respuesta para cada una de sus preguntas. En este caso, los padres de familia deben identificar los mejores lenguajes, a fin de que el mensaje sea el adecuado y cumpla con el propósito. Posteriormente, se debe realizar un seguimiento para verificar si los consejos están dando resultados, caso contrario, habría que implementar nuevas estrategias de comunicación.

Lo primordial en estos procesos es crear confianza en los niños, para que sean conscientes del daño que les puede ocasionar ciertas películas o series. De igual forma, se les debe dar alternativas, ya sea exponiéndoles un catálogo de contenidos apropiados, o incentivando la práctica de otros hobbies como el deporte, la lectura, escritura, dibujo, etc.

¿Qué puede originar el consumo excesivo de estas series?

Puede provocar un despiste cognitivo en los menores de edad, lo que hace que se desconcentren de las actividades académicas. Otro problema al que están expuestos es el consumo de material en Tik Tok, debido a que muchos de los vídeos que circulan en esta red social no son adecuados. También existen videojuegos en los que se emplean lenguajes y acciones violentas que afectan a la psicología.

Dadas estas situaciones, hay casos de niños que son agresivos con sus compañeros de clase o con familiares de su misma edad, ya que siguen prototipos que observan en plataformas. Considero que para evitar estos problemas es importante que los padres y docentes adopten medidas correctivas que ayuden a contrarrestar las consecuencias.

En varios centros educativos del mundo ya se han reportado casos de estudiantes que replican escenas del “El juego del calamar”, asimismo, utilizan frases y el vestuario característico de este drama de ficción surcoreano. Ante la magnitud del problema, autoridades de escuelas y colegios han tenido que intervenir para evitar malas prácticas humanas.

Los docentes inculcamos buenos valores a los alumnos. La cooperación, el trabajo en equipo y la empatía, son algunos de los hábitos que se enseñan en las aulas, por lo tanto, “El juego del calamar” representa todo lo contrario y se convierte en un enemigo de la academia, ya que incentiva la competitividad con violencia.

¿Considera que se producirán más series de este tipo?

Espero que el trabajo que forjamos desde la comunidad educativa, en conjunto con las familias, sirva para concientizar sobre los efectos negativos que originan estos contenidos. Hacemos esfuerzos para evitar que se escriban más guiones de este tipo, al mismo tiempo que se promueve una producción pacífica.

Espero que se prohíba la difusión de estas series y que todas las personas conozcan el daño que pueden causar.

TOME NOTA
La serie puede despertar comportamientos agresivos en los niños.

EL DATO
En los primeros 10 días, “El juego del calamar” se convirtió en el programa más visto en 90 países.

EXTRACTO
“Los niños conectan tanto con estas series, que terminan sin poder distinguir entre la realidad y la ficción”

Noticias relacionadas

La Hora TV

00:00:42

¿Cómo obtener tu certificado de vacunación?

¡Pilas! Centros comerciales y otros espacios deberán pedir el certificado de vacunación para permitirte el ingreso. ¿Sabes cómo conseguirlo? Si no es así, aquí...