El cantón Mira se alista para su fiesta más ancestral

Redacción CARCHI

Una celebración religiosa que ya lleva 324 años en el cantón Mira, en la provincia del Carchi, se conmemora en los primeros meses del año, en honor a la Virgen de la Caridad, declarada patrona de la ciudad.

Fe, amor y devoción encierran estas festividades, que desde 2021 fueron declaradas Patrimonio Inmaterial del Ecuador, y donde se conjugan otras tradiciones que caracterizan a este territorio, conocido como el ‘Balcón de los Andes’.

Actividades religiosas y culturales

Autoridades locales detallaron que se organizó un cronograma de actividades acorde a las disposiciones nacionales referentes al control de la pandemia de COVID-19, pero sin perder el verdadero sentido de esta costumbre.

Por ejemplo, desde el 8 de enero hasta el 2 de febrero de 2022 se contemplan procesiones, recorridos por las calles principales con carros alegóricos, programas religiosos, así como las tradicionales acarreos de la chamiza, quema de castillos y el famoso novillo de bombas (ver relativa).

Sin embargo, advirtieron que todo dependerá de las respectivas medidas que adopten las autoridades evaluando la situación local.

Desde 1698

Según registros históricos de Mira, la primera fiesta de devoción a la Virgen de la Caridad se realizó en 1698, convirtiéndose no solo en una expresión religiosa sino una muestra de la esencia cultural de este pequeño sector de los Andes ecuatorianos.

Por su parte, el Ministerio de Turismo detalla que la celebración es organizada por todo el pueblo e incluso por residentes en otras localidades, gozando de una gran notoriedad a escala nacional.

“La Virgen, apodada cariñosamente como ‘La Chamizuda’,  debido a su poblada y ondulada cabellera, tiene una antigüedad de cientos de años (…). El Santuario de la Virgen de la Caridad es un símbolo para Mira. La iglesia de estilo colonial fue construida a finales del siglo XV y su fachada fue reconstruida en 1937. En su nave principal, se encuentra el altar mayor donde reposa la imagen de la Virgen de la Caridad”, detallaron.

Tradiciones incomparables

Una de las principales actividades que caracterizan a esta celebración, según el Ministerio de Turismo, es el acarreo de la chamiza y las achupallas, que son plantas oriundas del sector.

Esto se desarrolla en la víspera de la celebración central, en un acto en el que colaboran moradores de los barrios y las comunidades, quienes acarrean por las calles la chamiza, la achupalla y la chilca.

Ya en la noche, luego de la ceremonia que se celebra en la iglesia matriz de Mira, la gente acude a la quema de la chamiza y la achupalla en el estadio central, el cual se convierte en el escenario para contemplar una fogata gigantesca que crea la ilusión de que el escenario se ilumina por completo.

En este punto, se da paso a una de las celebraciones más aclamadas del país, como es el novillo de bombas una lidia donde un toro, con sus cuernos encendidos en fuego, es rejoneado por aficionados que se encuentran entre el mismo público.