Comunistas venezolanos acusan al régimen de Maduro de aplicar ‘plan neoliberal’ contra salarios

Fotografía de archivo de las instalaciones del partido político «»Patria Para Todos»» (PPT), en Caracas, (Venezuela). EFE

En los últimos días se han registrado protestas de trabajadores y jubilados que exigen el respeto a sus beneficios salariales.

CARACAS. El Partido Comunista de Venezuela (PCV) acusó este 5 de agosto de 2022 al régimen de Nicolás Maduro de aplicar un «plan neoliberal» a través de mecanismos administrativos que afectan el salario de los empleados públicos del país, quienes llevan semanas protestando en las calles.

«Desde el PCV advertimos que lo que está en curso es una estrategia del Gobierno de Nicolás Maduro de desregulación y flexibilización salarial dirigida a reducir el valor de la fuerza de trabajo, usando mecanismos administrativos que no tienen rango legal ni constitucional», dijo el partido en un comunicado difundido en una conferencia de prensa.

Los comunistas hicieron referencia al instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre), que contempla la reducción de varios beneficios a trabajadores y que, a su juicio, «es tan solo el último eslabón de una cadena de violaciones que tiene su origen en el denominado programa de crecimiento, recuperación y prosperidad económica de 2018, que no es más que un descarado plan de ajuste neoliberal«.

Insistieron en que quienes lideran las políticas del país han emprendido «un desmontaje de conquistas contractuales a través de instrumentos» legales.

Asimismo, denuncian que las autoridades gubernamentales en materia laboral han establecido acuerdos con líderes sindicales que no representan a la mayoría de los empleados en sectores como la educación regular y universitaria y que van en detrimento de sus beneficios.

«Esta farsa pretende inútilmente desmovilizar a los miles de trabajadores y trabajadoras que durante las últimas semanas han salido a las calles en diferentes estados del país para exigir el cumplimiento de sus convenciones colectivas«, añade el PCV.

El jueves 4 de agosto, miles de trabajadores activos y jubilados del sector educativo en Venezuela volvieron a las calles para exigir la restitución de beneficios salariales, así como el respeto a su contratación colectiva, en la que fue la cuarta manifestación convocada por el gremio en las últimas dos semanas.

El tema de estas protestas llegó al Parlamento también, cuando varios diputados opositores pidieron «acompañar» o «liderar» mesas de negociación a favor de los manifestantes, una propuesta que fue descartada por la mayoría chavista que defendió al Ejecutivo y consideró que detrás de estos reclamos hay intentos por desestabilizar al Gobierno. EFE