martes, diciembre 7, 2021
Loja Colegio Bernardo Valdivieso: el antes y el después

Colegio Bernardo Valdivieso: el antes y el después

Es la institución educativa más antigua del Ecuador y una de las primeras en Latinoamérica.

Intelectual, sincero y filántropo lojano, así fue Bernardo Valdivieso, ilustre personaje nacido en septiembre de 1745. Fue hijo de Bernardo Valdivieso y María González, distinguida familia de la localidad. Cursó sus estudios primarios en Loja, y los secundarios en el Colegio San Luis de Quito. Se desempeñó en importantes cargos públicos y privados, donde lideró acciones en beneficio de la colectividad.

Tras su muerte, ocurrida en julio de 1805, dejó un vasto legado por el que siempre será recordado. Su elocuente historia ha trascendido fronteras y se ha convertido, para muchos, en un claro ejemplo de superación.

En vida, su principal interés fue aportar a la educación y enseñanza de la juventud. Esto lo motivó a fundar el emblemático Colegio «Bernardo Valdivieso», del cual surgieron, en aquel entonces, grandes profesionales del Derecho, médicos, profesores ejemplares y sacerdotes, por nombrar algunos.

Luis Bernardo Cuenca Alvarado, docente jubilado y empedernido suscitador de la cultura lojana, manifiesta que el Colegio “Bernardo Valdivieso”, hoy categorizado como Unidad Educativa del Milenio, ha tenido cambios radicales en los últimos años. Cuenca Alvarado estudió en este centro y pertenece a la promoción de 1955. Destaca que las nuevas generaciones de niños y jóvenes que cursan estudios en el reconocido establecimiento desconocen la verdadera identidad, ya que las metodologías de enseñanza y aprendizaje han variado en las últimas décadas, y, más aún, en época postpandemia.

Origen de la institución

Luis Bernardo explica que, en 1727, los jesuitas crean este colegio, el mismo que permanece activo por 40 años; posteriormente, con la expulsión de los jesuitas del territorio americano, la institución cierra sus puertas. Es en este momento cuando profesores colombianos, junto a Miguel Riofrío, quien ejercía como Ministro ecuatoriano embajador en Colombia, inauguran el Colegio de la Unión. Luego, ambos establecimientos se unifican, y en 1909 el Congreso Nacional decide llamarlo “Bernardo Valdivieso”, en reciprocidad a bienes otorgados. Posteriormente, el ilustre Bernardo adquiere presencia y se crean las facultades de Derecho y Medicina. Una vez instaurados estos organismos, hay la notoriedad de Eloy Alfaro y de otros personajes de renombre.

Como acto de agradecimiento, un 24 de mayo de 1909, el pueblo de Loja inmortalizó su memoria, al construirse en el parque Central, un monumento en su honor.

Situación actual

El historiador comenta que hoy en día la institución carece de recursos, lo que afecta directamente a la educación: “un colegio que mantenía su prestigio ha sido abandonado y deteriorado”. A su parecer, es importante que los alumnos reciban contenidos didácticos que estén basados en principios y valores, puesto que la ciudad castellana es una de las pioneras en el tema de educación a nivel nacional y regional.

Manifiesta que las antiguas generaciones de estudiantes “bernardinos” tenían una formación de calidad. Es consciente de los cambios en los procesos de enseñanza, los cuales están condicionados por las nuevas invenciones tecnológicas, sin embargo, considera necesario mantener identidad dentro de las aulas, a fin de rendir homenaje a Bernardo Valdivieso. Luis Bernardo Cuenca confía en una educación integral, y sabe que, pese a las circunstancias, los lojanos demuestran optimismo.

TOME NOTA
Cada año, exestudiantes del colegio se reúnen y realizan marchas por las principales calles de Loja.

EL DATO
Al convertirse en Unidad Educativa, requirió de una inversión aproximada de 14 millones de dólares.

Colegio “Bernardo Valdivieso”: el antes y el después
HISTORIADOR. Luis Bernardo Cuenca, personaje destacado de la localidad.

Noticias relacionadas

La Hora TV