A días de una elección crucial

Ariana Miñaca Toro

El país juega un papel fundamental en las elecciones que se celebran este domingo 11, que depende en gran medida la posibilidad de crear un mejor futuro para la mayoría de la gente. Esta elección, como casi ninguna otra elección en la historia, pone sobre la mesa los valores vitales de la vida democrática. Estos valores están estrechamente relacionados con la elección de la libertad y el crecimiento.

Nadie se opone a defender una cultura democrática que presupone el respeto a los derechos de los demás, la justicia social y la libertad de los empresarios. Restaurar por completo el equilibrio entre los poderes o funciones estatales del sistema, la independencia entre estos poderes y la ausencia de miedo o preferencia, equilibrio y justicia ordenada. Para hacer posible esta libertad, es necesario profundizar y expandir los valores y crear la base básica de una cultura democrática, que requiere respeto por las ideas de los demás y la posibilidad de diferencias internas.

El voto no debe usarse como un arma para destruir a otros. El adversario no es ni debe ser el enemigo, sino todo lo contrario, dado que el estado actual será la construcción futura que depende de todas las partes, se debe considerar diversas opiniones para avanzar hacia la etapa de entendimiento, reconciliación nacional y prosperidad. Solo creciendo todos con el apoyo de la igualdad de opciones y la solidaridad podremos superar la crisis actual. Esta crisis es una de las más difíciles de nuestra vida republicana. La pandemia ha agravado esta crisis. Debemos proteger la estructura productiva y crear condiciones para tener más fuentes de trabajo y superar la pobreza extrema, que ha provocado que millones de ecuatorianos sufran y así juntos al cuidarnos, vencer al COVID.

Se necesita confianza para atraer inversiones, repatriar fondos de manera segura, crear crédito asequible, en un entorno seguro, libre del crimen organizado y de la mafia internacional. Un voto decisivo, positivo y útil. El país debería tener diferencias civilizadas en su visión de la unidad y futuro.

arjamito@gmail.com