Aborto por ‘delivery’ en Estados Unidos

Miles de colombianas celebraron luego de que el 21 de febrero se despenalizara el aborto hasta las 24 semanas en su país.

La prescripción de medicamentos para el aborto de forma virtual es una alternativa frente al avance de políticas antiabortistas.

Redacción WASHINGTON

Los medicamentos que permiten a las mujeres interrumpir el embarazo en casa hasta 10 semanas después de la concepción han transformado la atención sanitaria del aborto en muchos países, señala un artículo de la revista británica ‘The Economist’.

La nota añade que más de dos tercios de los abortos en los países del norte de Europa y el 90% en la India se realizan de esta manera. Pero Estados Unidos se ha quedado atrás. Las restricciones impuestas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) hacen que solo alrededor del 40% de los abortos en ese país sean inducidos químicamente.

Medicamentos en línea

Pero esto está empezando a cambiar. En diciembre de 2021, la FDA eliminó su principal obstáculo, que exigía a las mujeres el recoger de una clínica o consultorio médico, en persona, el primero de los dos medicamentos utilizados para interrumpir el embarazo.

Ahora las mujeres pueden recibir la prescripción de mifepristona, que bloquea la hormona progesterona que permite el embarazo, tras una consulta online, y recibirla por correo.

Un segundo medicamento, el misoprostol, que provoca la contracción del útero y la expulsión del feto, tomado varias horas después, está disponible con receta médica y también se lo puede recibir por correo.

Un reporte publicado por ‘The Economist’ resume los resultados de los estudios que sugieren que este procedimiento con medicamentos es ampliamente seguro.

En los estados conservadores con pocas clínicas de aborto (en seis estados solo queda una), eliminar la necesidad de que las mujeres se desplacen, a menudo largas distancias, a las citas en la clínica es especialmente beneficioso. La prescripción de la medicación abortiva de este modo también es más barata que ir a una clínica, una gran ventaja en un país donde el dinero federal no puede utilizarse para pagar los abortos. En una clínica, el coste de un aborto inducido por medicamentos oscila entre los 500 y los 800 dólares. Comprar las píldoras en una de las crecientes empresas de telemedicina cuesta unos 200 dólares.

El aborto farmacológico también puede tener el potencial de amortiguar las llamas de la guerra del aborto en Estados Unidos. Es probable que el aumento de su uso reduzca el número de abortos practicados en etapas posteriores del embarazo (quirúrgicos), que son los que dan a los antiabortistas sus imágenes de campaña más espeluznantes y potentes.

Pero a pesar de la situación actual del aborto en Estados Unidos, los éxitos del movimiento antiabortista estadounidense limitarán el impacto de la acción de la FDA. Unos 19 estados tienen leyes que exigen la presencia de un médico cuando se toma la mifepristona. (DLH)

Grupos conservadores en varios países del mundo realizan una cruzada en contra de la interrupción del embarazo.
Grupos conservadores en varios países del mundo realizan una cruzada en contra de la interrupción del embarazo.

Presiones antiabortistas

En diciembre, Texas introdujo duras penas de cárcel y una multa de 10.000 dólares para quien recete medicamentos abortivos por telemedicina. En total, 15 estados introdujeron el año pasado proyectos de ley para restringir el aborto con medicamentos; nueve de ellos fueron promulgados. En muchas partes del país, las mujeres seguirán teniendo que cruzar las fronteras estatales si quieren abortar.

Pero la eliminación del requisito de acudir en persona facilitará las cosas. Lauren Dubey, enfermera y cofundadora de Choix, una startup de telesalud sexual y reproductiva que ofrece atención asíncrona (prescindiendo de la necesidad de una consulta en directo), dice que una mujer puede pedir las píldoras a una dirección en un estado donde esto sea legal y viajar cuando pueda, sin tener que acudir a una cita. Añade que permitir que las mujeres pidan las píldoras por correo liberará capacidad en las clínicas de ladrillo y cemento para aquellas que necesiten atención en persona -mujeres cuyos embarazos han superado el punto de las 10 semanas, por ejemplo, o que quieren mantener su aborto en secreto ante su pareja o sus padres. (DLH)

Expectativa por fallo

Si el Tribunal Supremo anula este año el caso Roe contra Wade, como muchos esperan que ocurra cuando se pronuncie sobre un caso relacionado con la prohibición de Misisppi de la mayoría de los abortos después de las 15 semanas de embarazo, las ventajas del aborto por correo serán aún más evidentes. Casi la mitad de los estados de EE.UU. prohibirían la mayoría de los abortos si Roe fuera eliminado.

Los activistas por el derecho al aborto se esfuerzan por concienciar a la población de que la medicación abortiva es una opción segura. Algunos subrayan que está disponible incluso cuando no es legal: Aid Access, una organización benéfica con sede en Europa, prescribe y envía los medicamentos a las mujeres de cualquier estado. Ha visto un aumento de la demanda en Texas desde que la mayoría de los abortos se prohibieron allí. Las mujeres también pueden comprar las píldoras directamente en farmacias extranjeras. Si se anula Roe, es probable que más mujeres obtengan medicamentos abortivos de esta manera, diga lo que diga la FDA. (DLH)

Cuando la mifepristona no está disponible, la OMS recomienda el misoprostol.
La mifepristona no es un medicamento registrado actualmente en Ecuador.