La visita se multiplicó en los cementerios

VISITANTES. Ciudadanos conmemoran a sus difuntos visitando sus tumbas en el día de los muertos.

Grupos familiares llegaron hasta los cementerios de Esmeraldas con ramos de flores en búsqueda de los bloques de bóvedas donde reposan los restos de sus allegados.

La única puerta de acceso al Cementerio General de Esmeraldas lució congestionada por miles de personas que acudieron desde muy temprano a visitar las tumbas de sus seres queridos, este martes 02 de noviembre.

En cada uno de los cementerios hubo misas a campo abierto. Como en el cementerio Jardines de la Paz, ubicado al sur de la ciudad, donde se realizaron misas. A este camposanto los visitantes llevaron parasoles y sillas para pasar junto a las tumbas de sus familiares. Otros pagaron para adecentar los nichos.

Esta fecha es una de las celebraciones que se viven con más intensidad, ya que el 1 corresponde a la fiesta de Todos los Santos y el 2 de noviembre a los muertos, por lo que hubo gran afluencia de personas en los cementerios por el Día de Difuntos e incluso muchos viajaron desde otras provincias para visitar a sus familiares fallecidos.

Tradición familiar

Flor González, llegó hasta el cementerio general junto a su familia para recordar a su madre, quien falleció hace 8 años y desde entonces la visita.

“Me da gusto ahora poder venir al cementerio y que todo esté arreglado, ya no hay esa inseguridad por miedo a que nos roben, tampoco monte que daba mal aspecto a las tumbas de las personas que descansan aquí”, manifestó.

Otra de las personas que llegó hasta el camposanto fue José Angulo, quien visita junto a sus hermanos a sus seres queridos, en especial a su mamá que hace diez años murió.

En este cementerio reposan los restos de unos 5 mil cuerpos. En cada uno había familiares que retocaban las lápidas que permanecían con pintura desgastada o las limpiaban.

La venta de la colada morada, el champú (una bebida dulce elaborada con harina de maíz) y las guaguas de pan, fueron también parte de la tradición gastronómica de las calles de ingreso a los cementerios. (MFC)