OCP reinicia bombeo de crudo por el oleducto

Según el Gobierno, la afectación ambiental directa del vertido alcanzaría 2,1 hectáreas.

Según la empresa, se lograron avances significativos con la remediación ambiental tras el derrame por la rotura del ducto, aunque aún habría trazas de crudo.

La empresa Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) informó este martes (8 de febrero de 2022) que culminó los trabajos de reparación en su oleoducto y reinició las operaciones después de 11 días de haber paralizado el bombeo.

El hecho se dio luego del incidente de fuerza mayor que provocó una rotura en el oleoducto en la zona de Piedra Fina, provincia de Napo.

«Reiniciamos el bombeo en la tarde de ayer lunes, 7 de febrero, culminamos la reparación del ducto y ya podemos transportar de nuevo la riqueza del Ecuador hasta el puerto en Esmeraldas para su exportación», afirmó Jorge Vugdelija, presidente ejecutivo de OCP Ecuador.

En un comunicado, OCP apuntó que está preparada para recibir y despachar petróleo nuevamente y señaló que la recepción de crudo se ha normalizado y se ha conseguido nivelar con las reservas existentes los días de paralización de bombeo.

Las acciones de remediación ambiental y la compensación social se desarrollan de acuerdo al plan aprobado por las autoridades y con todos los controles del Estado, según Vugdelija.

Según la firma, consiguió «avances significativos en remediación habiendo recogido más de 1.000 metros cúbicos de tierra con trazas de crudo».

En temas de compensación social, informó que han entregado 120.000 litros de agua, en carros cisterna la mayor parte, y paquetes alimenticios que cumplen con la norma técnica del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias.

Igualmente, se ha iniciado las jornadas médicas para atender temas de salud básica en las poblaciones cercanas, anotó.

Una tubería del OCP sufrió una rotura el 28 de enero en el sector del río Piedra Fina, tras la caída de una gran roca de más de dos metros, ocasionando el derrame de crudo que alcanzó el caudal del río Coca, según lugareños.

La semana pasada, la empresa anunció que logró recuperar la totalidad del crudo que había represado en piscinas e inició la remediación del suelo, vegetación y atención a las comunidades vecinas a la zona del percance, aunque reconoció que podían haber trazas contaminantes en ríos de la región.

El Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador informó que el derrame de crudo provocó una afectación de 2,1 hectáreas, principalmente en una zona protegida. (EFE)

TE PUEDE INTERESAR:

El ayuno financiero puede ayudar a reducir los gastos

Preasignaciones dejan poco para repartir de la subida del petróleo

La higiene bucal previene complicaciones derivadas del coronavirus

OCP asegura que alcanzó 90% de limpieza del derrame de crudo

El derrame se produjo el lunes 31 de enero de 2022

La transportadora de petróleo OCP informó  que alcanzó el 90 % de la limpieza de crudo en la primera etapa de contención iniciada luego de que un evento de fuerza mayor provocó a finales de enero la rotura del ducto petrolero en la zona de Piedra Fina.

En las primeras horas logró reinsertar a su sistema más del 84 % del hidrocarburo vertido, indicó en un comunicado.

«En menos de una semana del incidente, OCP Ecuador ha conseguido avances significativos en remediación ambiental y en la primera fase de compensación a las comunidades», señaló.

En las primeras 72 horas del evento de fuerza mayor, «recogió 5.300 barriles, de los 6.300 vertidos, y los reinsertó al sistema. Hemos limpiado mucho del suelo impactado y recogimos más de 1.000 metros cúbicos de tierra», afirmó Jorge Vugdelija, presidente ejecutivo de OCP Ecuador.

Una tubería del OCP sufrió una rotura el 28 de enero en el sector del río Piedra Fina, en la provincia amazónica de Napo, tras la caída de una gran roca de más de dos metros, ocasionando el derrame de crudo que alcanzó el caudal del río Coca, según lugareños.

El pasado lunes la empresa anunció que logró recuperar la totalidad del crudo que había represado en piscinas e inició la remediación del suelo, vegetación y atención a las comunidades vecinas a la zona del percance, aunque reconoció que podían haber trazas contaminantes en ríos de la región.

El Ministerio del Ambiente informó el lunes que el derrame de crudo provocó una afectación de 2,1 hectáreas, principalmente en una zona protegida.

El martes, OCP informó de un nuevo daño en el ducto, cercano a la tubería que resultó afectada el pasado viernes ocasionando un derrame de crudo en la Amazonía ecuatoriana.

OCP dijo que fue un «evento menor» producido por el desprendimiento de rocas y barro, que requerirá de una intervención para volver a funcionar de manera segura.

El OCP se rompe por segunda vez en menos de dos meses

Las autoridades aseguran que están trabajando para evitar daños mayores.

Un poco más de un mes después de la anterior ruptura del oleoducto, nuevamente se registran problemas en la zona de Piedra Fina.

Un desprendimiento de piedras causado por el debilitamiento del suelo debido a las fuertes lluvias en la zona de Piedra Fina, en la Amazonía, ocasionó este 28 de enero de 2022 la rotura del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP).

Una vez confirmado el incidente, la empresa activó su protocolo de emergencia e inició las acciones de contención orientadas a evitar daños ambientales, e igualmente a evaluar la magnitud del daño en la infraestructura, así como el inicio de las reparaciones correspondientes.

OCP confirmó que no se ha suspendido la recepción de crudo ni las exportaciones del mismo. El personal especializado de la empresa se encuentra en la zona realizando labores de reparación.

De acuerdo con un comunicado oficial, la rotura se registró en una zona en la que el tubo no se encuentra directamente expuesto a los ríos. Se asegura que el derrame de petróleo está controlado y que se trabaja para evitar cualquier riesgo de que este alcance fuentes de agua.

Igualmente, OCP Ecuador aseguró que ha informado debidamente a las autoridades del Gobierno Nacional y de la Provincia de Napo y se trabaja de manera coordinada con las mismas.

“El evento provocado por la caída de rocas sobre el tubo del Oleoducto de Crudos Pesados se dio a las 17:06 del 28 de enero del presente año en el sector de Piedra Fina, evento que no pudo haber sido previsto por la transportadora de petróleo. Se han dispuesto todas las medidas correspondientes para precautelar cualquier daño ambiental y para ello ha dispuesto todos los recursos necesarios para cumplir con dicho compromiso”, manifestó Roberto Grijalva Gerente de Operaciones de OCP Ecuador.

El 10 de diciembre e 2021, los problemas de erosión regresiva del Río Coca dieron como resultado una rotura en el mismo oleoducto. En esa ocasión el bombeo de crudo se paralizó completamente y se tuvo que construir una séptima variante para esa infraestructura.

Gobierno también toma medidas

Por su parte, el Gobierno anunció que técnicos y maquinaria de Petroecuador se han desplazado hasta el sector de Piedra Fina para apoyar en las tareas de contingencia.

Asimismo, recordó que, como parte del contrato que mantiene con OCP para el transporte de petróleo, se cuenta con una póliza de seguros de responsabilidad civil y daños al ambiente para la cobertura de este tipo de eventos.

«Es importante indicar no se ha suspendido la recepción de crudo ni tas exportaciones programadas. Asimismo, las operaciones de la Petroecuador en el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) Y el Poliducto Shushufindi – Quito se desarrollan con total normalidad», puntualizó la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

Hasta el momento se ha efectuado la notificación a OCP para que presente el plan emergente respectivo y el levantamiento y monitoreo de componentes ambientales y sociales afectados.  Para esto, se ha dispuesto la presencia de un laboratorio acreditado.

«El Ministerio garantizará que las actividades de limpieza contingencia y remediación por la emergencia se den en estricto apego a la normativa ambiental. Adicionalmente, se ha activado la Mesa 1 del COE Napo para garantizar el agua en calidad y cantidad necesaria para la población de la provincia», recalcó el Gobierno. (JS)

 

OCP reanudará bombeo de crudo el 31 de diciembre

La suspensión del bombeo de crudo bajó la producción nacional a menos de 100 mil barriles diarios.

La empresa anunció que los trabajos de construcción de una variante para eludir la erosión de un afluente del río Coca concluyó una semana antes de lo previsto.

El Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) tiene previsto reiniciar este viernes (31 de diciembre de 2021) sus operaciones (una semana antes de lo previsto) y después de que la actividad se paralizara a inicios de mes por la erosión regresiva en uno de los afluentes del río Coca, en la Amazonía.

La empresa indicó en un comunicado que se han completado las obras de construcción de una variante de 4 kilómetros que está lista para entrar en operación y garantizar el restablecimiento del servicio lo antes posible.

«Nos hemos esforzado y hemos restituido el servicio una semana antes de lo previsto», manifestó el gerente de operaciones de OCP Ecuador, Roberto Grijalva.

El directivo dijo que la construcción de la tubería alternativa se ha podido completar a pesar de las condiciones climáticas que afectaron a las obras y aceleraron el avance de la erosión en el sector de Piedra Fina, en la provincia amazónica de Napo.

El pasado 8 de diciembre, OCP Ecuador y otros oleoductos paralizaron el bombeo de crudo debido a la denominada erosión regresiva en la zona del Coca que provocó el desplome en febrero de 2020 de la cascada de San Rafael.

Desde entonces, esta erosión ha provocado daños en la región amazónica ecuatoriana y destruido en tres ocasiones los oleoductos, lo que ha llevado una vez más a la paralización del flujo del crudo e influido en la producción.

OCP señala que las actividades de inicio de recepción de crudo en la Estación Amazonas de Lago Agrio iniciarán en las 24 horas posteriores al reinicio del bombeo, con lo que los campos petroleros podrán reanudar sus actividades y la producción recuperarse paulatinamente.

Por otra parte se prevé reiniciar la exportación de crudo Napo el próximo 3 de enero, a través del Terminal Marítimo de OCP en la provincia de Esmeraldas (Litoral).

El pasado martes (28 de diciembre( la empresa pública Petroecuador informó que su producción de crudo cayó por debajo de los 100.000 barriles diarios, principalmente por la paralización y construcción de las nuevas variantes de los oleoductos desde la Amazonía.

El petróleo es el principal producto de exportación del país y su venta financia una parte importante del presupuesto nacional (alrededor del 30%). EFE

TE PUEDE INTERESAR:

El mundo registra récord de 1,3 millones de contagios de Covid-19

París restablece obligación de usar mascarilla al aire libre

Ecuador se las verá y deseará para logra financiamiento en 2022

Erosión del río Quijos obliga a suspender bombeo de crudo y derivados

Durante los primeros meses de la pandemia, en 2020, también se detuvieron las operaciones de bombeo de crudo.

La erosión regresiva en una zona de la provincia de Napo pone en riesgo una parte importante de la infraestructura petrolera del Ecuador. 

Desde las 10:30 de este 10 de diciembre de 2021, el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y el Poliducto Shushufindi Quito suspendieron las actividades de bombeo de crudo y derivados de combustibles, respectivamente.

De manera inmediata se inició el drenaje de estos hidrocarburos, como medida de prevención, debido a la compleja situación que atraviesa el sector de Piedra Fina, provincia de Napo.

Esa compleja situación es consecuencia de los efectos de la erosión regresiva del río Quijos, que ponen en riesgo potencial a una parte importante de la infraestructura petrolera del país.

El gerente general (s) de Petroecuador, Pablo Luna, informó que la finalidad de
las medidas tomadas es precautelar la integridad de las tuberías que transportan hidrocarburos desde la Amazonía.

Agregó que el personal de la empresa pública está implementando acciones de contingencia y de respuesta inmediata para proteger la integridad de esas tuberías y del ambiente.

A ello se suma el permanente monitoreo en la zona, especialmente en los puntos críticos de influencia de la erosión regresiva, cuyas actividades son coordinadas conjuntamente con otras instituciones del Estado.

Actualmente, Petroecuador ha construido seis variantes del SOTE y se encuentra en el desarrollo de la séptima, con el fin de escapar de la erosión regresiva.

También se suman los trabajos de un ‘by pass’ emergente de 280 metros, labores que son realizadas con el apoyo del personal del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, para evitar afectaciones a la integridad del SOTE y del poliducto Shushufindi – Quito.

Según información de Petroecuador, por el momento no se ha modificado el cronograma de exportaciones de crudo. Sin embargo, mediante un comunicado, se aseguró que «se coordinan acciones en el marco legal, a fin de salvaguardar la seguridad jurídica de los contratos que esta empresa pública mantiene».

Hace tres días, el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) también anunció la suspensión del bombeo de crudo como consecuencia de la erosión regresiva en la zona. (JS)

OCP suspende bombeo de crudo por erosión del río Coca

El Oleoducto de Crudos Pesados toma medidas preventivas para evitar daños mayores.

La erosión regresiva en las riberas de ese río está afectando infraestructura petrolera, pero también vías como la Quito- Lago Agrio.

Este 8 de diciembre de 2021, OCP Ecuador anunció el inicio del drenaje de crudo y la suspensión del bombeo. Estas medidas preventivas son consecuencia del avance del  fenómeno natural conocido como erosión regresiva en la zona de Piedra Fina, provincia del Napo.

La maquinaria especial, así como el personal técnico fue enviada a la zona con anticipación en previsión de que las acciones de drenaje fueran necesarias de ejecutar. Se estima que este procedimiento esté culminado hoy mismo, luego de 10 horas de trabajo. La paralización del bombeo no afectará a la exportación ni recepción normal del petróleo ecuatoriano.

El fin de semana pasado, el fenómeno natural de erosión regresiva alcanzó el cauce del río Piedra Fina y amenazó la desestabilización de la carretera E45, que conecta Quito con Lago Agrio, al igual que el sistema de oleoductos en la zona.

En respuesta inmediata, OCP Ecuador inició labores preventivas que incluyen un monitoreo 24 horas in situ. De igual manera, arrancó con la construcción del bypass temporal que tendrá 300 metros de largo y se estima estará concluido en 15 días.

La zona ha sido declarada de atención prioritaria para OCP Ecuador y ha movilizado de manera inmediata todos los recursos necesarios para atender la urgencia.

«La erosión regresiva sobre el Río Quijos (sic) es un fenómeno natural que ha venido avanzando de manera impredecible desde hace más de un año, tiempo durante el cual hemos construido 8 bypasses temporales, 2 variantes definitivas y una variante adicional que está en construcción. Trabajamos de manera incansable a fin de garantizar la integridad de la tubería y continuidad del servicio público de transporte de crudo.», dijo Roberto Grijalva – Gerente Operaciones.

Por la zona afectada también cruza el oleoducto del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y el poliducto Shushufindi-Quito, ambos de propiedad de la petrolera estatal Petroecuador. La petrolera estatal informó que las operaciones de ambas infraestructuras son normales y que monitorea la zona de forma permanente

Cierre de vía Quito-Lago Agrio

El avance del fenómeno natural no solo pone en riesgo la infraestructura petrolera. El Ministerio de Transporte (MTOP) también suspendió, de manera indefinida, el paso vehicular por la vía Quito-Lago Agrio, en el sector de Piedra Fina, debido al incremento de fisuras en la calzada.

La ruta alterna disponible para los viajeros es: La Y de Baeza-Yde Narupa-Loreto-Coca-Lago Agrio. La erosión del río Coca, además, amenaza con causar daños a la obra de captación de la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la más grande del país, con una potencia instalada de 1.500 megavatios. (JS)