Sectores sociales vigilantes

OCT, 15, 2019 |

Los sectores sociales se reunieron ayer en la asamblea pública, en la plataforma oriental de El Salto, donde expresaron la importancia de la unidad alcanzada para lograr su objetivo que fue la derogatoria del decreto 883 que eliminaba el subsidio al diésel y a la gasolina.

 Mario Guilcamaigua, presidente de la Federación Única de Organizaciones Sindicales de Cotopaxi, calificó como un primer triunfo a la negociación alcanzada con el Gobierno Nacional, pero aseguró que aún hay temas pendientes a los que se les debe dar prioridad.

Destacó que fueron doce días de lucha intensa, donde queda un gobierno deslegitimado, porque pudo sentarse a dialogar más antes, una asamblea deslegitimada por no hacer nada y unos ministros igualmente deslegitimados. Mientras la dirigencia indígena dio cátedra de cómo manejar el país y de que la unión de todos los sectores siempre contribuirá para tener días mejores.

Añadió que hay temas pendientes por resolver en el país, ya que con este acuerdo no se soluciona todo, porque el tema de las reformas laborales también les interesa y están atentos a lo que suceda.

Además, esperan que se haga una reducción al número y a los salarios de los asambleístas. “Consideramos una victoria a este acuerdo en el marco de la unidad y debemos seguir así para exigir nuestros derechos, esta es solo una batalla ganada, donde se consolidan las fuerzas del país”, dijo.

Israel Cadena, presidente del Frente Popular, dijo que es una victoria para el pueblo y que se mantendrá vigilantes de las reuniones que se realicen en las comisiones. (VHG)