Fiestas del Inti Raymi suspendidas por las paralizaciones

SUSPENSIÓN. La celebración del Inti Raymi en Saraguro este año se ve truncada por el paro.

Este año, las fiestas del Inti Raymi que suelen celebrarse cada 21 de junio en el cantón Saraguro, en honor a la Madre Tierra por las cosechas o también conocida como la Fiesta del Sol, están suspendidas, ya que este pueblo milenario se acogió a la paralización de actividades desde el pasado 13 de junio de 2022, con el cierre de vías en varios sectores.

Celebración

Esta fiesta es celebrada por las comunidades indígenas, no solo de Saraguro, sino de todo el país y está considerada como una de las tradiciones populares andinas que marcan el inicio del solsticio de invierno. En Saraguro, cada año es realizada con mayor fortaleza en la comunidad Chukidel Ayllullakta o Las Lagunas, ubicada a solo cinco minutos del centro urbano de la ciudad.

Luisa Lozano, presidenta de Las Lagunas, manifestó que esta comunidad siempre se ha reivindicado, tanto en las fiestas como en lo espiritual y resistencia, ante los problemas sociales del país. Este año, en asamblea comunitaria, decidieron suspender las fiestas del Inti Raymi del 21 de junio y postergarlas, mientras concluya la jornada de protesta en contra de Guillermo Lasso y su modelo de gobernabilidad. Ahora todo el pueblo indígena está concentrado en la resistencia en el sector de San Vicente, Sinincapa y otros lugares, donde están cerradas las vías.

Fiestas del Inti Raymi en Saraguro suspendidas por las paralizaciones
CELEBRACIÓN. Las fiestas del Inti Raymi se celebran a nivel nacional en todas las comunidades indígenas.

Actividades postergadas

Por ahora, la prioridad es sumarse al paro. Los festejos del Inti Raymi quedan pospuestos para las siguientes semanas, aún no hay fecha definida. Algunas actividades contempladas en el programa general ya se realizaron, debido a que iniciaron el 1 de junio con el encendido del fuego en el sector de Fierro Urco; luego, también hubo el baño de purificación; y, quedan pendientes algunas otras acciones, como: selección de las vírgenes del sol, festejo en planteles educativos, ferias gastronómicas, agrícolas, baño de purificación, entrega del mando a la nueva autoridad, entre otros.

En esta comunidad los festejos llevan más de 35 años y aglomera a las comunidades indígenas de Las Lagunas, Ilincho y Gunudel. Según las autoridades, estas fiestas milenarias no reciben apoyo del Gobierno Central, ni tampoco del Gobierno local.

Festejos y tradiciones

Para Francisco Guamán, ciudadano del pueblo Saraguro, agregó que, según el calendario, existen cuatro celebraciones ancestrales al año, como: el Pawkar Raymi, el 21 de marzo, en honor a las fiestas del florecimiento; luego, el Inti Raymi el 21 de junio, fiesta del sol; posterior el Kulla Raymi, el 21 de septiembre por las fiestas de la luna; y, el Kapak Raymi, el 21 de diciembre por las fiestas del Inca.

Importancia

Esta celebración guarda un significado profundo y establecen un tratamiento específico en la relación armónica entre el hombre y el cosmos, que sería la Pachakamak. Decenas de personas de las comunidades y ciudadanos de otras partes del país, en tiempos normales, formaban parte de las celebraciones, disfrutando de la ritualidad, naturaleza y tradición del pueblo Saraguro, sin embargo, ahora por el cierre de las vías, la celebración ha sido suspendida.

Hospitales de Imbabura podrían colapsar luego del Inti Raymi

Peligro. En Cotacachi, más de 2.000 personas se aglomeraron para la tradicional toma de la plaza, sin medidas de bioseguridad o distanciamientos social.

El personal de salud pronostica que la situación epidemiológica en la provincia empeorará, podrían llegar a casi 4.000 casos.

Redacción IMBABURA

A pesar de los esfuerzos de las autoridades locales por frenar aglomeraciones, miles de personas se reunieron en eventos tradicionales para celebrar el Inti Raymi.

Esta situación preocupa al personal sanitario ya que tienen como antecedente el repunte de contagios que se dio en estas fechas el año pasado.

Desde la coordinación zonal del Ministerio de Salud Pública (MSP) se indicó que, en 2020 no se organizaron eventos masivos como los del 2021, sin embargo consideran que el Inti Raymi fue uno de los factores para que los casos de Covid-19 se dupliquen y hasta tripliquen en cantones como Cotacachi y Otavalo.

El 1 de junio de 2020, en los seis cantones de Imbabura se reportaron 220 contagios de Covid-19, mientras que a finales de mes el número se elevó a 578.

Uno de los mayores incrementos se dio en Otavalo, que pasó de 56 a 188; seguido de Ibarra, donde había 115 contagios a inicios de mes y al final se reportaron 272. En Cotacachi también se triplicaron los casos, yendo de 11 a 30, en un mes. En Urcuquí, de 1 pasó a 7; en Antonio Ante, de 11 a 37; y, en Pimampiro, de 26 a 44.

Según las proyecciones del MSP, las aglomeraciones desmedidas dentro del Inti Raymi en 2021 podrían causar un aumento de más de 4.000 casos de Covid-19, en las próximas ocho semanas.

La estadística se basa en que en 2020, en el mes de junio, la tasa de contagios bordeaba el 4%, mientras que después del Inti Raymi, en julio, alcanzó el 11%.

“Lo que se espera es fácilmente deducible: un aumento en el número de casos, un aumento en el número de pacientes que van a requerir la asistencia en casas de salud, en un sistema sanitario que aún está al borde con pacientes en cuidados intermedios y cuidados intensivos”, dijo Widmark Báez, médico y docente de la Universidad Técnica del Norte (UTN), en una entrevista con el canal universitario.

“Ahora tenemos una variedad que está causando muchos problemas porque es mucho más contagiosa y más grave en cuanto a su presentación de síntomas, que es la variante Delta, que antes conocíamos como la variante hindú, por lo que hay que tener cuidado. Definitivamente la conciencia, la disciplina y la educación es lo que va a ayudar a controlar el Covid-19”, agregó.

Bioseguridad. Sin tomar en cuenta el distanciamiento, ni el correcto uso de mascarillas, se dieron las festividades del Inti Raymi en Imbabura, en junio de 2021.
Bioseguridad. Sin tomar en cuenta el distanciamiento, ni el correcto uso de mascarillas, se dieron las festividades del Inti Raymi en Imbabura, en junio de 2021.

Más de 2.000 personas en los bailes

Héctor Paredes, coordinador zonal del ECU-911, explicó que a través de las cámaras de videovigilancia se pudo constatar aglomeraciones por celebrar el Inti Raymi, estas superaron las 2.000 personas. “En Otavalo tuvimos el reporte de 1.800 personas en la Plaza de Ponchos. Es un altísimo porcentaje porque no hubo distanciamientos, ni uso correcto de mascarillas”.

El mayor número de personas concentradas se dio en Cotacachi, los días 24, 25, 29 y 30 de junio, en el denominado Hatum Puncha, donde los danzantes de las comunidades altas y bajas se tomaron simbólicamente la plaza central como parte de los festejos.

Incluso, desde el ECU-911 se reportaron incidentes en Cotacachi, que derivaron en unas 60 atenciones por lesiones en casas de salud de la provincia.

En Cotacachi, el COE cantonal impuso un semáforo rojo, con toque de queda de 14:00 a 05:00, entre otras medidas, durante los cuatro días de celebración, pero ni los cercos policiales ni las medidas pudieron frenar los eventos.

Desde que se inició la pandemia, en marzo de 2020, hasta el 30 de junio de 2021, según el reporte diario de casos de Covid-19 que emite el MSP, Imbabura suma 15.018 contagios, con 419 fallecidos comprobados por pruebas PCR y 26 probables.

Actualmente Ibarra empieza el mes de julio con un acumulado de 7.874 contagios, Otavalo con 2.978, Antonio Ante con 1.648, Cotacachi con 1.551, Urcuquí con 557 y Pimampiro con 410.

-FOTOGALERIA- AME8329. COTACACHI (ECUADOR), 24/06/2021.- Cientos de personas indígenas participan en la celebración del Inty Raimi hoy, en la plaza principal de la ciudad andina de Cotacachi (Ecuador). Cientos de personas indígenas de Ecuador celebraron este jueves, desafiando a las restricciones de movilidad impuestas para evitar el contagio por Covid-19, el Inty Raimi, la Fiesta sagrada del Sol, con un incesante zapateo con el que agradecen las bondadosas cosechas de la Pachamama (Madre tierra, en kichwa). EFE/ José Jácome

Los sectores rurales no van a vacunarse

Según los datos del Ministerio de Salud Pública, en Imbabura el 10,06% total de la población ha recibido las dos dosis de la vacuna contra la Covid-19.

Pendientes de recibir la segunda se encuentra el 26,05% de la población, dividida en seis cantones, que en total bordea las 475.000 personas.

Desde la Gobernación de Imbabura se ha reconocido que la falta de dosis no ha permitido cumplir el cronograma establecido, pero a eso se suma que en sectores rurales existe resistencia de la población a ser vacunados.

“Estamos trabajando en un producto comunicacional fuerte para el territorio indígena y contrarrestar la resistencia hacia la vacunación. Pudimos detectar que en las comunidades hay una participación importante de los denominados cabildos, que son organismos con los cuales se pueden implementar los procesos (…), para poder coordinar con la dirección zonal y luego con el Ministerio de Salud para masificar y contrarrestar la resistencia que hay en los territorios rurales indígenas a la vacunación”, dijo, su momento, el gobernador de Imbabura, Marcelo Simbaña.

3 variantes de Covid-19 circulan en Imbabura, según los reportes de mayo de 2021.

En 2020 no se organizaron las danzas en las plazas públicas de Imbabura, pero aún así se triplicaron los contagios.

Exposición sobre el Inti Raymi en la Casa de la Cultura

EVENTO. Las muestras estarán por más de 15 días en el museo Aníbal Villacís

El lunes 28 de junio de 2021 se inauguró la muestra de vestuario y elementos del Inti Raymi en el museo Aníbal Villacís de la Casa de la Cultura Núcleo de Tungurahua.

La exposición estará abierta al público hasta el 23 de julio desde las 08:30 hasta las 16:30. Dentro de la programación constan otras actividades que se realizarán en diferentes días hasta el cierre de este espacio.

Para el 6 de julio se tiene previsto el conversatorio de mamas y taitas que se realizará a las 17:00. Varios expositores hablarán sobre el concepto cultural del Inti Raymi.

El 10 de julio a las 18:00 se presentará un concierto de música electrónica andina, el evento se llevará a cabo con el aforo permitido por el COE cantonal y con las medidas de bioseguridad.

Las actividades se cierran con un foro sobre el Inti Raymi y los pueblos andinos el 13 de julio a las 17:00.

Todos los eventos tienen el objetivo de reactivar las actividades culturales suspendidas por la pandemia. (CNS)

El 21 de junio es una fiesta internacional

La celebración del Inti Raymi en Cotacachi se realizó con la toma de la plaza. Foto: EFE

En el hemisferio Norte se celebra la llegada del Solsticio el 21 de junio. En Ecuador significa el inicio de la época de cosecha. En lugares, como Cotacachi, se realizan fiestas a pesar de la pandemia.

Inti Raymi, Día del Sol, Inicio del Año Andino, Festival del Fuego, Día del Solsticio, día más largo del año o, simplemente, inicio del verano en el hemisferio Norte; o del invierno, en el hemisferio Sur. El 21 de junio es una fecha importante para muchos pueblos alrededor del mundo.

Para las culturas agrícolas antiguas, que no poseían calendarios ni conocimientos astronómicos profundos, esa fecha del año era un día importante en sus vidas. La razón: marcaba un momento especial en lo que ellos consideraban ciclo del movimiento del Sol alrededor de la Tierra.

Para los habitantes de la zona Norte del globo, área con cuatro estaciones, era el instante que marcaba el fin de la primavera y el inicio del verano. En las zonas ecuatoriales, incluida el área andina, esa percepción coincide: para los pueblos aborígenes, el 21 de junio marcaba (y aún lo hace) el paso de la época de lluvias a la época seca.

Sin embargo, para los indígenas del sur de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y el norte de Chile, ese día significa más: marca el paso del tiempo del florecimiento (algo así como nuestra primavera) al tiempo de la cosecha (una especie de verano). Y aunque para algunos eso podría equivaler al fin de un ciclo, para ellos equivale al momento en que el Sol inicia su camino en su aparente andadura alrededor de la Tierra.

Por eso, para los pueblos andinos, ese día constituye el primero del año y el inicio de su calendario basado en la llegada y alejamiento de las lluvias, así como de los períodos de producción agrícola, tan importantes para su supervivencia y la nuestra.

Era tal la importancia de la fecha para los antiguos aborígenes andinos, que en la época del imperio Inca, ese día se celebraba la festividad más importante del calendario religioso: el Inti Raymi o Fiesta del Sol. Una tradición que, con ciertas variantes en las distintas zonas del área andina, se mantiene hasta hoy.

Por eso, tras una campaña del gobierno de Bolivia, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció, en 2019, al 21 de junio como Día Internacional de la Celebración del Solsticio.

 Juega ??

 En Cotacachi hubo celebración, a pesar de la pandemia ??

 Suscríbete a nuestro canal de YouTube ?

Celebración masiva por el Inti Raymi se realizó en Cotacachi

Celebración. Los sombreros gigantes, los zamarros y látigos volvieron a tomarse la plaza central de Cotacachi, tras un año de impedimento por la pandemia de Covid-19.

Las medidas de bioseguridad se irrespetaron durante la toma de la plaza central.

Redacción IMBABURA

Ni la pandemia, ni las medidas restrictivas impuestas por las autoridades locales, ni los cercos policiales impidieron el evento denominado toma de la plaza, como parte de las celebraciones del Inti Raymi.

Desde el mediodía de este 24 de junio de 2021, decenas de danzantes llegaron zapateando desde las comunidades altas y bajas del cantón Cotacahi, para uno de los eventos milenarios dentro de la cosmovisión indígena.

A pesar de los intentos de los COE provincial y local para impedir las aglomeraciones dentro de estas fechas, vestidos con zamarros, sacos militares, pañoletas y sombreros negros con figuras, los indígenas zapatearon tan fuerte que sus pisadas resonaron en los alrededores, mientras los silbidos y el sonido del churo anunciaban su llegada al parque central.

Control. Los cercos policiales no impedierin que los danzantes avancen hasta el parque central de Cotacachi, este 24 de junio de 2021.
Control. Los cercos policiales no impedierin que los danzantes avancen hasta el parque central de Cotacachi, este 24 de junio de 2021.

Los policías solo fueron espectadores

En 2020 el denominado Hatum Puncha, que forma parte de las celebraciones del Inti Raymi, se suspendió totalmente por la pandemia de la Covid-19. Lo mismo se intentó hacer este año, con anuncios de medidas restrictivas por parte de las autoridades, pero todo fue en vano.

En Cotacachi se aplicó el semáforo rojo los días 24, 25, 29 y 30 de junio de 2021, para evitar las aglomeraciones en los días de mayor concentración de danzantes, donde es tradicional tomarse simbólicamente la plaza central, como distintivo de lucha contra quienes los han despojado de su territorio ancestral.

Dentro de las resoluciones se decretó un toque de queda de 14:00 a 05:00, poniendo énfasis en lo que se refiere a las restricciones y prohibiciones de aglomeraciones masivas y a la realización de eventos públicos.

Estas decisiones iban de la mano de operativos policiales especiales, mismos que, desde la mañana de este 24 de junio de 2021, comenzaron a rodear el parque central de Cotacachi. Con equipos antimotines, personal policial de la caballería montada y vallas en intersecciones aledañas a la plaza, pretendieron impedir que los grupos de danzantes avancen, pero al verse superados en número las uniformados se convirtieron prácticamente en espectadores de la celebración.

Uno de los danzantes explicó que bailaron por alrededor de una hora desde sus comunidades hasta llegar al parque central, donde como forma de ritual se toman el espacio público.

De las aproximadamente 45 comunidades indígenas que conforman la Unión de Organizaciones Campesinas e Indígenas de Cotacachi (Unorcac), al menos 20 decidieron no acogerse a las prohibiciones de celebrar el Hatum Puncha.

Fernando Guandinango, presidente de la Unorcac, dijo en su momento que presentaron alternativas a las autoridades, para que la toma de la plaza sea ordenada y con tiempos reducidos. Sin embargo, desde los COE locales no se dio paso a estos pedidos y a pesar de los intentos de reducir las aglomeraciones, el primer día de Hatum Puncha no se pudo detener en Cotacachi.

El Municipio de Cotacachi anunció que se reservan el derecho de seguir acciones administrativas, civiles y penales a las personas que incitan a las aglomeraciones masivas

Medidas que rigen en Cotacachi con el semáforo rojo

Aplican el 24, 25, 29 y 30 de junio de 2021

  • Toque de queda de 14:00 a 05:00.
  • Vehículos particulares pueden circular sin restricción de placa en el horario de 05:00 a 14:00.
  • El transporte público intracantonal puede circular con un aforo del 50%, de 05:00 a 14:00.
  • Se autoriza la apertura de establecimientos como: restaurantes, cafeterías, papelerías, salones de belleza, el Mercado Jatuk Cem, con un aforo no mayor al 30% en el horario establecido de 05:00 a 14:00.
  • Se prohíbe la venta de licor en todo el cantón hasta el 1 de julio de 2021.

Cotacachi vuelve al semáforo rojo para evitar contagios por el Inti Raymi

Festividad. Los danzantes, siguiendo el ritmo de la música que entonan los acompañantes, se mueven en círculos, representando los dos solsticios y los dos equinoccios del año.

Los COE cantonal y provincial anunciaron el aumento de medidas restrictivas que rigen desde el 23 de junio de 2021.

Redacción COTACACHI

Las autoridades de Imbabura temen un incremento de contagios de Covid-19 por las celebraciones del Inti Raymi.

Desde la Gobernación de Imbabura se expuso que, “bajo ningún concepto se ha autorizado la organización de actos relacionados con el Inti Raymi en la provincia, precisamente porque sabemos el peligro que representa para la salud pública en el contexto de la pandemia”.

Aclararon que ninguna autoridad local debe permitir ni ha permitido este tipo de actividades. “Somos respetuosos de la diversidad cultural de nuestra provincia, no obstante, hacemos un llamado a los imbabureños para que se abstengan de participar en cualquier celebración multitudinaria que ponga en riesgo de contagio de Covid-19 a la población”.

El gobernador Marcelo Simbaña aseguró estar preocupado porque a pesar de los diálogos con las comunidades, sí se han reportado aglomeraciones que pueden aumentar la curva de contagios en la provincia, producto de las festividades del Inti Raymi.

Máxima restricciones

Auki Tituaña, alcalde de Cotacachi, explicó que precisamente para intentar evitar las aglomeraciones en el marco de las celebraciones milenarias, el cantón adoptará el semáforo rojo, con restricciones al máximo, dentro de sus competencias, desde la presente semana.

El semáforo rojo regirá los días 24, 25, 29 y 30 de junio de 2021, que son las fechas donde miles de danzantes de las comunidades locales se toman la plaza central de Cotacachi, en una tradición que data desde la época incaica y que en el 2020 se suspendió por primera vez en la historia por la pandemia.

“Hemos visto cómo algunos dirigentes irresponsables están fomentando la salida a la ciudad. Rechazamos estas actitudes irresponsables y pedimos a las autoridades que hagan cumplir la ley”, comentó Tituaña.

A parte de las medidas de restricción, Cotacachi decidió que desde el 23 de junio al 1 de julio de 2021 se prohiba la venta de alcohol.

“Lo óptimo hubiese sido declarar un estado de excepción en Cotacachi, como lo vivimos hace un mes aproximadamente, con los horarios restringidos para la movilidad humana y vehicular. El semáforo rojo tiene que ver con el control de desplazamientos, horarios de comercios y la movilización del transporte”, mencionó el Alcalde de Cotacachi.

Participación. Zapatean con fuerza, para invitar a la Pachamama a participar en la fiesta, para que recupere energías y que esté lista para un nuevo ciclo agrícola.
Participación. Zapatean con fuerza, para invitar a la Pachamama a participar en la fiesta, para que recupere energías y que esté lista para un nuevo ciclo agrícola.

Inti Raymi disparó contagios en Imbabura

Según el reporte del COE provincial, las celebraciones del Inti Raymi fueron un factor fundamental para que los contagios de Covid-19 aumenten, por lo que este año esperan evitar situaciones similares a las de 2020.

En Cotacachi, por ejemplo, el alcalde Auki Tituaña dijo que de 55 casos reportados antes de las celebraciones, pasaron a 350, “que es una muestra clara de que las aglomeraciones son un peligro”.

Desde el Ministerio de Salud Pública detallaron que, a través de proyecciones se puede evidenciar que si existen aglomeraciones desmedidas dentro del Inti Raymi, habría un aumento de más de 4.000 casos de Covid-19, en las próximas ocho semanas.

Esta estadística se basa en que en 2020, en el mes de junio, la tasa de contagios bordeaba el 4%, mientras que después del Inti Raymi, en julio, alcanzó el 11%.

En 2019, último año donde se dio con normalidad la toma de la plaza de Cotacachi, en el Hatun Puncha, se contó con un contingente de 590 policías.
El ECU-911 en Imbabura, en los primeros 20 días de junio, ha reportado 1.327 alertas por libadores en espacios públicos.
El COE cantonal de Otavalo también decidió suspender todo tipo de actividades relacionadas al Inti Raymi, pero sin volver al ‘semáforo rojo’.

¿Qué significa la toma de la plaza en Cotacachi?

El Inti Raymi, también conocida como Fiesta del Sol, tiene un profundo significado para los pueblos indígenas, quienes agradecen al sol y la tierra, o Pachamama, por las cosechas recibidas en el año.

Desde el 20 de junio al 01 de julio se realiza una serie de actividades con bailes tradicionales y prácticas ancestrales por parte de las comunidades kichwa, donde se distingue el zapateo fuerte al ritmo de flautas de carrizo, armónicas, tambores y churos.

Las actividades inician el 21 de junio, con la danza de estudiantes de los establecimientos educativos, quienes bailaban alrededor del parque central de Cotacachi.

El día 22 se celebra el Armay Tuta, que es un baño ritual de limpieza, sanación y purificación espiritual, en vertientes sagradas, casi a la media noche.

Los bailes tradicionales continúan el 23, pero el 24 y 25 son los días considerados más importantes, cuando se organiza el Hatun Puncha, llamado el Gran Día, donde las comunidades de la zona alta y las de la zona baja llegan danzando al parque central de Cotacachi, en grandes grupos, para la toma de la plaza.

Este acto, según una reseña del Ministerio de Turismo, simboliza la recuperación de sitios sagrados, donde se siente la energía, la fuerza, el ritmo, la cultura, la euforia de un pueblo que simbólicamente recupera un espacio ancestral.

Luego, la fiesta toma un descanso para reactivarse los días 29 y 30 de junio. Finalmente, el 1 de julio se concluye el Inti Raymi, con el Warmi Puncha o Día de la Mujeres, donde solo mujeres de las comunidades son las danzantes.

Según historiadores locales, la toma de la plaza es una expresión de lucha constante, que recuerda la conquista sobre los indígenas, quienes fueron desplazados de la localidad por españoles y criollos hacendados, donde simbólicamente vuelven a tomar el poder central.

Le cortan la cara después del Inti Raymi en Salasaca

HERIDA. El hombre recibió un corte en la cara con un cuchillo.

Un joven de 30 años fue atacado en la calle. Un grupo de maleantes le hicieron un corte en la cara, a la altura de la quijada.

Los hechos ocurrieron la noche de ayer, domingo 20 de junio de 2021, después de una celebración del Inti Raymi en Salasaca, que se realizó en la plaza central de la parroquia.

Cuando la Policía patrullaba por la zona, a las 22:00 a la altura de una gasolinera, se acercó un hombre, que era el padre de la víctima, asegurando que su hijo estaba herido.

El señor contó a los uniformados que el joven llegó a su casa, ubicada en la comunidad de Llicacama a las 21:00.

 

EL DATO: El hecho violento sucedió después de la celebración 
del Inti Raymi en Salasaca.

 

La víctima tenía la cara ensangrentada y un corte profundo a la altura de la quijada.

Los uniformados acudieron a tomar la versión del herido, quien contó que esa noche fue hasta la plaza de Salasaca porque bailaba en una comparsa en la celebración del Inti Raymi.

Después de la fiesta, mientras caminaba hasta su casa, en el puente de la parroquia, fue interceptado por un grupo de personas, quienes sin ningún motivo aparente lo atacaron con un cuchillo.

Entre los agresores estaban dos hombres, de quienes la víctima conocía sus nombres. A uno lo apodaban ‘Culebra’ y al otro ‘Rudo’.

Después de su versión, el joven fue trasladado hasta el Hospital Básico de Pelileo para ser atendido.

Según un reporte policial, la víctima tenía aliento a licor. Al afectado y a su padre, le indicaron cuál era el procedimiento a seguir para poner la denuncia en Fiscalía.

Hasta el momento no hay personas detenidas por las agresiones. (APQ)

La celebración del Inti Raymi se prohibió en Otavalo

Danzas. Desde junio hasta agosto se solían desarrollar las celebraciones del Hatun Puncha o Inti Raymi en Otavalo.

A pesar de las disposiciones de las autoridades se han reportado aglomeraciones por esta festividad andina. Las celebraciones no tienen autorización en esta zona.

Redacción IMBABURA

La pandemia de Covid-19 obliga a suspender, por segundo año consecutivo, una de las celebraciones más importantes para los pueblos kichwas.

El Inti Raymi, festividad en homenaje al sol (Inti) y en agradecimiento a la Pachamama (tierra), por las cosechas recibidas, no podrá contar con actividades masivas, como se acostumbraba antes de la pandemia.

Marcelo Burbano, director administrativo del Municipio de Otavalo, dijo que, al estar vigente la resolución de prohibir eventos masivos, se ha negado la solicitud para que se realice la celebración en la Plaza de Ponchos y en otros lugares tradicionales de los pueblos andinos.

“Antes de la pandemia se colocaban los graderíos en la plaza y una choza gigante para estas festividades, por lo tanto esto está negado este año, al igual que cualquier tipo de programación en San Juan Capilla”, explicó.

Burbano mencionó que en 2020 se suspendió todo evento oficial de Inti Raymi en Otavalo, pero resaltó que este año sí hubo la intención de organizarlo por parte de los ciudadanos, quienes incluso pidieron los permisos respectivos de uso de suelo a la municipalidad, pero que fueron denegados en su totalidad.

“Estamos haciendo el pedido para que no existan aglomeraciones en bailes masivos. Lo que sí pueden hacer es bailar o festejar el Inti Raymi en forma familiar, es decir en la misma vivienda con las personas con las que han estado compartiendo. La recomendación es no bajar la guardia hasta que avance el proceso de vacunación”, señaló.

No todos hacen caso

Sin embargo, a pesar de las disposiciones y pedidos de las autoridades, cientos de personas se aglomeraron la última semana en la tradicional Plaza de Ponchos de Otavalo, donde con guitarras, violines, flautas y cánticos, se reunieron para zapatear al ritmo de la música.

Según dirigentes indígenas, es prácticamente imposible que las autoridades prohíban una tradición milenaria, que es parte de la cultura de un pueblo ancestral.

Como contraparte, los encargados de los organismos de control mencionan que el afán no es suspender las celebraciones, sino adaptarlas a tiempos de pandemia, evitando aglomeraciones y respetando las medidas de bioseguridad, porque podría desencadenar una nueva ola de contagios de Covid-19 que colapse los hospitales locales.

“Están prohibidas las aglomeraciones, los espectáculos públicos, al igual que los permisos por parte de la Intendencia, los eventos deportivos con público. Para el cantón Otavalo aún se mantiene la restricción de realizar matrimonios, bautizos, primeras comuniones”, detalló Burbano.

El origen del Inti Raymi prácticamente se remonta a la época de los Incas, para rendir culto a los dioses, como el sol, o para agradecer por la fecundidad de la tierra.
Misticismo. En los rituales sagrados se agradece a los cuatro elementos: aire, agua, tierra y fuego.
Misticismo. En los rituales sagrados se agradece a los cuatro elementos: aire, agua, tierra y fuego.

Multas económicas

En Otavalo rige una ordenanza de bioseguridad, que fue aprobada para normar el comportamiento ciudadano dentro de la pandemia. Sanciona con el 50% de un salario básico unificado ($200) a las personas que liben en la vía pública después de las 22:00.

De igual manera está vigente una sanción de $40 para las personas que no utilicen mascarilla.

Marcelo Burbano, director administrativo del Municipio de Otavalo, apuntó que sobre todo se pone mayor énfasis en evitar el consumo de licor, que es lo que más problemas acarrea en este tipo de fechas.

¿Cómo controlarán los bailes tradicionales?

Como parte del Inti Raymi, el 22 de junio se realiza un baño a medianoche, en las vertientes naturales de agua para recibir nuevas energías positivas y soportar las noches y días de baile, visitando casa por casa a los amigos que esperan la llegada de los danzantes, entre otras manifestaciones ancestrales.

Para controlar que no existan aglomeraciones y se organicen estas actividades, en Otavalo, desde hace una semana, se activaron operativos que involucran a agentes de control municipal, Policía Nacional y agentes civiles de tránsito, para hacer rondas por la ciudad, desde las 22:00.

Según la ordenanza municipal, a las 22:00 se deben cerrar los locales comerciales y cesar sus actividades, entre ellas la venta y consumo de licor, hasta las 05:00 del siguiente día.

Sobre los baños rituales que se realizan en la temporada, desde el Municipio de Otavalo aseguraron que por ser en espacios abiertos y alejados, como cascadas y vertientes, es muy difícil controlar, por lo que apelan a que los ciudadanos tomen conciencia de que pueden representar un foco de contagios si es que existen aglomeraciones.

“Para estos baños no existe un organizador, no hay una programación, son de manera espontánea a donde la ciudadanía acude, por lo que es difícil tener contacto con alguien que esté al frente de esto para suspenderlos”, expuso Marcelo Burbano.

Burbano aseguró que coordinan reuniones con la Intendencia de Policía y la Gobernación de Imbabura, porque mientras más cerca está el solsticio de verano ven una necesidad mayor de aumentar el contingente para realizar los controles.

Al ser el Inti Raymi una fiesta provincial, prácticamente, con mayor fuerza en Otavalo, Cotacachi e Ibarra, dijo que hubiesen esperado que el COE provincial imponga un horario unificado de restricciones, no dejando a la libertad para que cada uno de los municipios lo establezca.

Usarán fondos de emergencia de Otavalo para equipar hospitales

El COE cantonal autorizó al alcalde de Otavalo, Mario Conejo, que haga uso de los fondos de emergencia municipales para apoyar al Hospital San Luis de Otavalo para la obtención de cinco respiradores y un equipo médico para el Distrito de Salud.

Además, ante un pedido especial del hospital San Vicente de Paúl, ubicado en Ibarra, se donará tres equipos de alto flujo, ya que un alto número de pacientes otavaleños están haciendo uso de estas instalaciones de salud por Covid-19

El monto aproximado para la adquisición de estos implementos médicos es de 75.000 dólares.

Autoridades piden evitar celebraciones del Inti Raymi en Imbabura

Referencia. El año pasado las actividades por el Inti Raymi se organizaron, en su mayoría, de forma virtual y desde casa.

Desde el COE provincial se espera la colaboración de las comunidades para evitar aglomeraciones y contagios de Covid-19.

Redacción IMBABURA

La pandemia aún no ha pasado y es necesario evitar aglomeraciones. Ese es el mensaje que buscan reforzar las autoridades locales de Imbabura, de cara al Inti Raymi, una de las celebraciones espirituales andinas más importantes de los pueblos kichwa.

Marcelo Simbaña, gobernador de Imbabura, tras la última reunión del COE Provincial, dijo que por la proximidad del Inti Raymi, van a tomar acciones concretas para prevenir cualquier tipo de aumento de contagios de Covid-19, principalmente.

“Enviamos un mensaje a los ciudadanos que tienen la costumbre de celebrar estas festividades, primero para que tomemos conciencia que estamos en medio de una pandemia, que involucra ser solidarios en la familia, en la sociedad, para cuidarnos mutuamente”, indicó.

Agregó que el COE Provincial tomó dos resoluciones, que van en función del Inti Raymi y su manera de festejar. “La idea es cambiar la mentalidad de los ciudadanos. La pandemia nos ha cambiado la vida a todos y también debemos cambiar la forma en cómo festejamos las diferentes actividades”.

Según Simbaña, para que este año las celebraciones del Inti Raymi no generen aglomeraciones y se celebran prácticamente como el año pasado, de forma virtual o desde casa, se exhortará a los municipios para que se respete las disposiciones del COE Nacional y los acuerdos ministeriales en cuanto a horarios de funcionamiento, aforos, en los diferentes sitios de diversión y de otro tipo de actividades económicas.

“Pedimos que se respete las decisiones del COE Nacional, en cuanto a medidas de bioseguridad que están vigentes. Más allá de los controles es un tema de educación, donde se debe involucrar a todos los actores, no solo a la Gobernación o municipios”, mencionó.

Experiencias pasadas

En febrero, otra de las cuatro grandes fiestas indígenas que se celebran a lo largo del año, como es el Pawkar Raymi, trajo más de un problema a las autoridades, principalmente para controlar aglomeraciones en fiestas clandestinas.

En uno de los operativos, en aquellas fechas, la Gobernación de Imbabura interpuso acciones legales contra los organizadores de un concierto, donde cientos de personas se dieron cita sin cumplir ninguna de las medidas de bioseguridad.

Esto también desembocó en un aumento de hospitalizaciones por casos de Covid-19 en la provincia, siendo los siguientes meses los más complicados. Desde el IESS en Imbabura, el reporte de marzo y abril daba cuenta de la atención hasta de 100 pacientes al día con sospecha de coronavirus.

Desde esas fechas, el 100% de ocupación hospitalaria en camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) se mantiene. En abril, más del 40% de personas ingresadas en hospitales de Imbabura, por Covid-19, correspondían a sectores del cantón Otavalo, según el Ministerio de Salud.

El Inti Raymi también es conocido como la Fiesta del Sol. En todas las comunidades indígenas se realizan baños rituales el día del solsticio de verano.

Al ser una festividad tradicional indígena, cada grupo étnico y cada comunidad tiene una fecha y un tiempo de celebración propia, pero la mayoría la inicia el 22 de junio.

Otavalo y Cotacachi son los cantones de Imbabura con mayor cantidad de pueblos kichwa, pero el Inti Raymi se organiza prácticamente en todos.

Decididos a organizar la toma de la plaza en Cotacachi

Uno de los eventos centrales del Inti Raymi es la toma de la plaza central de Cotacachi por parte de danzantes de diferentes comunidades indígenas. En 2020 se canceló por primera vez en la historia por causa de la Covid. Esta actividad, según Alfonso Morales, dirigente kichwa, tiene al menos 500 años y se organiza durante cuatro días.

El año pasado, por la pandemia, se decidió que las fechas previstas para la toma de la plaza, donde danzan alrededor de 7.000 personas al son de guitarras, charangos, tambores, entre otros se cancelen definitivamente. Sin embargo, este año se anunció que se retomará la actividad.

Fernando Guandinango, presidente de la Unión de Organizaciones Campesinas e Indígenas de Cotacachi (Unorcac), dijo que sí se tomarán la plaza. “La resolución colectiva es realizar la toma de la plaza, rescatar nuestra cultura, nuestra tradición, costumbres. Y también mostrar la resistencia.

La mayoría de las comunidades se pronunciaron oficialmente, a través de sus representantes, que las resoluciones que tienen son de realizar la toma, con muchas variaciones y cambios de lo que era anteriormente”.

Sobre el pedido de las autoridades del COE Provincial, añadió que no son nadie para desconocer las resoluciones, “pero lo que hemos hecho nosotros es sobrevivir, nosotros estamos conviviendo sin apoyo ni participación ni nada de las autoridades. Más bien en ese sentido las comunidades han optado por realizar estos festejos, con cuidado, porque también venimos realizando bastantes actividades comunitarias, que son asambleas, mingas, eventos deportivos, por lo que no creemos que puede ser solo foco de infección el Inti Raymi, sino más bien si es que ya deberíamos enfermarnos, ya hubiera pasado”.

Según Guandinango, lo que se plantea, desde su parte a las autoridades, es que se organicen para que la gente que se toma la plaza regrese inmediatamente a las comunidades, porque no se van a quedar en el centro.

Entre los cambios que plantea la Unorcac consta el reducir el tiempo de toma de la plaza y no contar con lugares de descanso en el trayecto, desde las comunidades a la ciudad. “Anteriormente se hacían dos entradas. Un grupo de la parte baja iba en la mañana, luego descansaba y después del almuerzo regresaban, pero esta vez solo llegan a danzar y se retiran”, mencionó el dirigente de la Unorcac.

Para el gobernador de Imbabura, Marcelo Simbaña, la toma de la plaza central será un tema trascendental, porque este año tratarán de que no se organice, como en 2020, mencionando que van a conversar con todos los representantes de comunidades danzantes.

“Lo ideal sería llegar al territorio y trabajar con ellos, para decirles que nos organicemos en prevención, educación. Aquí está en riesgo la vida de los ecuatorianos, la vida de los comuneros. Así que en ese sentido, más educación, más prevención para precautelar la vida de todos”, dijo Simbaña, quien tras el anuncio de los comuneros buscará la manera de que los danzantes no lleguen hasta la plaza.